GRITANDO EN SILENCIO en un verano aciago (y privatizado)

Hay pocos conciertos y estamos en época difícil para la música y el rock… pero en lo que hay, allá que vamos. En este caso nuestro compañero Fran Llorente nos habla del concierto de GRITANDO EN SILENCIO y KAMIKAZES en el Egáleo de Leganés… opinando también de la situación actual tan difícil e incomprensible para los músicos y seguidores.

GRITANDO EN SILENCIO  + Kamikazes – Viernes 21 de Agosto, Teatro Egáleo, Leganés (Madrid)

La banda sevillana, capitaneada por Marcos Molina, actuó dentro del ciclo “Las Lunas del Egaleo” en el estupendo Auditorio-Teatro a cielo abierto de Leganés. Teloneados por los madrileños KAMIKAZES ofrecieron un show muy puntero y al tuétano.

Gritando logo

En este artículo repasaremos también lo que está siendo este verano maldito para la música en vivo y para la CULTURA en general… que, tras el confinamiento decretado por la pandemia del COVID-19 ha quedado tocada de muerte. Suspendidos los bolos de las Fiestas Patronales (que todos los años disfrutamos en la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes) o mejor dicho, privatizados por espurios intereses de lo que muchos denuncian ya como una “PLANdemia” al servicio de los más oscuros fines…

Que conste en acta que el humilde escriba que estas letras firma en modo alguno es un negacionista del maldito virus. Lo que no aguantamos ya, después de todo lo que llevamos sufriendo, son las puñeteras mentiras del poder y la catastrófica gestión que del tema están haciendo nuestras queridas Autoridades, especialmente las Autonómicas. No se puede hacer peor. Resulta que el dichoso virus no afecta a los entrañables amigos de la Tauromaquia (así que se pueden celebrar todos los festines de sangre que se quieran) pero como el infame bicho sale a divertirse a partir de la una de la madrugada, hay que cerrar el ocio nocturno y arrastrar, de paso, a todo el mundo de la música en directo.

Gritando en Silencio

Es lo suyo, que paguen justos por pecadores, mano dura contra las orgías botelloneras y otros desfases acometidos por los descerebrados del “Alcohol Party” y que el palo se lo lleven los amantes de la Cultura que cumplen con las normas, distancia de separación y mascarilla incluida. Y es que matado el perro, muerta la rabia, ¿no? Y si con ella nos quitamos de en medio a los peludos, a los que protestan y a los que nos dicen cosas que no nos gustan, mejor. Cojonudo…

Tampoco nos han explicado por qué este verano, cuando la curva de la segunda ola de infectados rozan ya los niveles de marzo, el porcentaje de ingresados en hospitales y sobre todo, de fallecidos es irrisorio. Me dicta el sentido común que nos están engañando como a chinos (nunca mejor dicho) y que el maldito COVID-19 probablemente se trate de un virus parasitario poco patógeno, pero que tiene, eso sí, la capacidad de amplificar o multiplicar los virus y bacterias provocados por otras enfermedades.

Tampoco nos han explicado sus eminencias científicas si el bicho fue criado no en un laboratorio (pensar en esa posibilidad nos pone la piel de gallina)  o si se escapó accidentalmente (o intencionadamente) para dar jaque maque en la posición geoestratégica de los gigantes del Planeta Tierra. Y sobre todo, ¿cuales son los factores genéticos o inmunológicos que hacen que la mayoría de la población pase el amargo trago de forma asintomática o con muy poco malestar, mientras otras personas acaban intubadas en la U.C.I. Preguntas sin responder que esperamos sean reveladas algún día (más pronto que tarde) para nuestra completa tranquilidad… ((Modo ironía on )).

Lo que sí vamos a subrayar en estas líneas es lo aciago que está siendo este 2020, especialmente en cuanto a la Cultura y la música en directo se refiere. Y los pocos conciertos que se han realizado, con precios prohibitivos para el común de los mortales. Festivales muy bonitos y bien organizados, con artistas locales, al precio casi de los Rolling Stones. 20 o 25 Euros la entrada más barata (y atrás del todo, donde el escenario se ve del tamaño de una caja de cerillas) y entre 50 y 70 euros en las localidades de postín, en las primeras filas.

Afortunadamente en las Lunas del Egaleo las cosas han sido un pelín diferentes y la entrada general rozaba los 20 euros. Como la acústica del anfiteatro Egaleo es realmente sensacional, el único inconveniente era la butaca de separación obligatoria, aunque fueras con tu pareja. Bueno, comencemos por el principio:

KAMIKAZES:

Como kamikazes, que dirían BANZAI / Miguel Río, lanzándose en picado, contra el acorazado del derrotismo… La banda madrileña se dejó la piel en la presentación de su primer elepé, “Los niños perdidos”, mostrando a las claras su condición de combo emergente por méritos propios. Dibujaron ese punk-rock urbano y callejero tan particular que traen entre manos, como sordos lamentos ante un mundo a la deriva, como gritos de rabia de una juventud perdida y atrapada en el vacío existencial. Los ex miembros de CARROÑA protagonizaron un show de pura trilita, ameno y bailable (si bien los asistentes debieron permanecer clavados en sus butacas) con tonadas como puñales:

Kamikazes

“Nada es eterno”, “Bonny & Clyde”, “Náufrago” o “Fuerza opresiva” que se iban clavando en el corazón de los asistentes, mostrando músculo sonoro en el sólido ecuador del show, donde sonaron más piezas rotundas: “Se va a caer”, “Hijos de la derrota” o Circo interno” hasta llegar al éxtasis final, con “Mariposas” en el estómago, al ritmo eufórico de cortes “Sin domesticar”. Asomaron entonces los “Niños perdidos” en “El ojo del Huracán”, poniendo un estupendo colofón a una más que notable actuación, que dejó gran sabor de boca entre la concurrencia.

Podemos ver la galería de fotos completa de KAMIKAZES en este enlace.

GRITANDO EN SILENCIO:

Contra la desolación, en una velada soberbia, los sevillanos GRITANDO EN SILENCIO volvieron por sus fueros una vez más y pusieron pos puntos sobre las íes en una noche deliciosa donde cargamos las pilas y salinos del recinto, al menos, con otro estado de ánimo que no sea el del pesimismo generalizado y la desolación a flor de piel… A contracorriente, apretando los dientes dejaron soflamas del cariz de la emblemática “A las Armas”. Pensé en ese momento, al loro que vienen curvas: “El mundo se hunde bajo la avaricia, bajo un sistema que mueve la codicia, llaman privilegios a derechos ganados, igual que llaman CRISIS a habernos saqueado…”…

Gritando en Silencio

Reflexiones de primera división envueltas en poderosos riffs de guitarra que hicieron las delicias del más pintado. “Empuñaré cada canción como un cuchillo, esconderé una piedra en cada estribillo…”. Amén. Desde las primeras tonadas: “Mi último cartucho”, “Rumbo de Colisión”, o la citada “A las Armas”, todo fue coser (buenas canciones) y cantar (contra las injusticias de este mundo podrido). Fue una cuestión de “Actitud”, “A las luz de una sonrisa”, una especie de grito sordo “Sácame de aquí” ante toda la miseria que nos rodea.

La filosofía vital que empapa al combo: rebeldía a manos llenas con “alma de blues”: ¿qué mas se puede pedir?, “Vive como si no hubiera nada más”, apretando los dientes, volando en la alfombra mágica del “Rock’n’Roll de Barrabás”. Pagando el precio de los malditos y olvidados, Lo dicho, un recital para relamerse.  CHAPEU!!

Podemos ver la galería de fotos de GRITANDO EN SILENCIO en el enlace.

También nos gustaron mucho, entre los pocos bolos que hemos podido degustar en este periodo estival, SÔBER en Coslada (protagonizando un electrizante show lleno de rabiosa energía) MAMÁ LADILLA en Gruta 77 (con ese ingenio mordaz que siempre nos regala Juan Abarca y esa base rítmica demoledora) y los asturianos DESAKATO en el Egaleo (que ofrecieron una estupenda actuación con sonoridades a medio camino del punk más insobornable y certeras pinceladas de indie-rock y metal vanguardista, con mucha rabia entre manos). Eso es todo, amigos. En próximas entregas, daremos más detalles, si el bicho no acaba antes con nosotros… Con una promesa de cara a la nueva temporada: Subiremos un escalón en pos del más y mejor periodismo a quemarropa, de aquellos que no se dejan comprar ni sobornar… ni se venden al corrompido Sistema.

Texto y Fotos: Fran Llorente

Gritando

P.D.: No somos conspiranoicos, lo que sí tenemos claro es que en este podrido país, y en este nauseabundo mundo en general, la desconfianza y el escepticismo son primordiales brújulas para guiarse en el laberinto de la vida. Pero lo que definitivamente si somos, es fervorosos defensores de la Música en directo y de la Cultura en general.

Desde esta web invitamos a nuestros queridos lectores a que se sumen a las movilizaciones convocadas por M.U.T.E Ibérica para el día 17 de septiembre en las principales localidades de nuestro país, en defensa de todos los trabajadores del mundo del espectáculo, del ocio y la Cultura. Estad atentos, protegeros cuanto os sea posible, y sobre todo, no comulguéis con ruedas de molino…

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »