Crítica del nuevo trabajo de DARK MOOR

DARKMOOR: “Project x” (Scarlet Records)…intro_projectx (1)

Tengo entre mis manos el que será uno de los discos más polémicos y controvertidos en la historia de DARK MOOR. A poco que se escuche el trabajo, se medite y se escriba un poco a fondo, no tardarán mucho los ríos de tinta a correr, siempre que no se haga la típica review de urgencia sin contar nada, claro.

Y todo esto porque DARK MOOR, capitaneados por el genial Enrik García (guitarrista y principal compositor del grupo desde siempre), han vuelto a moverse en la foto de lo que se espera de una banda de metal sinfónico. Si su anterior redondo, “Ars Musica”, dio una vuelta estilística a la banda, volviéndola más vintage y menos clásica, utilizando los recursos orquestales a modo de Big Band y dotando al resultado final de un ambiente más rock y menos metal, en este “Project X” el descaro de salirse del cliché se hace todavía más evidente, complicado y arriesgado.

“Project X” es un disco tan apasionante como complicado. Engancha y, a la vez, descoloca, porque no es lo que te esperas de DARK MOOR y eso puede ser bueno o malo según los oídos del que escuche. De momento, esa progresión hacia una modernización del sonido en detrimento del sinfonismo clásico y la épica del que ya hicieron gala en “Ars Musica”, ahora se hace mucho más evidente. Para su décimo trabajo de estudio la banda ha renovado ideas, motivos y parte de su imaginario sonoro. Adiós a la temática histórica española y bienvenida a la temática sobre ovnis, alienígenas, contactos humano-extraterrestres y conflictos interplanetarios…, casi nada.

DarkMoor_promo2-710x450Esto debería obligar a una producción con un sonido más moderno, con más teclados y pads en lugar de orquesta. Todo eso ocurre y mucho más, porque el elemento diferenciador de este “Project X” es, sobre todo, la utilización generalizada en todos los temas de una sección de coros muy poderosos, que llenan los temas, pero con un carácter sesentero, incluso plenamente góspel, muy alejado de lo que la banda haya hecho nunca en cuanto arreglos vocales. ¿Pega esto con la temática alienígena y los arreglos orquestales? Pues sí, pero lo cierto es que sorprende y te fuerza a escuchar. Diría que el factor diferenciador para este disco les ha quedado muy bien, y no era fácil. Soy plenamente consciente de que estos arreglos masivos corales serán demasiado para algunos, porque para gustos los colores.

Lo que sigue inmutable en el estilo, eso sí:  es la capacidad de DARK MOOR para sonar a ellos mismos gracias a unos temas personales, la impresionante voz de Alfred Romero (esta vez disfrutando en sus tonos naturales más que nunca), la base brutalmente sólida que ofrece Roberto Cappa con su batería y la presencia más descarada de Enrik en cuanto a solos de guitarra y poder en las rítmicas. Siempre al servicio de los temas, esta vez, las guitarras ocupan el espacio que se merecen en la mezcla. Respecto al trabajo en el bajo, bastante más comedido y lineal desde que perdieron a Mario García, una auténtica fiera virtuosa y creativa en lo que al bajo se refiere que, además, dotaba al grupo de una imagen en el escenario sobresaliente. Dani Fernández, retornado de nuevo a la banda, después del paso fugaz de Ricardo Moreno, (que ha participado en el grabación), va a realizar un trabajo excelente… pero Mario es Mario.

Comentado todo esto, la nueva aventura de DARK MOOR comienza con “November 3023”, una intro que mezcla los pads modernos con la orquesta como previo a la entrada de la contundente “Abduction”, un tema perfecto para comenzar el trabajo. Denso, poderoso y novedoso por todos los recursos comentados antes. El corte es directo y preciosista, como siempre, en arreglos. Notamos las baterías y voz especialmente altas, dentro de una producción impoluta, y, lo dicho, unos coros acompañando a Alfred que lo llenan absolutamente todo. Estribillo de diez y un solo de guitarra donde Enrik se esfuerza en no sonar como solía sonar antes: en lugar de acompañar a la estructura principal con el solo, la guitarra manda y el tema la acompaña. Buen cambio. El final orquestal con un tono arábigo y oscuro, casi industrial, es simplemente espectacular.

DarkmoorCon los ojos como platos y extrañados (¿confundidos?) pasamos a “Beyond The Stars”, con un principio tranquilo a piano que se rompe para volver la composición más vigorosa. De nuevo una canción concisa que ronda los cinco minutos, a la que no se le puede poner ni quitar nada. Melódica, moderna y con esa nueva dimensión que han tomado los metales en el sonido DARK MOOR. Ojo al estribillo con esos coros setenteros a lo MEAT LOAF… Por cierto, Alfred sigue creciendo en su capacidad interpretativa, dramática, y juega con su voz a placer.

“Conspiracy Revealed” sigue por los mismos derroteros que el anterior corte, con un aire algo más progresivo y directo a la vez, sin desperdiciar la ocasión de colarnos una sección orquestal para quitarse el sombrero, lo mismo que el solo de Enrik, por cierto. Si hablábamos de cierto aroma góspel en el tratamiento coral de DARK MOOR para este trabajo, y algo de toque de los ’50 y ’60, heredado de “Ars Musica”, en el momento “I Want ToBelieve” todo se hace más evidente. Alfred nos recuerda por momentos a los grandes cantantes de rock clásico y el coro es puro góspel en el estribillo. Pero no se me asuste el lector, como digo, que todo parece casar en este difícil entramado que DARK MOOR nos presenta y el tema funciona.

“Bon Voyage” sigue dibujando en el tapiz ese boceto de modernidad y clasicismo que se nos ha propuesto desde el minuto uno. E insisto en remarcar el aroma clásico de todo el trabajo, que esto es una vuelta al rock de los ’60, solucionado con los elementos clásicos del grupo madrileño. Y como se trata de romper corsés, “The Existence” e “Imperial Earth” nos devuelven a los DARK MOOR más técnicos, progresivos, clásicos y épicos. En estos dos trallazos los elementos redundantes del principio se minimizan en pos de la fuerza y la caña, sin abandonar la elegancia que le corresponde a la formación. Especialmente “Imperial Earth”, que trata de una supuesta confrontación entre humanos y extraterrestres, motivada por los de siempre, es decir, nosotros. Les ha quedado densa, moderna y poderosa, con una línea vocal de lo más convincente de este plástico.

dark-moor (1)Tiempo ya para “Gabriel”, el primer single de este “Project X”, presentado con un videoclip de primer nivel que os dejamos abajo. Tema directo, aperturista y bien acabado, resume bien la actual propuesta de DARK MOOR. Atentos al juego con las cinco notas musicales de contacto alienígena que marcaba Steven Spielberg en su genial película “Encuentros en la tercera fase”. DARK MOOR lo usa al principio de la línea vocal del estribillo y luego lo evidencia al final del corte, tocándolo toda la banda. Esto huele a clásico instantáneo, a perfecto single.

Sin darnos cuenta, llegamos a los compases finales de esta obra maestra que es “Project X”. Toca opus larga para terminar, pero si alguien esperaba algo sencillo y “comercial”, se equivoca. Haciendo un paralelismo para entendernos, “There’s Something In The Skies” podría ser como un “Bohemian Rhapsody” del grupo QUEEN. Con desarrollo tranquillo, cinematográfico, y largo al principio, elegante y operístico, donde Alfred brilla todavía más, el tema se rompe hacia la mitad convirtiéndose en una extravaganzza sonora y compositiva que no entiende de límites y muta en algo completamente nuevo, finalizando con energía y vigor, siendo un raro broche de oro para acabar este inabarcable “Project X”.

Acabado el paseo, no te ha dado tiempo de asimilar todo lo que has acabado de escuchar y vuelves a pulsar en el reproductor para una nueva escucha obligada, en la cual te das cuenta de que esta obra monumental adolece tan sólo de una pega: me falta un tema realmente power y veloz. Sé que estos DARK MOOR reinventados desde “Autumnal” huyen un poco de esto, pero necesito un par de “Living In A Nightmare” por redondo, y no soy el único que lo piensa, y a mí me siguen gustando los DARK MOOR veloces. Espero que se lo apunten para el siguiente…

En definitiva, han vuelto a dar una vuelta de tuerca para no repetirse. Han vuelto a asumir riegos típicos de artistas que se quieren separar de la seguridad del producto comercial y esperable. Éste es, sin duda alguna, el trabajo más arriesgado y diverso de su carrera. Toda una pieza maestra extravagante que va a generar polémica y difertumblr_nmuyfa5FLy1uroiiyo1_1280encias en su base de fans, casi seguro.

Por mi parte, sólo me queda felicitar a uno de mis grupos más respetados y queridos, por la importancia que siguen dando a su creatividad y su autonomía respecto al mercado, por ser artistas antes que empresarios y por sacar al mercado una obra musical única, no un producto estandarizado. A la espera de poder disfrutar de la edición doble limitada con la regrabación de algunos de sus clásicos, seguiré disfrutando y descubriendo este desbordante “Project X”.

Ojos y oídos abiertos… No os perdáis este lanzamiento. Es muy grande… tan arriesgado y complicado como grande. ¡Enhorabuena, maestros!

Texto: Javier Paredes

Tracklist Standard Edition:

  1. November 3023
  2. Abduction
  3. Beyond The Stars
  4. Conspiracy Revealed
  5. I Want To Believe
  6. Bon Voyage!
  7. The Existence
  8. Imperial Earth
  9. Gabriel
  10. There’s Something In The Skies 

Bonus Tracks (Double Digipack Edition)

  1. In The Heart Of Stone
  2. Maid Of Orleans
  3. Nevermore
  4. A New World
  5. Somewhere In Dreams

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »