Crítica de la edición 35 aniversario de “Arañando la ciudad” de RAMONCÍN

descarga (1)RAMONCÍN: “Arañando la ciudad – Edición especial 35 aniversario” (Warner Music)…

RAMONCÍN ha vivido en la polémica desde sus inicios y sigue instalado en ella, pero aquí no vamos a hablar de su faceta de escritor, actor o presentador, sino de su lado más rockerocomo no podía ser de otra manera.

Con motivo de su 35 aniversario, Warner ha reeditado en una lujosa edición el tercer trabajo de su discografía, “Arañando la ciudad”… ¿Es el mejor disco de José Ramón Julio Márquez Martínez – Ramoncín? Bueno, cada uno tendrá sus favoritos. Yo mismo me decanto por “Barriobajero” o el debut con WC, pero no se puede negar que “Arañando la ciudad” es más popular, conocido y posiblemente mejor construido y con algunas de sus mejores composiciones. En el 81 Ramoncín no era ya tan salvaje, experimental ni arriesgado, o puede que esto último sí, porque el cambio de sonido, aún si dejar el rock, fue muy fuerte para su tercer trabajo, éste. Da igual, el ambiente callejero sigue ahí, y me gusta, aunque sea algo más artificial.

“Arañando la ciudad” lo abre el corte más reconocible de toda la carrera de RAMONCÍN. Hablo de “Hormigón, mujeres y alcohol”, o más popularmente conocida como “Litros de Alcohol”. Una canción que, a pesar del desgaste que ha sufrido por la sobreexposición en televisiones, radios y hasta orquestas de fiestas populares, todavía dice algo en sus letras, bastante de hecho. Un “algo” cuya melancolía se ve acentuada por el sonido de armónica, inconfundible. Como dato curioso, el mismo efecto se repetiría en “Pídemelo otra vez” de BARRICADA, al menos si nos atenemos a la versión oficial de cómo se gestó “Noche de Rocanrol” con la colaboración y producción del mismo Ramoncin--644x362Ramoncín. La oficiosa dice que los BARRIS tuvieron que volverse a grabar a los estudios Tsunami después de que las sesiones en Madrid fueran un desastre y, aunque figure en los créditos, Ramón no participa en ese tema… Dos buenas y míticas canciones en cualquier caso, y con un halo de seriedad impensable para unos músicos que, en el caso de Ramoncín al menos  tenían un aura de excentricidad heredada de sus trabajos anteriores que pesaba como una losa a los ojos del público generalista, que se lo tomaban un tanto a cachondeo…

Precisamente “Nu babe”, la siguiente pista, es la que más mantiene esa atmósfera  a la que nos referíamos antes de todo vale en “Arañando la ciudad”. RAMONCÍN ya había utilizado sus letras y música para criticar cosas que no le gustaban del negocio musical en “El rey del pollo frito”, el problema es que la metáfora de la canción en la que se critica a los peces gordos de las discográficas quedaba diluida, y se tuvo que explicar en entrevistas, etc. Pienso que por esa razón “Nu babe” es más directa a la hora de criticar modas artificiales e impuestas como la “New Wave” o Nuevos románticos… Sí,  hablamos de ADAM AND THE ANTS y Cia. y por extensión de todas sus copias de cuarta categoría de la movida madrileña. La letra no deja lugar a dudas: una reivindicación de la autenticidad del rock con un tono histriónico (especialmente en las voces femeninas) que destaca la burla hacia toda esa superficialidad. Y es que hay letras que nunca pasarán de moda…

imagesAún así, “Nu babe” no es representativa de “Arañando la ciudad” como sí lo es “Burlando”. El uso del cheli, la jerga pasota, es algo exagerado quizás pero no queda mal. Al final, en el 81 era obligatorio para la figura de RAMONCÍN hacer alguna letra así para mantener la pose de macarra espantaviejas que tan bien estaba rentabilizando hasta entonces. En cualquier caso “Burlando” es un buen tema, algo más relajado pero igualmente efectivo; al igual que “Olvida mi cama”. Ambas son canciones de Rock que no me atrevo a llamar duro, como si podría hacer para referirme a temas de otros discos como “No tengas tanta cara” o “Sal de Naja”, pero no por ello dejan de tener pegada en el mensaje.

“Flores negras” es otra de las populares del disco, lógico, puesto que es un tema que combina el ser pegadizo con una letra para todos los públicos. Aun así, es probable que no todo el mundo sepa, o recuerde, que está dedicada al guitarra Javier Lozano “Güebo” que había formado parte de la banda. Un hecho curioso pues Ramoncín, junto con Carlos Michelini había acabado bastante mal con los músicos de su primera época, como por ejemplo con Jero Ramiro (ÑU, SARATOGA, SANTA…) o incluso acabó mal con el propio Michelini… Sea como fuere ahí quedó ese detalle para con un ex compañero.

Con canciones como “Presidiario” o “Reina de la noche”, otro de los clásicos que han permanecido intactos, el músico continúa con la línea de retratar personajes del lumpen. Ya conocíamos al “Chuli”, al chaval de “Barriobajero” y demás. En “Arañando la ciudad· es el turno del “Presidiario” y de la “Reina de la noche”, que bien pudiera ser la chica de la espléndida portada del disco.  “Sangre de Barrio” pinta el paisaje en el que se desarrollan estas historias y, aunque hable de Rock entre otras cosas, el tema tiene un cierto aire Reggae. Con la perspectiva que nos dan 35 años sobre lo que era y lo que hoy es Ramoncín, se podría hacer mucha sangre con la letra de este tema, pero como estamos hablando sólo de Rock y de éste lo que queda es lo grabado para ser interpretado y disfrutado por los oyentes… pues chapeau a una canción atemporal y tan molona.

RAMONCIN“Angel de Cuero”  es la balada del disco, y también la de la carrera de RAMONCÍN por antonomasia (rivalizando tal vez con “Como un susurro” posteriormente). Ésta más cheli y macarra y aquella más generalista, vale… El génesis del título es cuanto menos curioso, pues así es cómo el escritor Francisco Umbral denominó a Ramón y la canción parece ser autobiográfica, como se supone que también es “Putney Bridge”. Parece ser que el suicidio del punk que abre la letra está basado en una experiencia real del cantante en Londres que vio recuperar un cadáver de un punk, chupa de los CLASH incluída, del Támesis antes de arrancar una de las letras más iconoclastas para/con el Rock que puedo recordar, si bien precisamente es RAMONCÍN como banda los que más rompen con el lado duro de éste en “Arañando la ciudad”.

“Mey la lumi” es una muestra más de que “Arañando la ciudad” es un disco más suave que los anteriores, cerrando el disco con mucha calma y una sección de vientos que arropan unos acordes Reggae/Ska cuasi enterrados. Como tema tranquilo palidece completamente frente a “Ángel de Cuero” pero ahí queda como epílogo del álbum y otro de esos personajes y relatos costumbristas de los viejos fondos que siempre le gustó retratar a Ramón.

Como buena edición especial, el 35 aniversario de “Arañando la ciudad” tiene temas extra. El single “Pasamos de casi ná” aporta dos: la homónima e “Hijos Rebeldes”. No es la mayor de las rarezas, pues es un lanzamiento encontrable en tiendas de segunda mano y también en webs especializadas de Internet sin volverse loco, pero sí que es perfecto para la reedición pues los singles del disco propiamente dichos no tenían caras B inéditas. “Pasamos de casi ná” es la banda sonora de la primera incursión de Ramoncín en el cine en la película “Adolescencia”. La película no se la recomendaría ni a mi peor enemigo, pero como va de dos jóvenes rebeldes, chica y chico que se van de casa  y de sus pobrecitos padres, ambas canciones molan, sigamos con el lenguaje chelipues tienen una temática más de la primera época de RAMONCÍN. Cierra el CD una versión alternativa de “Ángel de Cuero” grabada en la época de “Ramoncinco”, y el poema “Arañando la ciudad” recitado sobre una base de piano.2015052813403565300

Todo esto se explica en el abundante libreto, casi pequeño libro con comentarios del protagonista, de periodistas, las letras y profusión de fotos de la época. Ideal para hojearlo mientras repasas “Arañando la ciudad” o bien para descubrirlo por primera vez con todos los datos en la mano.

En definitiva, una edición interesante que, sin ser la mejor reedición de discos clásicos que se han preparado en este país, tiene bastante encanto y pone de relieve de nuevo un álbum si no imprescindible del rollo, sí muy importante antes del cambio de “Ramoncín” a “Don Ramón”, de provocador a tertuliano y/o ideaólogo, y de admirador de los CLASH, BURNING y primeros punkis/rockers y similares a ídolo de Springsteen, Brian Adams y demás… (y del personaje posterior por ahora lo dejamos ahí). Y en una reedición en formato vinilo y con el libreto precisamente en formato libro sería la bomba… y con documental incluido ni os cuento… ¿Hacen falta más ideas para próximas reediciones? Mientras tanto, sigamos arañando la ciudad, de día o de noche y a ser posible vestidos de cuero y con las gafas de rock puestas.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

P.D. – Por cierto, en esta noticia anterior podéis consultar el tracklist y contenido completo de la nueva edición de manera más profusa.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »