35 aniversario de la muerte de Phil Lynott (THIN LIZZY)

Hace tres décadas y media nos dejaba demasiado pronto un gran rockero, un nombre universal en la historia del hard rock. 35 años después seguimos recordando a Phyl Lynott, le mantenemos vivo escuchando su música (tanto en solitario como a través de THIN LIZZY) y le rendimos este pequeño homenaje.

Logo

Ayer, lunes 4 de enero, nos despertamos con la inesperada noticia de la reciente muerte de Alexi Laiho, cantante y guitarrista clásico de CHILDREN OF BODOM, y nos da mucha pena que se ha ido muy joven, a los 41 años de edad. Pero, sin menospreciar ni mucho menos la importancia de esta triste noticia (de hecho aquí podemos leer el artículo que ayer le dedicamos al respecto), era de recibo recordar también que el 4 de enero de 1986 nos dejaba Phil Lynott.

Era un artista de los más grandes, un rockero universal, siendo incluso más joven que Alexi, a los 36 años. Por ello rendimos también a través de este artículo un pequeño homenaje a uno de los artistas más importantes de la historia del rock y cuya huella sigue siendo imborrable tantos años después. Por supuesto que ayer era obligado que el protagonista (aunque sea por razones tan negativas) fuera Alexi Laiho, pero hoy nos acordamos también de la figura del gran Phil Lynott, que nos dejaba hace 35 años…

Al frente de THIN LIZZY

El bajista, cantante y compositor inglés fue el líder de la mítica banda de rock irlandesa THIN LIZZY. Philip Parris Lynott nació en 1949 en Inglaterra, hijo de un marino guayanés que se fue poco después de que él naciera (aunque se reencontraron ya en los años 70) y de una escritora irlandesa de la que tomó su apellido, la muy querida Philomena Lynott. Ya fallecida (concretamente nos dejó el 12 de junio de 2019), entre otras cosas escribió una biografía de su afamado hijo, desde su perspectiva de madre (de ella también heredó su amor a las letras, en sus composiciones e incluso en un libro de poemas).

Pero Phil, tras sufrir el racismo en las escuelas inglesas (no olvidemos que era mulato, en un país tan católico y tradicional como Irlanda, y en una época en la que había muy pocos niños de color allí), creció con sus abuelos en Dublín y fue allí donde fundó algunos grupos pequeños. Entre ellos, sin duda destacamos SKID ROW (obviamente nada que ver con los norteamericanos), donde sólo cantaba y un tal Gary Moore tocaba la guitarra), aunque a los 20 años creó, junto al batería Brian Downey, a THIN LIZZY, la primera gran banda de hard rock irlandesa que triunfó fuera de sus fronteras.

Eso sí, especialmente en los primeros tiempos del grupo primaban las influencias del folk y la música tradicional irlandesa e inglesa, además del rock primigenio de los 50 y 60…

Imitando algo el estilo de Jimi Hendrix, e influenciado por Bob Dylan, Van Morrison, Bruce Springsteen y la literatura irlandesa, obtuvo su primer gran éxito en 1973 versionando la canción tradicional celta “Whiskey in the Jar” (más tarde re-versionada y popularizada por METALLICA entre otros). Por otro lado, THIN LIZZY fueron pioneros en el uso de dos guitarras melódicas a la vez, destacaron por sus acordes potentes y directos, por su exquisita melodiosidad, y por sus extraordinarios riffs (además de por las letras de Lynott). De hecho, durante la década de los 70 y primeros 80 publicaron 14 discos, hasta que se disolvieron en 1983.

Tras esto, y ya con graves adicciones encima, Phil grabó dos trabajos más en solitario, el primero (“Solo in SoHo”, 1980) más exitoso que el segundo (“The Phyl Lynott album”, 1982). Además colaboró con otros artistas como Jeff Wayne (en su versión musical de “La Guerra de los Mundos”, en 1978), Steve Jones y Paul Cook, de los SEX PISTOLS (bajo el nombre de THE GREEDIES, en el single «A Merry Jingle», junto a otros miembros de THIN LIZZY, en 1979), Roy Wood (co-fundador de ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA, en la canción “We Are the Boys (Who Make All the Noise)” en 1983) y con su viejo amigo Gary Moore (en la exitosa canción «Out in the Fields», en 1985).

En el terreno personal, se casó con Caroline Crowther (aunque tuvo muchas más parejas y amantes, oficiales y en la sombra) y tuvo dos hijas, Sarah y Cathleen. Llevó una auténtica vida de rockero, alternando su trabajo con tumultuosas fiestas, hasta que sus adicciones a las drogas y al alcohol le pasaron factura. Fue en 1985, el día de Navidad de hecho (y prácticamente abandonado por managers, discográficas y compañeros de grupo, que estuvieron siempre a su lado en los días dorados, pero no tanto en sus momentos de declive) tuvo que ser ingresado en un hospital de Salisbury (Inglaterra) con una sobredosis de heroína, que acabó derivando en una gran infección que acabó con su vida el 4 de enero de 1986, a los 36 años. Desde entonces no se le ha dejado de recordar a menudo.

La estatua que le representa a tamaño natural y de cuerpo entero en Dublín es ya una de las visitas obligadas en la capital irlandesa, y sus fans más leales suelen visitar también su tumba (con la acertada inscripción en gaélico “¿Podrá Dios dar descanso a este espíritu?”). Desde entonces, se considera tanto a U2, a nivel más de pop (o música generalista más bien), como a THIN LIZZY, ya en parámetros más rockeros, como las bandas clave de la historia de Irlanda. Y lógicamente la figura de Phil Lynott fue clave para ello.

Estatua de THIN LIZZY en Dublin

Su influencia en el mundo del rock después de su muerte es inmensa e indiscutible. Son muchas las bandas internacionales que han versionado sus composiciones, o le han dedicado canciones de homenaje, como por ejemplo los suecos EUROPE con su “Hero” (en 2004). El grupo irlandés THE CORRS versionó en 1999 su tema “Old Town” (de su segundo disco en solitario), y como ya dijimos, METALLICA endureció su versión rockera de la tradicional “Whiskey In The Jar” (en 1998).

También podemos citar varias bandas de la nueva hornada de hard rock vintage escandinavo que les tienen en su primera línea de influencias: SVARTANATT, LUCIFER o DEAD LORD son algunas de las bandas del Norte de Europa que idolatran a THIN LIZZY. Además, mirando a nuestro país, los gallegos LOS SUAVES no han dudado en mostrarse como grandes fans del músico inglés que presumía de ser irlandés, y le han recordado en sus canciones «Camino de una dirección», «Ese día piensa en mí» y especialmente en «¿Sabes? ¡Phil Lynott Murió!»:

Podríamos escribir cientos de artículos sobre Phil Lynott, sobre THIN LIZZY y sobre su influencia en la historia de la música, pero para ello ya existe (entre otras cosas) tanto el libro de su madre Philomena sobre la figura de su hijo o sobre todo la biografía autorizada oficial que es “Cowboy song”… Y es que uno no muere del todo si se le recuerda. En Irlanda es una figura mítica, pese a su origen foráneo y a ser mulato. Su estilo, su imagen, su clase y su carisma de rockero auténtico son imitados muchas décadas después de su éxito. Y su música sigue sonando tanto tiempo después, convertida ya en himno de una época dorada del hard rock.

Que siga descansando en paz el inquieto espíritu del inmortal Phil Lynott… un auténtico rockero, o al menos uno de los primeros y más auténticos (y elegantes).

Texto: Mar Fuertes y David Esquitino 

De hecho, en pocos meses se estrenará una película documental sobre su vida, prevista para otoño de 2020 y que tenemos muchas ganas de ver (aquí tenemos el enlace al trailer de la misma), pero antes despidamos con honores musicales a Phil «The «Rocker» Lynott:

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »