Review nuevo directo de PRETTY MAIDS rememorando «Future world»

Review del nuevo directo de los daneses PRETTY MAIDS rememorando su gira de 30 aniversario de 2018 tocando completo su disco más clásico: «Future world». El resultado es exquisito y nos lo cuenta Esquitino.

Pretty Maids logo

PRETTY MAIDS: “Maid in Japan – Back to the future” (Frontiers)

Me encantan PRETTY MAIDS, sin paños calientes: me encantan. De hecho nuestra web se llama así de alguna manera por ellos, con un juego de palabras con el primer disco del grupo. Es cierto que sus últimos discos un tanto más experimentales, con sonido más actual y demás no me terminan de convencer, y tal vez desde el gran (e infravalorado) “Wake up to the real world” de 2006 no me han terminado de levantar de la silla, por mucho que me gusten. Eso sí, no les quito mérito que, incansables, llevan sacando discos de manera continua desde mediados de los 80 y girando sin parar casi todos los años.

Pretty Maids – Formación actual

La pareja formada por Ronnie Atkins y Ken Hammer siguen teniendo a la “criada guapa” en primera línea, con años mejores y otros peores, algunos más activos y otros menos (que recordemos que Ronnie lleva años siendo uno de los fijos del elenco de artistas de AVANTASIA), y discos buenísimos y otros sólo buenos. Vale, pues de repente sin comerlo ni beberlo nos sorprenden con este lanzamiento rememorando la breve gira de 30 aniversario recordando su mejor trabajo sin duda como es el clásico “Future world” de 1987.

Para mí es uno de los pocos discos perfectos que hay en la historia del heavy metal, y curiosamente es de los menos valorados, nombrados o destacados cuando se hacen listas de este tipo. Pues sí, amigos, “Future world” compite de tú a tú con los primeros espadas de la historia y discos perfectos de cualquier banda que, por h o por b, ha acabado llegando más arriba. Quizás su cambio a tesituras mucho más melódicas ya entrando en los 90 con “Jump the gun” y “Sin decade” no les benefició, y mucho menos sus coqueteos más modernos en los terribles 90, como tantas bandas… pero “Future world” es un pilar del heavy metal europeo y PRETTY MAIDS una de las bandas claves de la historia del rock duro del viejo continente.

Dicho esto, retomo lo que decía de la gira de 30 aniversario que les mantuvo ocupados en 2017 / 2018 (aunque como siempre no la vimos aquí en España, ¿qué le vamos a hacer?). Y bueno, en dos noches en Tokio, como los grandes antaño, demostraron ambas cosas en directo: que el disco es grandioso y totalmente atemporal, y que PRETTY MAIDS son historia viva del estilo y con un presente más que digno (y una calidad que ya la quisieran para sí en la actualidad bandas mucho más renombradas). En esta gira tocaban el LP completo, de principio a fin, y después unos cuántos temas extra de los últimos discos, a pesar de que cerraban el set con la propia “Sin-decade” del 92.

Maid in Japan

Por cierto, comentar que tanto la portada como el título son un guiño genial tanto a Japón, a la cultura de los samuráis y a su logo clásico entrelazado. Y me encanta el juego de palabras del título de “Maid in Japan”, que tiene doble y hasta triple explicación de lujo, ¡perfecto! Y además la portada es blanca y roja, enésimo guiño al país donde se grabó este directo, para que no quede ningún cabo sin atar. ¡Incluso jugando con “regreso al futuro”!, de lo que de alguna manera gira todo el disco… ¡genial!

Musicalmente la interpretación es 100% fiel al disco, quizás con un sonido extra de teclado que no le queda nada mal, pero sobre todo siendo protagonistas como es lógico tanto las melodías de Ken Hammer y la voz de Ronnie Atkins, sonando muy bien (recordemos que se grabó antes del cáncer que le tiene algo fastidiado ahora) e interpretando los temas de 10.  Por otro lado, el disco suena tremendo, que imagino que habrá trucos de estudio, ok, pero de cualquier manera el  trabajo de producción es excelente y suena increíble… faltando quizás, como en el 90% de los discos en directo de los últimos 30 años un punto de sonido de público / ambiente (que, casi, sólo se oye entre canción y canción… aunque se escucha fuerte e intenso, una cosa no quita la otra).

Y el set list es increíble porque tocar un álbum entero como “Future world” es matrícula de honor asegurada. No voy a hablar ahora de aquel disco en sí, pero es cierto que es uno de esos trabajos donde la mezcla es perfecta entre caña y melodía, con temas muy heavies y otros algo más suaves, pero el equilibrio es perfecto y sobre todo el nivel compositivo de aquellas canciones es de 10. Y 30 años después, que con otros discos no pasa, sigue sonando tan fresco, crudo, perfecto, intenso y con el mismo feeling (¡incluso con más fuerza!) que entonces.

Pretty Maids

“Future world” (tras la intro) es insuperable, el tema marca de la casa por excelencia y con el que muchas veces cierran los conciertos, así que escucharlo para empezar es sublime. “We came to rock” siempre fue de mis favoritas, con una intensidad, melodía y punto de himno que tienen pocas canciones, y aquí es gloriosa. “Love games” es más moñas, ok, bien pero se me sigue quedando justita… pero de repente llega “Yellow rain” y todo se derrumba. Para mí uno de esos temas insuperables de la historia del heavy metal, como “Electric eye”, como “Hallowed be thy name”, como “Arena of pleasure”, como “Forever”, como “Doctor, doctor”… primerísima división y, aunque “Future world” sea el tema más conocido, la excelencia hecha canción de PRETTY MAIDS siempre fue “Yellow rain”. Me enamoró hace 30 años a día de hoy sigue siendo uno de mis 4 o 5 canciones favoritas del heavy. Y aquí suena como un cañón, con un Ronnie Atkins desatado y un Ken Hammer haciendo sonar el tema como sólo él sabe hacerlo.

Sin respiro llega otro de los temas top, y que la he oído muy pocas veces en directo como ellos mismos dicen en la intro: “Loud and proud”… Si escuchas esto y no te haces heavy inmediatamente, es que no has entendido nada. Y sí, en directo, 30 años después la sensación sigue siendo la misma, sonando incluso más salvaje y a la vez más rica con unos teclados excelentes. El punto melódico y hardroquero, y moñas, es verdad, vuelve con “Rodeo”, muy enfocada al mercado yanqui, y que no terminó de funcionar pero es un temazo, y la letra genial y me sigue transportando a las primeras veces que escuchaba este disco y movía el culito con estos temas. Si ya os digo que uno de los discos claves de mi conversión fue éste…

Seguimos con las menos habituales y que es un lujazo volver a escuchar 30 años después, y “Needles in the dark” sigue siendo superheavy y deliciosa a la vez. Y una letra que sigue siendo casi tan vigente como el primer día, visionarios totales y eso, grupos europeos que, en muchos casos, decían muchas cosas en las letras (a diferencia de muchas de las bandas americanas, por mucho que nos gustaran). “Eye of the storm” sigue siendo ensoñadora y casi sinfónica progresiva, abriendo una senda que de hecho han explorado bastante en los últimos años (y eso que entonces miraba a los 70 y ahora miren este tipo de canciones hacia el futuro y/o actualidad)… un medio tiempo largo, extenso y con un rollo ya digo que casi sinfónico que sigue sorprendiendo, y funcionando.

Pretty Maids

El disco, y esta parte principal del concierto, se cierra con “Long way to go” (que fue cara B en algunas ediciones), de nuevo con ese punto más melódico y que sería marca de la casa desde entonces (lo que los más heavies nunca les perdonaron, las cosas como son), y que 30 años después sigue funcionando.

La última parte del directo está formado por temas más actuales de la carrera de PRETTY MAIDS, todos discos buenos como digo pero que es cierto que no tienen el filo y la caña de estos primeros años del grupo. Pese a todo, son temazos como ese “Mother of all lies”, “Kingmaker” o sobre todo ese último clásico del grupo que es “A Little drop of heaven”, a medio tiempo y que en directo es todo un caramelo sonoro… para cerrar con otro clásico, pero más antiguo, como es “Sin-decade”, tema título del disco que cerraba la etapa inicial del grupo.

Lo dicho, que sirva este reseña como homenaje a una de mis bandas favoritas y a su vez de mis vinilos de cabecera. “Future world” fue uno de esos discos que tuvo la culpa de que yo esté aquí ahora escribiendo esto, escuchando esta música y que de hecho mi vida gire personal y profesionalmente en torno a esto tan bonito que es el rock y el heavy metal. Gracias, PRETTY MAIDS, y los pelos como escarpias escuchando este disco en bucle desde hace días rememorando su mejor y más exitoso LP y haciéndolo sonar incluso mejor que entonces, que es el verdadero mérito de este disco en directo.

Nos veremos pronto, amigos, en el mundo futuro de la nueva normalidad que de alguna manera ya predecían entonces… curioso.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »