Biografía de Ronnie Atkins (PRETTY MAIDS) – Segunda parte

Tras la noticia, y la info de actualidad a modo de introducción del artículo principal, vamos a repasar la trayectoria de este simpático y cálido nórdico. Y lo suyo es empezar por orden, desde el principio. ¿Repasamos la carrera de Ronnie Atkins y contamos la historia de PRETTY MAIDS a través de ella?

Ronnie Atkins

Ronnie Atkins nació en la ciudad danesa de Vejle el 16 de noviembre de 1964. Su nombre real es Paul Christensen (pero lo cambió por un nombre artístico porque la compañía inglesa de sus primeros tiempos se lo exigió a él y a “Ken Hammer”, y ya nunca dejaron de usarlos.

En 1981 él y su amigo Kenneth Hansen se encontraron en la ciudad de Horsens y fundaron PRETTY PRETTY PANIC, cambiando después el nombre a PRETTY MAIDS. Muy a menudo se les ha preguntado de dónde sale el nombre del grupo, y la respuesta es que ese nombre aparecía en un libro que tenía Ken Hammer, sin más. Pronto pensaron seriamente en cambiar el nombre, cuando a veces se les confundía (antes de verles) con una banda de chicas, pero ya habían hecho y pagado camisetas con ese nombre, y finalmente lo dejaron así. De todos modos el propio Ronnie Atkins nos daba más info al respecto en una entrevista de antaño (realizada por David Esquitino):

Primeros tiempos

Bueno, en principio sé que se tomó de un libro pero no recuerdo el título, supongo que sería cosa de Ken, pero también es parte del título de una canción de los EAGLES, del disco “Hotel california”, que se llama “Pretty maids all in a row”. De todos modos, no te puedo decir mucho más porque el nombre ya estaba puesto cuando yo entré en la banda. De todos modos, siempre me pareció un nombre un poco estúpido, jaja, pero con el éxito de los primeros discos no estábamos de acuerdo a cambiarlo… y a estas alturas, imagínate… Ésta es un poco la historia que yo te puedo contar sobre esto.

Volviendo a la historia del grupo, empezaron como una banda de versiones, siendo sus principales influencias musicales grupos como THIN LIZZY, LED ZEPPELIN, DEEP PURPLE, RAINBOW, KISS, ICON, SLADE, QUEEN y sobre todo BLACK SABBATH (Ronnie es un gran admirador de Ozzy Osbourne, de su inconfundible estilo cantando). También les influyó la New Wave Of British Heavy Metal (sobre todo DEF LEPPARD, IRON MAIDEN y TYGERS OF PAN TANG) y el AOR americano (con FOREIGNER y JOURNEY, por ejemplo).

Pero poco después ya componían sus propios temas (curiosamente años más tarde verían como HAMMERFALL y ARCH ENEMY versionaban su canción “Back To Back”, de su álbum debut). Con ellos estaban el guitarrista Pete Collins, el bajista John Darrow y el batería Phil More. Pronto grabaron una demo con la que consiguieron su primer contrato discográfico con la compañía inglesa Bullet Records, que les consiguió la publicación de su primer EP homónimo en 1983 (también conocido como “Shelly The Maid” en algunos círculos), y una exitosa gira por el Reino Unido.

Pretty Maids primer disco

Ese mismo año telonearon a BLACK SABBATH en su gira escandinava y, tras algún cambio de formación, comenzaron a grabar su primer LP, “Red, Hot and Heavy” (1984), con la productora CBS (que ya había regrabado su EP anterior con una nueva portada). Tanto éste como sobre todo “Future World” (1987), grabado en Nueva York con el famoso productor Eddie Kramer, son dos de los discos seminales del estilo y posiblemente de los trabajos más importantes para este incipiente “hard / heavy” europeo aunque de sonido y estilo un tanto más americano y melódico (pese a su dureza y a su sonido muy heavy).

Ambos trabajos tuvieron mucho éxito y definieron a la banda dentro del estilo de rock duro con marcadas melodías como decimos. “Jump The Gun”, en la misma línea pero ya un punto más melódico, vio la luz en 1990, producido por el bajista de DEEP PURPLE, Roger Glover (y curiosamente un álbum que nunca gustó demasiado al propio Atkins). Se esperaba un gran éxito mundial para este álbum, pero en plena época de invasión del grunge (o al menos en sus comienzos), solo triunfó en Japón.

Pretty Maids 90

Casi al mismo tiempo, Atkins y Hammer quedaban como únicos miembros fundadores que seguían en la banda. Kenn Jackson y Michael Fast se encargaron del bajo y la batería respectivamente durante los siguientes años. “Sin-Decade” (1992), aún más melódico pero manteniendo señas de identidad sonora, tanto con su tema título como sobre todo con su single «Please Don’t Leave Me» (versión de la canción de John Sykes y Phil Lynott – THIN LIZZY) llegó a un público más amplio y les afianzó aún más en Japón.

Tras publicar el melódico (y flojito, según opina el propio Ronnie… algo que corroboramos muchos de los seguidores) “Stripped” (1993), en 1994 sorprendieron a todos con “Scream”, un disco menos comercial y más heavy, con el que captaron a más fans y recibieron otra vez muy buenas críticas. Estábamos en los tiempos difíciles, muy duros para las bandas clásicas de hard rock y heavy metal, de mediados de los 90 y costó mucho sobrevivir a estos años… pero PRETTY MAIDS lo hicieron con oficio, voluntad firme, constancia y trabajos decentes.

A este “Scream” le siguió su primer álbum en directo, “Screamin’ Live(1995), muy interesante, y “Spooked” (1997), considerado enseguida como un disco clásico pese a su corte un punto más moderno (hijo de su época, inevitablemente). Seguíamos adelante en la misma línea con “Anything Worth Doing Is Worth Overdoing” (1999), que contenía su exitoso “Hell On High Heels”. Como decimos, se remataban los malditos 90 pero ellos siguieron en esa línea propia, algo actualizada, vale, y vendieron miles de copias y se mantuvieron en un momento en el que no todas las bandas clásicas pudieron sobrevivir.

En el nuevo milenio, alternaron trabajos más melódicos, como “Carpe Diem” (2000), con otros más heavies, como “Planet Panic” (2002). 2003 fue sin duda un año para olvidar, con los problemas legales y financieros que les trajo la bancarrota de su compañía discográfica Rock On, y con el ataque cardíaco que sufrió Ken Hammer, del que afortunadamente se recuperó (casi) sin secuelas. Michael Fast dejó la banda, lo cual retrasó la publicación de “Wake Up To The Real World” (2006), grabado ya con su suplente, Allan Tschicaja (ROYAL HUNT, KINGDOM COME). Además, Morten Sandager (ex-MERCENARY) reemplazó a Alan Owen en los teclados.

De cualquier manera sin duda éste es posiblemente su mejor trabajo en estos tiempos y, aunque pasó injustamente desapercibido, es un disco totalmente a reivindicar. También la portada hace referencia a su clásico “Future world”, lo cual no es casual. Nos hablaba del mismo de manera profusa David Esquitino en esta review en aquel momento para Rafabasa.com… Recordamos uno de los mejores temas del disco:

El siguiente disco fue un excelente “Pandemomium” (2010), considerado como uno de sus mejores discos del nuevo siglo, siguiendo la buena senda abierta por su trabajo anterior y muy bien recibido a todos los niveles. Además, contenía el que posiblemente sea su último gran clásico, «Little drops of heaven«. Pero la cara oscura es que el bajista Ken Jackson (que llevaba casi 20 años con la banda) dejó PRETTY MAIDS, que fue sustituido por Hal Patino (clásico bajista de KING DIAMOND). Es cierto que, pese a su fama y status (de hecho le vimos en la gira de presentación del disco en nuestro país) duró muy poco, por sus eternos problemas personales, y entró en su lugar el bajista actual Rene Shades (ex MIKE TRAMP), con el que celebraron su 30 aniversario en un concierto en Copenhague.

Pretty Maids 2016

Hasta entonces curiosamente nunca habían tocado en Estados Unidos (Atkins se arrepiente de haber rechazado telonear a WHITESNAKE allí en 1987, para poder hacer la gira “Monsters Of Rock” con DEEP PURPLE), y se estrenaron allí en 2012 en un festival. El año siguiente, publicaban con Frontiers Records su “Motherland”, más oscuro y más crítico en sus letras, definido por Ronnie Atkins como “su mejor disco, canción tras canción”. A nosotros esta etapa del grupo más experimental, “moderna” e incluso excesivamente melódica nos gustó menos, como podéis leer en la review que hizo Esquitino del mismo. Eso sí, de nuevo les vimos en gira en nuestro país, y ahí la banda casi nunca falla, como también nos contaba Esquitino entonces para Rafabasa.com.

El teclista Sandager dejó la banda, y le sustituyó Chris Laney, que se encargaría también de las guitarras. Con él publicaron “Kingmaker” (2016), del que nos hablaba Fernando Galicia en la web entonces. Allan Tschicaja dejó la banda y en su lugar entró Allan Sørensen, que se estrenó abriendo para KISS en la ciudad de Horsens, ¡casi nada! Pero el año pasado, Tschicaja (un tremendo batería) volvía a las filas de PRETTY MAIDS, al menos para la temporada de los festivales veraniegos. Y en noviembre de 2019 se publicaba su último álbum de estudio, «Undress Your Madness«, que mantenía el estilo propio de la banda y recibía muy buenas críticas (entre ellas la nuestra)… aunque es cierto que el grupo anda en estos tiempos en tesituras musicales de calidad pero algo alejados ya con respecto a sus tiempos clásicos de hard / heavy marca de la casa.

En general PRETTY MAIDS son una banda difícil de definir (aunque a nosotros nos gusta decir que sencillamente hacen hard / heavy), porque van desde el heavy metal clásico de sus primeros tiempos hasta el hard rock más melódico, con dejes más actuales en la actualidad, valga la redundancia. Ronnie lo explica diciendo que en realidad para él hay dos tipos de música: la buena y la mala, y a él le gusta casi cualquier música que sea buena. Incluso se define a sí mismo como el “popero” de la banda, sin ocultar por supuesto su punto más clásico y roquero, una cosa no quita la otra. El propio Ronnie Atkins nos daba una buena definición sobre esto en esta entrevista tan interesante con Esquitino hace ya 15 años:

Ronnie Atkins

(…) Por ejemplo siempre estuvo claro que algo distintivo para nosotros es el sonido de teclado. Entonces, creo que una buena idea sobre la banda nace de la mezcla entre estas melodías y las buenas guitarras que siempre nos han caracterizado. También creo que siempre hemos tenido la suerte de poder encontrar las letras y el estilo vocal adecuado para cada canción y esto también ha sido siempre un signo claro. Yo creo que actualmente estamos en un punto de una vieja banda utilizando la misma fórmula de escribir las canciones adecuadas en cada momento, al igual que hacíamos hace 20 años.

Por otro lado, siempre han intentado mantener una línea más o menos constante en su estilo, sin dejar de intentar renovarse y actualizarse. Es cierto que nunca se han definido políticamente, pero sí han mostrado una preocupación por el estado global del mundo, y lo han reflejado en algunos de sus discos, como “Pandemonium”. Tampoco han sido ajenos nunca ha expresar opiniones sociales en sus canciones, sin dejar de lado sus románticas baladas, que les salen tan bien (aunque no es algo definitorio de su estilo ni sería justo “acusar” a PRETTY MAIDS de ser culpables de ser un “grupo moñas” precisamente). Además, Ronnie asume perfectamente que, si él dejara PRETTY MAIDS, su amigo Ken podría seguir con ella sin ningún problema… aunque a él mismo le costaría mucho seguir adelante sin Ken…

Texto: Mar Fuertes y David Esquitino

Ya veremos qué ocurre si, como todos nos tememos, finalmente sea la muerte de su vocalista lo que produzca esta disyuntiva… Esperemos no tener que llorar prematuramente por el valeroso y de corazón salvaje, Ronnie Atkins. Por favor, no nos dejes:

 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »