Crítica del nuevo disco de SOTO

Soto2SOTO: “Divak” (earMusic)

Además,  tengo  la  impresión  de  que  “Divak”,  por  su  producción,  será  un  disco  que  vaya creciendo  con  las  escuchas… y  eso  es  mucho.  No  te  lo  pierdas,  y  date  un  tiempo  para asimilar la parte más fiera de este renacido Jeff Scott Soto y su banda…

¿Queda  aún  la  oportunidad  de  que  llegue  algún  soplo  de  aire  fresco  a  nuestros  oídos después de los cientos de grupos que editan trabajos cada año? ¿Se puede refundar varios estilos en uno sólo, y ciertamente novedoso, y salir ileso? ¿Puede el artista perder algún fan en  el  camino  dejando  atrás  un  perfil  mucho  más  melódico?…

A  todas  estas  preguntas  se puede responder con un “sí” tras escuchar el fantástico redondo que ha facturado SOTO, la banda del supremo vocalista Jeff Scott Soto que no para de moldear, y dar forma de banda, a un proyecto que comenzó hace poco y que, en menos de dos años, va a contar con dos plásticos en su haber… en cuanto el 1 de abril vea la luz de manera oficial este “Divak”.

Soto Madrid_abril copiaLa propuesta de SOTO está clara y particularmente me encanta: Ha tomado sus raíces de rock duro melódico y les ha puesto un caparazón agresivo, moderno y ecléctico, dejando un aroma  novedoso  dentro  de  la  lluvia  de  hard  rock  norteamericano  que  nos  cae  todos  los días. Estoy seguro de que este factor de agresividad y modernidad desagradará a los fans de su época  más  melódica,  tanto  en  sus  anteriores  trabajos  en  solitario  como  en  otras  bandas como W.E.T., TALISMAN, EYES…, o el punto matón y más clásico de AXEL RUDI PELL e YNGWIE en sus comienzos.

En todo caso, yo acepto encantado el órdago y he quedado gratamente sorprendido con los cortes  que  me  he  encontrado  en  este  “Divak”.  A  los  grandes  temas  hay  que  sumar  la querencia  de Soto  de  hacer  banda,  como  comentaba  antes,  y  que  se  note. Por  lo  tanto, vamos  a  encontrarnos  a  unos  músicos  sobresalientes  tras  los  instrumentos  abrazando  la inmensa voz que lo comanda todo: David Z al bajo, los brasileños BJ al teclado y la guitarra rítmica y Edu Cominato a la batería (ojo a su labor de producción compartida con Soto). Por último, y contento de cómo se está codeando con figuras internacionales, Jorge Salán a la guitarra, dando unos puntos de virtuosismo extra con sus fantásticos y acertados solos de maestro.

Dicho esto, hay que comentar que encontramos en “Divak” un rock duro de carácter actual y moderno. Casi podría encasillarlo como una sonoridad de ALTER BRIDGE con una fusión rítmica aún más moderna, agresiva y casi core.  Todo  bajo  una  majestuosa  y  perfecta  producción,  donde  el  sonido  final  es  de sobresaliente y todo está donde debe, dejando mucho espacio, como es evidente, a la voz, arreglos y doblados por doquier.

Nuevo-Banner2-SOTO+BLAZE+LORDS-2Descoloca  un  poco, al menos  en relación  a  lo  que  viene  después,  la propia  intro “Divak”,  muy  orquestal  y épica, en la que rompen unas guitarras rítmicas poderosas y una batería tratada. Después, empezamos a tener ejemplos de esa ola de inmenso Rock duro actual que esta obra  con  temas  como  “Weight  Of  The  World”,  pesado  y  potente,  con  una  base  muy melódica de voz, pero una base rítmica arriesgada y masiva que se rompe en un estribillo mucho  más  “comercial”.  Por  supuesto,  Salan  hace  de  las  suyas  cuando  le  toca. “FreakShow”, el que fue primer adelanto, sigue esta onda de rítmicas graves y modernidad, donde la síncopa y el doble bombo  se  van  pasando  la  pelota  y  los  leads  de  guitarra  se  pelean  con  las  partes  más sincopadas. Rock del siglo XXI, vaya…

“Paranoia” es mucho más directa y on the grow. Suena a single y su simpleza juega a su favor. El estribillo te mete un gol y es uno de los momentos más deudores del metal de corte norteamericano más radiable. Ojo a los arreglos rítmicos de la coda en la parte central del tema, donde el grupo parece renegar de las concesiones sencillas que nos estaba ofreciendo el corte. Sin  abandonar  el  hálito  de  la  modernidad (repito  mucho  el  término,  pero  es  lo  que  mejor caracteriza  este  “Divak”)  “Unblame”  y  “Forgotten”  nos  dan  un  respiro  y,  dentro  de  ser tremendamente graves en afinación y agresivas, lo cierto es que el ambiente general de las composiciones es más relajado en tempo y casi aperturista, dejando mucho tiempo a Salan para  elaborar  solos  “clásicos”,  bien  pensados  y  mejor  ejecutados.

La  producción  y  los arreglos  también  ayudan  a  desempañar  el  brusco  cristal  sonoro  que  es “Divak”,  dejando paso  a  pads  y  guitarras  acústicas  que  aligeran  un  poco  el  camino  abrasivo  que  estamos pasando respecto a momentos para recordar y cortes redondos. Entre éstos, no nos cabe duda que tenemos que hacer parada en la balada por derecho propio del LP, “In My Darkest Hour”. La poderosa voz rota de Soto parece estar hecha para este tipo de composiciones, no me cabe duda. Nos encontramos ante un monumento a la melodía  y la pasión, aderezado  con orquesta, una línea vocal incontestable y un solo para tomar notas. De lo más grande del trabajo.

Gira europea SotoEstos  retazos  melódicos  relajados  son  la  excepción  de  la  obra, de todos modos, y  después  de  ciertos momentos  dulcificados  para  equilibrar  la  balanza SOTO  se  sale  con  la  suya  y  nos clava “Suckerpunch” un  corte  completamente  actual,  agresivo,  cercano  al  metal  Djent,  por increíble que parezca. El único rasgo aperturista lo encontramos, de nuevo, en un estribillo compuesto para que no se te olvide. Algo parecido ocurre con “Fall From Grace” y “We Are” otros claros ejemplos de canciones con rítmicas sincopadas y actuales, donde la melodía se abre  paso  como  puede,  tejiendo  puente  y  estribillo  que  se  aleja  de  los  aires  hiper-contemporáneos de los versos.

El  gusto  que  queda  después  de  saborear  “Divak”  es  el  de  un  artista  y  una  banda  que apuestan por subir de octanaje los recursos clásicos del Rock duro actual, realizandolo con acierto, destreza, virtuosismo y mucha mala hostia. Entretenido  y  acertado,  “Divak”  dispara  hacia  la  gente  que,  además  de  la  melodía, disfrutamos con la cara más bruta y actual del metal. Para enfado de algunos, el maridaje queda perfecto  y,  curiosamente, la  voz de Soto  casa a la perfección.

Como decimos, éste es el  segundo lanzamiento  de  Jeff  Scott  Soto  por  estas  lides  y  con  las  ideas  muy  claras.  Un  servidor espera que haya muchos más y, si es rodeado de semejantes músicos, que van dejando píldoras de grandeza enzarzadas en la maraña de los compases, mucho mejor…

Además,  tengo  la  impresión  de  que  “Divak”,  por  su  producción,  será  un  disco  que  vaya creciendo  con  las  escuchas… y  eso  es  mucho.  No  te  lo  pierdas,  y  date  un  tiempo  para asimilar la parte más fiera de este renacido Jeff Scott Soto… con su banda por delante, como debe ser.

Texto: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com) 

  1. Divak (Intro)
  2. Weight of the World
  3. FreakShow
  4. Paranoia
  5. Unblame
  6. Cyber Masquerade
  7. In My Darkest Hour
  8. Forgotten
  9. SuckerPunch
  10. Time
  11. Misfired
  12. The Fall From Grace
  13. Awakened 

sotodivakBonus tracks (para formato digital):

  1. Final Say (live)
  2. The Fall (live)
  3. Break (live)
  4. When I’m Older (live)
  5. Stand Up (live) 

Additional bonus tracks (iTunes/Apple Music):

  1. My Life
  2. Cracking The Stone 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »