Crónica del bolazo de CORELEONI en Madrid

Casi fin de gira y casi fin de año por todo lo alto. Desde «La Suisa» (dicho así por el primer vocalista de la noche) llegaron a Madrid dos grandes bandas, grandes en calidad, simpatía, profesionalidad y buen rollo. Os cuento lo bien que lo pasamos allí.

CORELEONI Y MAXXWELL – Sábado 21 de diciembre de 2019 – Madrid, sala Shoko)

Coreleoni

Un grupo descendiente de un importante pasado, con un estado presente magnífico, CORELEONI, se trajo a una banda ya situada en un buen presente (con más de una década de trayectoria, 4 discos publicados y multitud de conciertos acompañando a nombres muy destacados) y con un futuro más que prometedor, MAXXWELL. Llenaron e hicieron vibrar la sala Shoko de Madrid, que vivió otra gran noche, algo muy frecuente últimamente allí, el pasado sábado 21 de diciembre.

MAXWELL:

Saltaban al escenario como un torbellino, sin preámbulos, arrancando directamente con «She is mine», de su último disco «Metalized» y, aunque la sala no estaba aún muy llena, los presentes ya empezábamos a poner mucho interés en ese arranque tan potente. Y todo seguido, Gilberto Melendes, nacido en Venezuela y criado en Suiza, nos metió en su bolsillo con su primer saludo con acento hispano.

¡Qué simpático y divertido!, tanto en sus discursos como en sus constantes gestos hacia el público mientras cantaba… ¡Y cómo cantó! Tiene otra de esas voces rasgadas que tanto nos gustan, fuerte y muy expresiva a la vez. De hecho, toda la banda sonó muy bien, desplegando mucha energía en su áspero heavy metal, y a ratos con un divertido aire rockanrolero que se contagiaba con mucha facilidad a los de abajo.

CORELEONI

En realidad, además del sentimiento de fiesta con música muy buena, ésta fue otra constante durante toda la noche: el contagio, hacer que todo el mundo participe, la interacción fue continua durante las actuaciones de las dos bandas. El hecho de que ambos frontmen hablen en perfecto castellano es algo que ayuda, claro, hasta el punto de que algún otro músico, como el batería de MAXXWELL, tuvo que «reclamar» que no entendía nada de lo que decía su propio cantante (queja seguida de nuestra sonora carcajada, por supuesto).

En 45 minutos que se nos hicieron cortísimos, MAXXWELL nos conquistó con temas de su último álbum, entre los que gustaron especialmente «Monster Ball», «The Temple» y la propia canción «Metalized», y con algún otro corte de su discografía anterior. Acabaron con la sala llena y una gran ovación. Por eso, como pasa en estos casos de teloneros que nos encantan, pedimos que vuelvan con mucho más.

Fotos de MAXWELL en Madrid en este enlace o en el slider correspondiente:

CORELEONI:

CORELEONI

Media hora después, entre sonidos de violines, salieron al escenario CORELEONI. Con el local ya repleto y muy animado, los ex-miembros (en el caso de Leo Leoni e Igor Gianola, vaya) y los fans declarados de GOTTHARD comenzaron precisamente con «Standing in the light» y siguieron, sin pausa entre ellas, con «Love for money», «Open fire» (graciosamente introducida por los acordes del «We will rock you» de QUEEN) y la balada, gigante en Suiza por cierto, «Angel».

Cuando ya casi parecía que no nos iban a hablar, comenzó el otro show, el de un Ronnie Romero sorprendente (al menos para mí, ahora lo explico) en franca camaradería con un Leo Leoni muy animado y divertido, y unos Igor Gianola (virtuoso con su guitarra), Mila Merker (potente al bajo) y Alex Motta (brutal a la batería, sobre todo cuando le tocó hacer su solo) muy simpáticos también.

Ronnie Romero me sorprendió y mucho. Hacia demasiado tiempo que no le veía por aquí, al menos no en un concierto completo. Así que mi último recuerdo de un concierto suyo se remonta a hace ya unos pocos años. Obviamente no me sorprendió tanto su evolución vocal y técnico, tras haber escuchado en mis aparatos tecnológicos sus últimos trabajos y tras haber visto algunos vídeos. Pero verle de repente en un escenario tan suelto, tan libre, natural, tremendamente bromista, improvisador, cómodo y relajado, extremadamente comunicativo con el público, sin cortarse ni un pelo…. nada que ver con el Ronnie al que pudimos ver casi recién llegado a nuestro país.

Fue una sorpresa gratísima y nos alegramos muchísimo de ver su evolución y el nivel al que ha llegado, además de los éxitos conseguidos por Ronnie… ¡y los que le quedan por conseguir! Además, manteniendo un constante cruce de bromas y chanzas con Leo Leoni y su escaso castellano (que fue suficiente para pedir una cerveza a la camarera y comentar su calidad, para ofrecer rock n’ roll sin dinero o para felicitarnos la Navidad), hicieron que el concierto fuera dinámico, intrigante (¿qué van a hacer ahora?) y muy divertido.

CORELEONI

Tras su tema propio, «Queen of hearts», llegó otra sorpresa, volviendo a los primeros tiempos de los suizos. En el «Firedance», los dos guitarristas no dudaron en bajar a mantener un vibrante duelo de solos… en medio (literalmente) del público (como lleva haciendo Leo con su compañero en GOTTHARD desde siempre, algo que ha trasladado a CORELEONI). No puedo contar si sudaban, porque no se les veía, en medio de la sala y de la marabunta. Ronnie les imitó y también cantó rodeado de fans. Y de nuevo no se le veía, ¡pero vaya si se les escuchaba a todos!, con toda su energía.

Tras esto, siguieron cayendo más temas de GOTTHARD y alguno propio, e incluso el «I’m Your Travelin’ Man» (antes versionado por COBRA y por GOTTHARD), en el que Leo pasó de usar correctamente su «Talk box» (el tubo que modula la voz en semejanza al sonido de la guitarra) a hacernos reír a gusto con sus bromas vocales, al mismo tiempo que Ronnie desplegaba su sensualidad para «homenajear» a la de David Coverdale… que sin duda WHITESNAKE es uno de los grupos a los que tanto GOTTHARD, CORELEONI, Leo y Ronnie siempre han admirado.

Siguieron cayendo grandes éxitos de GOTTHARD, muy aclamados por el público, agradecido con detalles como el pequeño tributo de Igor a Slash (pelos en la cara y primeros acordes de «Sweet child o’ mine») para introducir el tema «Fist in your face», justo antes de acabar con «The mighty Quinn», otro de los temas que los suizos llevan versioneando desde sus comienzos y que ya es uno de los clásicos más reconocidos y reputados de GOTTHARD… y en manos de CORELEONI vuelve a sonar con la magia que lo hacía en los tiempos de Steve Lee.

CORELEONI

El concierto había estado muy bien y le dieron el final perfecto en los bises, con «Hunter» y sobre todo con el sentido homenaje a Steve Lee (al que volvemos a nombrar, con cariño y respeto), la balada «I’m on my way», con un Ronnie transformado y reencarnado vocalmente en el suizo tristemente fallecido y añorado (¡cuánta versatilidad hay en la voz del chileno!). Curioso que situaran al final el momento más emotivo, sólo roto con las notas de la banda sonora de «El Padrino» para saludar y hacerse la foto final.

Aunque no fue el último concierto de su gira (les quedaba aún Barcelona al día siguiente) ni el último concierto de nuestro año (al menos para la que escribe esto), quedó la sensación generalizada de que había sido una noche de cierre fantástica, de las que quedan grabadas en la memoria.

Texto: Mar Fuertes / Fotos: Boliche Angeles

Fotos de CORELEONI en este enlace o debajo en el slider:

CORELEONI

Setlist de CORELEONI :

  • Standing in the light
  • Love for money
  • Open fire
  • Angel
  • Queen of hearts
  • Firedance
  • Cheat and hide
  • Don’t get me wrong
  • I’m your travelling man 
  • Mountain Mama
  • Solo de batería
  • Sister Moon
  • Make my day
  • She goes down
  • Fist in your face
  • The mighty queen (versión de Bob Dylan)

Bis:

  • Hunter
  • I’m on my way

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »