Crónica del concierto de SEXPLOSION, OVERLOUD y RAYGUN REBELS

Para cubrir el concierto de RAYGUN REBELS, OVERLOUD y SEXPLOSION pusimos toda la carne en el asador y enviamos a Rocío, Pablo y Fernando al evento.

Esto es que se vivió en la sala We Rock el sábado noche del pasado 28 de Febrero 2015, un concierto de esos que te hacen bailar sin parar a ritmo de Hard Rock y Sleazy. Hay que decir que la asistencia fue bastante buena desde el inicio, ya que había por lo menos unos tres cuartos de entrada, cosa rara desgraciadamente en estos tiempos, así que todo pintaba muy bien de cara a la descarga de RAYGUN REBELS, una banda muy joven proveniente de Alemania, y que  abrieron fuego como si les fuera la vida en ello.

Hacen un Hard Rock que recuerda más a los sonidos suecos que a los que oímos provenientes de la Germania habitualmente, con una actitud en escena que captó el interés de los presentes en “cero coma”. El escenario de la We Rock se les quedó pequeñísimo y en todo el show mostraron una energía trepidante. Mucho movimiento, posturas imposibles a la hora de tocar y una actitud rockera cascabelera que creo encantó a todos. Abrieron con “Wasted” gozando de un buen sonido, mucho mejor del que disfrutaron las siguientes bandas y, aunque sufrieron un contratiempo al romperse una de las cuerdas de la guitarra, Pelle Ericson (bajo) y Flick Rick (batería) lo solventaron manteniéndose dando caña hasta que su compañero Dom Raygun (Vocalista y guitarra) estuvo de nuevo listo para tocar, demostrando muchas tablas en escena para lo jovencitos que son.

Todos los temas de RAYGUN REBELS son rápidos, divertidos, hardrockeros y bailongos recordando a veces a las bandas de L.A. cuando estaban en su apogeo. Los alemanes, muy compenetrados, conectaron genial con todos los asistentes y, ya al final del concierto, nos pusieron a una orden a dar palmas o a corear con ellos para terminar Dom, el vocalista, (luciendo muñequera del St. Pauli, «el Rayo Vallecano de Hamburgo», para entendernos) entre el público tocando la guitarra y vacilando a todo el mundo. Sus movimientos nos recordaban a los de THE WHO en escena: Dom con el micro y el resto con los brazos formando un círculo mientras tocaban.

Su show se hizo corto e hicieron alarde de una gran experiencia teniéndonos a todos entretenidos, presentando los temas y la banda con mucha gracia (cada músico era introducido con la frase “el único e increíble”), haciéndonos pasar un rato genial, muy bailongo, y con reminiscencias a GUNS ‘N ROSES al final en “Bring Me Home” con la que  cerraron su show recibiendo muchos y merecidos aplausos cumpliendo con creces su misión de calentar el ambiente de una noche llena de Hard Rock y Sleazy a tope.

El setlist de RAYGUN REBELS en la We Rock fue:

  • Wasted
  • Girls, Cars and
  • Edge of the Knife
  • Lay Down Babe
  • Every Day
  • Ballroom Queen
  • I Want You
  • Some Balls
  • Sweet Angel
  • Bring Me Home

 

La descarga de RAYGUN REBELS se nos había hecho corta, pero realmente había sido más larga de lo debido, y esto tendría consecuencias más adelante, aunque en ese instante lo único que sabíamos era que había llegado el momento de OVERLOUD. Había muchas esperanzas puestas en poder volver a ver a la banda en Madrid, especialmente porque venían presentando su fantástico segundo disco “Altered Ego”, y el comienzo arrollador no desmereció las ganas que todo el mundo en la sala tenía de disfrutar con los donostiarras, empezando por “Passport to Paradise” que sonó mucho más directa incluso que en disco y es un perfecto vendaval para comenzar un concierto.

No obstante, desde el primer momento también se vio que la banda no terminaba de estar contenta sobre el escenario. Problemas con el equipo, posiblemente debidos a cambios inesperados en los volúmenes de los amplificadores por parte del grupo anterior, afectaron al sonido de las guitarras y especialmente al bajo de Juan que hubo momentos en los que mostraba un sonido totalmente diferente al que el grupo nos tiene acostumbrados. Asímismo, pudo verse a Ion (vocalista) un tanto forzado en algunas partes del concierto y ciertamente enfadado con el discurrir de una actuación que iba a ser corta, demasiado corta.

El breve set iba a trufarse de los temazos de “Altered Ego”: la vacilona “Devil in Me”, la coreable “Swallow my Love”, o la impresionante “Girl of Misery”, auténtico cañonazo Sleazy. OVERLOUD saben lo que quieren y desde el primer momento se vuelcan encima de las tablas para ofrecer puro Rock´n´Roll, sin contemplaciones. Casi en el final del show contaron con la colaboración de Guillermo, cantante de SEXPLOSION, para hacer una fantástica interpretación de “Lock´em Up”. No obstante, acuciados por el tiempo tomaron la decisión de despedirse con una versión de “Born To Raise Hell” (aquel tema que MOTORHEAD facturaron con con Ice T y Whitfield Crane, vocalistas de BODY COUNT y UGLY KID JOE para la banda sonora de la película “Cabezas Huecas” y que se incluyó también en el disco “Bastards”) dejando en el tintero varios temas que habían preparado en el repertorio y visiblemente insatisfechos por un concierto del que ellos seguro que esperaban mucho más.

Creo que habría sido más atinado dejar la versión para otro momento y haberse despedido con un corte propio, pero no cabe duda de que temas conocidos y coreables por todo el mundo hacen subir siempre el calor de un concierto y posiblemente esa fuera la razón por la que se decidieron a terminar así. En cualquier caso la satisfacción de los asistentes al concierto fue palpable a tenor de los comentarios que pudimos oír: OVERLOUD tienen un largo camino por delante y, pese a conciertos que puedan torcerse por cuestiones técnicas o ajenas al grupo, son sin duda un referente del Hard Rock nacional que cada vez se consolida más. Les volveremos a ver pronto y seguro que cuajarán un concierto redondo.

 

En Madrid la cabeza de cartel la ocupaba  SEXPLOSION, y es que podríamos decir con permiso del resto de bandas que era su noche; factor apoyado por estar tocando ante el público de su ciudad que les llevó en volandas todo el show y, por supuesto, por su flamante último trabajo “Swallow n’ Shut Up”. Hay pequeños detalles que engrandecen a las bandas y sus directos, y en el caso de SEXPLOSION lo primero que llama la atención son las dos figuras femeninas, de tamaño casi natural, que flanquean el escenario directamente extraídas del logo de la banda  y perfiladas por luz roja. Un adorno  tan sencillo como efectivo en armonía con la imagen el grupo, totalmente Hard Rockera/Sleaze, y es que estas cosas suman puntos siempre.

SEXPLOSIODSCN2658bN empezaron fuerte con “Justified Agression”, “Go Down to Get Higher” y el single “Bitch House”, todas ellas acompañadas por mucho movimiento en el escenario, poses, etc destacando especialmente en ese aspecto el bajista Fernando y siendo quizá un poco más tímido en escena el guitarrista Álex. Era el momento de retomar temas de “Powerful as its name”, el primer disco de la banda, así que el concierto seguía con la vacilona y sexual “She´s Ready to Lick” y “Don’t tell me who I am”, con una sala que en estos primeros compases del concierto presentaba el mayor número de asistentes hasta el momento.

El público además estaba 100% implicado con el concierto ya fuera coreando, bailando o incluso luciendo camisetas de las bandas, ¡claro que sí! Con esta comunión entre grupos y público los conciertos funcionan a tope.

Por mi parte sólo había tenido ocasión de ver a SEXPLOSION una vez, y fue de banda telonera de LIZZY BORDEN. La diferencia de aquel bolo con el de hoy era palpable, y es que sin accidentes de roturas de cuerdas de por medio y una posición más cómoda en el cartel, la confianza que el grupo mostraba en el escenario era mucho mayor. Tanto que podríamos hablar de desparpajo, especialmente concentrado en la figura y buena pose del frontman Guilermo -Starless- brillando a la guitarra y, sobre todo, a la voz con ese registro tan Tom Keiffer (CINDERELLA) del que hace gala y que tanto destaca en la entrada en limpio de “Just Fight”, uno de los mejores temas de “Swallow n’ Shut Up” .

Otra de las canciones que mejor funcionó fue “State Corruption” un puñetazo directo tanto en la música como en la letra como nos comentaron los propios SEXPLOSION cuando vinieron a Corsarios. Me atrevo a decir, a  raíz de las reacciones de los asistentes, que “Swallow n’ Shut Up” ha calado más entre la gente que “Powerful as its name”, y fue un hecho que quedó patente en “Price of Ecstasy”, emparedada entre “State Corruption” y un curioso popurrí de “Tears in the Sand” y “The chance”, aunque s11072212_10205325516530242_2038168420_ni hablamos de reaccionar, lo que puso la sala patas arriba fue “You Could Be Mine” de GUNS N ROSES. Gran y potente pegada de Juan, el batería,  a veces sacrificando un poco de precisión, pero esto es Hard Rock y la entrega prima sobre la ejecución, al menos bajo mi rasero.

Ya estábamos encarando la parte final del concierto y “The Hunting” y “Leap in the Dark” iban a servir como punto y seguido antes de que los bises “Afire” y “Love’s Infected” concluyeran definitivamente el show por todo lo alto. Seguro que SEXPLOSION se retiraron con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo y de la buena respuesta de público (mérito compartido con OVERLOUD y RAYGUN REBELS por supuesto).

Texto RAYGUN REBELS: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Texto: OVERLOUD: Fernando Checa (fernando@redhardnheavy.com)

Texto: SEXPLOSION y fotos: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: Andrés Abella (Fotoconciertos), ¡muchas gracias, amigo! 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »