FREEDOM CALL triunfando en Madrid

Vale que no son los mayores virtuosos ni la banda referencia del estilo, pero FREEDOM CALL siempre cumplen y te ofrecen una noche de diversión y de metal clásico sobre la autonomía. Ni más ni eso que eso nos ofrecieron junto a TAKEN:

FREEDOM CALL + TAKEN – Sábado 22/02/2020 (sala Caracol, Madrid) 

FREEDOM CALL

Otro sábado en Madrid cargadito de conciertos supone que te pierdas bandas y cruces los dedos para acertar con las que has decidido ir a ver. Sin embargo, esta vez tenía bastante claro que muy mal lo tendrían que hacer para que no me gustara FREEDOM CALL. Interesante fila se empezó a formar hasta que finalmente se abrieron las puertas, y así, con algo más de media hora de retraso sobre el horario previsto, el personal entró fluidamente en la sala, llegándose a rozar una entrada de alrededor tres cuartos de sala, quizá incluso más, lo cual no está nada mal.

Me gusta ver que los grupos se curran no solamente el show, sino también los productos que exponen en sus puestos de merchandising, y tanto FREEDOM CALL como TAKEN, tenían una variada oferta. Curioso el porta-púas de los primeros y muy interesante la oferta completa de productos de los segundos… Al abrirse las puertas con retraso, es evidente que no iba a comenzar el concierto con puntualidad, sin embargo, no se retrasó mucho, y poco después de las ocho y cuarto, las luces se apagaron para dar paso a la banda que abriría el show. En este caso, unos pamplonicas…

TAKEN:

TAKEN

No es la primera vez que abrían para FREEDOM CALL, pues ya compartieron escenario a finales del 2017, con lo que hay una especie de comunión con los alemanes. Mientras sonaba la intro, los siete miembros de la banda fueron ocupando posiciones. Como decoración de escenario, dos sirenas rojas presidían el escenario junto con dos pantallas de tela laterales con el logo de la banda. La principal característica de TAKEN es que en su formación aparecen dos teclistas, y en directo, esos dos teclistas también están, lo que da un punto muy interesante a la formación.

Al haber empezado más tarde, como decíamos, supuse un recorte en el setlist, sin embargo, esto no sucedió así, cosa de la que me alegro, y los de Navarra pudieron ofrecer todo su repertorio comenzando con “Back to zero” mientras los teclistas se iban haciendo dueños del escenario junto al resto de los instrumentistas en un inicio de sonido con reminiscencias a SAVATAGE, aunque la voz de David Arreondo te distancia de los americanos para tener su estilo propio dentro del power que practican. Había muchos instrumentos en el escenario para que todo sonara con claridad, pero poco a poco el sonido se fue ensamblando, si bien, el sonido de las dos guitarras no quedaba muy claro.

Dando las gracias y explicando que era su segunda vez tocando en Madrid (de hecho alguien del público rectificó a Arreondo apuntando que era la tercera), presentaron el tema del primer disco “Tales of glory” de manera que las revoluciones subieron en el escenario por la velocidad de la canción. El tema dedicado a los que han perdido a alguien fue la balada “Afterlife” con un comienzo de Arreondo a solas ante el público al que al poco tiempo se unió el resto de la banda perdiendo entonces el concepto de balada, al menos musicalmente hablando, tema este que para los neófitos en la banda, quizá se hizo un poco largo.

TAKEN

Vuelta al nuevo disco con su homenaje al país del sol naciente con “The land of the rising sun” con una locura de teclados perfectamente armada a lo largo de todo el tema. Con la buena comunión existente entre TAKEN y FREEDOM CALL, y aprovechando que giraban juntos y que Chris Bay había colaborado en uno de los cortes del nuevo disco, qué menos que participara también en la interpretación de la misma en directo… Así, Arreondo llamó a Chris que subió al escenario con los folios de la letra de la canción y tocaron “Worgen Slayer” para deleite del público. No fue el mejor tema de la noche, pero el público agradeció el esfuerzo.

La que más caló en el público, y esto es una buena señal para la banda, pues es una de las nuevas, fue “A thunder in the storm”, con un marcado coro coreado por un buen número de asistentes. El tiempo de TAKEN se acababa, y como suele ser habitual en ellos terminaron con su particular canción del pirata. Así, mientras sonaba la intro previa que es The seven seas, Arreondo se hizo con una bandera de la banda mientras presentaba “Distant shores”, que sin duda fue su mejor tema. Aquí utilizaron un cañón de confeti y le pasó la bandera al público que no dudó en colaborar y ondearla durante la interpretación del tema.

En resumen, tres cuartos de hora muy bien aprovechados de una banda que con sus dos trabajos en el mercado, “Taken” y “Unchained”, pueden ser referente en su género, si no lo son ya. Al menos esta noche, dejaron un buen sabor de boca.

TAKEN

Set list de TAKEN:

  1.  Back to zero
  2. Tales of glory
  3. Afterlife
  4. The land of the rising sun
  5. Worgen Slayer
  6. A thunder in the storm
  7. The seven seas
  8. Distant shores

FREEDOM CALL:

FREEDOM CALL

Por el retraso había cierta prisa para hacer el cambio entre bandas, y aún así, se tardó alrededor de veinte minutos hasta que las luces se volvieron a apagar, pudiéndose vislumbrar el telón de la banda presidiendo el escenario mientras los cuatro miembros se subían al mismo. Bueno, tres FREEDOM CALL, Chris Bay a la guitarra y voces, Lars Rettkowitz a la otra guitarra, el nuevo bajista Francesco Ferraro al bajo, y como batería, en sustitución del nuevo miembro Timmy Breideband, aterrizó Kevin Kott, actual pegador de MASTERPLAN. Entiendo que no es un miembro fijo y algún problema impidió a Brideband estar en los conciertos españoles.

FREEDOM CALL estaba de celebración, pues cumplen su vigésimo aniversario, y para eso, se traían bajo el brazo un nuevo álbum, “M.E.T.A.L.” (del que os hablamos hace nada), el cual tenían intención de presentar. Sin embargo, en mitad de cañones de humo, empezaron con el puñetazo que supone el clásico “Union of the strong” dejando claros los cimientos en los que se sostendría su concierto: power clásico de toda la vida, bien hecho y fiestero con el que pasar muy buen rato a manos del carismático Chris Bay sin dejar de lado sus nuevas composiciones.

Los inicios de “Tears of Babylon” supusieron que la repleta sala se pusiera a saltar y a cantar con la banda durante todo el tema. Nada más empezar ya se habían metido a todos en el bolsillo. No fue hasta la tercera cuando su nuevo disco se hizo presente de la mano de Spirit of Daedalus tema este algo más contundente en el inicio con una marcada base rítmica. Si algo caracteriza a Chris Bay y por ende a FREEDOM CALL, es lo que le gusta hablar entre tema y tema. Así, nos contó que hacía diez años que tocó en esta misma sala, preguntando quién estuvo aquella vez. Pocas manos se alzaron, aunque también puede ser que pocos le entendieran. Explicó que tenían nuevo disco en el mercado y siguieron con «Sail away», tema este enfocado totalmente al directo con su poderoso coro, si bien, con los teclados grabados y lanzados desde la mesa…

FREEDOM CALL

Veinte años de FREEDOM CALL y su happy metal, con sus cambios de formación han hecho que según Chris Bay, cuando se formaron, el batería apenas tuviera ocho añitos y el guitarra fuera nada más que un proyecto de sus padres, todo ante las risas de todos como paso previo al primer mordisco a uno de sus álbumes de bandera, «Eternity» de la mano de «Metal invasion» con su épico inicio. El concierto estaba sonando bien, pero también se veía que el bajista en esta formación tiene bastante poco peso, si bien es verdad que Chris Bay se come él todo el escenario.

Para la siguiente, «M.E.T.A.L.», previo brindis por el aniversario, pidió la colaboración del público para que les fuéramos dando las iniciales de la palabra Metal. Puede que se convierta en uno de sus himnos en el futuro, ya lo iremos viendo. Si MAIDEN tienen su 666 – The Number Of The Beast, Chris Bay nos dijo que ellos, como “pussy band que son”, tienen su 111 – The Number Of the Angels. Está claro que sabe hacer reír al personal sin dejar de ser un gran frontman.

Un tema que me dejó totalmente frío fue la reciente «The ace of unicorn», seguramente por la profusión de teclado en el mismo, cosa que no es mala, pero sí… cuando no hay teclista. Incido mucho en esto, pero me parece imprescindible. Sin embargo la siguiente supuso un golpe en la mesa: Apenas tuvo que tocar el primer acorde para que la gente comenzara a corear el tema homónimo de la banda, «Freedom call». Bay, sentándose en uno de los monitores, jugó con el público hasta que finalmente arrancó con la canción, convirtiéndose en la más celebrada hasta el momento. El tema más festivo de la noche fue sin duda “Power & Glory”, donde nos pidió cojones a los tíos, y a las tías… hizo amago de pedir pechos… (no que los enseñaran, sino como equiparación). Arriesgado Bay en estos tiempos de susceptibilidad infinita. El caso es que todo el mundo botó en la sala.

FREEDOM CALL

Han declarado en la prensa americana a FREEDOM CALL como la banda más feliz del metal en el mundo, o al menos así nos lo contó Chris Bay, y con esa declaración, y una guitarra acústica, dio las gracias con la particular versión del “Hallelujah” de Leonard Cohen modificando la letra. Llegábamos al final de la noche con la que se ha convertido en muy poco tiempo en uno de sus himnos, “Metal is for everyone”. Será curioso verles en septiembre junto a PRIMAL FEAR, con unos con su «Metal is for everyone» y los otros con su Metal is forever. 

Volvieron rápido al escenario para los bises, y tras saludar a todo el personal de la sala, público y demás, afrontaron con acústica “Warriors”, mas fue un amago, pues no tardaron en tocarla en eléctrico enlazándola con “Far away” para finalizar con el teclado grabado que sirve de inicio a “Land of light”, tema este que fue el perfecto fin de fiesta del concierto con toda la sala botando. Que sí que podían tocar más temas si no hablaran tanto entre tema y tema, cierto, pero fueron una hora y tres cuartos de lo más ameno y divertido.

En septiembre, como ya he dicho, volverán para abrir con PRIMAL FEAR. Esperemos que al menos haya la misma respuesta tanto del público como de la banda. 

Texto: Fernando Leal / Fotos: Mar Fuertes

En este enlace vemos la galería de fotos de FREEDOM CALL, y también debajo tenemos en el slider la galería completa de ambas bandas:

Set list de FREEDOM CALL:

  1. Union of the strong
  2. Tears of Babylon
  3. Spirit of Daedalus
  4. FREEDOM CALL

    Sail away

  5. Metal invasion
  6. M.E.T.A.L.
  7. 111 – The number of the angels
  8. The ace of the unicorn
  9. FREEDOM CALL
  10. Power & glory
  11. Hallelujah
  12. Metal is for everyone

Bises:

  1. Warriors
  2. Far away

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »