Review del nuevo disco de OPETH, «In cauda venenum»

El gran Fernando Galicia Poblet desmenuza y analiza, con su justo y acertado tino habitual, el nuevo trabajo de OPETH. ¿Una nueva joya de los Akerfeldt? Palabra del Doctor Galicia… 

OPETH – In Cauda Venenum (Nuclear Blast, 2019)

Opeth

Ya está aquí el nuevo trabajo de los suecos OPETH, después de tres años de espera que se ha hecho muy larga para sus fans. ¿Y ha merecido la pena? Sí, rotundamente sí. Normalmente suelo dejar el veredicto definitivo para el final, pero ya os adelanto que este In Cauda Venenum es una virguería musical. Ahora bien, también es justo decir que no es para todos los públicos, toda vez que la evolución musical de OPETH les ha situado en ese punto en el que o te gustan, o no te gustan, reduciendo el término medio a niveles quasi anecdóticos.

A estas alturas, a nadie que haya seguido a la banda se le escapa que sus tiempos de metal extremo quedaron atrás. No más cierto que las voces guturales y los sonidos saturados han dado paso a melodías limpias y cristalinas; que los pasajes rápidos y agresivos han mutado en paisajes sonoros más trabajados y complejos… y que a pesar de todo OPETH han conseguido un sonido propio e inconfundible, que al mismo tiempo ha ido modificando su base de fans.

Da la casualidad de que In Cauda Venenum es el disco número trece de su discografía (en estudio), y para celebrarlo han decidido ofrecerlo en dos idiomas distintos, inglés y sueco, a gusto del consumidor (huelga decir que es exactamente la misma base musical, de modo que, aunque hemos escuchado ambas versiones, nos hemos basado en la inglesa para elaborar estas líneas). Pero además, también es, posiblemente, su trabajo más completo, en el que han dado un pasito más en esa evolución constante en la que viven.

In Cauda Venenum es la continuación natural de Heritage (2011), Pale Communion (2014) y Sorceress (2016). Hasta aquí nada nuevo. Sin embargo, una primera escucha ya nos muestra un disco más redondo, más amplio en influencias, y más variado en cuanto al estilo. De hecho, tiene un carácter mucho más sinfónico, en el que se adivinan influencias claras de grupos como PINK FLOYD (especialmente en la cantidad de samplers con voces, llantos, aplausos y ruidos que sirven de argamasa para dar al disco un aire “teatral” o de banda sonora de algún tipo de película de autor) y, sobre todo, KING CRIMSON. Toda una vuelta al mejor rock progresivo de los setenta, reinventándolo desde un punto de vista actual.

Opeth

Tras una pieza instrumental a modo de obertura (“Garden of Earthly Delights”), aparecen los dos temas más potentes y cercanos al metal, con riffs pesados, y que a su vez han servido como ambos singles de adelanto. Se trata de “Dignity” y “Heart in Hand”, que tan altas expectativas crearon, y que sin duda son excelentes cartas de presentación. Sin embargo, a partir de aquí el álbum avanza hasta adentrarse en terrenos más progresivos y oscuros, plagados de intervalos aumentados y disminuidos que le dan esa atmósfera lúgubre y de misterio que ya son marca de la casa, única reminiscencia que conservan de su época más extrema.

Es el caso de la intrincada “Next of Kin”, puerta de este tramo más experimental. “Lovelorn Crime” es un exquisito tema lento (que no una balada), en el que la influencia de los PINK FLOYD más “comerciales” está muy presente de principio a fin. “Charlatan” y “Universal Truth” nos devuelven a los OPETH más metalero-progresivos, con continuos cambios de ritmo, densidad e intensidad, y con pasajes tremendamente atmosféricos (especialmente la segunda). Pero para mí (y esto es una opinión totalmente subjetiva y personal) las auténticas joyas llegan al final…

Sobre todo lo encontramos en una fantástica “The Garroter” que hace tambalear por completo los cimientos de todo lo escuchado hasta ahora. Y es que los suecos cambian totalmente la dinámica del metal progresivo por la del jazz, y de repente nos ofrecen una pieza de pulso ternario, como una danza oscura, con la reverb muy alta, a ritmo de batería con escobilla y bajo asincopado, guitarras limpias, y un teclado que dialoga por momentos con un clarinete (instrumento ya de por sí alejado del terreno del metal). Pero si pensabas que esto era todo, enfilando el final hacen un homenaje a los DEEP PURPLE de Ian Gillan y Ritchie Blackmore, con la voz cantando al unísono con la guitarra. Todo muy extraño, pero deliciosamente arrebatador.

Opeth

El clarinete continuará siendo protagonista en “Continuum”, en la que de nuevo experimentan con el compás (ternario) y el pulso (binario), que vuelve a terrenos más rockeros, pero que en su segunda mitad crea un ambiente sosegado y tremendamente ambiental. Todo perfecto para enlazar con la no menos espectacular “All thing will pass”, cuyo comienzo, en progresión hexafónica descendente con una guitarra limpia y a pelo, vuelve a ser completamente novedoso a la par que extraño en los terrenos en los que nos movemos. A partir de ahí se convierte en una pieza modal en la que la presencia de KING CRIMSON y la mente de Robert Fripp se hacen más que evidentes, para resolver en un final mucho más melódico y épico, y que sirve como colofón a un disco realmente magnífico en su planteamiento.

Por recomendación de Tobias Forge (GHOST), el disco ha sido grabado en los Park Studios, en los que OPETH han podido utilizar herramientas de grabación clásicas e incluso analógicas para lograr ese sonido tan característico del álbum. Ha sido producido por Stefen Bowman (y co-producido por el propio Mikael Akerfeldt), que ha sabido darle ese carácter añejo, pero al mismo tiempo actual, cuidando cada uno de los timbres y ecualizaciones, y cuyo resultado ha sido realmente brillante. Todo se escucha en su justa medida, lo cual hace resaltar las características sinfónico-progresivas de este In Cauda Venenum.

El artwork es obra del artista Travis Smith. En la portada podemos ver una mansión de corte victoriano, en la que se adivinan las siluetas de cinco personas (¿los miembros de la banda?) en las ventanas, y en la puerta un coche de caballos esperando, junto a una fuente coronada por un manneken pis. Akerfeldt ya dijo que las letras hablarían de la soledad y los miedos, así que una mansión puede ser el perfecto reflejo romántico de ello. Pero al abrir el disco, vemos que esa mansión está sobre la lengua de una criatura, lo cual le da una nueva dimensión.

Opeth

Por lo que nos contaron previamente de la portada y el artwork, este trabajo de Travis tendría varias bromas, sentido del humor… ¡y algún guiño a KING DIAMOND! Aunque esto último no me ha quedado claro después de verla, quizá el hecho de plantear una mansión victoriana como motivo central, ese coche de caballos que recuerda al de Abigail -aunque este no es fúnebre- y esos sombreros como los que luce el propio KING últimamente, tengan la respuesta. En cualquier caso, es un artwork preciosista, que refleja perfectamente el contenido del álbum.

En definitiva, y como dije al comienzo, In Cauda Venenum es un disco fantástico, repleto de grandes canciones, giros, guiños… y con una interpretación que, aunque a estas alturas no nos sorprende, es realmente perfecta. Concebido prácticamente como una obra conceptual (aunque no lo sea sobre el papel), mantiene un halo de misterio de principio a fin, que le da un carácter de unidad mayor del que tenían anteriores trabajos. Si eres fan de OPETH, estás tardando en escucharlo. Y salvo que el progresivo no sea lo tuyo, quizá sea una magnífica oportunidad de empezar a serlo. De lo mejor del año.

Texto: Fernando Galicia Poblet

Tracklist:

Opeth

  1. «Livet’s Trädgård» / «Garden Of Earthly Delights» (Intro)
  2. «Svekets Prins» / «Dignity»
  3. «Hjärtat Vet Vad Handen Gör» / «Heart In Hand»
  4. «De Närmast Sörjande» / «Next Of Kin»
  5. «Minnets Yta» / «Lovelorn Crime»
  6. «Charlatan»
  7. «Ingen Sanning Är Allas» / «Universal Truth»
  8. «Banemannen» / «The Garroter»
  9. «Kontinuerlig Drift» / «Continuum»
  10. «Allting Tar Slut» / «All Things Will Pass»

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »