Recuperamos la crónica de Rivas Rock 2015

20150505-rivasRivas Rock 2015: 16 de mayo de 2015, auditorio Miguel Ríos, Rivas Vaciamadrid (Madrid)…

Previo a la profusión de festivales que semanas después vamos a ir disfrutando en nuestro país este verano (Resurrection, RockFest, Leyendas del Rock…), es siempre un placer contar con una buena tarde/noche de rock nacional con clásicos de toda la vida. Se puede “criticar” que no había mucha innovación en el cartel, cierto, que las bandas escogidas este año “están muy vistas”, y que encima se presentan todas ellas en fases avanzadas de sus respectivas carreras, e incluso en algunos casos no en sus puntos más altos, valiendo a veces más por sus nombres e historia que por su bagaje actual. Bueno, opinar es gratis pero al final la realidad es que una tarde/noche mezclando nombres como LOS SUAVES, REINCIDENTES, SINIESTRO TOTAL, SARATOGA… es sinónimo de diversión y éxito asegurado. Y como tal, fuimos muchos los que pensamos lo mismo y un año más nos acercamos al fantástico recinto de Rivas, el auditorio Miguel Ríos, a disfrutar de una soleada tarde de buen rock nacional, cervezas, calimochos, y un montón de himnos y clásicos que sin lugar a dudas íbamos a corear, cantar y bailar a lo largo de la velada.

Ya habrá tiempo además de disfrutar de maratonianas jornadas festivaleras en junio, julio y agosto en los respectivos festivales, pero en Rivas Rock queríamos conciertos puntuales, concisos y divertidos, y como tal fue lo que tuvimos, ni más ni menos. Una lástima perdernos a la savia nueva, que es cierto que abrían la velada de la mano de dos de las formaciones más interesantes de la escena punkroquera/rock urbano de los últimos tiempos: DESAKATO y GRITANDO EN SILENCIO. A los primeros nos los perdimos completos y a los segundos sólo pudimos ver los últimos compases, ya entrando en el recinto, salGritandoudando a los primeros amigos y demás. Y es que en mayo ya pegaba duro el sol a la hora de la sobremesa, con lo que reconozco que costó salir de casa y aparcar a tiempo de verles. Tirón de orejas merecido para mí, pero no llegué…

Eso sí, lo que ví de GRITANDO EN SILENCIO me gustó, aún sin sonar cómo seguro que el grupo tiene que sonar en concierto propio, y demostrando morro, desparpajo y saber hacer encima del escenario. Tienen aún margen de mejora pero apuntemos el nombre para cuando empecemos a tachar grandes nombres en activo de la lista de históricos del rock nacional. El tiempo lo dirá pero grupos como ellos son los que seguramente sean importantes en el futuro…

BOIKOT:

Así, comenzábamos el día de verdad con los madrileños BOIKOT, antaño abanderados del movimiento punk en la capital y que en los últimos años ya han ido gravitando, según el disco/momento/concierto de turno, sobre el punk rock adolescente,/ska/rock urbano… Ya no me atrevo a calificarles como tal de hecho pero, sin perder ese deje festivo a la par que reivindicativo, a su manera, todavía siguen teniendo muchas cosas que decir. En este caso lo cierto es que escogieron su faceta más festiva/festivalera, dejando la caña, rabia e incluso el punk rock más combativo para otra ocasión. Cuestión de gustos, supongo, pero a mí me dejaron muy frío esta vez, aunque la gente se lo pasó en grande coreando sus himnos más conocidos y festivos como “Bajo el suelo” (con gran coro femenino y cantando Alberto, el guitarrista), “Inés”, “Ska-lashnikov”, “Korsakov” o “Mentiras”. Personalmente prefiero cuando dejan las trompetas y la parte más ska y facilona fuera y se dedican a acordarse de sus primeros años netamente punkies cuando criaban cuervos y demás.

boikot2Ya para cerrar, recurren a su amigo Bode de PORRETAS para que les eche un cable con “Grita en alto”, también superfacilona… Menos mal que nunca falta para cerrar su imprescindible versión de “Kualquier día” de PIPERRAK que han hecho suya después de tantos años. Todo un himno del estilo y que sigue teniendo la misma vigencia y rollo que el primer día…

En fin, ni sonaron bien, ni me transmitieron casi nada esta vez, que el rollo revolucionario facilón y de reivindicación festivalera/calimochera no me suele decir demasiado a estas alturas. De todos modos, supongo que los más heavies, punkies y roqueros clásicos no somos ya el público más objetivo de BOIKOT, porque la gente no paró de cantar y bailar, las cosas como son, pero la realidad es que les he visto concierto MUCHO mejores en los últimos años… que encima sonó fatal.

SINIESTRO TOTAL:

Curioso el hecho de que al terminar BOIKOT se fue mucha gente dejando a SINIESTRO con mucho menos aforo que minutos antes, pues nada… ellos se lo perdieron. Eso sí, hace años que los gallegos están metidos en esa tesitura semibluesera y cada vez menos punk/roquera gamberra marca de la casa con la que todos hemos crecido. De cualquier manera, siempre es un gusto reencontrarnos con ellos de vez en cuando y comprobar que, cuando se dejan de experimentos y de conciertos defendiendo su nuevo material, todavía son más que válidos para arrancarte unas sonrisas, recuerdos, bailes y buenos momentos. Y más en un festival, donde como es lógico recurrieron a muchos clásicos, esas canciones y tonadillas inmortales que conoce hasta el apuntador y que tantos años después siguen siendo ley. ¿Ejemplos? Pues  “Camino de la cama”, “Todo por la napia”, “Ayatollah” y demás.

SiniestroCierto es que sin Miguel Costas han perdido muchísima frescura y rollo, pero aún así es inevitable partirte de risa con la ironía de Julián entre tema y tema, y es imposible no cantar a voz en grito las inteligentes letras de temas como “Cultura popular”, “La sociedad es la culpable”, “Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos”, “Paseando sobre el agua” y demás. Y sin hacer de menos a sus versiones marca de la casa, que muchos aún todavía consideran “Vamos muy bien” un tema de SINIESTRO y no de OBÚS, y que en directo es una fiesta siempre… y un poco tres cuartos de lo mismo con “Miña terra galega” y “Somos Siniestro Total” para cerrar, jeje. Pero vamos, que ya iba cayendo el sol, apurábamos los minis y se te soltaba la cadera y la lengua, cuando de repente lo que estaba sonando eran cosas como “No hay jipis en las Cíes”, “¿Qué le debo?”, “Cuanta puta y yo qué viejo” y “Bailaré sobre tu tumba”… ¿quién puede resistirse a eso? En fin, sin duda concierto de menos a más y que acabamos disfrutando desatados. Cerrando además reivindicativos de verdad, que nunca falte, con el himno Soviet sonando de fondo… En fin, unos grandes, trajeados y aún en forma… cuando quieren.

LOS SUAVES:

Ya de noche, a las 22:30 era el momento de los cabeza de cartel y uno de los conciertos más esperados de la noche, y es que era la primera parada de LOS SUAVES en Madrid en esta larga gira de despedida en la que les veremos unas cuantas veces. Resumiendo muy rápido el show de Rivas: mucho mejor que en Viña Rock pocos días antes, pero aún bastante lejos de lo que espero que sean los mejores conciertos de despedida de los gallegos. Aquello hasta arriba, eso sí, y con la banda siempre cumpliendo a su nivel, y eso que no sonó bien el concierto en absoluto. ¿Yosi?, pues lo dicho, mejor que en Villarrobledo y espero que peor que en otros de los conciertos que aún me quedan por ver antes de despedirme de LOS SUAVES… el primero en Leyendas del Rock en agosto. Y la gente entregada de cualquier manera al barbudo ¿vocalista? (vale, dejémoslo “sólo” en genio compositor, poeta maldito y letrista a estas alturas, aunque me duela reconocerlo) y sus secuaces.

Los SuavesEso sí, simpatía, calidad musical y temazos a raudales, desde los iniciales “Palabras para Julia”, “Maldita sea mi suerte”, “Si pudiera” y demás, hasta la enjundia de “Viajando al fin de la noche”, “San Francisco Express” o “El afilador”. Incluso pudimos disfrutar de alguna sorpresa menos habitual como “Esta vida me va a matar” o el final superguitarrero de “La noche se muere” ya sin Yosi sobre el escenario. Al final me quedo con aquello de haberles visto una vez más, de haber disfrutado de nuevo con una de mis bandas de cabecera y con saber que lo van a dejar cuanto menos de manera digna y presentando a la banda en su última etapa en buena forma, siempre y cuando Yosi responde, claro.

Y nada, una banda de guitarras, como siempre remarcan, que nos quiere y a la que queremos… mucho. Una pena que ya nunca más veremos conciertos gloriosos y legendarios del gato negro de la noche, aunque salir de cada nuevo último concierto con una sonrisa y habiendo pasado una hora y media de buen rock n´roll marca de la casa, bien vale el que cada vez esté más cerca el final de verdad.

REINCIDENTES:

Pasada ya la medianoche, seguíamos recordando tantas y tantas noches de conciertos juveniles de la mano de los sevillanos REINCIDENTES. Reconozco que tras años sin verles me dejaron frío el año pasado en Alcobendas, y esta vez andaba con la mosca detrás de la oreja también. Afortunadamente, y aunque están lejos de la velocidad y rabia de años pasados, en Rivas nos ofrecieron un buen concierto marca de la casa. Eso sí, insisto, nada que ver con la apisonadora sonora que eran Fernando, Barea y compañía encima de un escenario hace no tantos años. Ni siquiera a nivel de imagen (y eso que me gustó ver a Madinna con “cresta” roja), ni de voz, pero bueno, todos crecemos, y perdemos agilidad, agresividad, potencia y filo, es inevitable… mientras mantengamos el pelo, la actitud y las ganas de protestar, vamos bien.

Es cierto que algunos mensajes de sus canciones ya se me quedan algo atrás, que mi concepto de lucha y denuncia ha cambiado un poco con los años, y a día de hoy soy más partidario de cómo siguen reivindicando las cosas gente como El Drogas o Evaristo y sus GATILLAZO que REINCIDENTES o BOIKOT por ejemplo, pero musicalmente es imposible no disfrutar con el grupo y recordar y reverdecer épocas pasadas. Eso sí, mezclando en el repertorio temas clásicos con canciones de nuevo Reincidentescuño, muy interesantes en el caso de “El comercio del dolor”, “La ciudad de los sueños” o “La cuneta del olvido”…, aunque no tanto en otros casos, que los años no pasan en balde para nadie, compositivamente hablando también.

Aún así, se presentaron sin dejar de lado nunca la preocupación social y las letras comprometidas, siempre “Al asalto” como han hecho durante toda su carrera, metiendo el dedo en el ojo empezando por Andalucía, genial la socarrona “Móntate una estafa” (con mensaje hoy tan válido como cuando la escribieron a principios de los 90, o más)  o la imprescindible “Kukaratxa blanca”, pasando por España y sin olvidarse nunca de su querida Latinoamérica. De cualquier manera, compromiso, resistencia, actitud y diversión de la mano de las imprescindibles “Jartos de aguantar”, “Vicio”, “Nazis nunca más”, “Rip rap”, “Ay Dolores” y demás, que no faltaron. Al final, sin ser ni de lejos el mejor concierto que he visto de la banda, cumplieron de sobra y nos dejaron con buen sabor de boca, “Un día más”, que no es poco a estas alturas.

SARATOGA:

Supongo que a propósito, por aquello de ser los que musicalmente más se salían de la tónica sonora previa, era el momento de cerrar la noche a ritmo de heavy metal. Semanas antes se anunciaba que SARATOGA sustituían a OBÚS en el cartel por aquello de tener a Fortu todavía sobreviviendo… No era mal cambio a priori, y no lo fue, aunque es cierto que quizás OBÚS casaba más en el cartel por el puntito más roquero y público más “generalista” que tienen los de Entrevías. Ahora, en cuanto a calidad musical y caña, sin duda SARATOGA se llevaron el gato al agua esa noche. Eso sí, al ser los últimos se tomaron la prueba de sonido con calma y tardaron más de media hora larga en salir, que hizo que fuéramos sólo los acérrimos, los más heavies y algunos curiosos los que nos quedamos al concierto completo, que ya hacía frío, era tarde y los madrileños no eran un grupo que le gustara rotundamente a todos los fans del rock urbano y nacional que habían estado cantando y bailando previamente con BOIKOT, REINCIDENTES Y demás.

Como decía antes, los que no se quedaron se lo perdieron, que los renacidos (o semireunidos más bien) SARATOGA se pegaron un conciertazo de tomo y lomo, una descarga 100% de heavy metal de las que tiran para atrás, lluvia de watios mediante, y con esa actitud, poses y sSaratoga2onido que, para bien y para mal, no habíamos visto aún sobre el escenario de Rivas en toda la velada.

También vimos posiblemente a los mejores músicos del día, con permiso de nombres como Alberto Cereijo, claro, pero está claro que ver encima de un escenario a un guitarrista como Jero Ramiro, a un bajista como Niko del Hierro y a un batería como Dani Pérez, no es moco de pavo… Y un cantante como Tete Novoa, ¡uff!, espectacular, y eso que me parece que se sigue excediendo en poses y en gustarse. Ahora, cantando y como frontman, un 10, ¡qué tío! Que sí, que lo ideal es que la reunión de la formación clásica fuera con Leo, pero toda vez que ha sido él de Fuenlabrada el que no ha querido, la mejor opción sin duda es el de Pinto, si me permitís el guiño y la broma a la zona sur de Madrid.

De cualquier manera, una apisonadora sonora y un placer volver a ver a la formación unida encima de un escenario, sobre todo a Niko y Jero que en el fondo fueron siempre el motor del grupo. Buen sonido, mucha caña, excelencia instrumental sobre las tablas y todo un grupazo ya con Tete establecido en esta nueva formación de SARATOGA. De hecho, era el primer bolo que daban en Madrid y pasaron el examen con nota, repasando lógicamente muchos temas de la época “Agotarás” como “Con mano izquierda”, “Angel de barro”, “Resurrección”, “A morir” (qué tralla!)… Puntales de los primeros tiempos del grupo como “Heavy metal”; que fue un placer volver a escucharla, o “Vientos de guerra” y “Maldito corazón”, con la voz de Tete cortando como una cuchilla. o el momento tranquilo de “Si amaneciera” que, preciosa, pero en una noche con tanta caña me sobró (eso sí, preciosa acústica de Jero con la imagen de la iguana). Por cierto, curioso el que recuperaran “No sufriré jamás por tí” de la última etapa de la banda, y lujazo el cerrar a ritmo de “Perro traidor”…

Habrán tardado mucho o poco en reunirse, que yo ahí no me meto, pero lo cierto es que están efervescentes y no hay más que ver la sonrisa de Jero y el ímpetu de Niko para darse cuenta que, con respeto máximo a todas las etapas de la banda, esto marcha.Perfecto fin heavymetalero (ya de madrugada) para un festival que empezó de manera más festiva y calurosa a horas tempranas, y que se remató con una ración de caña de las que te hacen ponerte firme y “serio”… que al final lo nuestro es el heavy metal… aunque seamos también roqueros y punkies.

General5¡Buen Rivas Rock este año! y, nada, a esperar ya a la edición de 2016 que seguro que también nos gustará y nos traerá sorpresas musicales atractivas e interesantes en la que será entonces su tercera edición. Gracias como siempre a la gente de Sufriendo&Gozando y Bola 9 por el buen trato y las facilidades. ¡Nos vemos el año que viene!

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Gil

Comments

2 thoughts on “Recuperamos la crónica de Rivas Rock 2015”

  1. Pingback: Actualidad de SARATOGA, y confirmación de nuevo disco en 2016 |
  2. Trackback: Actualidad de SARATOGA, y confirmación de nuevo disco en 2016 |
  3. Pingback: Parental Advisory Explicit Fest y Rivas Rock… y novedades de Viña Rock |
  4. Trackback: Parental Advisory Explicit Fest y Rivas Rock… y novedades de Viña Rock |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »