Crítica de lo nuevo de TEMPLARIO, «Grandes Fracasos»

Templario BandaTEMPLARIO: ”Grandes Fracasos” (Autoeditado)…

Con una larga carrera a sus espaldas (de casi ya 20 años), los de Castellón nos han dejado un nuevo trabajo que no podemos definir más que como arrasador.Y es que han dado a su sonido de Heavy Metal de toda la vida una vuelta de tuerca que me ha dejado gratamente impresionado. 4 años han pasado ya desde la edición del fantástico «Invierno de tiranos», que nos encantó (aquí lo comentaba Esquitino para Rafabasa.com en su momento), y ya tenemos aquí esta nueva trituradora sonora entre manos.

No se me ocurre una banda española que esté haciendo ahora lo mismo que TEMPLARIO hacen en “Imperfecto” o “Guillotina”, y tendría que cruzar el Atlántico para trazar paralelismos con todas las bandas herederas de V8 como HERMÉTTICA o MALON u otras también argentinas como TREN LOCO. También podíamos hablar en un contexto más internacional todavía de lo más salvaje de OVERKILL. Aun así, no estamos hablando de que TEMPLARIO se hayan apuntado al revival del Thrash de los últimos años, nada más lejos: se mantienen en el lado más brutal del Heavy Metal. Quizá sólo MOTORES había intentado algo así, pero siempre optaron por un sonido más rockero e incluso «urbano» en los últimos tiempos, sin perder su poderío.

Tan extremas como la música son las letras, sin pelos en la lengua y disparando “La bala” (si me permitís la broma con el título del tercer corte) en todas direcciones con textos revolucionarios y comprometidos, como siempre han hecho. De hecho, “La bala” va dedicada a Víctor Jara siendo en cierto modo una revisión de un tema de éste del que se incluye un fragmento al final, y por ejemplo “Nuclear 3, 2, 1” os podéis imaginar por dónde va. Así, entre estruendos y explosiones, poco a poco discurre «Grandes Fracasos», corte a corte, sin dejar títere con cabeza.

Templario-ruinasMe ha gustado mucho cómo suena el disco, y es que estamos acostumbrados a trabajos súper producidos en los últimos años, pero sin embargo “Grandes Fracasos” es potente y directo, pero a la vez natural. No necesita cuarenta pistas dobladas para dar contundencia y además cada instrumento cuenta con espacio suficiente en la mezcla. Por cierto que Miguel Ángel y Fran Martínez lo bordan en la base rítmica a la batería y bajo respectivamente, y no se queda atrás la guitarra de Alberto Sales. Los tres juntos, los TEMPLARIO de siempre, se lanzan a desarrollos instrumentales bastante complejos a velocidad de vértigo en muchos momentos de “Grandes Fracasos”, si bien hay que decir que toda la habilidad y virtuosismo quedan al servicio de los temas.

“Palestina”, además de un fragmento de percusión tribal al final, supongo que es la inspiradora de la portada: una ciudad reducida a escombros con ruinas todavía humeantes. La imagen le va bien al disco, y también al título, pero no sé si es porque lamentablemente estamos acostumbrados a este tipo de visión al encender la televisión o al abrir un periódico, pero le falta algo quizás… No sé si algo más de pegada o impacto, pero ha quedado un poco coja en ese aspecto, al menos en mi humilde opinión, siendo vistosa y efectiva de cualquier manera, una cosa no quita la otra.

“El 13 de la muerte” es el siguiente tema de lo que verdaderamente importa: la música. Diría que es la canción más Thrasher de todo el disco, y es que ese cambio antes del solo tan al estilo de las grandes bandas del Tecni-Thrash así como las originales melodías vocales me evocan colosos ochenteros del género como TOURNIQUET o WATCHTOWER. No me convencen tanto otras pinceladas que aparecen en el plano vocal en “Herencia de malditos”. Me refiero a esas estrofas casi habladas, y es que me decanto por el registro desgarrado de Fran por encima del limpio. Cuestión de afinidad musical y es que a partir de aquí en el CD, temas como “Golpes” o “La Jaula” no es que supongan un golpe de timón radical, pero me suenan un poco más “noventeras” que sus predecesoras, más próximas en los riffs a unos PANTERA del 94 o incluso al rollo más crossover de ANESTESIA.

maxresdefaultInsisto en que el cambio no es muy radical, y que los dos temas finales como son “Sin redención” y “En el diablo del nombre” están perfectamente cohesionados con los primeros cortes, especialmente éste último que cierra  “Grandes Fracasos” en una línea algo más tradicional y a tope de caña con unos blastbeats que destacan incluso por encima del listón tan alto que se había fijado durante todo el minutaje del CD.

De cualquier manera, si te gustan la caña de finales de los ochenta/primeros noventa y te apetece escuchar un nuevo lanzamiento con ese estilo y la calidad de sonido actual, TEMPLARIO te lo están poniendo en bandeja. Por otro lado, que los seguidores más netamente heavies de la banda no se nos asusten, que el grupo sigue manteniendo su punto y sonido marca de la casa… lo único que más acelerado, salvaje y potente. Será la rabia por cambiar y protestar en estos tiempos que nos tiene a todos indignados y rabiosos. Bendita rabia bien dirigida en este caso, todo sea dicho, y que todos los grandes fracasos de la vida sean tan rotundos y positivos como ocurre con el nuevo trabajo de los ya veteranos TEMPLARIO.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Comments

One thought on “Crítica de lo nuevo de TEMPLARIO, «Grandes Fracasos»”

  1. Tomás oller gallego says:

    Una mierda ruido y más ruido …..en la música no hay amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »