Recuperamos crónica de TESTAMENT, EXODUS y DEATH ANGEL en Madrid

El pasado 28 de febrero 2020 fuimos a la sala Black Box de Madrid a la descarga de TESTAMENT con EXODUS y abriendo DEATH ANGEL; bandas referentes de la Bay Area norteamericana que juntos nos hicieron pasar una noche fantástica. Os lo contamos…

TESTAMENT + EXODUS + DEATH ANGEL: Viernes 28 de febrero de 2020 (sala Black Box – Vistalegre, Madrid)

La gira de estos tres pesos pesados del mejor Thrash Metal de todos los tiempos, la llamada “The Bay Strikes Back”, congregó a numerosos amantes de los sonidos más rápidos y cañeros encontrándonos con muchos fans que habían venido de diferentes zonas del país. La sala, la Black BOx de Vistalegre de Madrid, se quedó un tanto pequeña para poder estar cómodos, estando muchos por el pasillo y sobre todo en el bar mientras tocaban los grupos; curioso.

Mucho ambiente, mucho parche pero también, y eso es de destacar a la vez que alegrarnos, ya que había bastante gente joven y algún pequeño acompañando a sus padres disfrutando como locos. ¡Bien!… No tan bien el precio del merchandising, carísimo como es habitual, con barbaridades como el precio de las sudaderas o los parches de batería firmados que mejor ni hablar.

DEATH ANGEL:

Muy puntualmente aparecieron DEATH ANGEL en el escenario, con un cálido recibimiento y es que esta legendaria banda tiene muchos seguidores en nuestro país, que disfrutaron como locos con el impresionante concierto de los norteamericanos. No es que se prodiguen mucho en las visitas por aquí así que había muchas ganas de verles y ellos, desde el minuto uno, se entregaron totalmente siendo con mucho los triunfadores de la noche.

Death ANgel

Con una luminotecnia genial, clara y nítida, para poder ver lo bien que se lo estaban pasando además de contar con el mejor sonido de los tres, abrieron con el tema que da título a su último trabajo, “Humanicide”, ya poniendo a todo el mundo como loco. Mark Osegueda, su cantante, estuvo sonriendo desde que salió, con una actitud genial, macarra, provocador, muy simpático y en todo momento demostrando tener muchas ganas de darlo todo, dejándose la piel en cada estrofa mostrando una excelente forma.

Se le notaba feliz y ese buen rollo fue trasmitiéndose a sus compañeros, mucho más fríos al comienzo pero logrando al final que el más estático, Ted Aguilar (guitarra rítmica), terminara también contagiado por el fantástico ambiente… Fueron a saco, repasando totalmente su carrera incluyendo las tres más potentes  del “Humanicide” , eligiendo muy acertadamente el orden de los mismos para mantener vivo el show. Fueron múltiples los mosh y circle pits durante toda su actuación, disfrutando mucho todos, dando todo el rato Mark Osegueda las gracias tanto por la respuesta como a sus compañeros por haber podido salir de gira todos juntos.

Al cabo de casi una hora y con el ambiente más que caldeado, llegamos al final con dos joyas de los norteamericanos: “Seemingly Endless Time” y “Thrown To The Wolves” unidos, con un segundo de interrupción entre uno y otro, con todos en el escenario corriendo y disfrutando como niños y el público loco con lo que habíamos recibido por parte de una banda que vino, vio y venció.

DEATH ANGEL arrasó totalmente dejando el listón tan alto que fue muy difícil superarles. ¡De diez!

El selist de DEATH ANGEL en la Black Box de Madrid fue : Humanicide / Voracious Souls / Claws in So Deep / Aggressor / The Dream Calls for Blood / The Moth / Seemingly Endless Time / The Ultra-Violence / Thrown to the Wolves

EXODUS

Tenían una papeleta bastante difícil a priori ya que la actuación de sus predecesores había sido espectacular… pero además, los norteamericanos no contaron con la tecnología a su favor así que su show no fue para nada el esperado. Mira que DEATH ANGEL nos habían dejado a todo el público más que contentos y con muchas ganas de aplaudir lo que le echaran. Y así fue cuando salieron al escenario (con una intro “peculiar” y divertida) casi empezando los pogos antes que la música al ser una banda muy querida por aquí (sobre todo Gary Holt, su guitarrista desde siempre, y ahora también con SLAYER desde hace varios años) pero…

Exodus

Comenzó en serio su show con “Body  Harvest” pero ya ahí el sonido nada tenía que ver con los antecesores. De la noche al día, con mucho más volumen pero a la vez perdiendo la nitidez y sobrecargando en exceso tus oídos; cosas del comienzo pensé pero… La segunda, “Blood In, Blood Out” seguía sonando raro aunque el ambiente en la sala era fantástico.

Es decir, que EXODUS contaron con una respuesta del público simplemente fantástica, todos a muerte con la banda siguiendo con circle pits, saltos y mosh por todas partes aunque sí pudimos ya ver como su vocalista, Steve «Zetro» Souza, miraba a sus compañeros y al backstage notando que algo pasaba y que no estaban sonando como querían. Entonces vino el genial “Deliver Us to Evil” y desgraciadamente el concierto no resultó como esperábamos debiendo parar su actuación por los graves problemas técnicos. Una pena.

EXODUS tienen muchas tablas, son muy profesionales y supieron esperar y entretener a los asistentes mientras  los técnicos a toda prisa subsanaban la incidencia para volver con algo parecido al “Motorbreath” de sus colegas METALLICA que no llegaron a terminar. Era un sí quiero pero no puedo y al final lo dejo. Todo raro y que al final les influyó, por mucho que intentaron que no fuera así, optando por seguir lo que les quedaba de tiempo sin ganas, vencidos por los problemas técnicos y desaprovechando que la gente, aunque sonara mal, estaba a muerte con ellos.

Exodus

Las joyas como “Bonded by Blood” también sonaron muy descafeinadas, comprobando que Steve “Zetro” Souza, su vocalista, necesita más descanso.  Total, una actuación llena de altibajos a la que debieron poner algo más de intención, problemas de sonido aparte.

El setlist de EXODUS en la Black Box de Madrid fue: Body Harvest / Blood In, Blood Out / Deliver Us to Evil / Motorbreath (METALLICA) / Fabulous Disaster / Deathamphetamine / Blacklist / Bonded by Blood / The Toxic Waltz / Strike of the Beast

Podemos ver las fotos de DEATH ANGEL y EXODUS en el enlace.

TESTAMENT

Los cabeza de cartel también son muy queridos aquí, ya pudimos comprobar la reacción del público en el Resurrection donde fue apoteósico todo. Pues aquí se toparon con el desarrollo de la noche y ellos se vieron en parte afectados por el sonido, que no fue tan fantástico como el que tuvieron DEATH ANGEL pero sí con las ganas de la gente de volver a tener una banda aplastante encima del escenario, pues ellos sí pudieron y supieron salvar la noche.

Chuck Billy

Al haber estado aquí, no en Madrid sino en festivales en nuestro país, unos pocos meses antes, tenían que ofrecer algo por lo menos interesante en ellos mismos y no esperar que los fans vinieran sólo por el lote (las 3 bandas de la Bahía de San Francisco) así que escogieron canciones atractivas y no tan oídas en directo. Nada menos que empezaron con “Eerie Inhabitants”, agradable sorpresa ya que no es muy habitual en sus shows, teniendo a los fans ya encantados, pero aún más con el segundo de la noche, “The New Order”, otro clásico de su segundo álbum de 1987 con todos los miembros de la banda dispuestos a volcarse con el público.

Su puesta en escena no varía mucho de concierto a otro o incluso al cambiar de gira, recayendo el peso (y nunca mejor dicho) de la comunicación con el público en el gran Chuck Billy, su vocalista, con esa firme presencia y serenidad, controlando todo mientras sus compañeros desarrollaban los temas perfectamente sincronizados. Caos dentro del orden, espectacular, y sobre todo ayudados por más producción que los anteriores, con efectos de humo muy bien ajustados dentro del set y unas luces mejores que con EXODUS, pudiendo verles con claridad, dejándose la piel con Chuck y su pie de micro haciendo sus imaginables punteos.

El ambiente en la sala volvió a ser más genial aún; con numerosos pogos, brazos en alto, concurridos circle pits y gritos de alegría cuando sonaban los primeros acordes de “The Preacher”… y más aún cuando “The Haunting”, de 1987, comienzo de su exitosa carrera empezó a sonar mientras Chuck Billy continuaba ejerciendo de amo del escenario, todos rindiéndose a ellos. Daba igual el calor, daba igual los fogonazos (molestos en exceso, eso sí) de las luces en la cara y el volumen excesivo, aquello era puro Thrash Metal directo a tu cerebro. Era imposible estarse quieto y en el sitio, por los incesantes pogos por todos lados resultado de bombas como otro clásico, “Throne of Thorns”, con aplastante base rítmica.

Testament

Los minutos pasaban demasiado rápido, tanto como los riffs endiablados de Eric Peterson y Alex Skolnick, cuyos dedos iban y venían por los mástiles como si les quemaran, pero no hay que olvidar la labor de su bajista, Steve Di Giorgio, aunque su labor era más visual de lo que podíamos distinguir con ese volumen tan ensordecedor, con esos golpes de batería a cargo de Gene Hoglan que parecía que iban a destrozar la sala. ¡Qué bandaza!

Así llegamos en nada al final del concierto, todo lo bueno se pasa pronto pero antes de terminar, Chuck Billy no cesó de dar las gracias al público por su recibimiento y darle de paso un toque no agradable a los de seguridad que podrían haber sabido más de comportamiento de fans del Metal. Genial el detalle de la camiseta en el escenario de la marca de cervezas que patrocina el Resurrection Festival y que confirma la buena química que logran los organizadores de este  genial evento con las bandas que luego las lucen con orgullo, muy bien.

Para ya dar por finalizada una noche apabullante, con más claros que una sombra, nada menos que una de mis favoritas, “Practice What You Preach” y “Disciples of the Watch” con la que nos dejaron ya exhaustos pero más que contentos de haber vivido algo bestial, con fallo de sonido sí… pero DEATH ANGEL y TESTAMENT supieron ganarse todos nuestros aplausos, EXODUS no tanto.

El setlist de TESTAMENT en la Black Box de Madrid fue:  Eerie Inhabitants / The New Order / The Persecuted Won’t Forget / The Haunting / The Preacher / Dark Roots of Earth / Last Stand for Independence / Throne of Thorns / Brotherhood of the Snake / The Pale King / Fall of Sipledome / Night of the Witch / Into the Pit / Practice What You Preach / Over the Wall / Disciples of the Watch.

Nota: Según fuentes oficiales, varios miembros de las bandas desgraciadamente han dado positivos en este maldito virus – desde aquí sólo queremos desearles una pronta recuperación y nuestros mejores deseos para todos de que este horror se acabe pronto. Cuidaos mucho.

Crónica: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com) / Fotos: Yolanda Moreno (MusicPhoto)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »