Review del nuevo disco de SONATA ARCTICA, que nos visitan pronto

SONATA ARCTICA, el característico grupo finlandés de power metal, lanzó su último álbum, titulado Talviyö (“Winter Night”), el pasado 6 de septiembre de 2019; de nuevo a manos de la discográfica Nuclear Blast.

Sonata logo

SONATA ARCTICA – «Talviyö» (Nuclear Blast)

Nos encontramos con un disco que físicamente recuerda a la estética de “The Last Amazing Grays” o “The Pariah’s Child” en cuanto a que se nos presenta un paisaje nevado típicamente nórdico; aunque con un trazado renovado, como ocurrió con su anterior álbum “The Ninth Hour”. Ya en agosto pudimos escuchar un adelanto del mismo con “Cold”, y en septiembre con “Who Failed The Most”, los cuales nos situaban en el camino hacia el que pretendían dirigir este nuevo proyecto. En la formación podemos escuchar de nuevo a Tony Kakko (vocalista y teclados), Elias Viljanen (guitarra), Pasi Kauppinen (bajo), Henrik Klingenberg (teclados) y Tommy Portimo (batería).

Sonata

Tenemos un sonido apagado, que recuerda al rock progresivo y a un metal sinfónico vago, más que al power metal del que surgieron originalmente, pues como ya hemos escuchado en sus últimos álbumes se alejan mucho de ese “Ecliptica”, sonido con el que cautivaron al gran público. Podríamos hablar de semejanzas con AVANTASIA pero mucho más sobrio y peor llevado. No estamos acostumbrados a este sonido tan pobre y delicado, tanto en la voz de Tony Kakko como en las instrumentales.

El disco comienza con “Message From The Sun”, donde ya percibimos una producción muy suave. Por su lado, “Whirlwind”, nos deja con un sentimiento algo preocupado sobre la evolución del vocalista; de fondo podemos percibir un piano que dota de “magia” a la melodía y actúa como contrapunto, además de estar edulcorado con coros; en cuanto a la batería, el bombo pasa desapercibido, tiene poco ataque y las guitarras son muy flojas, además de verse sustituidas en cierto momento por una acústica.

La ya mencionada “Cold” tiene un sonido más duro y fuerte que las anteriores, aunque el comienzo deja mucho que desear; nos topamos también con una voz con poco carácter, pero por el contrario un solo de guitarra y bajo curioso. La cuarta canción, “Storm The Armada”, presenta un contraste entre un coro suave y una instrumental pesada. Además, podemos gozar de una mayor presencia del vocalista, con bastante más carisma que anteriormente, y una pequeña muestra de su capacidad hacia el final de la composición; en cuanto al solo de guitarra, está difuminado por el coro, más que acompañarlo.

“The Last Of The Lambs” es la canción que sigue, la cual está rodeada de un áurea misteriosa, se trata de una balada con mucha variedad de instrumentos, de los cuales llama la atención uno, el cual no es el habitual usado en percusión dentro de este género. A continuación “Who Failed The Most”, de la cual no hay mucho que destacar, ya que sigue la línea del disco…Siendo “Ismo’s Got Good Reactors” el caso contrario: se trata de una canción completamente instrumental que inicia con lo que parece un timbal de orquesta, lo que magnifica lo que precede. Podemos describir toques arábigos y orientales en la misma, lo que la dota de personalidad, con un solo de guitarra muy bien llevado.

Sonata

Mientras, “Demon’s Cage” comienza con un cambio de intensidad interesante, quizá sea la que más recuerde a lo que solía hacer antes la banda. El bajo y la guitarra hacen de nuevo un solo que parece acercar la canción al power metal, pero que enseguida se contradice por la aparición de un piano apacible. En “A Little Less Understanding” donde apreciamos una voz cansada y desganada, con unos coros más interesantes. Adquiere un tono muy fantástico y suave. Lo más destacable es el solo de batería con toques folclóricos.

Por su lado, “The Raven Still Flies With You”, tiene algo más de carisma, porque se aparta algo más del disco; con unos coros con demasiada importancia, Tony Kakko apenas se muestra con carácter, algo que sí ocurre con la guitarra, que cobra más protagonismo que en el resto del disco. Lo que más llama la atención es el final, donde las voces se van apagando hasta que sólo apreciamos una tranquila brisa. Finaliza el disco con “The Garden”, una balada mucho más lenta que “The Last Of The Lambs”, tanto que podríamos tildarla de nana. Deja un regusto muy flojo al disco, que ya de por sí tiene poca fuerza, y a mi modo de ver es soso.

En general, Talviyö es un proyecto muy flojo, a pesar de que las composiciones y la música son buenas. Tenemos ritmos muy lentos que no recuerdan al power metal, género en el que se encasilla, quizá muy melódico; es bastante anticlimático en cuanto a que no tiene nada que ver con lo que ha precedido a la banda.

Sin embargo, cabría la posibilidad de una mejora del disco si el sonido fuese más duro, haciendo ganar así actitud a la música. Desde mi punto de vista es además muy largo, pero tranquilizador y melódico. Mi calificación: 6/10

Texto: María D. Carballeda

Tracklist:

Portada

  1. Message From The Sun – 4:06
  2. Whirlwind – 6:31
  3. Cold – 4:28
  4. Storm The Armada – 5:08
  5. The Last Of The Lambs – 4:22
  6. Who Failed The Most – 4:44
  7. Ismo’s Got Good Reactors – 3:43
  8. Demon’s Cage – 4:57
  9. A Little Less Understanding – 4:34
  10. The Raven Still Flies With You – 7:38
  11. The Garden – 6:16

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »