Crónica de WARCRY en Madrid

WARCRY – Madrid, sala La Riviera (08-11-2014)
WARCRY tenía pendiente la reválida en directo de su álbum “Inmortalen un lugar tan importante y especial para muchas bandas como Madrid. Eligieron la Riviera, sitio de menor aforo al que nos tienen acostumbrados y, menor aún, por el tijeretazo a 1800 personas por parte de nuestro querido Ayuntamiento de Madrid.
Como resultado, los asturianos se presentaban en Madrid con un montaje a medio gas, aunque muy espectacular e inteligente y, no sé si por exigencias, carente de pirotécnica y, por supuesto, ningún tipo de juego con fuego. La próxima vez será… Como punto positivo, recuperaban la enorme pantalla trasera de su anterior gira, donde se fueron sucediendo vídeos con la temática de cada una de las canciones. Era una noche de WARCRY para su público, y más de dos horas y media de intenso concierto así lo demostraron. Sin teloneros, los asturianos empezaron puntuales a eso de las ocho y veinte de la tarde con una Riviera en sold-out técnico (se podía caminar por los laterales sin agobios por la reducción de aforo) rendida a sus pies, dispuesta a disfrutar de un gran show.

Con una intro de  temática egipcia de su nuevo disco, salió el grupo con “Quiero oírte” como pistoletazo fulgurante de salida. Clásico desde el primer momento, y compuesto para su público, éste es uno de los temas más redondos de la trayectoria reciente de WARCRY, y lo saben. Y también supimos con el primer tema que la banda no nos va a defraudar. Contentos, entregados, alegres, comunicativos y cañeros, la fiesta empezó, convertida en una comunión entre el público y la banda, que desgranó muchos de sus clásicos arropando a bastantes temas de su último  trabajo.
Así fueron cayendo temas como “Venganza”, “La última esperanza”, la siempre impresionante “Perdido”, o “Cobarde”, ésta última con una especial presentación en contra del maltrato a la mujer y al miedo que sienten ante esta desafortunada situación. Y nos fuimos dando cuenta de otro pequeño “pero”: el sonido general no iba a ser lo mejor de la noche. Sin oírse mal, los técnicos no supieron exprimir el buen sonido que puede dar La Riviera. Los teclados y la guitarra rítmica brillaron por su ausencia. Sonido flojo en general ante la baja presencia de las seis cuerdas.
WARCRY I
Siguió avanzando la noche con toda la banda en estado de gracia y disfrutando. Víctor García, cantando muy bien y controlando el escenario con esas poses de la casa; Pablo, haciendo fácil lo difícil a la guitarra, y quizá el más comunicador con el público de manera gestual; Santi Novoa, eficaz en su trabajo y muy cañero, teniendo en cuenta las limitaciones de su puesto; y una base rítmica con Roberto García al bajo y Rafa Yugueros a la batería simplemente impresionante. Especial mención para Rafa, que se metió un palizón de más de dos horas y media con un set list más bien rápido en su tramo final.
Además, no quiero dejar pasar en esta crónica, uno de los puntos que hacen grandes a WARCRY. Aparte de contar con unos veinte o treinta temas que son himnos de por sí, y que muchas bandas serían incapaces de componer, WARCRY siguen llevando a bien la cercanía con el público, el respeto, las bromas constantes al público, sin ser pesados ni hacer largos parones. Además, se respira un clima de total cordialidad y buen rollo entre sus miembros que se transmite a los espectadores.
La avalancha de temas siguió en un concierto largo y con sólo una pausa antes del bis. “Ardo por dentro”, “Amistad”, “La maldición del templario”, con la intro de voz incluida y un video impresionante con la catedral de Notre Damme en llamas como protagonista, “Huelo el miedo”, “La vieja guardia” y “El guardián de Troya” fueron algunos de los temas que quedaron retratados en este concierto tan especial. La guinda del pastel la pusieron (con Víctor guitarra acústica en mano) con la interpretación en vivo por primera vez de “Mi tierra”. Aquello se venía abajo, con un público cantando a muerte y entregado.
WARCRY II
Y así, desgranando temas, llegamos al final con “Hoy gano yo”, tema perfecto para terminar lo que fue un triunfal paso de WARCRY por Madrid, con las pegas de un escenario algo minimalista para lo que nos tienen acostumbrados y un sonido que, simplemente, no fue bueno. Eso sí, suplieron estas carencias con temas, entrega, profesionalidad y pasión. Un diez para WARCRY, y que sigan en este estado de gracia por muchos años.
Texto y fotos: Javier Paredes 

Comments

One thought on “Crónica de WARCRY en Madrid”

  1. Pingback: Crónica del segundo concierto de WARCRY en Madrid |
  2. Trackback: Crónica del segundo concierto de WARCRY en Madrid |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »