Review del nuevo disco de GRETA VAN FLEET, por Fernando García Poblet

El nuevo disco de GRETA VAN FLEET ya está por aquí. Y nosotros ya tenemos también nuestra review preparada… Es el gran Fernando Galicia Poblet el que nos hablar del disco y lo analiza en profundidad. Ya no son un clon de LED ZEPPELIN, y con un punto extra de personalidad nos gustan aún más. Os lo contamos en la review:

Greta

GRETA VAN FLEET – The battle at garden’s gate (Universal, 2021)

GRETA VAN FLEET, o lo que es lo mismo, la banda de los hermanos Kiszka (y Danny Wagner), regresan a la actividad discográfica después de haber recogido las mieles del éxito que les supuso su aclamado Anthem of the peaceful army (2018), y su consecuente gira de presentación (o al menos una buena parte, antes de la llegada de la pandemia), en la que vendieron más de un millón de entradas.

Antes de continuar, quiero reconocer que yo soy de ese pequeño porcentaje de personas a las que Anthem of the peaceful army no les dijo nada especial (y sigue sin decírmelo). Mientras otros celebraban el terremoto producido dentro del mundo del rock por su álbum debut, a mí me dejó tan frío que preferí dedicarme a escuchar otros que sí me han llegado mucho más. Y no es porque les tuviera manía, ni mucho menos. Lo escuché atentamente, como hago con toda la música que puedo, pero es simple y llanamente que no me aportaba absolutamente nada nuevo, y que para escuchar a LED ZEPPELIN, ya tengo a LED ZEPPELIN. Supongo que es, salvando las distancias, como la controversia de los grupos “tributo”: o te gustan, o no te gustan. Y a mí jamás me han gustado ni un pelo.

Greta Van Fleet

Hecha esta confesión sincera, permitidme continuar diciendo que es muy complicado hablar de GRETA VAN FLEET sin mencionar al mismo tiempo a muchas otras bandas de las que son abiertamente deudores, de las que cogen mil y una influencias, y de las que, en vez de ocultarlas y negar la mayor, presumen orgullosos. En realidad no les queda otra, porque es innegable lo que hay… Eso no es malo, siempre y cuando sepas cómo hacerlo. Y aquí es donde llega el meollo de la cuestión: así como en su anterior trabajo me parece que no supieron ofrecer un producto realmente original a partir de su obsesión (o llamadlo como queráis, pero es más que una mera influencia) con LED ZEPPELIN, The battle at garden’s gate (2021) ha dado ese paso al frente que necesitó su predecesor, y rezuma frescura al mismo tiempo que va destilando el sabor añejo de artistas de otras épocas.

Así que he aquí mi segunda confesión de hoy: The battle at garden’s gate me gusta, y me gusta mucho. Pero que no cunda el pánico si tú estás dentro del otro conjunto de personas; ése formado por aquellas a las que su primer disco le pareció excelente. Igual en éste coincidimos porque, como espero haber dejado claro, lo mío es sólo un asunto de percepción y no de calidad, innegable en ambos trabajos. Todos esos elementos que destacaron en Anthem of the peaceful army siguen vigentes en The battle at garden’s gate, ya sean las armonías trabajadas, las líneas melódicas, la forma de estructurar unas canciones poco ortodoxas en muchos casos, o una interpretación impecable.

De hecho, una de las cosas que más me gustan de los de Michigan (EEUU) es que funcionan como un equipo y no como una colección de cromos. Es decir, ninguno es un virtuoso en lo suyo (salvo Josh y su peculiar voz y bestial registro, claro), pero todos juntos suenan como una máquina perfectamente engrasada, compacta, sin estridencias, sin puntos débiles, sin destellos fuera de sitio. Y eso es un valor seguro para un grupo que pretende mantenerse en el tiempo, y sobre todo si pretende hacerlo en los puestos de privilegio. Además, siguen siendo muy jóvenes y, permitirnos la broma o el guiño, están ya sobradamente preparados para subir a lo más alto.

Greta Van Fleet

El contenido del álbum es una amalgama de influencias, entre las que se descubren unas muy obvias y otras más sutiles, pero que han sabido llevar a su terreno bien empastadas. Así, por ejemplo no es complicado escuchar, continuando con el debate, esa querencia por LED ZEPPELIN en gran parte de sus cortes (especialmente en “Broken Bells”, “Age of Machine”, “Built by Nations” o, sobre todo, en la extensa “The weight of dreams”, cuyo solo procede directamente de la escuela de Jimmy Page).

También, aparecen sonidos cercanos al surf rock (más que evidentes en “My way, soon”, en la que para mí es una de las canciones más sencillas y diferentes, pero inspiradas del álbum), o influencias de bandas tan dispares como BLACK CROWES, los más recientes THE DARKNESS (“Caravel”), RUSH (clarísimas en “Stardust Chords”), HEART o la inclasificable KATE BUSH (con el falsete de Josh, lo cierto es que es una sombra perenne, del mismo modo que lo sigue siendo ROBERT PLANT), por poner algunos ejemplos. Por de pronto, ya hemos avanzado algo (bastante) en esta nueva entrega.

Y si diversas son las influencias, así de diversas resultan también las 12 canciones que conforman el tracklist, que va evolucionando desde los temas más melódicos (con los nada menos que cinco singles que han lanzado previamente –“Heat above”, “My way, soon”, “Broken Bells”, “Built by Nations” y “Age of Machine”-) hacia los más densos y experimentales, culminando en “The weight of dreams”, en la que sacan toda la artillería de forma magistral. Para gustos los colores, así que habrá quien prefiera la línea inicial, más melódica; quien se decante por la que adoptan en la parte intermedia, en cierto modo más progresiva; y quien se quede con la fase final, en la que juegan con una experimentación de corte abiertamente setentero. Es más, este eclecticismo es otra de las características de The battle at garden’s gate, y el que demuestra que GRETA VAN FLEET se han sacudido la “zeppelin-dependencia”, toda vez que han conseguido hilarlo dentro de un sonido propio, aportándole unidad estilística dentro de su variedad.

Otro aspecto que se palpa en el ambiente es el optimismo que desprende el álbum. Y es que han sabido reflejar en su música el contenido de unas letras eminentemente positivas, encaminadas a hablar de libertad, de esperanza, de superación, e inspiradas, según sus propias declaraciones a lo largo de estos últimos meses, en todos los lugares que han visitado durante su anterior gira, que les llevó por los cinco continentes. Es difícil saber hasta qué punto este reflejo se debe al trabajo de Greg Kurstin, productor galardonado con cinco premios Grammy en 2017 por su labor en el disco 25, de ADELE, más otro como mejor productor del año (y que también ha colaborado con artistas como PAUL McCARTNEY o FOO FIGHTERS). Pero no hay duda de que una buena parte de la evolución musical de las canciones de The battle at garden’s gate, así como de su impecable sonido, se lo debemos a él.

Battle

El resultado final ha sido un disco elegante y fresco, muy maduro, en el que han encontrado un sonido mucho más personal, que parece más propio de una banda con una larga carrera a sus espaldas que de unos chavales que no llevan en esto siquiera una década, y que acaban de lanzar su segundo álbum. Y ojo, que en este tiempo también tienen su propio Grammy por el EP Through the Fires (2018) y tres nominaciones más, así que atentos a lo que pueda pasar con éste que nos ocupa.

Si tuviera que ponerle una pega quizás, diría que en ocasiones han “rizado demasiado el rizo”, y que podrían haber concretado más alguno de los temas que lo conforman, pero es un mal menor que palidece al lado del fantástico trabajo que hay detrás. Lo dicho, no me llegó Anthem of the peaceful army; y me ha encantado The battle at garden’s gate.

Y como no hay dos sin tres, aquí va mi última confesión del día: lo he puesto ya en mi lista de favoritos. No puedo hacer mejor crítica.

Texto: Fernando Galicia Poblet

Greta Portada

Tracklist del disco:

  1. Heat Above
  2. My Way, Soon
  3. Broken Bells
  4. Built by Nations
  5. Age of Machine
  6. Tears of Rain
  7. Stardust Chords
  8. Light My Love
  9. Caravel
  10. The Barbarians
  11. Trip the Light Fantastic
  12. The Weight of Dreams

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »