Crítica de lo nuevo de PENTAGRAM, «Curious Volume»

PENTAGRAM-Curious-Volume-coverPENTAGRAM-“Curious Volume” (Peaceville)…

Tras cuatro años de silencio discográfico, PENTAGRAM vuelven a la carga con un nuevo trabajo.

Impulsados todavía por el éxito del documental “Last Days Here” (recomendadísimo), que trata sobre la banda centrándose en la figura del cantante Bobby Liebling, PENTAGRAM lanzan un nuevo trabajo  titulado  “Curious Volume”. En él, no abandonan ni un ápice sus fuertes raíces de Heavy Metal de los 70, ¿porqué iban a hacerlo? Ellos no son una banda retro sino que son contemporáneos de SABBATH, BUDGIE y, estirando un poco las fechas y los géneros, de COVEN, así que tienen todo el derecho y son maestros en esto del Doom, no pupilos precisamente.

El disco arranca con “Lay Down and Die” y, aunque Bobby sea la estrella, Victor Griffin se reivindica como segundo de a bordo con un pesado riff y un solo cargado de Wah Wah electrizante. Es una alegría que parece que el guitarra, fiel escudero de Bobby durante los ochenta, vuelva a participar de una manera más o menos estable en el grupo. Hablando del sonido, por cierto, lo que más me llama la atención es que la voz se encuentra algo comprimida con un efecto similar al que lleva ya unos años usando Steve Sylvester de  DEATH SS, pero no se hace molesto y no está presente en el mismo grado en todos los cortes… Es más, al revés de molesto, le da todavía más fuerza a muchos temas.

El mismo efecto de refuerzo tienen las melodías de guitarra de “The Tempter Push”. Tras escuchar ambos temas citados, me viene a la mente lo siguiente: si algo tuvo de beneficioso que PENTAGRAM no editaran su primer disco hasta mediados de los 80 es que nunca han tenido trabajos con una producción tan pusilánime como la de los primeros discos de SABBATH. Así, en la actualidad, siguen operando bajo esa premisa con riffs densos como el de “Dead Bury Dead”, en el que el control de Gain del ampli de Griffin debe de estar a niveles hasta nocivos para la salud… ¡pero cómo nos gusta!

19El siguiente corte, “Earth Flight”,  es mi preferido del disco. Cuenta con una atmósfera mucho más setentera que sus predecesores y lo inicia una línea de bajo hipnótica sobre la que unas leves notas de guitarra con efecto Chorus sirven de introducción a la parte cañera. Además, unos coros armonizados muy en la onda de los primerísimos discos de SCORPIONS, VIVA o el primer disco de ACCEPT provocan sensaciones son casi psicotrópicas al escucharlo. Incluso “Earth Flight” cuenta con un embrujo parecido al del tema clásico de PENTAGRAM “Forever My Queen”.

“Walk Alone” y su misantrópica letra es mucho más directa, al estilo de un “Relentless”, pero sin rayar a esa altura. La canción, sin embargo, es una buena muestra de un elemento distintivo de PENTAGRAM que siempre me ha parecido  de lo mejor del grupo. Me refiero a cómo se combinan los elementos clásicos del Doom con toques de Heavy Metal complementando apoyarse en los riffs pesados, con armonías de guitarra y solos fuera de los asfixiantes parámetros Doomies.

Hablando de variedad, uno de los cortes más sorprendentes del CD es “Missunderstood”, próxima al Punk de los RAMONES y, ¡sorpresa!,  Bobby y Victor no se defienden nada mal en ese terreno; si bien ese solo tan rocanrolero se sale de la zona de confort de lo que como fan de PENTAGRAM puedo esperar. Sin embargo la canción da una nota de color al disco y, oye, bienvenida sea. Para el tramo final del CD, “Close the Casket” pone las cosas en su sitio en cuanto a estilo se refiere. La primera es de las canciones más elaboradas, con la voz de Bobby entrelazándose con el riff de guitarra dándose la réplica el uno al otro. “Close the Casket” también cuenta con una parte central antes del solo que consigue transmitir ese aire de peli de terror, marca de la casa, que muchas veces encontramos a lo largo de la discografía de PENTAGRAM.

PentagramPor cierto que, hablando de imagen, me gusta mucho la de la portada con esa especie de cuervo mecánico superpuesto a unos planos aparentemente dibujados en pergamino. Este fondo da un aire añejo a la composición, sin embargo no soy capaz de relacionar el concepto directamente con ninguno de los temas de “Curious Volume” ni a nivel de textos ni musical. Seguiré dándole vueltas… al menos es visualmente atractivo, que no es poco… y quedará de lujo en vinilo, jeje.

La tripleta final conformada por “Suffering”, “Devil’s Playground” y “Because I Made It» no es tan homogénea en calidad como se podía esperar… al menos a la vista del buen nivel general de “Curious Volume”. La peor de las tres es “Sufferin”, con un estribillo muy poco inspirado y que hace fuerte contraste con dos temas mucho más trabajados como son “Devil’s Playground”, con unos registros muy graves casi desconocidos en la voz y, sobre todo, con “Beacuse I Made It”. Éste último es sencillamente espectacular, tanto que cierra el disco por todo lo alto rompiendo todos los esquemas del Doom, Stoner o lo que se quiera decir. Aquí hablamos de puro embrujo en melodías y texto… tal cual PENTAGRAM es y ha sido siempre.

Sólo queda cruzar los dedos porque la gira de presentación de este “Curious Volume” pase por España con otro concierto inolvidable como el de Copérnico en 2013 pues el trabajo en estudio lo han bordado. ¡Enhorabuena y gracias!

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »