Crónica de ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY en Madrid

Siempre es una delicia contar con la presencia en directo del teatral ALICE COOPER en nuestro país. A pesar de ser un mito viviente, nunca ha gozado de un gran éxito aquí… pero eso no ha impedido que hayamos podido disfrutar de su presencia varias veces. Una vez más, fue un triunfo…

ALICE COOPER y BLACK STONE CHERRY: Palacio de Vistalegre, sábado 7 de Septiembre de 2019 (Madrid)

ALICE COOPER

Esta vez se suponía que venía a presentar el EP de versiones de grupos de Detroit “The Breadcrums”, ya que la imagen de promoción era la portada de ese disco, pero la gira realmente era un tour de grandes éxitos bajo el nombre de “Ol black eyes is back” que nos sorprendería por un setlist lleno de sorpresas y no tan “mainstream” como nos podríamos esperar.

El lugar elegido fue el Palacio de Vistalegre donde ya ha venido varias veces con mayor o menor asistencia de público, como decíamos, por lo que ésta vez era una incógnita como responderían sus fans, pero al final pudimos disfrutar de casi un sold-out. El rock clásico, o más bien el rock de los clásicos, está de moda… para mal y para bien, y esto hace que este tipo de conciertos de bandas veteranas estén funcionando todas bastante bien en los últimos años, quizás por nostalgia, quizás por derecho, o tal vez porque cada vez queda menos para que, de verdad, sean las últimas veces que veamos a los grandes.

Así, pese a las entradas cada vez más caras en estos eventos, los resultados (en cuanto a asistencia de público) están siendo mucho mejores… y una vez más tuvimos Vistalegre casi lleno para disfrutar de Alicia y compañía.

BLACK STONE CHERRY:

Los teloneros serían la banda de Kentucky (EEUU) BLACK STONE CHERRY, con una apuesta musical muy positiva cuyo impacto se iría desvaneciendo a medida que transcurría su show. La banda musicalmente es muy buena, y van muy para arriba, tienen mucha presencia, unos músicos excepcionales y una música marchosa pero se olvidan de lo más importante: las canciones. Al final todos los temas sonaban iguales con unas melodías de voz muy planas, y sólo me llamaron la atención con una versión de Jimi Hendrix en la parte donde los músicos se lucían instrumentalmente.

BLACK STONE CHERRY

Para gustos los colores como se suele decir, y aunque su último trabajo «Family tree» ha sido un pelotazo, en directo aún les falta mucho para llegar al nivel que sí vimos minutos después con el jefe… Aun así, su propuesta que mama tanto de gente como LYNYRD SKYNYRD o EXTREME entretuvo a un público que iba llenando poco a poco el recinto, con temas como  “Burnin”, “Me and Mary Jane” o “In my blood”. Eso sí, sobre todos los músicos destacaba el batería John Fred Young, con una pegada increíble que no paró de moverse en ningún momento, y me pareció un auténtico descubrimiento y uno de los pocos músicos nuevos a tener en cuenta que podría estar en cualquier banda grande.

Gran telón, buena actitud y excelentes músicos… Les seguiremos la pista aún más, que quizás el problema es más nuestro que suyo, estando esta vez, además, en un papel de teloneros en un concierto demasiado difícil, por comparación y atención, para ellos.

Vemos la galería de fotos del concierto de BLACK STONE CHERRY en este enlace o debajo en el slider:

ALICE COOPER:

ALICE COOPER

A eso de las 21:15 un gran telón con los ojos de Alice Cooper mostrando varias imágenes con proyecciones nos indicaba que esto estaba a punto de empezar, y para sorpresa de todos unos coros diciendo “Feed myyyyy… Frankensteeein!!!” daban comienzo a la actuación mientras se caía el telón con un público totalmente entregado. Grandísimo comienzo con un tema poco tocado en directo de su época hardrockera.

De hecho el escenario era muy ochentero también y recordaba a la época del “Raise your fist and yell”, con un castillo que parecía sacado de una película de terror de serie B “cutre”, de cartón piedra pero muy efectivo: con pintadas, dos alturas y una especie de torreón con ventana. En el techo aparecían colgadas unas lámparas “victorianas” con poca luz que daban un aspecto todavía más tétrico al conjunto. En tiempos de tanta pantalla y tantas proyecciones insulsas se agradece un poco de realidad, y se demuestra que es mucho más efectivo un decorado de corcho que metros y metros de pantallas “frías” y proyecciones y/o telones más o menos típicos.

La banda ALICE COOPER sigue siendo tan compacta como los últimos años, ya que parte de ella están juntos desde la época de “Brutal planet” (desde principios / mediados de 2000, vaya), y han conseguido dar al bueno de Cooper una segunda juventud y consiguiendo un apoyo con mucha personalidad. Así, tenemos a sus ya míticos Tommy Henriksen (quien es su habitual co-compositor en los últimos años, por cierto) y Ryan Roxie a las guitarras, teniendo éste último un feeling brutal, que junto con Chuck Garric al bajo dan mucha solidez al grupo.

Luego la banda se completa con dos componentes relativamente nuevos: el batería Glen Sobel, quien hace un gran trabajo en los temas más hardrockeros, pero a quien quizás le falta feeling y cierto groove en los temas de los 70, y Nita Strauss a la tercera guitarra quien lleva la mayor parte del peso visual sin parar de moverse, aunque en mi opinión es demasiado “Steve Vai” para ALICE COOPER… perfecta para sus temas más heavies, no obstante, además de perfecto «componente» visual del actual show de ALICE COOPER… ¡y siendo tan macarra o más como el resto de sus compañeros!

ALICE COOPER

Volviendo al show, seguirían con un enérgico “No more Mr. Nice Guy” con un Alice Cooper desplegando todas sus artes teatrales y metiéndose totalmente al público en el bolsillo, si es que no lo estaba desde antes de empezar. Realmente llamó la atención su estado vocal, que a sus 71 años está igual que hace 30 años: cantando las canciones en el tono original y con toda la garra y fuerza que requieren los temas. ¡Un 10 para él! Otra sorpresa llegaría pronto con “Bed of nails” (del «Trash»), cantada y tocada con toda la macarrería que requiere, siendo muy disfrutada por el público. “Fallen in love” de su anterios disco “Paranormal” fue el único tema que interpreto de los 90 para adelante, quedando muy bien con ese rollo setentero que tiene. Luego con clásicos como “Muscle of love”, “I´m eighteen” o “Billion dollars babies” volvería a su época setentera pero sonando muy potente y heavy en todo momento.

Es de admirar la intensidad del show, donde los temas iban cayendo uno tras otro sin descanso y sin dejar respirar a los asistentes, algo que con un hombre de la edad de Alice es de admirar. Además, que no dejó tanto espacio para temas instrumentales de la banda ni sus ya típicas escenas teatrales, algo que quizás se echó un poco en falta esta vez, pero no hay nada que reprocharle al respecto. De hecho, la parte teatral comenzaría en el citado “Billion dollar babies” con una catapulta con la cabeza de un demonio disparando billetes, algo muy efectivo. También era curioso ver salir un muñeco gigante de un bebé que aparecía por la ventana del torreón. Todo ello muy clásico, muy efectivo, muy real… que en estos tiempos de tecnología por encima de lo demás, se agradece.

Muy pronto llegaría una de las piezas más esperadas, el gran “Poison” que caería a mitad de show y sin tanta preparación musical como las últimas veces. Eso hizo que a mi particularmente no me impactara tanto, siendo metido quizás en una parte errónea del show… aunque no deja de ser una de las canciones claves de su carrera y el público reaccionó muy fuerte. De todos modos, ésa fue quizás una de las pocas pegas del concierto, pues los temas del repertorio estuvieron muy bien elegidos, con vista sobre todo a los 70 y 80 (a partes iguales) con muchos “caramelos” para los fans más acérrimos pero quizás «falló» en el orden de los temas, que parecían todos metidos a saco con demasiada intensidad y sin momentos que el show se tranquilizara con baladas o partes más teatrales como otras veces. Pero vamos, que nadie lo tome como un reproche o punto negativo sino sencillamente como una apreciación.

ALICE COOPER

Después vendría el solo de Nita Strauss, muy visual y con muchos trucos de guitar hero pero a mi gusto aportaba poco musicalmente. A uno le gustan más los guitarristas puros, clásicos y más roqueros, ¿qué le vamos a hacer?… Otras de las grandes sorpresas de la noche fue “Roses on white lace” de su disco “Raise your fist and yell”, con su mujer Sheryl vestida con vestido de novia ensangrentado volviendo a dar un toque teatral al show. Por cierto, ¿puede ser la primera vez que la toca en directo… desde entonces?… Sin duda una de las canciones más heavies de su repertorio, y de las menos habituales en directo, ¡sorpresón!

Después llegaría la parte instrumental del show con la banda haciendo una gran labor, quizás para dar descanso al jefe, para dar paso a la parte más teatral del concierto con una gran “Steven”, también muy poco tocada, con Alice embutido en una camisa de fuerza y unos tétricos bebés gigantes que jugaban con él… Y así continuarían con “Dead babies” jugando con un bebé pequeño y la imprescindible “I love the dead” con el típico show de cortarle la cabeza a ALICE COOPER mientras su mujer la enseñaba junto con la parte cantada muy bien por su bajista Chuck Garric. La última sorpresa de la noche vendría con “Teenage Frankenstein” del album “Constrictor” sonando muy setentera, pese a ser uno de los temas clave de su etapa netamente de los 80.

Para los bises volvería ALICE COOPER con toda su artillería pesada empezando con la rocanrolera “Under my wheels”, sonando de lujo, y la mítica “School´s out” con lanzamiento de confeti y Alice vestido con chaqué blanco y sombrero de copa cerrando el show como sólo él sabe. Vale, final habitual y más roquero y festivo pero siempre tremendamente efectivo. Al final fue sólo hora y media de show, pero muy intensa sin casi descansos y dejándonos con ganas de más pero absolutamente satisfechos.

ALICE COOPER

Quizás podría habernos ofrecido un show más largo y teatral con más dinámica en el set list, pero lo que pudimos disfrutar en Vistalegre fue un absoluto conciertazo de Hard rock con ALICE COOPER pletórico ofreciendo un show que te deja sin respiración… y demostrando que, aún siendo ya más que veterano, todavía no hay nadie que le haga sombra.

¿Imitadores de su show y advenedizos del shock rock? Que sigan pasando por delante, que ALICE COPPER todavía sigue siendo el rey en lo suyo, ¡y en lo nuestro!

Texto: Carlos Esquitino / Fotos: Ángeles Salmerón

Set list del concierto en Madrid:

  • Feed my Frankenstein

    Alice

  • No more Mr. nice guy
  • Bed of nails
  • Raped and Freezin´
  • Fallen in love
  • Muscle of love
  • I´m eighteen
  • Billion dollar babies
  • Poison
  • Nita Strauss guitar solo
  • Roses on white lace
  • My stars
  • Devil´s food (instrumental)
  • Black widow jam (instrumental)
  • Steven
  • Dead babies
  • I love the dead
  • Escape
  • Teenage Frankenstein

Bises:

  • Under my wheels
  • School´s out

Vemos la galería de fotos del concierto de ALICE COOPER en este enlace o debajo en el slider

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »