Reseña del nuevo directo de RAINBOW… Esperando a Ritchie…

Ha tardado en llegar esta crítica, lo sé… Pero ha tardado porque tenía que tardar; porque tenía que escuchar este disco una y otra vez a ver si en una de ellas encontraba, por alguna parte, a Ritchie Blackmore… pero no estaba allí…

RITCHIE BLACKMORE’S RAINBOW, Memories in Rock II (Minstrel Hall Music, 2018)

Ritchie Blackmore´s Rainbow

¿Cuántas veces suspiramos por volver a ver y escuchar a Blackmore tocando sus viejos himnos de hard rock?, por volver a ver y escuchar al mago dentro del estilo que él mismo contribuyó a crear y glorificar, y ¡cómo nos alegramos cuando anunció una gira tocando los temas de RAINBOW!… (no tanto cuando se empeñó en decir que era una nueva formación de la banda con músicos que nada tenían que ver con los originales y/o clásicos, que una cosa no quita la otra, y hay límites que se deben respetar).

Hubo gira, hubo disco en directo… mediocre, pero fue tan rápido que muchos pensamos que aún tenían que rodar juntos mucho más; y ahora vuelve a haber disco y DVD en directo… que es peor que el anterior, lo cual hace sospechar que no, que no funciona, que algo no va nada bien en este asunto.

No tiene ningún sentido analizar uno por uno los temas que todos nos sabemos de memoria, pero es necesario intentar analizar qué es lo que hay ahí que hace que no suenen como deberían. No, ninguno (vale, se salva “Waiting for a sign” porque, simple y llanamente, es nuevo, y por tanto no tenemos referencias anteriores, pero aunque no está mal, es un medio tiempo que tampoco aporta demasiado). El primer motivo es tan obvio como alarmante, aunque uno quiera negar la evidencia: no hay ni rastro de Ritchie Blackmore. ¿Cómo, que no toca? (pensaréis alguno) Y sí, técnicamente toca… pero como el que está viendo la tele en su casa mientras tontea calentando repanchingado en el sofá.

Memories in Rock II

¿Sabéis de esa expresión que dice que “se la suda”? Pues ese es el resumen de su participación en este álbum. Visto así, Memories in Rock II es, efectivamente, la continuación de lo que debe pensar el guitarrista de su pasado rockero, y por tanto lo que hay dentro nunca podría haber sido más fiel a lo que pasa por su cabeza. Pero entonces la pregunta que cabe hacerse es la siguiente. ¿era realmente necesario plasmar para la eternidad tamaño despropósito? Yo, sinceramente, no lo entiendo. NDR: Y empezar el disco con una gamba importante en “Spotlight kid” directamente, ¿en serio?

Pero no nos quedemos en Blackmore, que no está solo en este tributo (sí, lo siento, yo me he negado desde el principio a ver a este grupo como una reencarnación de RAINBOW). Que conste que no lo digo para mal, ya que si no fuera por el resto de la banda esto hubiera sido un desastre aún mayor. Ciertamente le falta cohesión, pero al menos salvan la papeleta. Especialmente Jens Johansson (STRATOVARIUS), que se convierte en el verdadero protagonista de la parte más musical, sosteniendo con su teclado las melodías y estructuras básicas de cada una de las canciones, y haciendo las partes que la guitarra no hace mientras experimenta, busca notas como un principiante o, directamente, desaparece. No hay más que escuchar, por ejemplo, “I surrender”, “Difficult to cure” o “Perfect Strangers”. La sección rítmica, con el batería David Keith Y Bob Nouveau (ambos ya en BLACKMORE’S NIGHT) está correcta, sin grandes alardes, pero suficiente.

Mención aparte merece Ronnie Romero (LORDS OF BLACK, CORELEONI, TEMPLE, ex SANTELMO, Ex NOVA ERA...), el menudo vocalista que últimamente ha dado el salto a la escena internacional con esa voz suya tan prodigiosa y particular, y que se ha convertido en el auténtico líder escénico de esta formación. A título personal creo que su timbre, potente y desgarrado, pese a ser realmente fantástico, no es la mejor elección para interpretar especialmente a DEEP PURPLE, pero hay que quitarse el sombrero por la profesionalidad con la que defiende el repertorio de RAINBOW. Un repertorio que, por otro lado, no es nuevo para él, toda vez que ya lo está interpretando junto a Walter Giardino en TEMPLE (tal y como comprobamos en su última visita a España en 2017). Es innegable que por su garganta pasa la supervivencia de este proyecto, y como tal se erige en lo más llamativo de este disco. Un poco más de presencia escénica no le vendría mal de cara a comerse los escenarios, eso sí.

Formación actual

Todo esto que ya he comentado, sin embargo, ya lo resumió el propio Ritchie Blackmore sin darse cuenta, al fanfarronear sobre que esta es la mejor formación que ha tenido RAINBOW en su historia. Recordemos: 

Sobre las criticas de la reunión,  creo que realmente no interpreté todas las canciones del set bien (…) Los otros muchachos se vuelven cada vez más confiados y Ronnie Romero es un cantante fantástico. Estoy feliz de poder tocar con ellos porque son fans que crecieron con mi vieja música. Te diré algo que probablemente molestará a muchos fans de Cozy Powell y Ronnie James Dio , pero así es como pienso: esta alineación es la mejor alineación que RAINBOW ha tenido en su historia. 

Pues sí, molesta… pero no sólo por lo de Powell y Dio, sino porque has tenido tiempo de ensayar para este álbum, y no lo has hecho. Las cosas como son… Más allá de los músicos, el otro aspecto que empaña mucho el resultado final es la producción, excesivamente plana. Es verdad que deja sentir al público, algo que de cara a un disco en directo es fundamental, pero los matices de la música, las intervenciones instrumentales y la interpretación en sí no tienen ningún brillo. Es lo que le faltaba para redondear “un mal día”.

Ronnie (Romero) al frente

No me voy a extender más: Es una castaña como hace tiempo que no escuchaba (ndr.: magia de los temas originales aparte, por supuesto). Es decir, es como escuchar un ensayo, y de los primeros. Si eres fan de RAINBOW o de Blackmore en general tienes dos opciones: comprarlo para poder decir que lo tienes todo (en claro perjuicio para tu bolsillo y tu salud mental), o huir de este lanzamiento y procurar olvidarlo para no empañar la media del resto de trabajos. Avisado estás, sea cual sea tu decisión…

Texto: Fernando Galicia Poblet

Tracklist CD

Triple vinilo

Disc 1

  1. Over The Rainbow (intro)
  2. Spotlight Kid
  3. I Surrender
  4. Mistreated
  5. Since You’ve Been Gone
  6. Man On The Silver Mountain/Woman From Tokyo
  7. 16th Century Greensleeves
  8. Soldier Of Fortune
  9. Perfect Strangers
  10. Difficult To Cure
  11. All Night Long
  12. Child In Time

Disc 2

  1. Stargazer
  2. Long Live Rock’n’Roll/Lazy
  3. Catch The Rainbow
  4. Black Night
  5. Carry On Jon
  6. Temple Of The King
  7. Smoke On The Water
  8. Waiting For A Sign (nuevo tema)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »