Crítica de «30 pasos», lo nuevo de TAKO

portada-takoTAKO: “30 Pasos” (Maldito Records)…

TAKO vuelven a la carga con buen Rock en “30 Pasos”, su última entrega discográfica para celebrar además su 30 aniversario, que se dice pronto… y lo hacen con un discazo, ¡bien! Lejos quedan ya los tiempos de “A las puertas del Deseo”, de “Todos contra Todos” y de “Elclub de los inquietos” cada uno con su estilo y sus peculiaridades, pero siempre siendo TAKO.

Por mi parte admito con cierta vergüenza que fue precisamente  en la gira de presentación de “El club de los inquietos” la última vez que vi a la banda en acción, si bien he ido siguiendo a la banda en estudio y disfrutando de cada uno de sus discos.  Estos, ya sean antiguos o más recientes tienen cada uno su propia personalidad, ¿verdad? ¿Y cuál es la de “30 Pasos”?Pues después de dejes algo más melódicos en el pasado, yo diría sin duda la rockera, y “El barro terco”  desde la primera pista del CD nos lo refrenda. Por cierto, el disco es el siguiente al fantástico (y muy bien acogido) «Las campanas de la vergüenza», que Esquitino reseñaba aquí en su momento (para Rafabasa.com).

TAKO_foto_01(2)Aun así, a o largo de los años TAKO han tocado muchos palos: el melódico que citábamos, el del Rock Urbano, incluso casi el punk rock en sus comienzos… y muchas veces los han combinado. Esta cierta fusión sigue presente hoy, pero si tuviéramos que definir en una sola palabra “30 pasos” mi elección sería: madurez y personalidad, sonido y estilo propio. TAKO apuestan aquí por los textos inteligentes (sí, aún más que nunca) y por un sonido más próximo al Classic Rock que a cualquier otro estilo.  Letras como la de “El cabo del querer” invitan a pinchar este nuevo trabajo de los de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) en tu rincón favorito de casa y sumergirte en música y letra como cuando de adolescente tenías un disco nuevo y lo exprimías al máximo.

Ojo, con todo lo anterior no quiero decir que en “30 pasos” no haya caña. Ahí tenemos “El ángel rebelde” (con comienzo casi a lo JUDAS PRIEST incluido, curioso) que es un chispazo vivaracho y directo que seguro que disfrutaremos en concierto, pero encuentro que lo que está verdaderamente potenciado en esta nueva entrega de TAKO son las canciones más calmadas como “Las lágrimas de la fortuna”, con esa melancolía que la banda ha explotado tan bien desde siempre. Sí, me refiero a esa que impregna temas clásicos del calado de “Viejas Portadas” del 93 que, con permiso de tantas y tan buenas canciones en la carrera de TAKO siempre será mi preferida en ese sentido.

“El empleado del mes” (otra letra impagable de Mariano Gil, en ese punto costumbrista del que es maestro), “Las tres estaciones”, “Matasueños”… un puntito de humor, otro de romanticismo y melancolía… y todos ellos en perfecta armonía entre sí y con la música marca de la casa siempre de fondo. TAKO siguen siendo también maestros en esas melodías de voz que se graban a la primera escucha, por cierto, y mantienen su elegancia habitual, que no es fácil. El disco invita a ser diseccionado detalle a detalle, pero pienso no es cuestión de que yo haga públicas aquí mis reflexiones en ese sentido, sino que cada uno debe de disfrutar creando su propio viaje personal de la mano de la música contenida en “30 pasos”… ¿Y no ha sido así siempre con TAKO acaso?

fechas-takoDe todos modos, no quiero renunciar a destacar un tema diferente como es “Hombre al agua”, una de las canciones  a destacar por ese efecto chorus para los acordes de guitarra que no hacen sino provocar un extra de evocación. Por cierto, que tan bueno es este momento como cualquier otro para destacar el gran sonido que la producción de Dani Alcover ha sacado para TAKO, tanto en los temas más rockeros como en los más tranquilos. Sirva como ejemplo de esto último “Sin Nacer y Sin Morir” en clave electroacústica. Y entre medias la personalidad y sonido marca de la casa como decíamos, los textos en ese punto único intermedio entre la nostalgia y el positivimos (con gotas siempre de denuncia) que tan bien ha conseguido siempre la banda, y esa propuesta musical que al instante identificas como TAKO.

El disco termina con la emotiva “Suessetania”, dedicada con todo el cariño a la ciudad de origen del grupo, Ejea de los Caballeros, el mismo cariño que TAKO imprimen disco a disco y concierto a concierto que disfrutaremos en Madrid en próximo el 27 de Mayo junto a PEDRO BOTERO (también con nuevo disco en ciernes, por cierto, como os contábamos aquí cuando salió). Y ahora, a por otros 30 pasos más. ¡Gracias y enhorabuena, Mariano,

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »