Crónica de JOE LYNN TURNER hace unos días en Madrid

JLT6JOE LYNN TURNER: Domingo 29 de marzo de 2015, sala Caracol (Madrid)…

Un domingo no es muy buen día para ir de concierto, pero nosotros estábamos encantados de ir a ver a Joe Lynn Turner, el incombustible vocalista neoyorkino en la sala Caracol. Ambientazo y muchas ganas de escuchar temas increíbles con los que hemos crecido.

Hacía mucho que no veía tanta cola en la puerta de la sala, con público mayoritariamente de la “Old school” (los maduritos interesantes como nosotros, vaya) ,pero también bastante juventud  que conocían todos los temas y que demuestran que el Rock tiene continuidad ¡Menos mal!(empezando por los músicos que acompañaban al prota) No había teloneros así que pudimos hidratarnos previamente en el bar y cotillear con los colegas antes de coger posiciones para ver muy de cerca al artista, que venía acompañado de una banda de lujo, por cierto: los suecos DYNAZTY y también de MORNING DWELL (Jonathan Olsson: Bajo / Love Magnusson: Guitarra / Georg Härnsten Egg: batería y Dwell Samuel Olsson: teclado). No se puede quejar el Sr. Turner (más conocido como Jose-lín por estos lares) de la afluencia de público que logró meter un día así al precio de 30 euros, que tal vez no hubo no llenazo, aunque poco faltó, pero sí que se rozó el “no hay localidades”.

Con retraso sobre la hora prevista, a las 21:15 se abrió el telón de la Sala Caracol y todas las miradas se centraron en él, en un Joe Lynn Turner  en su línea de elegancia: con gafas de sol, su pelo increíblemente bien arreglado (no digo más, jeje) y una camiseta muy chula de un conejo-calavera de brillo. En resumen, línea elegante italo-americana.

Con  buen sonido arrancó el concierto directamente con “Death Alley Driver”, un clásico de su etapa en RAINBOW y que consiguió al instante las caras de felicidad de los allí presentes. Conserva una buena voz y cuenta con los trucos que da la experiencia como, cuando no llega a los tonos que alcanzaba de joven (cosa lógica),  le pasa el micro al público o al bajista, pero Joe Lynn mostró que sigue teniendo una clase, un carisma y sobre todo una elegancia natural que pocos artistas conservan. Eso sí, le vimos con una tripa que no ha tenido nunca hasta ahora, tanta que parecía que le habían puesto debajo del conejito una almohada o similar. Una curva -¿De la felicidad?- un tanto rara, y es que supongo que los años no pasan en balde…

JLT8Después del apunte de “crónica de sociedad”, siguió como segundo tema con el magnífico “I Surrender”, de la misma etapa de su carrera y que cantamos todos como desesperados después de habernos dado Joe las buenas noches en castellano y de mostrar todo el rato la mejor de sus sonrisas. Lo que hay que destacar además es la compenetración de la banda y lo bien que se lo pasaron todos encima del escenario, pudiendo comprobar gestos de complicidad de unos y otros, logrando un conjunto perfecto de vocalista encumbrado y músicos (casi) a su altura. A la tercera ya empezaron las sorpresas porque pudimos escuchar su versión de “Perfect Strangers” de DEEP PURPLE que no desmereció en nada a la original de su colega Ian Gillan, quitándose aquí sus gafas macarras de sol y bailando de una forma muy sensual con su tripa llena. Un lujo tener a Joe Lynn interpretando este tema destacando la banda que en la parte instrumental se salió, perfectamente compenetrados y sonando como un cañón… especialmente destacó el guitarrista, al que Joe Lynn le dejó mucho protagonismo demostrando que ha crecido mucho musicalmente desde sus primeras visitas con DYNAZTY luciéndose en los riffs increíbles del gran “Rising Force” (YNGWIE) que cayó a continuación. Aquí Joe Lynn aprovechó para presentarnos a la banda, y la verdad es que me impresionaron mucho porque es complicado estar a la altura de un artista que lo llena todo como él, pero los suecos supieron dar cuartelillo y vida al concierto todo el rato.

Nos pusimos un pelín más románticos y dulces con el “Stone Cold” que sonó a continuación, con Joe Lynn interpretando y sintiendo todas las estrofas de un tema que nos puso la carne de gallina… mientras demostrábamos nuestras dotes cantando ya que Joe Lynn, en cuanto venía un tema así, nos dejaba explayarnos todo y más. Necesitábamos caña ya que tanta dulzura y suavidad nos salía por los bordes, así que qué mejor manera de ponernos más encendidos que dedicando un tema a Ronnie James Dio mientras se santiguaba ¡A por el “Man on the Silver Mountain” que íbamos!… con todos ya melena al viento (la suya también, sin despeinarse, curioso) para terminar con un sentido “we miss you” (te echamos de menos) mientras miraba al Cielo ¡Ay, qué intenso por DIOOOO!…

JLT3Las canciones iban cayendo una detrás de otra sin mucha pausa entre tema y tema, tan sólo para presentaciones y aclaraciones de a qué etapa de la carrera del cantante pertenecían. Ese fue el caso de “Devil’s Road”, ese temazo fruto de su unión temporal con Glenn Hughes (DEEP PURPLE, BLACK SABBATH…) y que sirvió para que Georg Härnsten Egg se luciera, y mucho, a la batería. Un instrumento que sonaba poderoso y fuerte cuando se requería. Más brutal si cabe fue la siguiente sorpresa, el “Highway Star” de DEEP PURPLE, que sonó en tonos más bajos para que Joe Lynn no tuviera ningún problema. No se cortó, eso sí, en pasarnos el micro para desgañitarnos nosotros con la banda dando caña para dejarnos con el cuello hecho polvo. Para mí fue un puntazo escuchar este tema en directo cantado por Joe Lynn, aunque luego os aclaramos por qué esta inclusión es un sí pero no…

A continuación, presentó Joe Lynn el “Deja Vu”, de su etapa con Yngwie Malmsteen, poniéndonos otra vez tiernos y tranquilos pero rememorando ese brutal disco que grabó con el carismático guitarrista sueco y que no presentaron en directo por nuestro país en sus tiempos. De nuevo, dejó que la banda se explayara sonando a veces con algo de improvisación acertada, para no copiar tal cual el tema original, y dándole su toque personal. Sobre todo se lució el guitarrista, de lo que más me gustó de la noche (aparte de que está tremendo, las cosas como son pero hay que reconocer que el rubio macizo se lució muchísimo más que cuando ha venido con su propia banda)… especialmente emocionado con los temas de Yngwie, por cierto.

Después del vacilón “Miss Mistreated”, Joe Lynn comentó, birrote en mano, que fue Roger Glover (DEPP PURPLE, RAINBOW, WHITESNAKE) quién le inspiró el título de “Spotlight Kid”, ya que se lo llamaba cuando iban a salir a escena. Una interpretación genial de este tema y más todavía la de “Long Live Rock ‘n Roll”, de la etapa de Dio en RAINBOW, con la Caracol saltando y luego siguiéndole al “¡ohhh, ohhh!” La única vez que, digamos, perdió tiempo del show para/con el público ya que los temas se iban sucediendo sin descanso entre uno y otro. Aquí hubo unos destellos breves del “Lazy” y un breve e intenso paréntesis para lucimiento del bajista (sonaba increíble donde yo estaba) y de batería mientras Joe Lynn estaba arrodillado. Momentazo total que se cortó bruscamente cuando dijo eso de “os quiero mucho pero me voy, besitos”.

Sólo eran las 22:23 y había transcurrido una hora de concierto que se había pasado volando. Con el cuento ese de “¿Queréis una más? (en castellano y a razón del precio de la entrada, queríamos una docena más) se quedaron en el escenario para arremeter con “Burn” (con el bajista ayudándole en el estribillo o … ¿fue al revés?), y ¡Oh! Sorpresa, en este caso negativa…, “Smoke on the Water”, el tema más escuchado de la historia y otra canción de DEEP PURPLE que no grabó él pero que hizo suyo durante unos minutos y con la que terminó el cortísimo concierto (una hora y 20’ no llega) y que nos dejó gritando “Can’t Let You Go”, “Can’t Let You Go!”, en espera de que tocara lo que debía de tocar, es decir temas suyos, grabados por él y no por Ian Gillan que si se ha enterado del setlist que lleva el peluquitas, estará alucinando. Por eso comenté al principio de esta crónica que sí, que sorpresas alucinantes pero…, que se fuera sin tocar “Street of Dreams” por ejemplo o mil que tiene de sus discos en solitario o acompañado (al menos una de “Slaves&masters”, “su disco” con DEEP PURPLE, o algo de sus muchos discos como JLT, ¡qué menos!) no tiene perdón. Eso sí, no miréis el setlist de sus conciertos en Inglaterra porque ahí sí lo ha hecho… España siempre el culo de Europa, ya sabéis…

En resumen, fue una delicia para nosotros verle, un placer el comprobar el crecimiento musical de los miembros de la banda que lleva, la elegancia, carisma, dulzura y las tablas que tiene en escena hace que se me cayera la baba… Pero que no tocara mucho más tiempo (tema de la edad aparte, y eso que Joe no es de los músicos de su generación en peor forma precisamente) y que se dejara tantos temas que queríamos escuchar en la maleta, pues es un tanto imperdonable… pero otra vez será.

De cualquier manera, el setlist de Joe Lynn Turner en Madrid, en la Caracol fue:

  1. Death Alley Driver (RAINBOW)
  2. I Surrender (RAINBOW) 
  3. Perfect Strangers (DEEP PURPLE)
  4. Rising Force (YNGWIE)
  5. Stone Cold (RAINBOW)
  6. Man on the Silver Mountain (RAINBOW / DIO) 
  7. Devil’s Road (HTP) 
  8. Highway Star (DEEP PURPLE)
  9. Déjà Vu (YNGWIE)
  10. Miss Mistreated (RAINBOW) 
  11. Spotlight Kid (RAINBOW)
  12. Long Live Rock ‘n’ Roll / Lazy (RAINBOW)
  13. Burn (DEEP PURPLE)
  14. Smoke on the Water (DEEP PURPLE)

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com) y Rocío Gómez

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »