Crónica de KATAKLYSM+SEPTICFLESH+ABORTED en Madrid

KF_Amorphis_PosterA1.epsKATAKLYSM+SEPTICFLESH+ABORTED – Jueves 4 de febrero de 2016, sala Caracol…

Fría noche en Madrid pero eso no hizo que nos quedáramos en casa y más cuando en la Sala Caracol de Madrid actuaban tres bandas de primera: los canadienses KATAKLYSM, los griegos SEPTICFLESH y, abriendo para ellos, los belgas ABORTED. Cartel de lujo que tuvimos la suerte de disfrutar gracias a Madness Live que trajo esta gira para poder ver en sala a estas bandas habituales en grandes festivales europeos.

No había mucha gente a las 19:00, hora en la que estaba anunciada la apertura de puertas, pero un jueves la gente tiene que trabajar y después desplazarse hasta la sala, así que no presentó una entrada buena ya hasta la actuación de los griegos… sorprendiéndonos al encontrarnos gente más metida en otros gustos dentro del Metal que poco tienen que ver con estas tres bandas y que también supieron apreciar sus conciertos. Otro hecho curioso fue el puesto del merchandising, el mayor que hemos visto dentro de una sala, con variada oferta de los 3 grupos a 20€ la camiseta. También vimos la nueva decoración de las paredes y una plataforma en el suelo muy apreciada por las bajitas como yo, aunque la usé poco al querer verles lo más cerca posible.

ABORTED:

_DSC2647 copiaLos belgas salieron como ya hemos comentado teniendo poco de todo, me explico. Tuvieron poco espacio para moverse (por la batería de los cabeceras), poco tiempo de actuación y poca luminotecnia, algo demasiado habitual en esta sala en la que es habitual que los músicos estén demasiado en penumbra. Buen sonido en general pese a todo, aunque a veces retumbaba un poco, muchas ganas de verles y la banda respondiendo muy profesionalmente y dándolo todo sabiendo salir vencedores de su actuación aprovechando muy bien los recursos con los que contaban.

Después de verles a todo trapo en el Eindhoven Metal Meeting 2014 (con enorme escenario), fue genial verles como si estuvieran empezando su carrera. Sven De Caluwe, su calvo vocalista, no paró quieto ni un minuto, yendo cual león enjaulado por el escenario dándolo todo mientras el resto (Mendel Bij De Leij y Ian Jekelis a las guitarras, JB Van der Wal al bajo y Ken Bedene a la batería) se mostraron muy unidos sabiendo en todo momento qué hacer, dónde ponerse en el escenario (en el medio metro que tenían los pobres) aunque tanta perfección resultó quizás un poco fría, como demasiado estudiado. Su apuesta musical, mezcla de Death con algún toque Grindcore (lo que más me gusta de ellos, esos pequeños adornos discordantes), consiguieron una cálida respuesta de los asistentes… que no participación alguna en las peticiones de Circle Pits de Sven que ya desistió al ver que no estaban las primeras filas por la labor.

Me gustó la imagen corporativa que ofrecían (todos con la misma camiseta de gira, haciendo la mejor publicidad para la banda), por cierto. Cayeron tres de su EP último “Termination Redux” sin dejar temas de su discografía tan importantes como “Saw and the Carnage Done” de 2003, un clásico con el que cerraron su corto pero intenso show. Luego pudimos ver a Sven vendiendo él mismo camisetas, haciéndose fotos con los fans aunque no mostrándose muy acertado en su relación con los medios aunque sí accedió a escribirnos personalmente los larguísimos nombres de sus temas en la libreta, ya que no llevan setlist impreso (¡gracias!).

Corto pero intenso y muy profesional. El setlist de ABORTED en la Caracol de Madrid fue:

  • _DSC2562 copiaMeticulous Invagination
  • Parasitic Flesh Resection
  • Necrotic Manifesto
  • Hecatomb
  • Termination REdux
  • Expurgation Euphoria
  • Holocaust Incarnae
  • Coffin Upon Coffin
  • Bound in Acrimony
  • Sanguine Verses
  • Threading Prelude
  • Saw and The Carnage Done
SEPTICFLESH:

Los griegos aparecieron en escena a eso de las 21:00, ya teniendo mucho más público que se apretaba contra las primeras filas para ver a esta banda puntera del llamado Symphonic Death Metal, con temática totalmente dedicada a dioses ancestrales y su historia, e incluso algunos dejes de Black en su propuesta. Tras sonar por la PA una intro muy solemne y tétrica, aparecieron en escena Seth Siro Anton (voces y bajo), Christos Antoniou – Guitarras (y orquestación) Sotiris Anunnaki V. – Guitarra y voces limpias y por último, Kerim “Krimh” Lechner a la batería y percusión arrancando con “War in Heaven” de su primer álbum, “Titan”, tal y como vienen haciendo en su tour luciendo Seth un atuendo demasiado carnavalesco para lo extremos y oscuros que son.

_DSC2735 copiaSonido bueno, un poco más de iluminación que con ABORTED (aunque no mucha) y demasiados efectos grabados que, aunque son importantes en sus álbumes, me resultan fuera de lugar en directo. No me gusta nada ni los ecos de los finales de las voces y mucho menos sonidos sampleados, violines grabados y demás parafernalia que, aunque le dan un efecto solemne y épico (como en “Prototype”), por mí los pueden dejar en el Partenón o en la Acrópolis cuando salgan de gira. Ahora, son parte de su estilo y sonido, y sus fans en general los aprecian así que nosotros sólo dejamos constancia de nuestra opinión al respecto.

Un show aplastante, denso, agónico, oscuro, misterioso y, para mi gusto, muy atractivo en definitivaintentando descubrir el careto de su guitarra Christos Antoniou debajo de las larguísimas rastas que gasta… aunque precisamente no es que sea el tipo más alegre y cercano del mundo porque, eso sí, comunicación con el público tienen poca… recayendo toda ella en Seth, que se mantuvo muy altivo, muy en su papel de líder presentando los temas explicando su temática como en “Anubis”, “Pyramid God”, el corte más fácil para los oídos, más bailable y cuyos ritmos me recordaron a los mejores momentos (en algunas partes sólo) a los primeros SISTERS OF MERCY.

Alternancia de ritmos más rápidos y grandilocuentes como en “Order of Dracul” (con doble bombo bestial) para pasar a partes lentas, con efectos grabados para pasar de nuevo a un chaos controlado que es en realidad la apuesta de sonido que tienen. Alternancia también de growls con voces limpias, frecuentes cambios de ritmo, acelerones y paradas, melodías en las guitarras en alternancia con distorsiones imposibles que hacen su música más atractiva en principio destacando la actuación de su batería, nada espectacular a la vista pero sí a los oídos.

Finalizaron su show con “Prometheus”, también perteneciente a su aclamado “Titan” y que fue dedicado por la banda a sus compañeros de gira dejando a su batería solo para que finalizara él el show a las 20:45… Efectos grabados, sí, pero buena actuación de los griegos que van subiendo peldaños en el panorama más extremo afianzándose con buenos shows como este de la Caracol, cuyo setlist fue:

  • War in Heaven_DSC2682 copia
  • Communion
  • Order of Dracul
  • Pyramid God
  • Prototype
  • The Vampire from Nazareth
  • Anubis
  • Prometheus
KATAKLYSM:

Nunca antes (que yo recuerde) había tenido el gusto de ver a esta banda en una pequeña sala y, tras las increíbles descargas de Wacken 2015, Metaldays (brutal) y hace años en el Metalfest de Dessau (Alemania), no sabía cómo iba a resultar su propuesta en formato “familiar”… ya que lo que más me gusta de su show es la entrega de la gente a la hora de hacer crowdsurfing a su petición, moshpits y similares resultando unas descargas divertidísimas y espectaculares pero… ¿y en sala?… Y voy más allá: ¿qué pasaría en España?, porque he comprobado mil veces que aquí, por carácter o por lo que sea, no somos tan dados a participar de esos actos aquí, y nuestros metaleros son más “sosos” en este sentido si nos comparamos con otros públicos centroeuropeos.

A las 22:15 salieron los “canadienses” teniendo una aparición también muy estudiada, con Jean-Francois Dagenais (Guitarra) y Stephane Barbe (Bajo) colocándose encima de las plataformas de ambos lados del escenario mientras Oli Beaudoin se sentaba detrás de su kit de batería… dejando a Maurizio Iacono salir el último, para arrancar con un “¡viva España!” (en castellano), frase que repitió varias veces a lo largo de su intensísimo show. Les pusieron más luces, como banda protagonista, teniendo buen sonido pero la voz de Maurizio muchas veces quedaba demasiado baja, demasiado escondida tras los instrumentos.

_DSC2981 copiaEl vocalista y sus compañeros tenían el show muy estudiado estando más que acostumbrados a que la respuesta del público sea inmediata a su apuesta de Death Metal Melódico con originales riffs limpios que les hacen sobresalir del resto de bandas de su sonido… pero en este país preferimos verles actuar antes que participar y responder a sus peticiones. El vocalista canadiense se esforzó al máximo ya no sólo en su demostración de garganta sino que utilizó la ironía (como decir que no estábamos en un concierto de Justin Bieber), hizo bromas (“nos hemos tomado demasiada sangría hoy”, jeje), nos comparó, nada originalmente para no variar en este caso, con el público de Barcelona de la noche anterior…

En fin, que se mostró de lo más cercano y simpático hasta que ya no pudo más y, tras “Where the Enemy Sleeps”, se hartó y comentó ya un tanto molesto que después de llevar 44 conciertos en la gira, ésta era la primera vez que no veía un moshpit o similar en sus conciertos, diciéndonos que no les había pasado nunca… Menos mal que la gente reaccionó y, al arrancar con “Thy Serpents Tongue”, aquello ya parecía una sala europea totalmente, con un divertido pogo arrancando las sonrisas de Maurizio que comentaba contento que “es mucho más divertido así, venga chicas, que os cuidaremos si os metéis”, consiguiendo ya animar del todo el concierto. Pobre hombre, que le costó pero al final lo consiguió.

Se basó el setlist mayoritariamente en su reciente “Of Gods and Ghosts” pero también cayeron clásicos tipo “The Ambassador of Pain” y “As I Slither” de 2004, aunque “At the End of the World”, mi favorita, no me sonó tan contundente ni con tanta fuerza como me esperaba en una sala. Sí tuvieron el detallazo muy emotivo de dedicar un tema, “The Ambassador of Pain” a todas las víctimas del Terrorismo que tanto nos ha azotado últimamente en la escena, recordando a los caídos en París para luego unirla con “Where the Enemy Sleeps”, muy acertada la inclusión de este tema en el orden del show.

Fuerza y brutalidad pero sentimiento donde se tiene que poner… Tras “Open Scars” , rápida y tremenda, vino en nada el final del show con “In Shadows and Dust” y por último “Crippled” después de agradecerle a las otras dos bandas su participación en su gira como artistas invitados (que no teloneros). A las 23:30h se terminó su show, muy aplaudidos y con sorprendentemente menos público que SEPTICFLESH, o al menos a mí me lo pareció después de ver cómo quedaban huecos en las primeras filas, pero dejándonos contentos por haber visto a tres bandas punteras, cada uno en su estilo, en su sonido y que nos hicieron pasar una noche llena de buen Metal extremo.

Ahora a esperar a verles en grandes festivales de nuevo que es donde por lo menos KATAKLYSM, se muestran más cómodos y el ambiente que logran es mucho mejor.

Su setlist en la Caracol fue:_DSC3051

  • In Shadows and Dust
  • Open Scars
  • The Chains of Power
  • Soul Destroyer
  • Where the Enemy Sleeps…
  • The Ambassador of Pain
  • Push the Venom
  • Thy Serpents Tongue
  • At the Edge of the World
  • Manipulator of Souls
  • The Black Sheep
  • As I Slither
  • If I Was God… I’d Burn It All
  • Breaching the Asylum
  • Crippled

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos: Yolanda Moreno (aquí podemos ver su web)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »