RESURRECTION 2015: Crónica completa y fotos

CRÓNICA RESURRECTION 2015 – Viveiro (Lugo) , 16 – 18 de julio

Ya podemos leer la crónica completa del festival gallego y ver tres galerías de fotos impresionantes del Resurrection en su décimo aniversario. Una edición fantástica y un festival que sigue creciendo año tras año y convirtiéndose en referencia del metal y música dura más actual no sólo en nuestro país sino consolidándose sin duda en Europa. Nos lo cuenta nuestra nueva colaboradora Nerea Ramos… aunque siempre decimos lo mismo en este tipo de festivales: que es imposible verlo, estar y contarlo todo. De cualquier modo, una visión muy completa e interesante de lo que ha sido Resurrection 2015. ¡A por ello!

Resurrection-Fest-2015-Saturday-18-KoRn-Ruben-Navarro-1100x732

Introducción y/o impresiones generales:

El festival más grande de metal en España se dio un año más en Viveiro (Lugo) donde celebraban su décimo aniversario (que coincide casualmente con el del Viña Rock y BBK) congregando a casi 55.000 amantes del metal (al menos según cifras oficiales y/o de la organización) durante todo el festival, superando así el récord obtenido el año pasado con 40.000. Es decir ha aumentado un 30% su público, algo casi impensable si hablamos de un festival español en los tiempos que corren, además de ser un hecho muy importante en la economía para la localidad de Viveiro y alrededores con apenas 15.000 habitantes.

Por otro lado, el pueblo gallego se involucra completamente en el festival. Así,  pudimos disfrutar de su hospitalidad, paisajes, humor,  tiempo (que para ser mediados de Julio y Galicia hizo mucho sol con apenas alguna llovizna eventual) y, ¿por qué no decirlo,? de su desenfadado acento. Asistieron muchos gallegos y público del norte en general, aunque también había por ejemplo muchos madrileños, además de gente de Italia, Alemania e incluso Suecia, aunque por supuesto había público de todas las zonas de España.

11222133_1152343274782340_1414384888139949330_nEl festival está localizado a apenas 15 minutos andando de la estación de autobuses y la comunicación del mismo en transporte público fue óptima. De hecho, la organización contó con buses que comunicaban el recinto de conciertos con la zona de acampada más lejana al módico precio de 1€ (que ya podría ser gratis con lo que cuesta la entrada como hacen en otros festivales internacionales, pero poco a poco). También costaba un euro el vaso para las consumiciones, buena iniciativa para que no se llenara todo el recinto de basura, eso sí, la bebida exageradamente cara (hasta 20€ un mini de ron por ejemplo).

Había dos zonas de acampada, una gratuita y el Resucamp (25€), pero contaba con la ventaja de su localización, justo al lado del Campo de Fútbol Municipal donde se celebraban los conciertos. Sin embargo, algo para mejorar sería habilitar más zonas para la acampada gratuita ya que faltó sitio y varias tiendas se instalaron cerca del paseo marítimo (la policía no dijo nada por ser con motivo del festival). En cuanto a baños había los necesarios, y eso que mucha gente se quejaba de que había pocos pero las colas eran bastante rápidas y un señor y/o señora hasta te daba papel nada más entrar.

Pese a todo hay que darles la enhorabuena a la organización. Se notan mejoras respecto a la anterior edición, han sabido sobrellevar perfectamente los inesperados cambios de horario (haciendo que no coincidieran los grupos más relevantes) y conseguir hacer el mejor cartel de metal y rock duro actual en este país en una localización inmejorable. Sin duda el Resu es un festival en alza y el éxito cada vez más de las respectivas ediciones del festival así lo atestiguan.

11017473_1156445484372119_8745626237967459208_nTambién había concursos y muchas actividades para hacer skate o xtreme motocross e incluso actividades para niños, los llamados Resukids, que básicamente hacían actividades de verano para los niños, solo que en un festival de metal. Es una buena forma de inculcar la música metal de una forma saludable y natural a los niños. Y la verdad es que fue muy bonito ver a niños pequeños con auriculares mover su melena inexistente. A ver si cunde la iniciativa, como ocurre en la mayoría de festivales europeos, y cada vez es más la norma y no la excepción el ver familias enteras disfrutando de unos días de conciertos y ocio musical.

Cabe añadir que, por problemas en el envío de mi cámara de Madrid a Galicia, sólo disponemos de fotos propias del último día (el resto son de las oficiales cedidas amablemente por la Organización y los fotógrafos oficiales del festival), aún así esperamos que las disfruten junto a la crónica de los tres días que pasamos a relatarles.

Jueves 16:

El Resurrection Fest comenzó con APHONIC, que se presentan con la banda sonora de la popular saga de terror ”Saw”. Tuvieron una gran acogida y es que los vigueses son casi vecinos de Viveiro. Presentando su último álbum, ‘Héroes‘, dejaron entrever influencias de rock alternativo y español con riffs contundentes. Un buen concierto con poca pero entregada gente hasta el final.

SoulflyBajo un ‘sol de carallo’ tocaron los franceses BETRAYING THE MARTYRS, que hicieron hasta una versión deathcore del famoso tema ‘Let it go’ de la BSO de Frozen (una de las películas de dibujos animados más popular de los últimos años), la cual divirtió al público y en un futuro quizás hasta a los Resukids. Después, el metal industrial de KILLUS resonaba en el Chaosstage en el que la banda de Villarreal tocó temas como ‘Feel the monster’ haciendo saltar al público de Viveiro, que se cubría media cara con pañuelos por el polvo. Tras un descanso tocaba SOULFLY, la banda del fundador de SEPULTURA, en el Mainstage. Max Calavera dio un espectáculo digno sin llegar a ser sobresaliente, tocando temas como ‘Eye for an eye‘ o ‘Prophecy’ o temas de su pasado como ‘Roots Bloody Roots‘.

Hubo unos breves momentos de confusión por los horarios para ver a SUICIDE SILENCE. El frontman Eddie Hermida (de padres gallegos) sustituía a Mitch Lucker y con frescura hizo que los menos allegados al metalcore disfrutaran de su directo. Sin duda ayudó que hablara en castellano y que tocaran temas como ‘Disenga’, ‘Wake up’ o ‘Fuck Everyting’. Encontramos un metal más tranquilo con REFUSED nada más terminar los californianos. Y es que los suecos presentan nuevo disco tras 17 años de silencio, así que no pararon de moverse y provocar pogos en su entregado público tras pasearse por el foso. De su característico hardcore-punk cayeron temas como ‘Frecuency‘ o ‘Elektra’ que demostraron quiénes fueron uno de los grupos promotores de hardcore en los 90… pero sus guitarras podrían haber sonado con más fuerza y su sonido mejor, ya que en las últimas filas no se les escuchaba bien. Actuación respetable que podría haberse mejorado para ser uno de los cabeza de cartel, eso sí.

Zakk Wylde_BLSY volviendo al escenario donde había tocado SOULFLY, comienza uno de los platos fuertes del día: BLACK LABEL SOCIETY. Liderados por Zakk Wylde, ex- guitarrista de OZZY OSBOURNE, hicieron un espectáculo lleno de riffs pesados y virtuosos. Zakk es un guitarrista de primera pero no es un vocalista de vocación y se notó: hacía solos de guitarra cada 5 minutos y no interactuó en absoluto con el público (ni para despedirse). Pese a todo tocaron temas bien recibidos como ‘Destruction Overdrive‘ o ‘Angel Mercy‘ rindiendo pleitesía a un groove y stoner metal compacto y directo.

Mientras el público de BLS iba menguando, esperábamos para ver a los estadounidenses CANNIBAL CORPSE presentando su álbum ‘A Skeletal Domain‘. Los americanos no decepcionaron a su audiencia deathmetalera con su peculiar sonido donde se hicieron numerosos mosh-pits a petición de su frontman, George “Corpsgrinder” Fisher. Tocaron sus clásicos ‘Hammer smashed face‘, ‘Make them surffer’ o ‘Evisceration plague’ haciendo enloquecer a sus fans. El frontman no paraba de animar al público para que hiciera pogos, y el bajista Alex Webster junto al batería Mazurkiewicz hicieron estallar de energía el escenario con su agresiva actitud. Con 13 discos de estudio editados y 20 años de experiencia musical se notan las tablas de esta banda que sin duda aun le queda mucho por recorrer.

Ya a las 3 de la mañana, con un retraso de 20 min, tocaba uno de los grupos del día: TOUNDRA. Quizás su post-rock podría desentonar de primeras con el cartel del Resurrection pero los madrileños dieron un concierto impecable con uno de los mejores sonidos del festival. Sorprendió el amplio número de metaleros que se quedaron a oír su hipnotizante música, que parecía capaz de transportarte a otra dimensión. Tocando temas como ‘Requiem‘, ‘Are Caeli’ o ‘Bizancio’ además de cortes como ‘Kitsune’, de su nuevo disco ‘IV’. Conectaron a la perfección con un estupefacto público. Un broche de oro para el primer día de festival.

Viernes 17:

General2La oferta musical del segundo día parecía más tranquila que la anterior. Empezamos el día con el stoner rock del trío alemán KADAVAR que ofrecieron un concierto breve pero intenso en el que destacaba especialmente su batería tocando temas como ‘Black Sun’ o ‘Living in your head’. Hubo discrepancias en lo referente al sonido…  unos decían que fue pésimo y otros excepcional. Personalmente, ni uno ni otro pero sí que hubo fallos técnicos que se fueron solventando a medida que pisaban las tablas otras bandas.

TOXIC HOLOCAUST se dejaron la piel en el escenario tocando temas como ‘In the name of silence’, Death brings death’ o ‘Wild dogs‘. El público respondió inmediatamente al thrash metal de Portland con melenas al viento y futuros dolores de cuello al día siguiente. Un grupo de lo más entregado en el que cabe destacar que fue uno de los grupos que mejor sonaron con un repertorio muy bien elegido… Incluso se subió hasta el bajista de D.R.I para fotografiarles. Se despidieron con ‘Bitch’ y ‘Nuke the Cross‘ por todo lo alto para dejar el Chaos Stage a los pioneros del Crossover, los citados D.R.I. Los texanos, fundieron con su peculiar thrash/hardcore al público de primera fila que respondió de inmediato con moshpits a por doquier.

Sin embargo, en las filas posteriores no tuvieron una acogida tan enérgica. D.R.I. (“Dirty Rotten Imbeciles”, para los amigos) optaron por clásicos de la banda como ‘Dead in a Ditch’, ‘I’d Rather be sleeping’, la cañera ‘Thrashard’ o ‘Who I Am?’ en el que su líder y guitarrista Spike Cassidy se lució junto a su vocalista Kurt Brecht. No pararon los pogos durante todo el directo y, aunque no fue su mejor concierto, no fue malo en absoluto. Cerraron con ‘In the Pit’ y ‘The five year plan’ para disfrute de la gente que tras sus pañuelos para protegerse del polvo  sonreían.

Llegaba un poco de hard rock de la mano de los suecos BACKYARD BABIES. Presentando su séptimo álbum de estudio ‘Four by four’, que saldrá a finales de agosto, el grupo liderado por el guitarrista/vocalista Nicke Borg llenó de rock n roll el escenario captando la atención de todos los presentes. Su vuelta era muy esperada y sin duda se han recuperado de su floja actuación en el Hellfest tocando con entrega temas como sus clásicos ‘Electric Suzy’, ‘Highlights’ o ‘Nomadic‘. Son sus toques punk y casi glam llamaron la atención del público que no parada de llegar. Un directo con mucha actitud en el que no pudo faltar su nuevo y aclamado single ‘Th1rt3en or nothing’ dejando bien claro que han regresado para quedarse.

MotorheadDesde las antípodas tocaban los promotores del nuevo hardcore DEEZ NUTS con un sonido muy rítmico, la joven banda arrasaron en la carpa con su tema por excelencia ‘Band of brothers’ o ‘Face this on my own’. El público se lo paso bien aunque escaso, ya que emigró para hacer cola para a los esperadísimos MOTÖRHEAD, que Lemmy Kilmister con sus 69 años es leyenda musical andante. Debido a los consabidos problemas de salud que le repercutieron negativamente en festivales como el Graspop a finales de este Junio donde no ofreció una actuación digna de recordar precisamente, había dudas. Mal concierto entonces pero todo lo contrario que en el Resurrection…

Con su inseparable bajo Rickenbacker, se vio que los aires gallegos le debieron de sentar bien al tocar temas como ‘Ace of Spades’, ‘Over the top’ o ‘Going to Brazil’. Lemmy aprovechó la ocasión para presentar algún tema de su nuevo álbum, que coincide con el 40 aniversario de la formación y que saldrá a finales de verano. Es verdad que, como comentábamos, el estado de salud de Lemmy preocupó hasta a los mismos organizadores, pero envejece con dignidad. El concierto no fue el más multitudinario de la noche, empezando con los más veteranos a los que se le unieron poco después los más jóvenes. Cabe añadir las decenas de paisanos que se quedaron junto al recinto para poder escuchar temas como ‘The game’ o ‘Killed by death’ de manera gratuita. La veterana banda inglesa fue sin duda de las más aclamadas en esta edición.

Pero eso no es todo, aun quedaba noche… Más tarde de lo esperado salían al escenario los finlandeses CHILDREN OF BODOM en el mismo escenario que Kilmister&Co con un sonido que empezó acoplado y se fue arreglando a medida que transcurría el directo. Empezaron con ‘Are you dead yet?‘ y temas como ‘Scream for Silence’, tras una breve pausa para presentar ‘Silent night, boom night’. La actuación fue un poco desganada pero con canciones tan directas como ‘In your face’ el público disfrutó de un recortado concierto debido al pequeño retraso de la banda.

In FlamesLos suecos 7 SECONDS prepararon el terreno para los también suecos IN FLAMES con su música hardcore en el Chaosstage… IN FLAMES ha cambiado mucho y se nota, pero nadie puede discutir que saben mover a la gente en sus directos con un repertorio de lo más variado. Empezando con ‘Only for the weak’, siguiendo con ‘Everything’s Gone’ tema de nuevo disco, ‘Siren Charms’, el cual no ha tenido muy buena acogida, por lo que lo fueron intercalando con temas más conocidos como ‘Bullet ride’. Hicieron disfrutar al entregado público con un sonido decente, sin llegar a ser excelente, pero con un repertorio de lo más variado. El público coreó canciones como ‘Alias’, ‘The Quiet Place’ o ‘The Mirror’s truth’ más que su nueva ‘Paralyzed’. Cabe señalar la actuación de Björn Gelotte en su entrega y sonido tan limpio en la que una vez más se nota quien es el principal compositor de la banda.

Ya se acercaba el final cuando su cantante Anders Fridén interactuaba con el eufórico público, llegando incluso a subir al escenario a un fan para cantar ‘Take this life’ y diciendo después irónicamente ”os presento al nuevo cantante de IN FLAMES”… sin duda le regaló una gran noche y el chico lo hizo muy bien. Para finalizar tocaron ‘My sweet shadow’ para disfrute del entusiasmado público cerrando un concierto que no ha sido de sus mejores noches pero tampoco estuvo mal.

Sábado 18:

Skindred3El último día de festival hubo más gente de la esperada comprando su entrada de un día. Inauguraron el día el rock instrumental de los catalanes SYBERIA seguidos por los ingleses SKINDRED cuya peculiar música movió a la gente como mosquitos a la luz.

La mezcla de nü metal con reggae, o lo que ellos llaman ‘ragga metal’, hicieron bailar y saltar a los presentes como si no hubiera mañana. El extravagante frontman Benji Webbe se metió al público en el bolsillo desde el primer momento con sus continuas bromas y desparpajo haciéndoles que se agachen, que agiten sus camisetas, etc. Tocaron temas como ‘Rat race’, ‘Kill the power’ o ‘Nobody‘ que coreó el público. Tras los bises la gente se quitaba sus pañuelos de la cara y solo se veían sonrisas.

En el Chaosstage se preparaban los que iniciaron el rapcore, DOG EAT DOG, que tocaron temas como ‘No fronts’ o ‘Who’s the king’, haciendo hasta una versión de OFFSPRING.  Con solo 4 álbumes de estudio, pero con casi 20 años de experiencia, era fácil tocar canciones que complacieran al público. Tocaron varios temas de ‘Amped’ (1999) como ‘Expect the unexpected’ y ‘Walk with me’ (2006). La banda originaria de Nueva Jersey (EEUU) hicieron notar su dilatada experiencia no decepcionando en absoluto y tiñendo de un agradable old school noventero el Resurrection.

Y llegó el turno de los canadienses DANKO JONES con su hard rock directo y macarruzo. Tocaron temas como ‘First date’, ‘Full of Regret’ o ‘Gonna be a fight tonight’. Sus influencias garajeras encajaban a la perfección en un hard rock con gancho y actitud que no dejó indiferente a los fans ni a la gente que se acercó. Presentando su nuevo disco ‘Fire Music‘, demostraron su talento y experiencia de 20 años con 7 discos a sus espaldas. Cabe señalar el entrañable momento ‘ResuKids’ en el que los metaleros más pequeños subieron al escenario con la banda, una experiencia sin duda que será digna de recordar cuando crezcan.

MardukLos suecos DARK FUNERAL tocan en el Ritual Stage a continuación ante una afición impaciente. Abrieron con su canción por excelencia, ‘My funeral‘, para seguir con temas como ‘666 voices inside’ o ‘The secrets of black hearts’. Se formaron numerosos metaleros corriendo en círculo al ritmo de los black metaleros, haciendo algunos de los mejores circle pits del festival. Dieron un concierto en el que nada tenían que envidiar a grupos como CANNIBAL CORPSE, en cuanto a caña y agresividad se refiere. Con un set list en el que hacían temas salteados de sus 4 trabajos, el concierto se hizo dinámico y entretenido, no sólo por la música sino por la cantidad de melenas al viento a lo metalero Pantene.

Nada más finalizar el concierto, aprovechamos para coger un poco de aire para la única fecha en España de los inventores del nü metal (o al menos uno de los más importantes creadores del estilo), KORN. En la gira 20 aniversario de su álbum debut (bajo el mismo nombre de la banda), los californianos tocaron al completo el disco con temas como ‘Blind’, ‘Clown’ o ‘Shoot and Ladders’ en la que Jonathan Davis sacó su gaita escocesa y, consciente de la cercanía entre escoceses y gallegos, triunfó en una intro inigualable.

Con un sonido impecable, demostraron estar en forma y ser uno de los grupos que mejor directo tienen y, pese a que no se movieron mucho, no hay que olvidar que es su forma de actuar de ‘tipos duros’. Todas las canciones fueron coreadas por el público tocando éxitos como ‘Freak on a Leash’ o ‘Falling away from me‘ como bises. Hubo muy buen ambiente entre los presentes y es que KORN dejaron claro que son los padres del nü metal y que aún les queda cuerda.

Korn2Aun quedaban grupos como SATANIC SURFERS o FEAR FACTORY pero tras 3 días de festival decidimos comer algo (eso sí, fuera del recinto) y descansar… En definitiva, un festival de primera clase en España, que, pese a que aún le falta para compararse con eventos como el Graspop Metal Meeting o Hellfest, desde luego el cartel y tipo de festival se les acerca mucho. Cabe señalar que la organización hizo un muy buen trabajo, como decíamos en la introducción general.

Con un cartel de calidad en un entorno inigualable hace que el año que viene queramos volver, así que ¡feliz décimo aniversario y hasta el año que viene!

Texto: Nerea Ramos Mayor (selenefry7@gmail.com)

Fotos: Nerea Ramos y Resurrection Oficial

Comments

2 thoughts on “RESURRECTION 2015: Crónica completa y fotos”

  1. Pingback: Crítica de “Berlin” de KADAVAR |
  2. Trackback: Crítica de “Berlin” de KADAVAR |
  3. Pingback: MOTÖRHEAD aplazan su gira hasta nuevo aviso |
  4. Trackback: MOTÖRHEAD aplazan su gira hasta nuevo aviso |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »