Biografía de Manolo Arias (primera parte)

Casi 40 años de una carrera plagada de éxitos le avalan. Casi no necesita presentación, pero hoy os contamos quién es Manolo Arias, por qué fueron tan importantes sus bandas, sobre todo NIÁGARA y ATLAS, y cómo es su primer disco en solitario, que se publica ya como ARIAS. Aquí tenemos la primera parte del artículo: 

Arias

Con la “excusa”, fantástica, de la salida en estos días de su primer disco en solitario, “No estoy para nadie”, nos apetece mucho repasar la carrera de uno de nuestros guitarristas favoritos y de los más importantes de la historia del rock duro, el hard rock y el heavy metal español. Su CV es enorme y la relevancia de las bandas en las que ha participado le colocan en la primera línea de nuestra música.

Últimamente nos hemos fijado un poco en las vidas de algunos músicos foráneos muy renombrados, sobre todo porque nos han dejado hace poco (que afortunadamente, y por muchos años, no es el caso). Pero a veces se nos escapa que aquí en casa tenemos también músicos brillantes de los que merece la pena hablar, y con buena salud, además. Hoy dedicamos nuestro artículo a un guitarrista, compositor, arreglista y productor magnífico, muy productivo, incansable, muy valorado y admirado por el público, por los medios y por sus propios compañeros (con lo difícil que es conseguir unanimidad en estos casos). Uno de los músicos que, pese a su relevancia, quizás no ha obtenido el reconocimiento que se merece ni dentro ni fuera de nuestras fronteras (aunque estuvo a punto de hacerlo y llegó a “tocar el cielo”… sobre todo en los tiempos importantes de NIAGARA).

Manolo Arias

Si los de fuera han escrito y vendido sus biografías con gran interés de sus fans, el madrileño Manolo Arias podría hacer lo mismo. Sin ser tan ambiciosos, pero aquí tenemos un resúmen (o un largo capítulo biográfico y musical) de la misma para empezar. Cierto es que nos conformamos con solo algunos detalles de su vida y trayectoria, que ambas dan para mucho más, pero desde aquí nuestra admiración, cariño, respeto y valoración para uno de nuestros músicos de cabecera. .

V.M. Arias (Víctor Manuel Arias Guzmán, al menos es lo que pone en su DNI), “Lolo” para sus amigos y allegados, y sencillamente Manolo Arias para la mayoría, es uno de los personajes pioneros, primigenios y más importantes de nuestro rock duro patrio. Leyendo sus entrevistas, nos damos cuenta de que no es muy aficionado a decir su edad (aunque podría presumir de ella). Así que diremos que nació en Madrid hace ya algunas décadas. La primera canción que recuerda haber escuchado es el “Hey You”, de THE BEATLES, cuando tenía 7 años, y se le quedó grabada en la memoria.

Su abuelo paterno tocaba la guitarra, y le regaló su primer instrumento a los 9 años, pero no pudo enseñarle, ya que el chaval metió la guitarra en un armario y se olvidó de ella durante dos años. Un día se le cayó literalmente encima al buscar otra cosa allí, y desde ese momento ya no pudo soltarla, y la llevaba a todas partes con él. De hecho, aprendió a tocarla por sí mismo, siguiendo consejos de sus amigos del barrio y tratando de sacar lo que escuchaba en los discos, practicando a todas horas (terminaría estudiando Armonía de Jazz, pero eso fue mucho tiempo después). Con eso desarrolló un buen oído y una gran capacidad para improvisar. Se estrenó en un escenario  a los 11 años tocando fandangos en una función escolar. Sus padres lo tuvieron que aceptar por partida doble, ya que poco después su hermano Ángel siguió su mismo camino musical (en este caso con el bajo, pero esta otra historia la desgranamos en otra ocasión).

Con 13 años montó JERUSALÉN, un trío más bien orientado hacia el folk o country, con un par de chavales / amigos. Eran dos guitarristas más el cantante, incluso ensayaban en la calle (en el barrio de Hortaleza, en unos locales de hecho muy cercanos a las actuales estudios de Radio Enlace, donde unos corsarios tienen su programa de radio, jeje), experimentando y aprendiendo. Poco después Manolo vio el debut de ÑU, cuando ganaron un concurso en el Teatro Monumental allá por mediados de los 70, el primer concierto para Molina y para él, a diferentes niveles (una gran casualidad de la vida), y a partir de ahí ya se puso a trabajar muy en serio.

Foto Eltablerodeajedrez2000.blogspot.com – Manolo con Yerba

Aún en el colegio, formó otra banda, ARCEVAL, también con amigos de clase, y ya empezaron a tocar música popular (nada de rock) en alguna fiesta de pueblo o similar (después de ensayar en el cuarto de contadores de una casa del barrio de Salamanca, ya que el padre del batería era el conserje, y a cambio ayudaban a veces a los tolerantes vecinos). Hacían ya algunos temas propios, y también versiones de THE ROLLING STONES o de PINK FLOYD para seguir aprendiendo, siempre en plan autodidacta, pues no había los medios que hay hoy. Y todo muy artesano, incluso nos suena a película juvenil, pero sí, lo que se hacía entonces era currar en verano y ahorrar para poder ir mejorando el equipo.

Manolo (que ya se dejaba el pelo largo, lo cual le trajo algún encontronazo con los “grises” de entonces) y sus amigos empezaron a hacer su tarea más profesional, y formaron el grupo YERBA, con su hermano Ángel a las voces (duró solo unos meses, antes de ser el bajista de GOLIATH, TRITÓN o BARÓN ROJO ya después… además de por supuesto NIAGARA y ATLAS, como luego os contamos), el batería Alberto Hernando (también fue a GOLIATH) y el teclista José Barta (que también fue miembro de GOLIATH, JÚPITER o ÑU). Otros miembros que pasaron por YERBA fueron el cantante Johan Cheka (que después sería el cantante de CRANEO, en el Barrio del Pilar, y actual mánager de ASFALTO) y el guitarrista Juanjo Melero (también del Barrio del Pilar, y que después también se iría a CRÁNEO… antes de su etapa en SANGRE AZUL años después, por supuesto, pero esa es otra historia).

Ya había cierto nivel musical y profesional, aunque fueran viejos conocidos del barrio y aún unos chavales. Es más, hicieron una grabación en los estudios de Columbia Records, su primera experiencia en un estudio, con Manolo como cantante, pero les dominó cierto orgullo juvenil y no quisieron firmar con ellos. En 1981 Manolo se fue a la mili y el grupo desapareció (como su primera melena, que recuperaría poco después, claro).

Con solo 21 años, en 1983 entró en BELLA BESTIA, tras una llamada de Pepe Mari San Segundo (bajista de la banda… que posteriormente, pasaría a ser BEETHOVEN R. ya en los 90), con el que había coincidido en algún concierto en Vallecas. Con ellos grabó el primer álbum, el fantástico disco homónimo” y un directo que no llegó a publicarse (aunque algunos de los temas que grabó aparecieron después en el segundo “Lista para matar”, ya sin Manolo en el grupo). Algo nos contó al respecto, por cierto, el propio Pepe Mari, en una de sus visitas a nuestra radio repasando los primeros tiempos de la banda.

Con Bella Bestia

Arias recuerda aquella época como una locura, una fiesta constante, adoptando un nuevo look muy glam, con mallas de colores y con exceso de laca y maquillaje (lo cual no les supuso ningún problema, ni siquiera cuando tocaban para un público poco mundano y alucinado con lo que veían, en pueblos remotos). Era la primera banda totalmente profesional para él, que seguía aprendiendo. Incluso llegaron a aparecer en el famoso programa de televisión “Un, dos, tres”, donde no era nada frecuente ver a ninguna banda de rock (el Glam de la “Movida madrileña” sí triunfaba, pero el del rock era ignorado por los medios, tal vez por eso les  recortaron drásticamente su actuación al emitirla).

Reconoce haber aprendido mucho del guitarrista Tony Aceves (aprendió lo bueno para hacerlo, y lo malo para no repetirlo). Allí también coincidió con el vocalista Tony Cuevas, que ya le dejó impactado cuando fue capaz de cantar entero el “Heaven & Hell” de BLACK SABBATH  en la prueba para entrar en BELLA BESTIA, y lo hizo muy bien, además (Manolo tuvo claro ya entonces que acabaría trabajando más con él). No fue el elegido para la banda, pero sus caminos se cruzarían muy poco después. Preguntado recientemente por ello, a día de hoy recuerda a BELLA BESTIA como una gran experiencia, codeándose ya con sus héroes de juventud (TOPO, OBÚS, BARÓN ROJO, etc.), y de la que conserva la amistad con Pepe Mari y sigue en contacto con casi todos los demás miembros.

Sigamos con el repaso a la historia… Tras ser despedido de BELLA BESTIA (la única vez en que le han echado de un grupo, sin haber quedado muy claros los motivos… al menos a nivel genérico), y tras trabajar brevemente con artistas de estilo más folk y/o sinfónico (Manolo de Dios y DIOS PONCE en el 85… el proyecto de Javier Ponce, guitarrista de TRITÓN y GOLIATH, y gran amigo de su hermano Ángel Arias), Manolo también hizo una gira de verano (muy tranquila y sin sobresaltos, para variar) con PANZER, o los llamados “Innombrables” por su absurda fama de gafes, sustituyendo a Jesús Díaz “Suso”, mientras empezaba a perfilar en su cabeza lo que poco después sería NIÁGARA.

Efectivamente, al acabar 1985 surgió su propio proyecto / banda NIÁGARA, precisamente haciendo equipo con Tony Cuevas, con el que decidió componer Hard Rock más o menos melódico en inglés (aprovechando que Tony tenía doble nacionalidad y era bilingüe, al haberse criado en el Reino Unido), siguiendo los designios de las bandas internacionales que entonces estaban más en auge como WHITESNAKE, MSG o unos primigenios BON JOVI y EUROPE. Más  adelante participaron su hermano Ángel al bajo, Quique Castañeda a los teclados y José Martos a la batería. Todos ellos estaban en TRITÓN e inicialmente esto era solo una colaboración (de hecho la “salida” de los miembros de TRITÓN para hacer NIAGARA es algo que Javier Mira, guitarrista de TRITÓN nunca les ha llegado a perdonar porque ambas partes han reconocido en mayor o menor medida que “les dejaro tirados”)… Algo nos contó, su versión, claro, el propio Javier Mira en esta entrevista corsaria en su momento. Y también, sin negarlo por el lado de NIAGARA, el batería José Martos repasando su trayectoria en nuestro momento de radio a principios de este año maldito.

Now or never

Polémicas aparte, empezaron llamándose TORA TORA, pero ya había una banda americana con ese nombre, así que cambiaron a NIÁGARA. Las canciones que empezaron a mostrar en radios fueron tan aclamadas que los tres de TRITÓN se fueron de allí definitivamente para dedicarse solo a NIÁGARA. Un año después, tras haber grabado dos maquetas, el periodista (y entonces mánager) Rafa Basa (que ponía sus canciones a menudo en su radio y era amigo de Manolo y de Tony) les propuso debutar en directo en la sala Canciller de Madrid, los días 18 y 19 de diciembre de 1986, teloneando nada menos que a los americanos KING COBRA (como curiosidad, decir que era su primera gira ya sin su cantante clásico, Mark Free… que poco después se cambiaría de sexo y ahora es Marcia Free desde hace muchos años).

Gustaron tanto que el manager de KING COBRA les propuso grabar una maqueta para llevarla a la discográfica Enigma, y el batería Carmine Appice les ofreció su casa para que vivieran en ella hasta que se establecieran en América, pero la vida familiar pesó más en la balanza y declinaron la oferta. También tuvieron la opción de establecerse en Londres, en el entorno de MSG y más bandas “locales”, pero decidieron no irse de Madrid… Quién sabe qué hubiera resultado de aquello, seguramente algo muy grande, pero nunca lo sabremos… El año siguiente lo pasaron tocando mucho y haciéndose  valorar aquí, pese a cantar en inglés, algo muy mal visto en esa época en el panorama nacional (y que siempre les pesó y les lastró… éramos unos “paletos” integrales en aquella época en España, al menos a nivel musical, y es una pena pero fue así).

Un ejecutivo de la compañía CBS intentó insistentemente que su empresa les fichara, pero la filial española no lo vio nada claro, no le atraía la idea de hacer rock. En 1988 grabaron su primer disco, “Now or Never”, con la nueva compañía Avispa (este disco fue el segundo que publicaron, tras el mítico primer disco de MURO, grabado en directo y llamado “Acero y sangre”). Salió en 1989, y sin duda es uno de los discos más importantes del hard rock en nuestro país… y me atrevo que a decir que en Europa.

Grabando con Carlos de Castro (Barón Rojo)

Carlos de Castro (que conviviría años después con Ángel Arias en BARÓN ROJO, y había grabado las primeras maquetas de NIÁGARA en su propia casa) supervisó esa grabación, muy dificultosa por los escasos medios con que contaban, y sin embargo obteniendo un sonido muy bueno para esas condiciones. La presentación en Carabanchel fue un gran éxito, e incluso el álbum se llevó la máxima valoración en la famosa revista internacional Kerrang!, llegando así a las listas inglesas, a muchos otros medios y a la publicación internacional del álbum (en parte debido al tesón de Arias y Cuevas, que no dudaron en ir a Londres, a muchas discográficas, llevando el disco, hasta que Killerwatt les aceptó).

A la gira española le siguió la gira inglesa, como cabezas de cartel y llegando a tocar en el nuevo Marquee (descendiente del mítico teatro de Londres, y estrenado seis meses antes por KISS), con tanto éxito que hicieron una segunda gira británica (en una Inglaterra que entonces se fijaba en las influencias llegadas de Estados Unidos más que en ninguna otra). Recorrieron varias ciudades anglosajonas y repitieron en el Marquee, siendo teloneados por bandas locales. A la gente les costaba creer que esos rubios parecidos a EUROPE o a BON JOVI (excepto el único inglés, el cantante de pelo moreno, precisamente… y casi el único que hablaba inglés de hecho) fueran españoles. Es más, pensaban que eran nórdicos, y se les propuso quedarse a vivir y establecerse definitivamente en Inglaterra, como una banda local más.

De nuevo nunca sabrán qué hubiera pasado si lo hubieran aceptado, ya que otra vez los compromisos familiares les impidieron emigrar (o no se atrevieron a dar el paso). Y Manolo Arias se lo toma a día de hoy como algo que tenía que ser así por algún motivo, sin arrepentimientos. Hubo un intento de hacer una tercera gira pero tampoco pudo ser, porque el grupo prefirió grabar un nuevo disco ya, y Avispa tampoco podía financiar tanto gasto. De cualquier manera, hubo una gran polémica en nuestro país porque los grandes medios ignoraron por completo esas dos giras por Inglaterra y aquí poco más que no se les creyó ni apoyó al respecto, algo que dolió muchísimo al grupo y es algo que nunca han olvidado. Eso sí, podemos recuperar hasta alguna crónica de la época (británica) que lo atestigua…

Niagara en Londres

El propio José Martos nos lo contaba en entrevista directa en Corsarios, recordando este amargo episodio de lo que tenía que haber sido uno de los pasos más gloriosos de la historia del rock duro español… y no lo fue. Las razones reales nunca las sabremos, pero los hermanos Arias y José Martos siempre han aludido a algún tipo de venganza de los grandes mandamases de la industria musical del rock y el heavy en España en la época, y ninguna de las partes lo ha negado nunca.

En 1990 se publicó “Backstage Girls”, también producido por Carlos de Castro, y telonearon a WHITESNAKE en su gira española. Tras un único concierto en Suiza, Tony Cuevas decidió irse, y NIÁGARA hizo su primera pausa larga (Ángel entró en BARÓN ROJO más tarde y Manolo estuvo intentando reubicar su estilo). Tras un fallido intento de que Cuevas volviera, y tras una “reunión” para grabar una sintonía de radio (con otro cantante, Fernando García, de VICTORY, con el que grabaron el tema que escuchamos debajo… y que es un temazo), NIÁGARA  grabó otra maqueta con el cantante galés Nick Schultz (UNIT 4+2, DREAMSTATE, PHYSIC GARDEN)… y que desapareció sin dejar ni rastro, dicen las malas lenguas que por problemas con la justicia, aunque también con parte femenina involucrada.

Como curiosidad, decir que sonó con mucha insistencia como posible cantante para BARÓN ROJO, algo nunca demostrado… pero cuando el río suena…

Volviendo a NIAGARA, tras tener preparadas varias maquetas para un nuevo disco, y tras un único concierto en Canciller homenajeando al desaparecido Pedro Bruque (TIGRES), Schultz se fue de repente a su país y desapareció (parece ser que acabó en la cárcel por evadir impuestos), y llegó literalmente al rescate Antonio Manzano (BANZAI, ZERO, EMERGENCY, MANZANO… y que ya entonces estaba estableciendo su residencia en Suiza), trabajando muy rápido y muy bien. En 1994 publicaron “III”, tal vez su mejor disco (en dura pugna con el primero), aunque fue más valorado en Japón que en Europa y España. De hecho, sólo hubo un par de presentaciones en Madrid (con nuestro añorado José Antonio Manzano quedándose para los ensayos y los conciertos en casa de nuestro ex compañero Rafa Basa, o de los propios NIAGARA) y Barcelona.

Niagara con Manzano en III

El eterno desdén del público nacional hacia el Hard Rock aquí, la competencia del Grunge incipiente y la intolerancia de la gente a los grupos nacionales que cantaban en inglés no se lo puso nada fácil (aunque curiosamente a la gente no le importaba no entender las canciones de los extranjeros). Sin embargo, en Japón sí se vendió muy bien, e incluso les propusieron hacer una gira por los Países del Este, pero de nuevo no pudo ser, y llegó la segunda pausa del grupo.

Manolo no se rindió y reunió por última vez a NIÁGARA con Ignacio Prieto (al que había conocido al producir una maqueta de su grupo REINA DE CORAZONES) a las voces, grabando primero una nueva maqueta, y ya en 2001, el disco doble “Fall Fighter”, que incluye el álbum “III”, más dos temas grabados para la edición de Japón y algunos temas inéditos de las etapas iniciales de la banda. Tras esto, NIÁGARA desapareció finalmente… aunque sin duda fue el embrión de ATLAS (nuevo grupo del que ahora hablamos en la segunda parte), que se estaba sembrando…

Texto: Mar Fuertes y David Esquitino

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »