Recuperamos «Todo o nada» de CARLOS MAY

Recuperamos este disco que, aunque salió inicialmente hace tiempo, vuelve a ver la luz y a tener una segunda vida en esta segunda mitad de 2021. Hablamos de «Todo o nada», de CARLOS MAY, un trabajo de rock n´roll muy interesante del que nos habla Esquitino aquí.

CARLOS MAY: “Todo o nada” (Autoeditado)

Tenemos dos maneras de enfrentarnos a este trabajo tan interesante: Por un lado podemos decir la pura verdad y aludir a que el disco salió en 2017 y que por distintas razones no tuvo demasiada difusión y se quedó un poco ahí. La segunda manera de enfocarlo es que en 2021 el artista ha decidido darle una vida extra al disco y rescatarlo, remozarlo, lavarle la cara y presentarlo de nuevo, con la ayuda de Lady Stone Music. Y nos parece la elección correcto porque el material es excelente.

Carlos May

Por ponernos en situación, más espacio que temporal en este caso, y contextualizar lo que tenemos delante, es justo decir que se trata de un disco en solitario de un artista que ha pertenecido a varias bandas, quizás destacando LEYENDA RURAL. Y ahora tenemos aquí de nuevo este fantástico “Todo o nada” de la mano de CARLOS MAY (al que acompañarán en las presentaciones en directo del mismo una banda más que competente a la que ha llamado acertadamente “Los Mayers”).

¿Y de qué se trata esto? Pues es rock clásico de regusto y sabor americano pero con dejes bluesy, sureños, de hard rock también por momentos… pero básicamente es rock de toda la vida, con ese punto bluesy e incluso country por momentos que le da un toque especiado especial. Sí, hablamos de rock n´roll del de sombrero vaquero, camisa con motivos de rodeo y botas de punta. ¿Referencias? Pues si miramos a nuestro país, es imposible no nombrar a M-CLAN, e incluso al disco en solitario del gran Carlos Tarque (aunque es posterior a éste), a FITO, ÑACO GOÑI, LOS REBELDES e incluso REVOLVER en su faceta menos pop (y también me acuerdo de LOQUILLO en algún momento). Aunque el guiño internacional de CROSBY, STILL & NASH, SPRINGSTEEN, EAGLES, TOM PETTY, NEIL YOUNG, BOB SEGER o incluso DIRE STRAITS por momentos (que no todo va a ser rock americano, no?) es obvio que también subyace escuchando este trabajo.

Desde la propia portada, creada inicialmente por Jesús Vicente Gómez, Carlos nos presenta los temas en forma de baraja de naipes al más puro estilo de Las Vegas, para que elijamos nosotros mismos nuestra carta ganadora. Y aquí hay mucha clase y calidad, y un punto intimista que me gusta mucho, destacando además unas letras muy interesantes, desde algún momento más desenfadado, como por ejemplo en la inicial “Aquella habitación” o “El acomodador” (gamberra y divertida, y que si nos dicen que es una versión de LA FRONTERA, nos lo creemos, banjo incluido), hasta otros más profundos, reflexivos y costumbristas, que me encantan, como en “Repoker”, “Testamento” (impresionante viaje, de la infancia a la vejez) o “La mitad de mi vida”, buenísima.

El rollo del disco, navegando perfectamente entre el optimismo y la nostalgia cual equilibrista del rock, es uno de los puntos fuertes de este disco de contrastes que es “Todo o nada”. Y también quiero destacar el sonido del mismo, de la mano del gran Jopy (el guitarrista y productor José de Castro). Y es imposible no enamorarse de estas canciones tan personales y particulares como geniales, y de esos arreglos maravillosos ya sean con armónica, saxo, acústicas, piano y demás, dando un color especial al disco, aunque la base de los temas sea guitarra, suave base rítmica y voz protagonista.

Todo o nada

¿Más canciones a destacar? Pues para mi el temazo del disco posiblemente sea “Yo sigo”, intensa, potente, roquera y reivindicando el punto de genio maldito que tienen los artistas y creadores, esperando hacer la próxima gran canción y volver a sentir el adictivo veneno del escenario. O la estupenda e hipnótica “La canción que no terminé”, a medio tiempo pero roquera, y poniendo el nivel muy alto. Por el punto intimista, la balada bluesera “Alrededor de ti” es maravillosa, o el calmado final a piano y voz de “No hay más” es sublime.

Es curioso que desde que salió el disco hasta ahora, el formato para presentarlo ha sido más bien acústico pero ahora hay ganas de volver al directo eléctrico, y aunque pienso que estas canciones en un oscuro garito pequeño y lleno de humo pueden tener una magia especial, será un lujazo verlo cuando sea en formato más grande, movido y con banda completa. Mientras esto ocurre, cuando sea, cuando se pueda, cuando nos dejen, me vuelvo a pinchar este discazo que es de los que te cogen y no te sueltan.

¿Escucharlo solo una vez y dejarlo de nuevo en la estantería? No lo intentes, porque es imposible, aunque tampoco te lo pongas para empezar una noche de fiesta que el mojo de “Todo o nada” es otro. Escucharemos hablar de Carlos May más veces, seguro… y un placer tenerle de vuelta y recuperar este trabajo que merece mucho más recorrido.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Tracklist del disco: 

  1. Aquella Habitación

    Todo o nada

  2. Rienda Suelta
  3. Testamento
  4. Alrededor De Ti
  5. La Mitad De Mi Vida
  6. Yo Sigo
  7. La Canción Que Nunca Terminé
  8. El Acomodador
  9. Repoker
  10. No Hay más

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »