Crónica del concierto de THE ANSWER hace pocos días en Madrid

THE ANSWER+WHITE MILES: Jueves 7 de mayo de 2015, sala Caracol…

Después de dos semanas sin Internet en casa, una se da cuenta de la dependencia que tenemos de la tecnología y de lo necesaria que se hace, de vez en cuando, una cura de desintoxicación. Al fin y al cabo, no hace tanto que vivíamos sin ordenadores ni smartphones y no pasaba nada. Pues bien, gracias a una operadora telefónica, de cuyo nombre y servicio no quiero acordarme, tuve la ocasión de volver al pasado por unos días… Y cuando por fin ya regresé a la era tecnológica, llegaron THE ANSWER a devolverme de nuevo a otra época pasada, a una época que ni siquiera conozco pero que sentó las bases del rock y nos ayuda a conocer mejor esa pasión que a tantos nos une. Y es que la banda de rock norirlandesa venía a Madrid el pasado 7 de mayo a presentarnos los temas de su nuevo disco, el fantástico “Raise a Little Hell. Una vuelta a los orígenes y la respuesta a muchas de nuestras preguntas.

_MG_0562Arrancaba la noche en Caracol con WHITE MILES, banda procedente de Austria que juega al engaño y nos deja creer que vienen desde Madagascar. Se autodefinen como Stoner Blues Rock, aunque están más cerca del grunge sucio y distorsionado, y a mi personalmente Medina Rekic (voz y guitarra) me recordaba a un híbrido entre la mejor época de Nina Hagen y los PARÁLISIS PERMANENTE. Medina y Hansjörg Loferer “Lofi” (batería y voz) demostraron una gran complicidad y, en su primera visita a nuestro país, le echaron muchísimas ganas al concierto, metiéndose al público en el bolsillo casi desde la primera canción.

La energía desbocada de la cantante, que no duda en arrastrarse por los suelos, y su voz desgarrada, unidas a la fuerza de la batería, contribuyeron a crear un espectáculo potente que nos hizo disfrutar a base de bien. No están descubriendo la cuadratura del círculo, pero esa mezcla de sencillez y contundencia enganchó a los asistentes. Sin lugar a dudas, un dúo muy recomendable.

Pasadas las 22:50 salían a escena los de Irlanda del Norte en una sala casi llena que aguardaba expectante la descarga de hard rock bluesero y su enérgico directo. Es un lujo poder disfrutar de una banda como ésta en una sala como Caracol, donde el contacto es más cercano y es fácil contagiarse del entusiasmo de estos musicazos. Porque lo he leído en mil sitios y me lo han contado, pero yo estuve en el concierto de AC/DC que telonearon THE ANSWER y no consigo acordarme de ellos. Al final, en un estadio este tipo de bandas pierden toda la magia y el espectáculo resulta más frío y lejano, nunca mejor dicho. Y es curioso lo que ocurre con este grupo, que han pasado de autoproducirse los primeros trabajos a telonear a los australianos durante casi dos años de gira para acabar actuando en salas relativamente pequeñas pero repletas de fieles seguidores.

_MG_9568THE ANSWER pisaban de nuevo suelo madrileño para la presentación de su último trabajo de estudio, curiosamente grabado en la sierra madrileña por el productor Guillermo “Will” Maya. La banda se dejó la piel y supo calmar las ansias de buen rock de un público que sabía a lo que iba y se mostró muy entregado desde los primeros acordes. Y es que recientes estudios han demostrado que los amantes del rock no somos tontos y de ahí que sepamos cuando estamos ante una bandaza. ¿Porqué? Para empezar, la formación, con claras influencias del blues, es heredera de bandas como LED ZEPPELIN o BLACK CROWES. ¡Ahí es nada! En segundo lugar, cuenta con un gran frontman, Cormac Neeson, con una preciosa voz rasgada que se mueve en un registro muy amplio y que es capaz de acariciar con estilo los tonos altos mientras se contonea con sensualidad moviendo su rubia melena. ¿Os recuerda a alguien?, jeje… Y para terminar, posee una base rítmica contundente, además de un guitarrista muy preciso y que derrocha pasión en cada nota. ¿Hay quien dé más? Pues solo un apunte extra: escenografía sencilla para un sonido perfecto, que en estos casos, menos es más.

Tras una breve intro de guitarra y batería, surgía la voz de Neeson con uno de los cortes del último disco, “I am what I am”. Toda una declaración de intenciones para empezar bien la noche. No me importa lo que pienses de mí, no me importa lo que ves… y eso es lo que debimos pensar los allí presentes, que nos soltamos la melena y entramos en éxtasis inmediatamente. Después de este tema le llegó el turno a “Spectacular”, single de su anterior trabajo, que sonó más cañero en directo y que no dudamos en cantar a ritmo de ese estribillo tan pegadizo que invita a rockear. Y es que haciendo honor a su nombre, sonó espectacular.

Siguen repasando más canciones del nuevo disco, como “Red” que funciona tan bien en directo. Se trata de un tema típico de chicas de labios rojos que suena muy fresco y apetecible ahora que empieza a apretar el calor. Aquí Paul Mahon (guitarrista) recurre al talk-box, recordándonos por un momento al Richie Sambora de “Livin’ on a prayer”. Con “Demon eyes”, uno de los temas más reconocidos de su discografía y cuyo estribillo hizo enloquecer al público, el cantante siguió ejerciendo a la perfección de frontman acercándose a las primeras filas y mostrando toda la rabia que una canción como ésta requiere.

_MG_9502Pero no fue el único en lucirse, que en la siguiente canción, “Tornado”, llegó el momento de los músicos: Un medio tiempo con estribillo cañero que todos coreamos, con unos solos de guitarra tremendos, base rítmica perfecta y hasta un maravilloso solo de bajo. ¡Cuántas veces habré dicho que me aburren los solos de batería y los de bajo! Pues me trago mis palabras… Me aburren los solos aburridos. Me explico: no hace falta un solo de diez minutos para apreciar la calidad de un músico y eso lo saben hacer muy bien estos chicos.

Continúan desgranando temas del último disco y era el turno de “Whiplash”, auténtico himno rockero que nos engancha desde el riff inicial para acabar con un potente solo de batería. Y es que los quince minutos de fama que decía Warhol, aquí se los gana cada uno de los músicos en menos de un minuto. Seguían con “Aristocrat”, rock sin concesiones donde la voz de de Neeson suena más rota y potente si cabe, y la guitarra setentera, al más puro estilo de ZEPPELIN, se bate en duelo con la armónica que el cantante toca con maestría.

Me gustó mucho cómo sonó “Preachin’”, primera canción del repertorio de “Rise”. Y es que a una se le ve el plumero y sí… me pierde el bottleneck que da al Hard Rock ese aire bluessy/sureño en el que tan a gusto se mueven estos cuatro. Tras tanta pasión y energía tocaba bajar un poco el rimo y lo hacían con otros dos cortes del último disco. Cajón y guitarra acústica en mano para afrontar “Last Days of Summer”, lamento por ese verano que se va y que sonó preciosa, aunque en estudio resulta más desgarradora e intensa si cabe. Continuaban con la deliciosa balada “Strange kinda’ nothing”, también en clave acústica donde se suaviza la voz de Neeson, para acabar en eléctrico con una gran ovación del público.

Y se acercaba el final de la mano de “New Horizon”, preguntándonos si estábamos preparados para la fiesta, y “Raise a Little Hell”, con ese sonido denso y duelo guitarra-armónica incluido. Tema alargado para lucimiento de los componentes y disfrute de todos nosotros, donde el cantante bajó del escenario para cantar entre una audiencia a la que pidió agacharse, para hacernos levantar a ritmo de estribillo. Brutal. Y es que Cormac Neeson es uno de los mejores frontman de los últimos tiempos. ¡Cuánta pasión y energía! ¡Y qué manera de hacernos vibrar!

Tras un paso fugaz por camerinos, el grupo volvió al escenario al ritmo de Oé-oé-oé para interpretar “Nowhere freeway”, con un público que aceptó la invitación a cantar con ellos, aunque en este conocido tema hardroquero se echara de menos la colaboración que aparece en el CD de la vocalista Lynne Jackaman (SAINT JUDE). Y la despedida final llegó con el aclamado “Under the sky”, tema con el que se dieron a conocer y que, en directo, suena como un cañón gracias a la voz rota y potente de Neeson, dominando con comodidad los tonos medios/altos, y a los electrificantes punteos de guitarra.

Buena despedida con todos los asistentes dando saltos y bailando sin parar, contagiados de la energía y buen humor que transmite esta banda. Grandísimo concierto de los norirlandeses. Hora y media de pasión que conquistó a un público entendido y ávido de buen rock. Y es que THE ANSWER siempre responden.

Texto: Leticia RC

Fotos: Amanda Lumen

 Set List THE ANSWER:

  1. I am what I am_MG_9646 setlists2
  2. Spectacular
  3. Red
  4. Demon eyes
  5. Tornado
  6. Whiplash
  7. Aristrocat
  8. Preachin´
  9. Last days summer
  10. Strange kinda nothin’
  11. New horizon
  12. Raise a little hell

BISES

  1. Nowhere Freeway
  2. Under The Sky

 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »