Crónica del enérgico concierto de THUNDERMOTHER en We Rock

thundermother-oct2015THUNDERMOTHER + CALIBRE ZERO + SEX&ROCK + CALL ME WOLFGUN (domingo 11 de octubre de 2015, sala We Rock)…

Ya podemos leer la crónica del concierto de las suecas THUNDERMOTHER (+teloneros) en Madrid. Nos lo cuenta con su acierto habitual Leticia RC, que también hace las fotos. 

¿Se deben mezclar bandas de diferentes géneros musicales en un mismo concierto?, ¿o es preferible que teloneros y protagonistas compartan un estilo similar? En principio puede parecer que con un cartel variado puedes conseguir más público, además de dar la oportunidad de conocer a artistas que quizá no irías a ver si tocaran solos, pero la verdad es que sobre el terreno compruebas que no siempre es así. Recordando el concierto de RECKLESS LOVE, HARDCORE SUPERSTAR y GOTTHARD del año pasado, fue curioso el cambio de público que se produjo según terminaron los primeros.

Algo parecido ocurrió el pasado domingo 11 de octubre en el concierto de THUNDERMOTHER, sólo que en este caso más que cambio de público hubo escasez del mismo en la primera parte del bolo. Y es que los artistas invitados, CALL ME WOLFGUN, SEX & ROCK y CALIBRE ZERO, no tenían nada que ver con las suecas. Y lamentablemente muchos de los asistentes optaron por entrar cuando comenzaron a tocar las chicas, por lo que la sala We Rock presentaba algo menos de medio aforo con los españoles y, sin embargo, estaba prácticamente llena a última hora.

Imagen 008 copiaA las 19:45 empezaba la descarga de CALL ME WOLFGUN, banda de rock con un estilo variado que va desde el thrash hasta el blues y que contaba con el difícil reto de abrir una velada intensa de rock. Intensa porque cuatro eran las bandas a tocar, y a cual más enérgica. Desde un principio sonaron con mucha tralla y consiguieron hacernos bailar, que aunque era víspera de fiesta ya sumábamos el cansancio típico de los domingos. Me gustó mucho la macarrería en temas como “Amish Party” o “Slave” y especialmente la versión que hicieron de “Travelin’ band”, de la CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL, a la que dotaron de un estilo muy personal. Terminaron con otra cover del “Black Nigth” de los PURPLE, que puso la sala patas arriba y preparada para el siguiente asalto.

Era el turno de SEX & ROCK, madrileños y cañeros para más señas. Ya había tenido la oportunidad de disfrutar de esta formación en el último concierto de JOLLY JOKER en la misma sala hace algunos meses, en el que quedé gratamente sorprendida, y en esta ocasión no iba a ser diferente. Repartieron cera a base de bien y siguieron calentando el ambiente para que las suecas supieran cómo nos las gastamos por estas tierras. Con influencias de PANTERA, KOMA o S.A., sonaron contundentes y repasaron algunos temas propios como “Partimos de Zero” o “Espiral de veneno” e incluyeron alguna versión demostrando lo bien que llevan los temas a su terreno.

Imagen 046 copiaPudimos escuchar un medley en versión casi instrumental de BLACK SABBATH, donde no faltaron “Paranoid” ni “Iron man”. Pero sin duda el culmen lo consiguieron con el mix del “Antisocial” de ANTHRAX, que ya sabemos que la original es de TRUST pero no era la que versionaban, con “Breaking the Law” de JUDAS PRIEST, donde intercalaron alguna estrofa de “Ésta es una noche de Rock&Roll” de BARRICADA. Tremenda la interpretación que hicieron de estos tres himnos consiguiendo revolucionar al personal. Se despedían con “Adiós” y “Perra!”, temas que todos coreamos y en los que no paramos de brincar. En definitiva, gran concierto y listón muy alto para lo que estaba por venir.

Rápidamente salían a escena CALIBRE ZERO para recordarnos por qué están teniendo tanto éxito en tierras americanas, y de camino presentarnos su último trabajo, “Con las botas puestas”. El cuarteto madrileño tiene cuatro discos en el mercado de rock potente y contestatario, con influencias del rock más pesado y cierto toque punk, y especialmente de bandas como MOTÖRHEAD, BLACK SABBATH o BARRICADA. Y han sido los encargados de acompañar a THUNDERMOTHER en su extensa gira por nuestro país. Ha debido haber buena química entre ambas formaciones porque pudimos ver a las suecas entre el público disfrutando del concierto de sus compañeros y posteriormente, durante su actuación, no dudaron en invitarlos a acompañarlas sobre las tablas en uno de sus temas. Incluso el cantante, Ricardo Lázaro, tuvo el detalle de dedicar una de sus canciones a la vocalista, Clare Cunningham, que horas antes había tenido un problema de salud que a punto estuvo de obligar a suspender el concierto.

Con una puesta en escena austera, defendieron sus temas de forma contundente y directa, con guitarras simples y riffs pesados, sin artificios pero efectivas, y una base rítmica potente, complemento perfecto para resaltar la importancia de las letras. Incluyeron varios cortes de su último disco, entre los que prefiero aquellos en los que denuncian la situación actual, como en “Si no es ahora ¿cuándo?”, que incitan a luchar, pelear, nuestra libertad no podrán robar… , o “Con las botas puestas”, que ganas me dieron de liarme a dar saltos, cámara en ristre, pues morir moriré con las botas puestas.

Pero también hubo momento para la sensualidad de “Tu sola presencia”, que de esto va muy sobrado Ricardo, y para repasar sus anteriores trabajos, algo que muchos de los asistentes esperábamos. Sonaron los clásicos “Nada Que Perder”, “Sin Actitud (No Hay Rocanrol)”, como auténtica declaración de principios, y “Rock Hasta Morir”, que puso el broche de oro a su actuación.

Pasadas las 23:00 horas llegaba el plato fuerte de la noche, o al menos lo que la mayoría había ido a ver. Tras unos minutos de angustiosa espera, donde algunos dieron prácticamente por cancelada la actuación, salían a escena THUNDERMOTHER con la intención de demostrarnos qué es eso de que digan que las mujeres son el sexo débil… Que no hay problema de salud que se les resista, y que lo iban a dar todo en ese concierto de fin de gira. En su segunda visita a nuestro país venían a presentarnos con desparpajo, macarrería y rockerío su segundo trabajo, “Road Fever”, que hace poco comentábamos en Redhardnheavy.com (aquí tenéis el enlace). Durante poco más de una hora derrocharon frescura y juventud, y por fin comprendí por qué todo el mundo las compara con AC/DC. Y es que es en directo donde verdaderamente se aprecia de dónde les viene la inspiración.Imagen 465 copia

Arrancaban con “Man with the Blues”, que enlazaron con “The Dangerous Kind”, tal y como vienen haciendo en otros shows, para rápidamente invitar a subir al escenario a sus compañeros de CALIBRE ZERO y compartir con ellos “FFWF” a ritmo de cerveza. Aquí nos enseñó Filippa Nässil cómo se hace un slide al estilo más auténtico y por qué se le llama bottleneck, que para los despistados añadiré que en un principio esta técnica se hacía con el cuello de una botella de vidrio. A partir de ese momento ya tenían a todo el público en el bolsillo y arrasaron a golpe de rock’n’roll. La cantante, Clare Cunningham, con su maravillosa voz rasgada y sensualidad, no mostró ni un ápice de debilidad y no paró de bailar en todo el concierto: sola, con sus compañeras, con el público o con cualquiera que hubiera pasado por allí.

De su último disco tocaron los cortes más enérgicos, además de “FFWF”, las pegadizas “It’s Just a Tease” y “Deal with the Devil”, que todos coreamos, la comercial “Enemy”, la bailable “Rock’n’roll Sisterhood” y, como no podía ser de otra forma, “Thunder Machine”, pura esencia AC/DC. Fue constante la interacción de la banda con los asistentes pero, sin duda, el momento estrella fue cuando su guitarrista Filippa salió a tocar entre el público sin dejar ni un solo rincón de la sala sin recorrer.

Imagen 708 copiaTambién repasaron algunos de los temas más conocidos de su anterior trabajo, como “Rock and Roll Disaster”, el cañonazo de “Thunderous” y el single “Shoot to Kill”, con el que hicieron amago de irse. No pudieron resistirse a los que les pedían 25 más y salieron sin pensárselo demasiado para abordar los tres últimos temas y cerrar una noche de hard rock sucio y divertido con “You Make My Day”, mostrando de nuevo su simpatía, su poderío y sus ganas de comerse el mundo. Y es que THUNDERMOTHER derrochan juventud, energía y, sobre todo, actitud.

Al finalizar el bolo me quedó claro que, aunque quizá esa noche se había apostado por una extraña mezcla de estilos musicales, sin ninguna duda las cuatro bandas compartían mucho más de lo que parecía: macarrería, rock con agallas y mucha actitud.

Texto y fotos: Leticia RC

SET LIST THUNDERMOTHER:

  1. Man with Blues P1330629 copia
  2. The Dangerous Kind
  3. FFWF
  4. Cheers
  5. Thunderous
  6. It’s Just a Tease
  7. Enemy
  8. Rock’n’Roll Disaster
  9. Thunder Machine
  10. Deal with the Devil
  11. Shoot to Kill 

Bises:

  1. Please me
  2. Rock’n’Roll Sisterhood
  3. You Make my Day

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »