Review del nuevo discazo, homónimo, de ANGELUS APATRIDA

¡¿Por dónde empiezo?! Aún estoy tratando de ponerme la cabeza en su sitio otra vez, y de encontrar las palabras para que entendáis lo que acabo de escuchar… Aquí tenéis la crítica de Fernando Galicia sobre el nuevo cañonazo homónimo de ANGELUS APATRIDA:

Angelus Apatrida

ÁNGELUS APÁTRIDA – Angelus Apatrida (Century Media, 2021)

Los de Albacete nos presentan su nuevo trabajo, el séptimo de su carrera, y confirman lo que llevo diciendo año tras año, concierto tras concierto, festival tras festival, disco tras disco, crítica tras crítica: tenemos en España a uno de los mejores grupos de thrash metal del Mundo. Sí, no me he equivocado: del Mundo… porque el cachorro ya ha crecido. Ya no es una promesa sino una realidad, una bestia capaz de ocupar los primeros puestos de los carteles, y de encabezar grandes citas internacionales.

Ellos lo saben, y se reivindican titulando su mejor álbum hasta la fecha como ellos mismos, y además con declaración de intenciones, añadiendo la pronunciación para que los guiris se lo aprendan: /an-ge-lus / a-‘pa-tri-da/… Más claro, imposible. También lo saben Century Media, que de tontos no tienen un pelo, y llevan apostando ya varias entregas por ellos al mismo nivel que por otras de sus estrellas del catálogo. De no estar como estamos, estoy convencido de que la gira de presentación sería apabullante.

Angelus Apatrida

Y no sería para menos, porque este Angelus Apatrida es una auténtica obra de arte del thrash metal. No sólo es el mejor de sus discos hasta el momento, sino también uno de los mejores del género que han salido en la última década. Ahí es nada. Si me estás leyendo ahora y piensas que soy un exagerado, sólo póntelo… Y luego ponte los primeros de tu lista. Hay música que habla por sí sola, sin necesidad de que alguien como yo venga a contar sus virtudes. La primera sensación es ya de por sí esclarecedora: un puñetazo en la cara, una estampida pasándote por encima (insisto en que sigo tratando de recolocar mi cabeza).

Tiene su gracia, porque mientras lo estoy escribiendo me está viniendo a la mente la portada de aquel magnífico Vulgar Display of Power, de PANTERA, al que remite sin perder un segundo el inicio del tema que abre este trabajo, “Indoctrinate”. Un corte rabioso que comienza rapidísimo, al más puro estilo de “Fuckin’ Hostile”, y que se desarrolla sin respiro, alternando pasajes ultra-veloces con riffs poderosos y cambios de ritmo que nos transportan por otra parte a la frescura y mala leche de grupos como los mejores SEPULTURA, por poner un ejemplo.

Me fastidia tener que estar encontrando similitudes con otras bandas para que comprendáis lo que quiero decir, para los que no lo hayan escuchado, pero a veces no queda más remedio. Una canción poderosa, muy potente, veloz, que nos sitúa en lo que será la tónica general del álbum, y que desde ya se va a convertir en uno de los imprescindibles de los directos. No me extraña que la eligieran como single, con grandísimo acierto. A partir de aquí todo va a un ritmo trepidante, sin tregua, alternando golpe tras golpe como derechazos implacables. ¡Pero implacables! Y es que la primera parte de Angelus Apatrida no da un solo respiro.

Angelus

“Bleed the Crown” gira hacia terrenos más modernos en el tratamiento del sonido, pero sin exagerar. “The age of desinformation” regresa al thrash metal puro, deudor de la mejor tradición europea del estilo, con solos de guitarra endiablados y dicción afilada (para mí de las mejores canciones de todo el disco), del mismo modo que “Rise or fall”, otro rompecuellos a alta velocidad con un toque KREATOR innegable que puede provocar un caos muy serio en medio de las pistas de salas y festivales. “Childhood’s End” no baja un ápice el pistón, pero vuelve a girar hacia la escuela norteamericana, con un estribillo que a más de uno le hará ver y escuchar a Dave Mustaine y sus MEGADETH en su cerebro, como un holograma (de los buenos).

Hasta aquí la paliza es tal que cuando llega “Disposable Liberty” parece casi una balada… Vale, es broma, pero sí que cambia radicalmente la tónica, con mucha más pausa y groove. Por momentos asoma PANTERA, e incluso encontramos giros y texturas más densas habituales de bandas a priori ajenas al estilo de los albaceteños, como SYMPHONY X por ejemplo. Antes de llamarme hereje, escuchadlo… En cualquier caso, “We stand alone” nos devuelve a la cuesta abajo con una composición más cercana al heavy metal clásico, o a ese punto de inflexión donde heavy y thrash se dan la mano. Sin estridencias, sin tonterías.

En un lugar medio entre ambas se mueve “Through the glass”, poniendo algo de pausa, aunque no de calma. Si hay una cosa que me gusta especialmente de ANGELUS APATRIDA es cómo son capaces de plasmar lo mejor de las escuelas más clásicas del thrash, ya sea americana o europea, y hacer su sonido propio a partir de ellas sin perder personalidad. Este tema, con su cadencia, es un buen momento para apreciar esto que digo. “Empire of Shame” regresa a la senda del thrash más clásico, haciendo sobresalir las frecuencias graves para reforzar un mensaje furioso, y volviendo a ganar velocidad para llegar a una final “Into the well” en la que vuelven a dar un giro de tuerca, situándose cerca del metal extremo, con momentos que me han recordado incluso a los CRADLE OF FILTH de Cruelty and the Beast o Dusk and her embrace. Un cierre magnífico para un disco realmente brutal.

Angelus Apatrida

Más allá de las canciones que conforman el álbum, hay que destacar no sólo la evolución de su sonido, sino también su continua mejora en lo que respecta al desempeño técnico. Porque Angelus Apatrida no sólo es un discazo por su composición, sino también por su calidad interpretativa y por su sonido en general. Con esta velocidad, y la dificultad añadida que supone para los solos y los riffs, el trabajo y la calidad técnica de toda la banda se ha hace digna de elogio, desde las guitarras de David y Guillermo, hasta la sección rítmica, impecable, de José y Víctor. Ya rallaban a gran altura, sin duda, pero han marcado un nuevo pico.

La producción, a cargo de Zeuss (OVERKILL, ROB ZOMBIE…), no sólo respeta el trabajo de la banda, sino que le aporta un punto extra de brillo y mala leche que hacen del trabajo un producto completamente redondo. Todo ello plasmado en otra fantástica portada del húngaro Gyula Havancsák (GRAVE DIGGER, BLIND GUARDIAN, STRATOVARIUS, DESTRUCTION…), que ya realizó la de su anterior entrega, Cabaret de la Guillotine (2018), y que recoge muy bien el contenido del disco.

Ahora sí, con la cabeza en su sitio, os puedo decir que Angelus Apatrida es el álbum más rápido, más fiero, más “gordo” y más potente que han sacado los albaceteños en toda su carrera. Un puñetazo directo que no dejará indiferente a nadie, y que les coloca en la cima del thrash internacional. Dudo que haya muchos grupos anglosajones de thrash metal capaces de hacer sombra ahora mismo a ANGELUS APATRIDA, capaces de comerse a cualquiera no sólo encima de un escenario, sino ya también desde el estudio de grabación, y que deberían formar en un Big Four europeo junto a KREATOR y dos más a discutir.

El futuro es suyo… Escuchen bien: /an-ge-lus / a-´pa-tri-da/ ¡Larga vida al (nuevo) rey!

Texto: Fernando Galicia Poblet 

Angelus Apatrida

ANGELUS APATRIDA – «Angelus Apatrida» (46:37)

  1. Indoctrinate (05:39)
    2. Bleed The Crown (04:26)
    3. The Age Of Disinformation (04:42)
    4. Rise Or Fall (03:36)
    5. Childhood’s End (03:49)
    6. Disposable Liberty (04:21)
    7. We Stand Alone (04:11)
    8. Through The Glass (05:41)
    9. Empire Of Shame (04:17)
    10. Into The Well (05:47)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »