Crónica del concierto de BLIND GUARDIAN+ORPHANED LAND en Madrid

BLIND1BLIND GUARDIAN+ORPHANED LAND: Domingo 19 de abril de 2015 (La Riviera, Madrid)…

Un domingo por la tarde no es que sea muy buen día para ir de concierto, pero nosotros dejamos grabadas nuestras obligaciones en Corsarios y nos marchamos a la sala La Riviera para asistir a la descarga de BLIND GUARDIAN, teloneados por los israelitas ORPHANED LAND. Esto es lo que vimos y disfrutamos…

Fue una gran sorpresa descubrir al llegar la enorme cola que daba la vuelta desde tempranas horas de la tarde, cosa que sinceramente yo no me esperaba por la gran cantidad de conciertos que se celebran en Madrid, y éste en concreto tenía un precio no apto para todos los bolsillos. Entramos en el recinto y nos asustamos al descubrir una niebla tipo Londres del SXVIII, una iluminación muy pobre de tonos verdes que nos puso los pelos de punta ya que era difícil ver y más reconocer las caras de los conocidos de lejos. Un horror (aunque luego con los protagonistas mejoraría la cosa)… Gente de todas clases y sobre todo mucho público femenino jovencito en las primeras filas esperando ansiosos ver a los israelitas, curioso. Vamos ya pues con ORPHANED LAND…

Esta banda es de lo más original, te gusten o no. Su procedencia ya les hace pintorescos porque desgraciadamente en su país, Israel, es más normal dedicarse a tocar la ametralladora que darle a la guitarra, y menos al Heavy Metal (aún más perseguido que por nuestras tierras europeas). Su estilo es definido por ellos mismos como “Oriental Metal”, algo muy acertado ya que su sonido es una mezcla muy original de Heavy Metal con una serie de acordes de música de su zona (que no exclusivamente de su país), es decir, árabe, que es como una banda sonora para hacer la danza del vientre con distorsión en las guitarras y fuerte batería, ¡genial!

Con un telón grande de fondo con su logo (muy bonito y vistoso, por cierto), salieron a temprana hora siendo muy bien recibidos sobre todo cuando apareció su vocalista, Kobi Farhi, con una especie de túnica (sotana rara como escuchamos por ahí, jeje) en negro, descalzo, su barba y su imagen a lo Jesucristo/nazareno pero tatuado (esto es de nuestro compañero Esquitino) aunque es bastante lógico ya que ambos dos son del “mismo pueblo” y/o cercanías. No sonaba muy bien al comienzo, la neblina todavía estaba presente en la sala y las luces no eran muy allá aún, pero ya se encargaron los técnicos de que, al menos visualmente, que todo recayera en Kobi, auténtico maestro de ceremonias, comentando el show y presentando los temas en un correcto castellano y mostrándose toda la banda encantada, sonriendo y disfrutando en el escenario, tal y como debe ser.

ORPHA12El show de ORPHANED LAND se basa principalmente en su música, la acertada combinación de músicas de la zona del Oriente Próximo con el Metal más básico para dar como resultado un sonido muy divertido, muy entrante, exótico, agradable de escuchar y sobre todo perfecto para saltar y pasártelo genial con ellos. La banda, además, pone todo de su parte con una buena compenetración, con una poderosa base rítmica y unos detalles tan sorprendentes para nosotros que por lo menos acaparan primeramente tu interés si no lo has escuchado. Me gustan mucho más con las voces limpias a cargo de Kobi, eso sí, porque los guturales no son lo suyo precisamente… pero la verdad es que tiene una agradable voz y sabe llevarse a la gente de calle: es como un líder espiritual religioso pero en metalero y eso siempre está bien.

Consiguieron una respuesta increíble del público, acompañando con palmas y saltos a la banda en todo el show perdonando que algo lleven grabado (las intros, algunos sonidos orientales y las voces femeninas) pero supieron agradecer los riffs bien interpretados a cargo de Chen Balbus e Idan Amsalem (qué raros estos nombres en una escena ahora llena de músicos escandinavos) con el bajista, Uri Zelcha, a lo AMON AMARTH (haciendo headbanging todo el rato) durante todo el show. Mención especial a Matan Shmuely a la batería, bastante joven, muy poquita cosa pero con una fuerte pegada. Se llevaron un aplauso sincero y emotivo cuando Kobi comentó que provienen de una zona llena de espantosos conflictos pero que han podido comprobar que la única forma de unir a las diferentes etnias por allí (musulmanes, cristianos, coptos, etc) es a través del Heavy Metal… y realmente tiene toda la razón, un fuerte aplauso para ellos que lo están haciendo.

Fue un show la verdad que nada aburrido, alternando temas más rápidos con otros más bailongos para culminar con el que han alcanzado más éxito, el “Norra El Norra” que nos puso a bailar como locos, a mover los brazos todos al unísono de izquierda a derecha (como en WITHIN TEMPTATION) y a cantar con ellos mientras Kobi iba presentando a su banda. Fue de menos a más, sobre todo con el tema del sonido y las luces que cuando ya se pudo escuchar limpiamente, a buen volumen y con las luces no sólo recayendo en Kobi, hicieron que nos gustaran a casi todos (ndr: bueno, quizás los más clásicos recelaron más de la propuesta). De hecho, lo mismo en un concierto completo de ellos ya te resultan repetitivos pero aquí, en La Riviera, supieron abrir una noche inolvidable con muy buena nota.

ORPHA6Ya he tenido la oportunidad de verles varias veces y me parece una banda ante todo muy interesante de escuchar, gente que te abre la mente a nuevos sonidos que a priori no pueden estar dentro del Heavy Metal pero sí, ellos lo consiguen. ORPHANED LAND es una banda de las que confirma que la música, sobre todo el Metal, amansa a las fieras. ¡Bravo por ellos!

– El setlist de ORPHANED LAND en esta gira es:

  1. All Is One
  2. The Simple Man
  3. Barakah
  4. The Kiss of Babylon (The Sins)
  5. Let The Truce Be Known
  6. Brother
  7. Olat Ha’tamid
  8. Sapari
  9. Norra El Norra (Entering The Ark)
  10. Ornaments of Gold

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

BLIND GUARDIAN

Para gustos los colores con ORPHANED LAND, como se suele decir, aunque es innegable que lo hicieron bien y que la gente estuvo con ellos. Personalmente me dijeron muy poco, y no es que yo sea talibán precisamente (si me permitís la broma etimológica) pero no me entraron más que como concepto e idea (y me gustaron mucho las explicaciones sobre la propuesta del cantante, una cosa no quita la otra)… ahora, musicalmente deseaba que salieran por fin los protagonistas de la noche, no puedo decir otra cosa… que para eso está el perfecto comentario previo de Rocío con otro punto de vista sobre los teloneros de esta noche… El caso es que la espera y el “sufrimiento” previo merecieron la pena con creces…

BLIND6Así, llegaba el momento álgido de la noche, el concierto mas esperado y esos más de 120 minutos que desde primera hora de la tarde tenían pero que muy buena pinta. Me explico: los que llevamos taaaaantos conciertos a nuestras espaldas, lo notamos, lo olemos, lo predecimos… y pocas veces nos equivocamos. Y es que hay veladas en las que todo pinta a ganador, desde el ambiente, la situación, las caras de la gente, el propio buen estado de las bandas (y el hambre que muestran, que no siempre vienen hambrientos y seguros de sí mismos todos los grupos)… De hecho, ya nos habían chivado que la noche anterior en Barna el concierto había sido espectacular (y eso que aquí no sacaron camisetas futboleras, jeje), y en la capital todo apuntaba a que la noche iba a ser al menos tan épica como la última vez en la misma sala hace ya cinco años, que se dice pronto. Además, el propia Hansi aludiría varias veces durante el concierto a la fantástica visita anterior del grupo en la misma sala presentando “At the edge of times”… ¡y finalmente reconoció que esta vez habíamos estado igual o incluso mejor!

Por supuesto que España, y Madrid en concreto, son de las plazas más fuertes de la banda en todo el mundo (me atrevería a decir que como mucho con la excepción de algunos lugares puntuales de Sudamérica), y lo saben, y por ello venían pletóricos, con una seguridad exultante (casi insultante diría yo, y más tratándose de un grupo de “tímidos” como son BLIND GUARDIAN), y sabiendo que la noche sería única. Curiosamente no nos habían preparado un show especialmente visual ni con mucha producción, ¡ni falta que hizo!, aunque sí hay que resaltar un fantástico y vistoso juego de luces como principal aderezo del show. Muy a la ochentera, además, jugando con equipos móviles y haces de luces de distintas formas y tamaños… y LEDS, que se note que estamos en 2015 de todas formas. Y con mucho gusto en el tratamiento de las mismas según el rollo de cada canción, jugando mucho con los colores, las sensaciones y demás, e incluso aportando mensajes puntuales en algunos temas, muy vistoso por ejemplo en canciones como “Fly”.

Por otro lado, me sorprendió que no hubiera telones o similares, y más con un diseño gráfico tan impresionante como el de su último trabajo, “Beyond the red mirror”, ni proyecciones ni nada similar como la gira anterior. Pero insisto, no hizo falta porque la banda estuvo espectacular, desde un Hansi más frontman y suelto que nunca (vale, no es Bruce Dickinson, pero de verdad que alucinamos de verle con tanto desparpajo, bromeando en todo momento y siendo protagonista del show en primera línea en todo momento), los habituales André y Marcus por los que parece que no pasa el tiempo. Como mucho decir al respecto que André ha dejado atrás su eterna Charvel roja por un par de modelos de Ibanez más modernos… (aunque la que más usó fue la roja, jeje, que no podía ser de otra manera). Y finalmente el “nuevo” batería, Frederik Emhke, que es cierto que no es el más guapo ni “salerosos” de la escena pero como instrumentista un 10, brutal… ¡Vaya tres bestias pardas!… y luego Hansi entonado y en buena forma (y con ganas), ¿qué más podemos pedir?

Para el final dejo a los nuevos de verdad, sobre todo el bajista (que el teclista ya lleva unos cuantos años con ellos… nada más y nada menos que desde el 97, en la sombra primero y más activo en los últimos años). Lo dicho, buena elección la de Barend Courbois (bajista de los holandeses VENGEANCE, además de reputado músico de sesión), aunque le vimos todavía algo más estático y “tímido” de lo que su experiencia e imagen presupone… De cualquier manera, excelentes músicos y perfectos complementos para los “jefes”, aunque sea en segunda fila pero con mucha presencia sonora en el show, que es lo importante. Bandaza de relumbrón, vaya, algo que quizás hace años no diríamos de BLIND GUARDIAN pero que a día de hoy están a un nivel de directo de primera división.

BLIND11Comentario además que entronca con el sonido de la noche, prácticamente perfecto en todo momento, con una nitidez, potencia y calidad digno de lo que es la banda a día de hoy: un superclásico y un grupo de primera línea. Es más, no sólo a nivel de calidad y potencia de sonido, por alabar primero la parte técnica, por decirlo así, sino sin duda destacar la caña y la entrega de la banda en este sentido durante todo el show, que mezclaron de maravilla el preciosismo musical de los temas más nuevos (o de canciones que requieren la interpretación técnica más perfecta, como en el caso de “Imaginations from the other side” por ejemplo) con esa furia y vendaval sonoro de sus composiciones primigenias, ¡espectacular! Y menciono de nuevo a Hansi, que para mí fue la más grata sorpresa, no sólo por mostrarse más distendido y desatado que nunca, sino que además cantó de lujo, incluso abarcando varios registros y sin flaquear la voz ni un momento de las dos horas y pico del show, ¡perfecto! Y además no se cortó un pelo en comentar muchas cosas entre tema y tema, bromear constantemente con nosotros y con la banda, echarnos merecidas flores (ese “¡sois los mejores!” tan habitual en él, dicho con ese marcadísimo acento teutón que se gasta) y, en definitiva, tomando por fin ese papel de frontman que otras veces le hemos podido echar en cara, por defecto.

Y finalmente, lo dicho, en España se sienten muy, muy queridos, que es difícil asistir a conciertos con una comunión entre público y banda tan grande (con SAXON o MAIDEN quizás, pero a su vez es diferente a la devoción que les tenemos a los bardos en España). Y esta vez se demostró con creces una vez más, del primer momento al último, con coros constantes, cantando todos los temas, los “oés, oés” que cada vez les regalamos a menos bandas, palmas, brazos en alto… ¡ambientazo en toda regla!… y ellos encantadísimos del baño de multitudes que recibieron en este caso en Madrid (supongo que algo perfecto para el ego, por mucho que ellos sean tan tímidos y sencillos como siempre, y sobre todo para sentirse tan valorados y apreciados como les demostramos en España desde aquellos primeros conciertos en el Canciller años ha…). No en vano, anunciaron que estaban grabando el concierto para un futuro trabajo en directo… que entiendo que están grabando varios conciertos de la gira, pero de cualquier manera España es el lugar perfecto para esto, sin duda.

A nivel del setlist, buena elección del mismo, abarcando desde su primer disco al último, pero sin excederse en la profusión de temas nuevos (aunque vinieran presentando “Beyond the red mirror” como decimos), ni excluyendo ningún trabajo de su discografía en el repertorio (sólo dejaron fuera “A night at the opera” creo, lo que se agradece, jeje), y sobre todo acertando con ese detalle de incluir agradables sorpresas no habituales cambiando el set de gira a gira. Es más, parece que no están repitiendo repertorio al 100% en la gira, cambiando dos o tres canciones del set cada noche… dejando encima margen para darnos el gustazo a los españoles de regalarnos, a petición del respetable, ese “Majesty” que tanto nos pone las pilas (impagable el momento de Hansi comentando que sigue sin entender porqué nos gusta tanto esa canción en España)… y encima tocándola a su velocidad y potencia primigenia, ¡qué maravilla!

Comenzaron puntuales minutos antes de las 9 de la noche, ante el rugido del respetable y esa emoción que se palpaba en el ambiente de los conciertos especiales. Era la extensa “The ninth wave” la que abría el show, de manera ambiciosa como en el nuevo disco, para poner las cartas sobre la mesa e informarnos de que esta noche no se hacían prisioneros. Y más credenciales pasando de lo más nuevo a lo más viejo con una cañerísima e inesperada “Banish from sanctuary” que nos supo a gloria a los más “viejos” del lugar. Por cierto, curiosa mezcla de público esta noche, desde viejos fans del grupo hasta nuevos cachorros del metal totalmente encantados de ver por fin a la banda incluso por primera vez en muchos casos. Personalmente soy de los primeros, e incluso más seguidor de la banda de los tiempos de “Imaginations…” para atrás, pero sin duda “Nightfall” y “Fly” son ya dos puntales del repertorio del grupo, y así se demostró con creces.

BLIND10Del disco anterior, quizás yo hubiera elegido una más cañera “A voice in the dark”, pero “Tanelorn” les quedó de lujo. El nuevo trabajo estuvo puntualmente representado, y “Prophecies” fue muy bien recibida (y sonó de maravillla), pero está claro que la sonrisa producida por el primer caramelo de la noche no tuvo precio: “The last candle”, ¡casi nada! Tras esto, era el momento del primer “parón” de la noche, quizás el único punto que no me terminó de convencer del show… y no por el mini show acústico sino por el hecho de que hubo tres o cuatro paradas durante todo el concierto que quizás cortaba un poco el ritmo. De cualquier manera, “Miracle machine” y sobre todo “Lord of the rings” (“¿conocéis a un tan Saurom?… ¿y a un tal Frodo?”, como lo presentó socarrón el vocalista… ahora mucho más delgado y con el pelo ya definitivamente corto, por cierto) hicieron las delicias de todos y además se vivió el primer momento netamente “sing along song”, de ésos que a los artistas le tienen que poner todos los vellos de punta.

Seguíamos en una nube y de repente ración extra de zapatilla, para dar contraste, y todos a mover la peluca con “Time what is time” (basada en “Blade Runner”, según contó Hansi, que yo al menos no lo sabía), y que en Barcelona fue sustituida por “Welcome to dying”, que no cayó en Madrid, mecachis… La que no podía faltar era el ya superclásico “Imaginations from the other side”, sonando quizás demasiado pronto en el set pero que fue espectacular… ¡cómo suena el grupo en directo a estas alturas! Primera “falsa despedida” y de nuevo rápido al escenario que “Into the storm” nos volvía a atronar desde aquel “Nightfall in Middle Earth” que sigo pensando que hubiera sido de sus mejores trabajos de no ser por las farragosas intros que poblaban aquel disco del 98. Todo un misil directo a la línea de flotación que nos volvió a encender al máximo, quizás un peldaño menos “Twilight of the Gods”, recuperado inmediatamente por “Valhalla”, de sus primerísimos tiempos y que sigue sonando con el mismo poderío y épica de siempre (eso sí, el alargar hasta el extremo la parte de corear al final se me sigue haciendo un poco pesado).

Última breve parada para coger fuerzas, que “Wheel of time” requería concentración máxima, aunque está claro que no podía faltar esa momento mágico de cantar todos juntos “The bard´s song”, con la banda flipando una vez más con la reacción del respetable y agradeciendo como toda la noche la respuesta del público con ellos. Y sí, somos unos pesados, pero ya es tradición que BLIND GUARDIAN tengan que tocar “Majesty” sí o sí en nuestro país… y ellos lo hacen encantados aunque no la tengan en el set de la gira europea (como tampoco lo tenían en la anterior). Brutal cómo sonó, desde esa divertida intro de teclado hasta el ataque frontal de las guitarras y la batería, e incluso con Hansi haciendo headbangin´ (como puede ya sin pelo, jeje) en la primera línea del escenario. Y para terminar, también a petición de todos, “Mirror, mirror” puso la guinda a un concierto perfecto y a una nueva exitosa venida de los bardos a nuestro país.

Nos adoran, les queremos y encima están a un nivel excelente, ¿qué más podemos pedir? Bueno, por ser pejigueros y “protestones”, reconozco que torcí el gesto cuando comprobé que no caerían ni “Welcome to dying” ni “Journey through the dark” ni “Bright eyes” ni sobre todo “Lost in the twilight hall”, imperdonable a mi modo de ver… De todos modos, y fuera de las pataletas típicas de fan, fue una noche memorable y un conciertazo de bandera. Y es que se salieron y se vaciaron completamente, demostrando que, gustos personales aparte, están posiblemente en el mejor momento de su carrera… al menos en directo… ¡Enhorabuena!

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Paredes (¡excelente trabajo!)

– Setlist del concierto de BLIND GUARDIAN:BLIND3

  • The Ninth Wave
  • Banish from Sanctuary
  • Nightfall
  • Fly
  • Tanelorn (Into the Void)
  • Prophecies
  • The Last Candle
  • Miracle Machine (acústico)
  • Lord of the Rings (acústico)
  • Time What Is Time
  • Imaginations from the Other Side 
  • War Of Wrath (intro)/ Into the Storm
  • Twilight of the Gods
  • Valhalla 
  • Wheel of Time
  • The Bard’s Song – In the Forest
  • Majesty (que no estaba en el set)
  • Mirror Mirror
  • At the Edge of Time (outro)

 

Comments

2 thoughts on “Crónica del concierto de BLIND GUARDIAN+ORPHANED LAND en Madrid”

  1. Pingback: Bloque de noticias del lunes 11 de mayo 2015 |
  2. Trackback: Bloque de noticias del lunes 11 de mayo 2015 |
  3. Pingback: Primeras confirmaciones para el Rockfest y novedades |
  4. Trackback: Primeras confirmaciones para el Rockfest y novedades |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »