Crónica de UFO y REDS’ COOL en Madrid


[000103]UFO+REDS’ COOL (Sala But Madrid 7-11-2015)…

Estuvimos en la Sala But de Madrid, disfrutando de una noche llena de Rock de siempre, con los legendarios U.F.O. y, abriendo para ellos, unos desconocidos REDS’COOL venidos desde Rusia con amor para calentar el ambiente. Unos y otros nos dejaron encantados. A continuación Pablo Mayoral y Rocío Gómez os lo cuentan con detalle:

Los encargados de abrir la noche fueron los rusos REDS’ COOL. Desde luego que sólo con el nombre (que podríamos traducir como “Lo rojo mola” o, en juego de palabras, “Escuela Roja” si buscamos los dobles [000099]sentidos) ya habían despertado nuestra curiosidad e interés. Seguro que ninguno de los más madrugadores que entraron a la sala a ver a REDS’ COOL se arrepintieron de haberlo hecho, sino todo lo contrario. Sobre el escenario pudimos ver a un grupo de Hard Rock en la onda de SKID ROW, un rasgo dado sobre todo por la voz de su cantante Slava “Spark” Aleksanov que muchas veces sonaba a Sebastian Bach. Canciones como “Hey You” o “Strangers Eyes” sirvieron también para el lucimiento de un Ilya “LU” Smirnov a la guitarra que destacaba como virtuoso en una banda en la que ninguno de sus miembros era manco precisamente.

Lo estaban haciendo tan bien que incluso pudieron permitirse invitar a la gente a corear el estribillo de “Bad Story”, de su primer trabajo, y el público entró al trapo llevando a REDS’COOL en volandas hasta el final de la actuación. Un gran concierto de una banda muy, muy interesante.

UFO - Sala But 07.11.20154De cara al concierto de UFO había bastante gente y de todas las edades en la But. La fantástica formación británica fue recibida muy cariñosamente cuando, sobre las 21:10, aparecieron en escena con una gran sonrisa Andy Parker (batería), Vinnie Moore (guitarra), Rob de Luca (bajo), Paul Raymond (teclados) y el carismático vocalista Phil Mogg. Arrancaron con muy buen sonido con “We Belong to the Night”, pudiéndose comprobar cómo casi no pasan los años por ellos. Todos se mantienen en general en buenísima forma: Phil tanto en la voz como de aspecto o Paul que no ha abandonado su peinado británico de finales de los 70’s (¿Llevaba peluca?, ¿si?, ¿no?… se admiten apuestas) con su camisa estampada y su chaleco.

Vinieron presentando su nuevo álbum, “A Conspiracy of Stars”, pero dieron un repaso a toda su larguísima carrera intercalando temas de este último álbum como “Run Boy Run”. Precisamente ése fue el tema elegido (cayó en tercer lugar del set) para que Vinnie Moore comenzara a darnos una lección magistral de cómo sacar las mejores notas de su guitarra. Hay que decir que lo mismo que disfrutábamos viendo a la banda tan cerca, pudiendo observar todos los detalles, no ocurría así con Andy Parker. El motivo era que su batería estaba a ras de suelo, a la misma altura que sus compañeros, permaneciendo demasiado escondido al fondo del escenario y no dejando que viéramos sus movimientos mientras transcurría el concierto.

Gran parte del protagonismo recaía en Vinnie, que no dudaba en acercarse hasta el límite del escenario (y más allá, echándose tan encima de las primeras filas que creíamos que se nos iba a tirar encima) mientras que Phil se contoneaba, bailaba, sonreía y se trincaba una cerveza tras otra mientras nos mostraba su sonrisa mellada (ndr: según él nos contó personalmente antes del concierto de broma que le arrancó el diente no el Ratoncito Pérez sino Vinnie Moore una noche que necesitaba algo parecido a una púa) y todo su arte. Considerando la edad que tiene (67 años), lo bien que se ha hidratado a lo largo del tiempo y la vida que lleva con tanta gira; conserva una voz genial, con un sentimiento, un algo, que no sabes lo que es pero que resulta sumamente atractivo… como en “Fight Night”, lenta e intensa.[000108]

Se mostraron muy simpáticos, cercanos y, poco a poco, metiéndose más y más en el show con bromas por parte de Phil, comentarios pícaros y dando las gracias intentando dirigirse a nosotros en castellano con su correctísimo acento londinense mostrando que se lo estaban pasando en grande. Phil Incluso le arrancó más de una amplia sonrisa al impertérrito Paul Raymond, que alternaba teclado con guitarra sin inmutarse hasta pasados muchos temas.

Cuando llegó el, digamos, primer clásico de la banda con “Lights Out”, el ambientazo en la sala era tremendo, coreando y dando palmas todo el público mientras Phil emocionado, con sus pequeños ojillos chispeantes ya, levantó en horizontal el micrófono para dar rienda suelta a todo el carisma que tiene. El caso es que no se mueve mucho pero es eso, las caras que pone, su forma de moverse y su voz (a veces demasiado seca y rasgada para mi gusto), pero que es la pieza perfecta para un show muy divertido, escénicamente hablando, además de genial en la parte musical.

Con “Messiah of Love”, otro corte del nuevo álbum, dejaron a Vinnie que nos impresionara con su forma de tocar la guitarra, ¡qué grande! Es un espectáculo verle tan metido en su papel, disfrutando, moviéndose, poniendo caras de felicidad al tocar sintiendo las notas, tal y como hacían los grandes de otros tiempos. Relacionado con esto hay que darle una colleja y presentar el libro de reclamaciones al técnico de luces, encargado de fastidiarnos toda esa [000054]magia cuando Vinnie se movía y nos quedaba un foco horrible, enchufándonos directamente a los ojos y cegándonos de tal forma que el 90% de las primeras filas teníamos que ponernos la mano en los ojos para no vender cupones de la ONCE unos minutos más tarde.

Esto comenzó a pasar cuando el ya mencionado, y odiadísimo, técnico, le dio por enchufar todos los focos que estaban… no mal puestos, ¡lo siguiente!… no pudiendo mirar al escenario por su intensísima luminosidad. Si encima tienes los ojos claros, como es mi caso, esto te hace polvo. Fue lo peor con mucho de todo el show, ajeno totalmente a la banda, pero que les fastidió muchísimo a tenor de lo que muchos comentamos a la salida.

Se nos pasó un poco el mosqueo al escuchar “Venus”, de la época en la que Michael Schenker estuvo con ellos (fruto de la composición entre Mogg y el alemán, una joya), en la que Vinnie volvió a cambiar de guitarra para coger una acústica que sonaba de maravilla. Estuvo cambiándo de guitarras todo el rato: una bonita, la otra preciosa… que sacó una colección magnífica dando más dinamismo aún a su actuación. Mientras, sus compañeros le arropaban y Phil, mucho más animado, se agachaba a su lado entre bailando y buscando algo. Otro tema muy aplaudido y coreado fue el clásico “Only You Can Rock Me”, con todo el mundo bailando ese ritmo tan seductor para arrancar al final unos cánticos futbolísticos de “¡U.F.O., U.F.O…!” muy agradecidos por la banda que también se escucharon por toda la sala tras caer “Cherry”, con una bufanda o similar colgando del mástil de la guitarra de Vinnie.

[000118]Llegamos ya a uno de los puntos más álgidos, y es que ¡qué genial fue la descarga de “Love to Love”! Teniendo a la banda entregadísima en un tema de esos que empiezan poco a poco, va creciendo y se intensifica hasta dejarte K.O. con una gran sonrisa. Buenísima la interpretación y la actitud de la banda, dejando constancia de nuevo de la calidad y de la clase que les sale por todas partes. Nos hicieron bailar y disfrutar como locos, incluso en otro tema nuevo, “Messiah of Love”, del erróneamente presentado por Phil como “A Curiosity …” en vez de “A Conspiracy of Stars”, con Rob de Luca y  Vinnie al frente del escenario, ellos dos a saco, dejándonos encantadísimos.

Nos íbamos ya acercando al final de un show que no queríamos ninguno que se acabara, salvo por los horribles focos que seguían molestando y que nos fastidiaron de nuevo ver a la banda en su fantástico “Rock Bottom”. Phil estaba desbocado, y la banda mostrándose como es, algo muy grande en un reducido espacio y con todos en la sala cantando el fácil estribillo mientras dábamos palmas. Un momento genial de comunicación entre U.F.O. y el público para irse durante unos minutos y volver con nada menos que con el tema que da paso a lo que más queremos, los primeros compases del “Doctor, Doctor”, que son el pistoletazo a los shows de IRON MAIDEN (ndr.: aquí no salieron, vaya por Dios pero saltamos como en las giras de la Doncella) para continuar con un “Shoot, Shoot” tremendo, con todos bailando y aplaudiendo llegando a las 22:55h.

Casi dos horas de un concierto genial y, si no hubiera ido el técnico de luces a trabajar esa tarde, hubiera sido ya de diez. Genial U.F.O… que hay que volver a verles donde sea aunque es verdad que se les disfruta más en sala.

El setlist completo de la banda. en Madrid, en la Sala But fue:

  • We Belong To The Night
  • Fight Night
  • [000119]Run Boy Run
  • Rollin’ Rollin’
  • Venus
  • Only You Can Rock Me
  • Burn Your House Down
  • Cherry
  • Love to Love
  • Messiah of Love
  • Making Moves
  • Rock Bottom
  • Doctor Doctor
  • Shoot  Shoot

Crónica y fotos RED’S COOL – Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com) 

Crónica U.F.O. – Rocío Gómez (rocío@redhardnheavy.com)

Fotos UFO: Augusto Javier Arévalo (¡Muchas gracias!) y Pablo Mayoral 

 

 

Comments

3 thoughts on “Crónica de UFO y REDS’ COOL en Madrid”

  1. Pingback: Crónica del concierto de Michael Schenker’s TEMPLE of ROCK en Madrid |
  2. Trackback: Crónica del concierto de Michael Schenker’s TEMPLE of ROCK en Madrid |
  3. Armor says:

    Muy buenas. Es curioso como la misma experiencia vivida en diferentes personas tiene diferentes matices.
    http://www.theconcertinconcert.com/cronica-ufo-reds-cool-sala-but-071115/
    https://www.facebook.com/JuanMorillasLivePhotography/posts/540858982737213
    Soy el técnico de iluminación mencionado. Me considero una persona que acepta muy bien las criticas y comentarios , puesto que esto supone una ayuda a mejorar ( cuando la critica es acertada y bien fundamentada ). Lo de la colleja también estoy dispuesto a aceptarlo soy una persona bastante fornida y con buen aguante, ahora… agarrense cuando vuelva, que las mías vienen cargaditas … .
    Estoy agradecido por el intento de aporte de información, pero te explico:
    Los que vemos muchos conciertos, sabemos que hay ciertas limitaciones y problemas que hacen que no sea posible que todo el mundo este contento cuando acude a un show; el sonido no llega igual de bien a todos los lados y la luz molesta mas en unos sitios que en otros, eso lo sabemos todos.
    Para disfrutar de un buen show y hacer unas buenas fotos ( no como las de este articulo, por cierto … ) y se necesita una buena iluminación, y eso es lo que hay en la sala BUT, no dicho por mi, si no por la inmensa mayoría de la gente que pasa por la sala, prensa, publico, músicos, fotógrafos, etc …
    Recuerden que la opinión de uno no es la de todos.
    Un saludo y cuando tenga mas sugerencias estoy dispuesto a escucharlas. Al fondo de la sala. Detrás de la mesa de luces estoy yo.

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Un saludo y gracias por contestar y debatir. Las limitaciones de las salas son las que son muchas veces y nosotros, críticos, comentamos lo que nos parece al respecto en cada concierto. A veces acertamos y a veces no, pero agradecemos siempre las respuestas cuando en algo no se está de acuerdo con lo que escribimos. De cualquier manera, las opiniones de los colaboradores o miembros del staff no son verdades absolutas sino su opinión al respecto, subjetiva, sobre una noche concreta. Nosotros aceptamos y respetamos lo que escriben nuestros redactores pero igualmente aceptamos las réplicas de los “afectados”, por supuesto!

      Un saludo y la próxima volvemos a comentar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Translate »