Crónica del concierto de TOUNDRA en Madrid

IMG_6172TOUNDRA: Madrid, Jueves 29 de Enero (sala Joy Slava)

La céntrica Joy Slava abrió sus puertas el pasado jueves 29 de enero, para recibir la presentación del esperado cuarto disco de los madrileños TOUNDRA, titulado «IV». Bastantes días antes habían colgado el cartel de “no hay entradas”, por lo que decidieron organizar apresuradamente un bolo el día anterior en la misma sala. Este primer concierto (primero en cuanto a fecha, segundo en organización), tuvo una buena aceptación y se vendieron muchas entradas, como se puede ver en las fotos colgadas en su perfil de Facebook.

Para calentar el ambiente ese jueves noche, contaron con la valiosa colaboración de TRONO DE SANGRE, grupo que sacó el año pasado su primer larga duración, muy alabado por los propios TOUNDRA. No conocía a la banda, y en mis necesarias pesquisas, averigüé que la comparan, salvando las distancias por ser referentes, a CONVERGE y a THE DILLINGER ESCAPE PLAN, aunque con un cariz más melódico. Personalmente el Hardcore y sus variantes, como el Post-hardcore o el Screamo, no los controlo, por lo que fui con las orejas abiertas para ver qué podía aprender. Y siendo francos, me dejó un poco destemplado… Es un estilo que no suelo escuchar y que, a mi modo de ver, tampoco entra fácil. De primeras daba la sensación de ser una amalgama sonora, a ratos punk, pero donde primaba de manera excesivamente hegemónica la sonoridad.

Desde mi ignorancia, me recordó a unos primigenios THE MARS VOLTA, con su propio toque personal y zapatillero. Finalmente no quedé descontento, y tuve la sensación de que si los trabajo un poco puedo sacarle jugo a la banda. En definitiva, volvería a escucharlos de nuevo. El set list de TRONO DE SANGRE, que me lo ha proporcionado la banda muy amablemente (¡gracias chavales!), fue el siguiente:

  1. «Cabezas borradoras»IMG_6533
  2. «Devoradores de cuerpos»
  3. «El crepúsculo de los dioses»
  4. «El baile de los malditos»
  5. «El antropólogo inocente»
  6. «Mona Lisa»
  7. «El ángel exterminador»
  8. «Las huellas del pianista»
  9. «Saló»

TOUNDRA, el ansiado plato principal, abrió el concierto tal como comienza el «IV»: con sonido de pajaritos que nos transportan a su historia. Es la leyenda que narran en “Strelka”, en la que dos zorros huyen de su bosque porque está en llamas. Ésta fue la primera piedra del gran espectáculo que fueron construyendo minuto a minuto, una exhibición de destreza a lo grande de principio a fin. A los chicos de TOUNDRA les gusta su ciudad y hacerlo bien, y así lo demostraron. Es cierto, que la Joy Slava no suele ser el sitio predilecto de rockeros y metaleros para acudir a conciertos. Sin embargo TOUNDRA repitieron este lugar como escenario de su show, quizá porque tienen cogido el truco al recinto. Posiblemente esto les ayudó a que el sonido fuera, en general, excelente. Por poner una pequeña pega en este sentido, el bajo sonó alto gran parte del concierto, mientras que a los instrumentistas invitados costaba a ratos discernirlo por el escaso volumen que tenían.

El “IV” quedó desgranado casi al completo en esta magnífica noche de jueves, tocando del mismo seis de los ocho temas que lo componen. Además, tuvieron tiempo de sobra para repasar su discografía previa, algo que no es de extrañar cuando ofreces a tu público casi dos horas de concierto, y no racaneas con 75 minutos como tantos otros. Tras la apertura, siguieron dos temas perfectos para calentar el ambiente e ir subiendo la intensidad, que es cierto que empezó un poco fría, al más puro estilo post-rock: “Marte” (del “III”) y “Magreb” (del “II”). Volvieron al «IV» con tres temas seguidos, «Lluvia», «Belenos» y «Viesca», y ya con los percusionistas invitados haciendo su aparición.

IMG_5974Como veis, el ambiente se iba calentando y llegados a “Viesca”, el punto de inflexión del bolo, había sobre el escenario todo un elenco de músicos invitados: tres de viento, dos violines, un violoncello y los dos percusionistas. El subidón del tema, con su interludio in crescendo, y el sonido alcanzando sus mejores cotas, hizo que el público se activara notablemente. En medio de ese éxtasis, y aprovechando la coyuntura de tanto músico en escena, se marcaron “Requiem”, un precioso tema que nos hizo vibrar de principio a fin.

Los chicos de TOUNDRA se hicieron eco de las buenas vibraciones que estaban creando, y empezaron a meterse más en el concierto. Anteriormente sólo Esteban, uno de los guitarras, había estado dando muestras de esa electrizante presencia escénica que atesoran, pero a partir de aquí toda la banda empezó a moverse más. El “nuevo” guitarrista, Macón (ADRIFT, EL PARAMO), que ya lleva una temporada, no se quedó atrás, mostrando su buena integración con el grupo. Según comentaba mi amigo Ayhan, asiduo de los conciertos de este grupo, la “reciente” adquisición, entra al juego, dándole presencia y más juego escénico. Este nuevo impulso les sirvió para enganchar con “Kitsune” y mantener alto el interés. Además, este tema fue el que sirvió de adelanto de su nuevo disco, cuyo vídeo oficial podemos ver en este enlace. A partir de aquí, comienza la parte final del concierto, donde TOUNDRA interpretó los temas con más tirón de su carrera.

Se volcaron en este tramo de la actuación, moviéndose mucho y fomentando que el público respondiera con fervor en muchas ocasiones. “Zanzíbar”, fue muy celebrada en este tramo del show. La enlazaron con “Cielo Negro”, para seguir dando más TOUNDRA de la buena. Dificultades técnicas, hicieron que tuvieran que improvisar una jam session de sonido íntimo durante unos minutos: Se había estropeado un pedal, lo cual hizo que se cayera “Espirita”, prevista para los bises (o al menos es la explicación que le doy yo, puesto que inicialmente estaba en los set lists del escenario). Durante este momento improvisado, se colocaron unas luces anaranjadas que daba sensación de cilindro en torno al grupo y el público. Creó un efecto muy hipnótico, y casi parecía que ese momento jam fuera algo previsto. Lo único que se me pasaba por la cabeza es que un gato allí se hubiera vuelto loco, siguiendo las luces.

“Oro Rojo”, el tema que cierra “IV”, fue el elegido para seguir este interludio. Ciertamente, con el tiempo creo que llegará a ser un clásico de este grupo, y desde luego a mí me gusta mucho. Era el momento de poner toda la carne en el asador, y así hicieron un suculento chuletón de “Bizancio” que hizo las delicias del respetable. Y como postre, “Medusa”, un gran colofón que dio cierre a una velada donde disfrutamos mucho. TOUNDRA confirmaba así, que son el referente a nivel nacional. Es natural que haya interés por ellos en el extranjero pues, como yo, toda la gente con la que hablé tras el bolo, quedó encantada con el concierto.

Set list TOUNDRA:IMG_6287

  1. «Strelka»
  2. «Marte»
  3. «Magreb»
  4. «Lluvia»
  5. «Belenos»
  6. «Viesca»
  7. «Réquiem»
  8. «Kitsune»
  9. «Zanzíbar»
  10. «Cielo negro» (tema improvisado por rotura de pedal)
  11. «Oro rojo»
  12. «Bizancio»
  13. «Medusa» (Bis)

Texto: Gonzalo «The iron matron»

Fotos: Juan Antonio Seves

 

 

 

Comments

One thought on “Crónica del concierto de TOUNDRA en Madrid”

  1. Pingback: Bloque de noticias del 15 de mayo de 2015 |
  2. Trackback: Bloque de noticias del 15 de mayo de 2015 |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »