Crítica del nuevo disco de DEF LEPPARD, que sale en un par de días

DEF LEPPARD: “Def Leppard” (earMusic) …

No se puede negar que escuchar un nuevo disco de DEF LEPPARD es una gran experiencia sonora y que la clase y la elegancia está asegurada. Y más cuando hace ya siete años desde el último trabajo oficial del grupo británico (aunque pasan gran parte de su tiempo residiendo y/o trabajando mayormente en Estados Unidos desde hace bastante tiempo). Hay que decir que aquel ya lejano “Sparks from the sparkle lounge” me gustó mucho, y me sorprendió para bien el escuchar un nuevo disco 100% de DEF LEPPARD después del garbanzo negro de turno que fue “Slang” y dos interesantes, pero menores en su discografía, como son “Euphoria” y “X” de finales de los 90/principios de 2000. Curioso que lo más interesante de estos años de travesía en el desierto (salvando partes sobre todo de “Euphoria” en mi opinión) fuera el disco de versiones “Yeah!” de 2006.

Ahora volvemos a la época de bonanza, a volver a estar arriba y a vivir una etapa de moda para el hard rock y las bandas clásicas y DEF LEPPARD lo han sabido aprovechar muy bien con este trabajo homónimo que en principio va a gustar por igual tanto a los fans más clásicos como a los de nuevo cuño y/o más cercanos al pop directamente. Y es que “Def Leppard” tiene un poco de todo y es un buen resumen de lo que es, o ha sido, la carrera de la banda especialmente de “Pyromania” y sobre todo “Hysteria” en adelante (que los primeros tiempos de la banda sí quedan mucho más lejos aquí, está claro). Para bien o para mal desde entonces la banda es un gigante y a su vez un grupo de pop/rock comercial y también de hard rock mainstream. Le pasó a BON JOVI, a AEROSMITH, a WHITESNAKE incluso… pero a su vez DEF LEPPARD han sabido mantenerse y ser fieles a ellos mismos. Y en directo siguen siendo una banda que cumple al 100%… incluso aún de las mejores del mundo encima de un escenario. Por todo ello esperaba mucho de este nuevo trabajo en estudio, del que se están haciendo comentarios positivos desde el principio.

def-leppard-band-e1423761060596Pues bien, ni tanto ni tan calvo, que se suele decir, que estamos ante un trabajo de pop/rock/hard rock muy correcto, de sonido exquisito y con una factura impecable a todos los niveles pero a su vez lejos de los tiempos de “Adrenalize”, “Hysteria” y “Pyromania”. Esto no le quita méritos a “Def Leppard”, que desde la propia portada nos deja muy buenas impresiones y nos demuestra que la banda cuanto menos está en forma y con las capacidades compositivas cuanto menos aún alerta y bien engrasadas. A su vez, la producción es excelente, y es que el disco suena de libro… muy suave pero perfecto y con todo en su sitio, facturando un sonido de esos que se estudian en los libros. De cualquier manera, nadie se va a asustar de encontrarte con un disco de DEF LEPPARD tan comercial, ¿verdad?, pues yo tampoco.

También la banda a nivel de interpretación se mantienen a gran nivel, destacando una vez más la clase de los dos guitarristas y luego ese soberbio trabajo de voces, especialmente a nivel de los coros marca de la casa… que Joe Elliot está bien, muy correcto, pero sin volvernos locos al respecto. Incluso las baterías suenan de primera línea, sabiendo que hay partes electrónicas y ayudas tecnológicas obvias, pero que aún así Rick Allen sigue demostrando que tiene más técnica y sobre todo toque en un brazo que muchos de los baterías “sanos” de la escena. Y Rick Savage, que no se me quede atrás, que su trabajo al bajo y a los coros como digo es de 10, todo un ejemplo de la importancia del bajista en una banda de rock, sin tener que ser necesariamente protagonista como en MAIDEN o MÖTORHEAD, por decir algo.

¿Qué falla entonces? Realmente nada, que estamos ante un disco de factura impecable, pero yo personalmente esperaba mucho más rock duro, más temas en la onda del single o del propio “Dangerous”, que son los dos cortes que ya nos han mostrado y, casualmente o no, son de los más pegadizos y hardroqueros de todo el álbum. Por otro lado, a estas alturas de la película miras el tracklist y al ver que hay 14 temas sabes inmediatamente que sobran dos o que al menos un par de temas son de relleno… Y efectivamente, que al final del álbum la cosa flojea y es precisamente por esto… ¡maldita manía de DEF LEPPARD de meter casi siempre tantas canciones en los discos! En fin, supongo que es un detalle marca de la casa al igual que lo son sus estribillos, trabajo de coros, producción exquisita, riffs y melodías tan suyas, que aquí tampoco faltan… en este caso en el punto positivo de la balanza.

def-leppard-650Como digo, pese a ser un disco muy DEF LEPPARD (aunque más de estos tiempos que de los 80 como he leído, equívocamente en mi opinión, por ahí), destaca el hecho de que es un trabajo bastante variado, con temas un poco de todos los palos que lleva tocando la banda en los últimos años (desde “Adrenalize” en adelante, vaya). Así, hay hard rock y rock clásico, casi setentero, por supuesto, pero también detalles de country e incluso de rock más actual (sí, a lo U2 o Robbie Williams por decir algo), y por supuesto hay una atmósfera pop sobrevolando todo el disco, especialmente en la producción, exquisita como digo, pero potenciando el punto más accesible de la banda.

Hablando ya de los temas, el disco empieza de la mejor manera posible de la mano de “Let´s go”, primer adelanto y un single 100% LEPPARD: con riff/melodía a lo “Animal” o “Sugar” y un rollo superpegadizo, con esos coros y elegancia marca de la casa bien latente y a triunfar… welcome to the party, let´s go! “Dangerous” es más rock clásico pero a su vez muy melódico y elegante, con ese punto que le dieron a la mayoría de temas de “Yeah!” en su momento. El estribillo es brutal, muy propio y remarcando aquello de (…) addicted to poison (…) Las guitarras son excelentes en ésta y demuestran una vez más que son unos magos con los estribillos.

Con “Man enough” comienzan los cambios y la variedad, que aquí en concreto hay un comienzo de bajo muy marcado y un rollo más funkie y poppie en el tema, aunque tiene su punto. Personalmente me recuerda a una hipotética mezcla entre QUEEN y ROBBIE WILLIAMS, pero aún así lo hacen suyo… tienes vudú en los ojos, ¿estás lo suficiente loca para ser mi chica? El siguiente corte, “We belong”, es un medio tiempo “moñas” marca de la casa aunque con ese punto único de la guitarra de Phil Collen y con la voz de Elliot acariciándote en todo momento; letra y música marca de la casa, vaya. “Invincible” es muy pegadiza pese a ser el ejemplo de rock más moderno del disco, rock clásico pero con muchas reminiscencias a U2 pero sin dejar de ser DEF LEPPARD. Mucho más me ha gustado “Sea of love”, de nuevo rock guitarrero más actual pero bastante melódico y con chispa. El estribillo es más pegadizo, con ese juego a 4 voces que bordan desde siempre.

El tema rarito del disco es “Energized”, con cadencia a medio tiempo pero muy soso y recordando a los tiempos de “Slang”… bastante prescindible en mi opinión. Mejora la cosa con “All time high” que, sin ser el mejor tema del disco vuelve al rollo de rock atemporal y vintage que tan bien saben hacer. Un corte actual y clásico a un tiempo con ese estribillo inconfundible y con solera y que en general tiene mucha fuerza. El deje country mencionado aparece en “Battle of my own”, que además es el corte desenchufado del disco y que será imprescindible en los acústicos de turno con los que seguro que presentan el disco… eso sí, el final es más potente y roquero. Volvemos al hard rock de la mano de “Broke ´n´ brokenhearted” y a su vez al sonido clásico DEF LEPPARD con un temazo de lo mejor del álbum que te retrotrae a los mejores LEPPARD de principios de los 90 y a ese punto comercial pero muy directo, con excelentes guitarras y solazo en medio. Seguimos en el buen camino con “Forever Young”, otro corte hardroquero aunque algo más suave pero que te deja fantástico sabor de boca recordando momentos de “Hysteria” o “Euphoria”.

defleppardbwLa parte final es, en mi opinión, la más floja y donde hay más relleno. Comenzando con la baladita “Last dance”, cortita y con poca chicha, aunque no está mal… sin más. “Wings of an angel” es un tema de rock moderno pero a medio tiempo. Sosilla y de relleno pese a algunas partes más movidas. Para cerrar, un tema muy interesante como “Blind faith” que no te deja indiferente pese a ser también rarito y más ambiental. Tiene ciertos guiños orientales/sinfónicos, e incluso un deje a LED ZEPPELIN por momentos. Un poco modelo “rallada de los 70” con guitarras acústicas, mucha ambientación relajada y un punto más movido al final con Joe incluso haciendo agudos antes de cerrar de nuevo acústico. Buen punto para terminar de todos modos.

En definitiva, un buen disco y un álbum interesante a todas luces. Ahora, personalmente creo que una producción no tan limpia y sobre todo tan suave (por muy exquisita que sea) le hubiera dando un necesario punto extra de dureza con el que el disco hubiera subido muchos enteros. Aún así, suena a DEF LEPPARD y nos deja momentos muy buenos, que no es poco… pero que nadie se crea aquello de que vuelven a los tiempos de “Hysteria” o “Adrenalize” porque no es cierto. Sello de los tiempos que vivimos y representación del momento actual de DEF LEPPARD y punto… que no es poco.

DEF LEPPARD – Tracklisting 

  1. Let’s Godef-leppard-def-leppard-2015 (1)
  2. Dangerous
  3. Man Enough
  4. We Belong
  5. Invincible
  6. Sea Of Love
  7. Energized
  8. All Time High
  9. Battle Of My Own
  10. Broke ‘N’ Brokenhearted
  11. Forever Young
  12. Last Dance
  13. Wings Of An Angel
  14. Blind Faith 

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnhavy.com)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »