Un lujo en el salón de casa: Eric Martin en Villalba


Warning: fopen(/homepages/26/d542790665/htdocs/wp-content/plugins/wp-royal-gallery/xml/cat_1106.xml): failed to open stream: Disk quota exceeded in /homepages/26/d542790665/htdocs/wp-content/plugins/wp-royal-gallery/functions.php on line 322

Warning: fwrite() expects parameter 1 to be resource, bool given in /homepages/26/d542790665/htdocs/wp-content/plugins/wp-royal-gallery/functions.php on line 323

Warning: fclose() expects parameter 1 to be resource, bool given in /homepages/26/d542790665/htdocs/wp-content/plugins/wp-royal-gallery/functions.php on line 324

Lujazo de gira acústica que hemos tenido estos días en nuestro país, con el gran Eric Martin (cantante de MR BIG) a modo de dúo desenchufado por bares y salas de pequeño aforo. Nosotros le vimos tanto en Villalba como en Madrid capital y aquí os lo contamos / mostramos: 

ERIC MARTIN – 6 de octubre de 2018 – Sala El Límite. Collado Villalba (Madrid)

Hay que ver lo que son las cosas… Hace unos quince años, en Villalba (pueblo de Madrid, a unos cuarenta kilómetros al noroeste de la capital), el rock se estaba apagando. Los garitos para rockeros iban cerrando sus puertas uno tras otro, y hubieran desaparecido de no ser por José Mª Eloy y “La Campana”, que resistió como Astérix y su pequeña aldea gala en medio de la invasión pseudolatina que consiguió acabar incluso con la madrileña sala Excalibur. Al lado de la minúscula “Campana” había una sala mucho más grande, “La Sierra”, que siempre estaba vacía.

Eric Martin

Por avatares del destino terminé conociendo al dueño, y me gustaba ir a celebrar allí mis cumpleaños, haciendo conciertos acústicos junto a ilustres como Kiko Hagall (ex BEETHOVEN R entre otros) o Nacho de Carlos (LUJURIA y ex ARS AMANDI, ÑU, SILVER FIST…) para todos los invitados… y curiosos que, oyendo la música, entraban al bar. Año tras año, aquel día de invierno, entre hamburguesas caseras y caldito de cocido (¡el invierno es duro en la sierra, amigos, y las copas solas no abrigan lo suficiente!) el rock obraba el milagro y el local se transformaba.

Pero no daban su brazo a torcer, y no había manera de convencerles para que convertir aquel espacio desaprovechado y para outsiders en una buena sala de rock. Surgió entonces, poco más allá, un brote verde: “El Límite”, un nuevo lugar de encuentro que, sin embargo, centró sus esfuerzos en los fabulosos aperitivos de los domingos (¡precursores de la sesión vermouth!)… Cosas de la vida, José Mª Eloy falleció, “La Campana” desapareció, y “La Sierra” fue vendida… el rock estaba perdido. Y sucedió lo impensable: “La Sierra” fue reconvertida en sala de rock, y terminó en manos de los dueños de “El Límite”, que la han convertido en referencia para toda la sierra de Guadarrama…

“Vaya tostón que nos está soltando este menda” (estaréis pensando)… Pero si os cuento todo esto es para poneros en situación, y para que sepáis por qué la noche del pasado 6 de octubre fue tan especial… Aunque no fuera ni mucho menos el primer concierto que se ha celebrado allí (entre otros ya hemos visto a TOPO, O’FUNKILLO, BELLA BESTIA o VINOTINTO, que no es poco), el hecho de que un artista internacional de primera fila vaya a tocar a Villalba, tan alejado del circuito habitual de la gran ciudad, es un auténtico regalo. Y, ¿qué queréis que os diga?, verlo en formato acústico, en el mismo lugar donde yo también lo hacía, me trajo buenísimos recuerdos.

MISTER JOTA: 

Cuando salieron al escenario ya había una muy buena entrada. En realidad sólo era “la mitad de MISTER JOTA”, como ellos mismos se encargaron de decir, pues se plantaron sobre las tablas únicamente con la guitarra de Jero Velasco (alma máter del grupo) y la voz de Esther Berbería. Suficiente para defender un repertorio a base de versiones de clásicos del rock reconvertidas a swing americano con excelente gusto, y para hacer disfrutar a un público que tenía muchas ganas de pasarlo bien.

Mister Jota

“Hard to Handle” (BLACK CROWES), “The Final Countdown” (EUROPE, a los que veríamos al día siguiente… y también os lo contamos en breve), “All Right Now” (FREE), “Sweet Child O’Mine” (GUNS N’ROSES), “Hoy he vuelto a ser yo” (única concesión al repertorio propio), “You give love a Bad Name” (BON JOVI) y “Highway to Hell” (AC/DC) encendieron la mecha y ayudaron a calendar las gargantas para lo que vendría a continuación.

¡Chapeau por MISTER JOTA!, que supieron leer lo que el concierto requería esta noche… El setlist que tocaron esta noche fue el siguiente:

  • “Hard to Handle” (BLACK CROWES) / “The Final Countdown” (EUROPE) / “All Right Now” (FREE) / “Sweet Child O’Mine” (GUNS N’ROSES) / “Hoy he vuelto a ser yo” (tema propio) / “You give love a Bad Name” (BON JOVI) / “Highway to Hell” (AC/DC)

ERIC MARTIN:

Y salió Eric, y el escenario de repente encogió… Un escenario, por cierto, muy bien preparado, con dos sillones de orejas y una mesita auxiliar que le daban al evento un ambiente muy familiar, como si estuviéramos en el salón de casa.

ERIC MARTIN

No todos los días se puede disfrutar de una rock-star de una forma tan cercana y accesible. El cantante de MR. BIG, acompañado de Nick Nolte (vale, perdón, de David Cotterill… no he podido evitarlo… ¡pero es que era clavado! -y se lo dije después, aunque eso ya lo sabía él-), salió con muy buen humor, haciendo bromas y relajando la tensión, intentando alejarse de ese estatus de estrella que se le presupone (merecidamente). Esta noche quería ser simplemente Eric y pasar un buen rato cantando y tocando la guitarra. ¡Y vaya si lo consiguió!

Ya directamente desde “Untouchable” se pudieron comprobar dos cosas: que su voz estaba al mejor nivel, y que ha hecho un pacto con el diablo… ¡sólo así se puede explicar que a sus 58 años siga pareciendo tan joven! (es que uno ya no sabe si pedirle un autógrafo, una foto, una púa… ¡o el teléfono de su médico!).

Como era previsible, y aunque tiene una buena colección de discos en solitario, basó el setlist en los temas de MR. BIG menos habituales, estableciendo un buen equilibrio entre éstos (incluyendo los dos discos más recientes de la banda americana), los clásicos “inevitables” y algunos suyos. De esta manera, atendiendo a los álbumes más presentes, las canciones se repartieron entre el consagrado Lean into It, Get over it, Hey Man, Defying Gravity, Bump Ahead, I’m Goin’ Sane, …The Stories We Could Tell y Actual Size… Pero lo mejor del concierto de Eric Martin no fue lo que tocó, sino… ¡cómo!

Eric fue capaz de convertir el show en algo íntimo, como una reunión de colegas que se juntan para tomar una cerveza y cantar un rato. Estuvo simpático, bromista y tierno por partes iguales. Tan pronto vacilaba al público que quedaba detrás de él pidiéndole perdón por darles “el trasero”, como se emocionaba a la hora de hablar de Pat Torpey (por ejemplo antes de interpretar “Fragile”) o de sus hijos (antes de hacer “Dancin’ with my devils”), de los que llevaba una foto en su correa de la guitarra, y nos enseñaba cómo llevaban puesta una camiseta de Ozzy… antes de decirnos que al pequeño le gustaba más Justin Bieber… y que tenía que llevarle a terapia. Tanto fue así el concierto que salió a hacer un par de bises repartiendo kiwis al público (sí, no es un error del corrector: repartió kiwis porque “eran saludables”… genio y figura)…

Eric y David

Como en todos los conciertos hubo momentos especiales o álgidos, como cuando interpretó “Wild World”, “Goin’ where the wind blows”, “Just Take my Heart” (justo después de romper una cuerda, por lo que David le dejó su guitarra y se fue a cambiarla dejándole solo en el escenario) o “To be with you” (junto a MISTER JOTA)… y otra vez “To be with you” en modo country (para lo que pidió, entre risas, que no grabáramos, que era algo fuera de programa y tenía que mantener su imagen). Cierto es que la gente no dejó de cantar cada una de las canciones, pero en éstas el ambiente fue realmente espectacular.

Al final fue más de hora y media de concierto mágico, y que pasó sin darnos cuenta. A él se le notó muy cómodo, contento, y en muy buena forma. No podemos quitar mérito tampoco a David Cotterill, guitarrista de los míticos DEMON, que en su papel de escudero dio una cátedra de cómo tocar la guitarra acústica, cómo hacer unos coros afinados… y cómo no perder la sonrisa incluso estando a la sombra. Impecable.

1

Con todo terminado salieron a alternar con los que decidimos quedarnos un rato. Estuvieron amables, juerguistas, se hicieron fotos con todo el que lo pidió, firmaron discos, entradas, repartieron púas, respondieron a todas las preguntas y tuvieron la paciencia de dedicarle a todo el mundo un buen rato, procurando que, incluso los que menos dominio tenían del inglés, le entendieran. Todo un derroche de humildad y calidad humana, que hace que le apreciemos aún más.

¿Sabéis? Por un rato “El Límite” volvió a convertirse en “La Sierra” de aquellos fríos días de invierno en los que celebraba mi cumpleaños con un concierto acústico. Aunque esta vez no era el mío, sino el de Eric Martin (que no es broma, que es el 10 de octubre -sólo cuatro días después-). ¡Sólo me queda agradecerle que viniera a celebrarlo aquí conmigo, y a los responsables de “El Límite” que hayan apostado por hacer la fiesta en su local!

Texto: Fernando Galicia (y foto MR JOTA) 

Fotos: Boliche Ángeles (del concierto de dos días antes en el Café Berlín, en Madrid capital)

Setlist ERIC MARTIN:

  • E M

    “Untouchable”

  • “Electrified”
  • “Shine”
  • “Superfantastic”
  • “Goin’ Where the Wind Blows”
  • “Wild World”
  • “Damn I’m in love again”
  • “Fragile”
  • “Just Take My Heart”
  • “Voodoo Kiss”
  • “Take Cover”
  • “To be With You” / “To Be With You” (versión country rock)
  • “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”
  • “Dancin’ With My Devils”

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »