Crítica del nuevo trabajo de DÜNEDAIN

banner-dunedainDÜNEDAIN -”Pandemonium” (autoeditado)…

Que a nadie se le olvide esta afirmación con la que empiezo mi análisis: estamos ante uno de los discos de heavy metal nacional del año. Así de claro y sin ninguna duda.

Este “Pandemonium”, el redondísimo nuevo trabajo de la banda DÜNEDAIN, viene a pegar un puñetazo en la mesa en términos de calidad sonora y artística y, si hay algo de justicia en esto del metal patrio, este trabajo tendría que hacer subir a estos musicazos varios niveles a nivel de expectación y asistencia a sus conciertos. El trabajo y los músicos lo merecen.

12241686_10153275323448997_8415339851523671419_nSabíamos todos también que este “Pandemonium” iba a servir a la postre para comprobar si Toni había acertado en su reciente decisión de incorporar a un nuevo vocalista, quedando él relegado a algunos coros y, en cierta manera, a seguir siendo el capo que dirige los designios de la banda en los despachos y el directo (algo que no me termina de gustar encima del escenario). Pues bien, no cabe duda: Carlos Sanz, vocalista que ya venía desfogado de MELGART e IRON WHAT?, tiene un registro absolutamente brutal, dinámico y potente y, aunque Toni nunca ha sido mal vocalista, lo más justo sería no hacer comparaciones.

La labor de Sanz desde su incorporación al proyecto ha hecho que la estética sonora y visual de DÜNEDAIN haya subido muchos enteros y la arrolladora interpretación de los cortes de este disco por parte de Carlos así lo demuestran una vez más. Suma a todo esto el perfil y la profesionalidad de los músicos que abrigan a Sanz y ya tenemos la fórmula para asistir a, como digo, uno de los discos de metal más importantes de este año dentro de la piel de toro.

De Tony no vamos a decir nada que no se sepa, por lo que me gustaría centrar la atención en lo precisa que ha quedado la ejecución de la base rítmica a manos de Izko al bajo, Miguel Arias a la batería y Mariano Sánchez a la guitarra rítmica. El sonido de la producción ha quedado tan sólido y tan dinámico y equilibrado a la vez que es un gusto escuchar los desarrollos de la banda en global y la sección rítmica en particular. Ojo a la producción sonora que se han marcado, que está bastante por encima de lo que se está publicando últimamente a nivel nac14329984_10153933684858997_5263233860790346307_nional.

Deshilachadas las madejas técnicas, paso ahora a hablar de lo que nos atañe: la música que se encuentra dentro de este magnífico “Pandemonium”… Antes de poner la lupa, os puedo asegurar que todos los cortes se cimentan sobre la idea de hacer un heavy metal de corte potente, aunque melódico, moderno, pero bebiendo de los recursos sonoros más tradicionales. En resumen, vamos a encontrar un buen puñado de temas redondos, poderosos y técnicos en los que abundan los estribillos incontestables y la idea de que el disco te entre hasta la médula. Creo que ésa es la idea, y creo que lo consiguen.

La primera prueba de esta premisa la constituye el corte que explota en tu cara tras la apertura instrumental “Eón”. Hablamos del primer corte (también primer single de presentación de este trabajo) “Legado”. Nos asalta DÜNEDAIN con un momento rápido, directo y no muy largo, con un estribillo inmaculado, que es el epicentro por el que rota toda la canción. “Legado” es una perfecta carta de presentación y define todo lo comentado anterior: Una voz de Carlos Sanz dirigiéndolo todo, un sonido cristalino donde todo está donde tiene que estar y un conjunto engrasado que funciona como la maquinaria de un reloj.

14379597_10153950693493997_3947408038788565070_oAvanzamos así entre los riffs melódicos que se vuelven rocosos en el verso de “Bola de Cristal”, otro corte directo que busca conectarte con el trabajo con la florituras justas. Con aroma a single, los correctos versos rompen en un estribillo perfecto y un magnífico solo de guitarra, marca de la casa DÜNEDAIN, y a la postre otro de los factores identificadores de esta nueva obra: solos de guitarra crudos, o armonizados de una forma inteligente que sobresalen en cada parte central de las composiciones.

En este “Pandemonium” hay espacio para mucho, y “Vuela” nos muestra una cara más amable, moderna y melódica del combo: el teclado con ese sonido de pad actual en el sobresaliente estribillo es muestra de ello. De nuevo nos encontramos ante minutos en los que los músicos saben perfectamente lo que se hacen y este “trallazo” entra como un cuchillo en la mantequilla.

Y para los que esperan que el ciclón amaine, nada más lejos de la realidad: Colocados en el track list de una forma inteligente para hacer subir la intensidad del CD, DÜNEDAIN nos dejan el que para mí es el mejor corte del trabajo, “Conquistar El Cielo”, una canción rabiosa y rápida, con puro aroma a power metal, en la que sobresalen de nuevo la garganta de Carlos Sanz, exprimido al máximo, y la sección de solos, absolutamente sublime. Espero que la mantengan en directo, porque esta composición es un gol seguro. Y con aquello de que “si te gusta la sopa, toma dos tazas”, los chicos de Toni nos dejan caer otro golpe de power de la mano de “Hechizo”, menos exigente y algo más comercial que la anterior, pero grandiosa y destacable.

11393254_10152962505353997_4325796150833287901_nY como si estuviéramos en un tobogán bien meditado, el plástico sigue con un medio tiempo oscuro y potente de la mano de “Confía En El Amanecer”, con un destacable comienzo de esos que ponen los pelos de punta y auguran un momento denso e importante dentro del plástico. Seguimos así con “Vivir en Pecado” y “Luna Y Sol” que no hacen sino remarcar las bondades de este larga duración y ahonda en lo mencionado: riffs acertados, mucho protagonismo vocal de Sanz (indomable y altísimo en el verso y puente de Luna y Sol), estribillos épico de ésos que se escriben para que te los cantes sin problema en los conciertos y una mezcla y masterización gigante de la mano de Dan Díez.

Eso, que no es poco, es lo que nos sigue ofreciendo el magnífico broche de oro que conforman “Tu Sueño” y “El Beso”, dos composiciones que no bajan en lo más mínimo el listón de lo disfrutado hasta el momento… No me cabe duda, después de las múltiples escuchas que le he dado a este desbordante “Pandemonium”, de que me encuentro delante de uno de los  discos de metal del año; enhorabuena a DÜNEDAIN. Y si para algo sirven las reseñas discográficas es para dar luz a los  grupos que se lo merecen.

En esta ocasión no me cabe duda: Sin matices, sin soluciones acertadas a medias, no se le puede reprochar nada a la banda. “Pandemonium” es un ejercicio de estilo, elegancia y buen hacer metalero, que mezcla de forma inteligente melodía con rapidez, rabia, dulzura y modernidad. Además, Carlos Sanz es ya el presente de una decisión acertada, el paso atrás en las voces en pos del avance del grupo. La cosa ha salido bien… ¡y de qué manera!

No os perdáis este trabajo pues no va salir otro igual este año. No os perdáis a DÜNEDAIN.

Texto: Javier Paredes

Tracklist:

1. 14670723_935363583274073_6926415058094014237_nEón.
2. Legado.
3. Bola de cristal.
4. Vuela.
5. Conquistar el cielo.
6. Hechizo.
7. Confía en el amanecer.
8. Vivir en pecado.
9. Luna y sol. 
10. Tu sueño.
11. El beso.
12. Melancolía (bonus)

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »