Crítica del nuevo disco de PARADISE LOST

paradise_lostPARADISE LOST: “The plague within” (Century Media)…

¿Puede alguien explicarme cómo se sacan fuerzas para escribir una review después de quedar demolido por una tormenta densa e imparable de pérdida y emociones?… PARADISE LOST son absolutamente necesarios en mi reproductor de música. La fuerza de sus composiciones etilizadas en la mejor de las melancolías siempre ocupan un lugar inquebrantable y eterno en el cabecero de mi cama, y siguen siendo mi banda predilecta en esos días en los que te levantas nublado.

Supervivientes con matrícula, camaleones de estilo con la piel mudada en varias ocasiones, PARADISE LOST salieron airosos de dos cambios de estilo bastante traumáticos. Tras separarse de su sonoridad más ultra doom con el histórico “Draconian Times” para aportar más melancolía en su dureza, y experimentar con los sonidos digitales y los ambientes en sus dos siguientes lanzamientos, “One Second” y “Host”, (éste último llevada esa experimentación al extremo, por cierto) PARADISE LOST lograron un equilibrio perfecto entre sonido doom, tristeza y modernidad artística con “Believe In Nothing”, “Symbol Of Life” y su LP homónimo, “Paradise Lost”. Ideas claras y joyas enmarcadas entre notas y una creciente importancia de la orquesta, generaron, a mi entender, la época dorada de la época de este combo, a nivel creativo por lo menos, y lo acarician con los dedos de nuevo con este soberbio lanzamiento.

paradiselostplaguecd-400x400Aunque les ha costado afinar el nuevo capítulo de su historia estilística… El problema, creo yo, ha sido que ese triunfal y melancólico aperturismo no fue en su momento del todo aceptado por parte de la crítica y, peor aún, gran parte de su base de fans y eso que, a nivel de directo, la banda nunca ha caído en su capacidad de convocatoria. Críticas dudosas, fans despechados… A eso le sumas una segura querencia de la banda por volver a sus raíces, y ya tenemos lo que estuvieron haciendo los ingleses desde su trabajo “In Requiem” hasta ahora.

PARADISE LOST ha sufrieron una involución sonora imparable que ni siquiera se detuvo en la sonoridad de su obra cumbre, “Draconian Times”. La banda liderada por Greg Mackintosh y Mick Holmes, se fue dejando la tristeza y la elegancia por el camino a base de trabajos cada vez más básicos, duros, rudos y oscuros. Una vuelta atrás, en mi opinión… Se puede decir que el combo se encuentra ahora musicalmente acomodando tanta crudeza a las sensaciones melódicas de su segunda época. De hecho creo que les va a costar un trabajo más alcanzar el laurel, ya que en “The Plague Within”  vuelven a hacer olvidadas concesiones cada vez mayores a esa melancolía que les hacía tan especiales, y que ahora queda solapada por los guturales de Holmes y unas guitarras de Mackintosh que casi parecen de la escuela doom de muy principios de los ’90. Encuentro algo de esperanza en algunos de los cortes de esta plaga oscura y que carcome… pero eso ahora os lo cuento.

Y empezamos nuestro viaje bajo la prometedora “No Hope In Sight”, primer single de esta obra y nos encontramos ante los escasos ejemplos de doom melancólico que guarda este redondo. Pocas sorpresas, ni falta que hace. Las familiares líneas vocales de Holmes, que repite timbres y dejes sin pudor, quedan amargamente abrazados por la sólida base rítmica del guitarrista Aaron Aedy y el bajista Steve Edmonson junto a los llantos desesperados de la guitarra de Mackintosh, que nunca faltaron (y que nunca falten). El pasaje lleva la brevedad y la simpleza de exposición típica de los LOST. Si funciona, no lo compliques, y no lo hacen.

Paradise_Lost_Pics_1Todo ello sirve para bajar las defensas esperando una propuesta general melódica. Nada más lejos de lo contrario: “Terminal” es un bofetón a la cara de puro doom metal en su corriente más arcana, jugando casi con el Death Metal más accesible. Un ritmo de batería rápido de la mano del gigante recientemente reemplazado Adrian Erlandsson (AT THE GATES, THE HAUNTED…) y una base vocal completamente gutural nos recuerdan que los PARADISE siguen con su apuesta de retratarse en blanco y negro. Muy buen corte para los que disfruten del doom más primigenio.

Sí. Algo de los PARADISE que me hipnotizan ha vuelto ha dejarse ver en este retrato de la banda. “An Eternity Of Lies” lo confirma. Una perfecta apertura de violines y piano deja paso a una obra maestra. El tres por cuatro nos arrastra con su cadencia  través de versos tristes que se lanzan a un estribillo de matrícula. Incluso las concesiones guturales en la voz me convencen, porque están al servicio de la dulce devastación que irradia el tema. Completa el éxito una línea de guitarra impecable de Mackintosh. Aquí me quito el sombrero… Jugando a tener dos caras más que nunca, llega un momento en el trabajo de sensaciones draconianas, muy cercana y reconocible de vena “Draconian Times”, pero con un aire más violento y una voz rasgada más reconocible de Holmes, “Punishment Through Time” no nos da un respiro, convirtiéndose en una nube opresora sin tintes melódicos y con un anti-estribillo concebido para no agradar, ni dejar indiferente.

Si no teníamos bastante con la rocosidad del anterior corte, llegamos al momento más desesperante y angustioso en lo rítmico que los ingleses hayan parido. “Beneath The Broken Earth” es la composición más lenta y densa que jamás haya compuesto PARADISE LOST. Tiene , sin duda, una querencia de réquiem absoluto y, para que os hagáis una idea, el tema vendría a ser como las composiciones de MY DYING BRIDE. Asfixiante y con un tema musical que se repite constantemente, himno a la decadencia y la pérdida, este himno se convertirá en un clásico de la banda para sus fans más extremos. “Sacrifice The Flame” continúa con el tono funeral general de este disco. El corte es algo más melódico y el trabajo decadente de cuerda es muy interesante. Nuevo momento sin respiro, cuya intensidad se hace algo más llevadera por las escasas partes vocales limpias y una coda que nos engaña al aligerar algo las líneas de guitarra, pero no, en seguida, volvemos al profundo agujero que está cavando el grupo con estas melodías opresoras.

56816_635682285274743438“Victims Of The Past” nos da un ligero respiro, muy ligero, gracias a una orquesta que juega el papel más fundamental y relevante de todo el LP. Aún con sus pausas y sus partes más relajadas, la sensación de amenaza y fuerza está siempre presente, aunque las preciosas líneas orquestales dejan que los ingleses jueguen al engaño de un sentimiento melódico que no es tanto. Tiempo ahora para justificar el avance hacia lo más extremo del género doom. “Flesh From Bone” es tan extrema para ser una composición de PARADISE LOST que permite jugar hasta con ritmos altísimos de batería, haciéndonos creer que estamos ante una banda casi de Black metal. Breve y contundente, es una pieza rara, donde la  brutalidad se une con el clasicismo de la mano de bases orquestales y coros gregorianos.

“Cry Out” es un momento menos denso y algo más aperturista que el resto de este redondo que ya va tocando a su fin. Su ritmo atresillado y rápido justifica que la canción se encuentre justo en este lugar del trabajo, cuando los medios tiempos desolados ya nos estaban costando la salud. El desarrollo del corte es comercial, salvando las distancias, y es un pequeño claro en la tormenta… que ya se encargan ellos de tapar con el dedo de la marcial “Return To The Sun”, algo más dinámica que el resto de la mayoría de lo que hemos escuchado, pero en el mismo molde, aderezado, eso sí, por un brillante comienzo de orquesta y coro completamente apocalíptico. La canción huele a final, a lucha contra cansancio, a músicos entre muros que se sienten como nadie en el escaso hueco que se dejan y nos dejan para respirar. Esta es epitafio final de la oscuridad que nos tienen que inyectar los de Halifax (Inglaterra)… y nos costará recuperarnos.

635677052834245215Después de tres trabajos en los que la banda quería lavarse la cara de manchas actuales y comerciales sin dar bien con la fórmula, este inmenso y desolador “The Plague Within” les ofrece el camino hacia la excelencia de encontrar un sonido devastador, pero que deje ver algún rayo de sol en cielos lapidarios de gigantes nubes negras. El trabajo es inquietante, depresivo, asfixiante y poderoso. Puedes salir herido, no podrás decir que nadie te lo ha advertido.

Texto: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

Comments

2 thoughts on “Crítica del nuevo disco de PARADISE LOST”

  1. Pingback: Recordatorio próximos conciertos final de octubre, principios de noviembre |
  2. Trackback: Recordatorio próximos conciertos final de octubre, principios de noviembre |
  3. Pingback: Crónica de PARADISE LOST+LUCIFER en Madrid |
  4. Trackback: Crónica de PARADISE LOST+LUCIFER en Madrid |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »