Impresionante debut de WASTELAND RIDERS

WASTELAND RIDERS: “Speed Rock & Roll” (Base record production)…

Impresionado, estoy francamente impresionado con WASTELAND RIDERS. De hecho estoy hasta lamentándome de no haber escuchado antes a la banda, pues su disco de presentación (o quizá podríamos hablar de EP, es lo de menos) es impresionante… y lleva un montón de meses en la calle. Más vale tarde que nunca, que se suele decir, y aunque sea un año después de su publicación, es buen momento para volver a hablaros del disco ahora…

El mundo del Heavy Metal “verdadero” de hoy está lleno de bandas intentando reflotar las corrientes más tradicionales de nuestra música. ahora, en la calidad de cada combo está el quedar como una mera copia de un pasado glorioso (*cof* STALLION *cof*), o bordarlo como WASTELAND RIDERS en “Speed Rock & Roll”. De hecho, en este trabajo de debut, el combo se luce abrazando las influencias clásicas y adaptándolas a su propio estilo, ¡como debe de ser!

En concreto, WASTELAND RIDERS tiran por una veta del Heavy heredera directa del sonido de los primeros VENOM o SODOM, y no sólo en la música sino también en las letras. Ahondemos en esto último, pues los textos dan en el clavo con agresividad y provocación alcanzando ese espíritu a todas las canciones e incluso a la intro, compuesta por frases legendarias de películas que han marcado un hito en el cine a la hora de reflejar violencia. Os invito a descubrir a qué título pertenece cada una de las citas una por una. Algunas contienen más cachondeo que otras, por cierto, pero todas sirven para sumergirnos en el mundo de “Speed & Rock and Roll”. También la ilustración de la portada y el texto del interior del libreto cumplen con la misión de sumergirnos todavía más en el concepto del disco, y juntos trazan las líneas generales de éste sirviendo de perfecto envoltorio para la música que nos vamos a encontrar.

No pierdo de vista que la música es lo primordial, pero el resto de detalles están cuidados con esmero, y le dan un plus al CD. Es algo que no tiene cualquier lanzamiento y nos retrotrae a tiempos mejores del Heavy Metal, cuando eran mayoría los trabajos en los que estos aspectos se cuidaban con esmero y todavía se respetaba la idea de ofrecer el máximo por su dinero al comprador. Permitirme que insista todavía más en esto: la portada (muy ochentera) muestra un guerrero en moto a lo “Mad Max” en primer plano. Detrás, un paisaje post apocalíptico, tal y como lo  describe el texto en el interior, y que se extiende hasta la contraportada plagado de las siluetas de más wasteland riders ¿Sería lo mismo el “Defenders of the Faith” de JUDAS PRIEST sin la descripción del Metallian en la carpeta? ¡Claro que no!, pues esto es igual.

Vamos con la música… La apertura del CD no puede ser más aplastante con “Fire” y una letra sexual que haría sonrojarse a BULLDOZER y provocaría una sonrisa en los MENTORS. Eso es sólo el principio, pues también hay sitio para la blasfemia a través de “Seven Nations Army”, que a nivel musical puede ser el tema más loco y salvaje. De todas maneras, me gusta mucho lo equilibrada que está la fuerza con lo bien tocado que está el disco. Las canciones están trabajadas a tope y la base rítmica es precisa y contundente, y no se sacrifica en ningún momento calidad a favor de la brutalidad.

Otro de mis temas preferidos del CD es “Headbanger Bitch”, con un montón de referencias en la letra, tanto a bandas clásicas como actuales, pero todas ellas de verdadero Metal. Por su parte, “You will die”, cuenta con una letra más sencilla, pero igual de potente. A este corte le encuentro un deje algo distinto a los demás, un punto más thrasher y algo menos MOTÖRHEAD quizá, si bien no desentona dentro de la homogeneidad de estilo en el CD. Éste es otro punto en el que hay que incidir: Muchas bandas primerizas vuelcan todo lo que tienen en un primer trabajo y dejan en manos de la casualidad algo tan importante como la cohesión entre temas. Desde luego que no es el caso de WASTELAND RIDERS que han editado un trabajo compacto y sin fisuras ni experimentos.

Otro deje muy clásico en “Speed Rock & Roll” es el de contener un corte que tome el nombre del grupo, o viceversa, no lo sé. Por intuición metalera, uno siempre espera que una banda eche el resto en una canción así, y WASTELAND RIDERS no han decepcionado en ese sentido, pues “Wasteland Riders” es una gran carta de presentación de la banda, y buen estandarte de su sonido rudo y macarruzo.

Llegado este punto estamos encarando ya el final de “Speed Rock & Roll, un final adornado con una versión del “Black Metal” de VENOM que suena como sí la hicieran SODOM. Mmmmm,  un momento, esto ya pasó, o casi, en el recopilatorio “Ten Black years” aunque con “Witching Hour”… Lo mismo da, el homenaje está logrado y la atmósfera malvada de la original bien recreada. Lo mejor son esos “¡uh!” a lo Thomas G. Warrior de CELTIC FROST que terminan de redondear el cover, casi mejor que lo que la outro redondea el fin del plástico pues, por reiterativa no entra tan bien como la intro.

Un detalle sin importancia al fin y al cabo de una banda a la que hay que estar bien atento, seas seguidor de grupos más actuales como MIDNIGHT o bien por disfrutar de la estela que dejaron agrupaciones como WARFARE, TANK, VULCAIN… siguiendo la línea maestra de MOTORHEAD, claro.

En definitiva, muy, pero que muy buen trabajo, ¡enhorabuena!

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »