Reseña del disco acústico de SAUROM, “La magia de la luna”

Seguimos rescatando reseñas de los discos editados a finales de 2017. Es el momento de acordarnos de “La magia de la luna”, el acústico de SAUROM que nos dejaron hace algunas semanas una exquisita pieza musical de deliciosa escucha y agradable digestión, como nos cuenta Esquitino.

SAUROM: “La magia de la luna” (Maldito Records)

SauroM La Magia de la luna

Siempre me ha fascinado el largo recorrido que tienen SAUROM, su capacidad de adaptación a cada formato y el nivel de preciosismo musical y calidad que han alcanzado con los años. No hay reto que se les ponga delante que les intimide, ni objetivo que se les meta entre ceja y ceja que se les resista. En este caso hablamos de un acústico, cierto, de un disco acústico para ser más exactos, pero esto es el mundo SAUROM, así que nada de dos guitarritas, un cajón, una voz desnuda y música unplugged sin más.

No, esto es una adaptación en toda regla de muchos de sus temas (y no de los más típicos o conocidos precisamente) a un formato no eléctrico, sonando desenchufados pero con todos los arreglos posibles, las mejores melodías y giros musicales que imaginemos y además incluyendo profusión de instrumentos, detalles y matices, ¡que esto es SAUROM, señores!

Así consiguen sonar totalmente desnudos pero a la vez grandilocuentes, sencillos pero inmensos y sin duda con ese punto tan especial que tiene la banda que te atrapa, te engancha y te deja tocado para varios días. Son unos maestros de las emociones y de la música en general, y me deja boquiabierto su capacidad para transmitir sensaciones incluso despojando a las canciones de toda su “fuerza”. No, miento, de lo que despojan a las canciones es de ornamentos inútiles en este caso y les visten con otra ropa más sencilla pero igualmente vistosa. Adornos sencillos y un tratamiento diferente pero que igualmente consiguen el objetivo que SIEMPRE logran SAUROM: emocionarnos con su música y tocarnos bien dentro.

Soy un pesado en mi mismo argumento, pero no creo que nadie pueda llegar a valorar lo suficiente lo que aportó el cantante Migue cuando entró sin hacer ruido hace años. Y el nivel de grandeza que ha alcanzado en la banda, con su regularidad y sin ser el mejor cantante del mundo (¿y cuándo ha importado esto en la música, ser “el mejor”, para destacar?) pero dotando a SAUROM de esa magia emocional que tiene ahora la banda. Me quito el sombrero y me inclino una vez más ante lo grande que es este tío. Después, por supuesto que Narci es el jefe de a bordo, componiendo, arreglando, “azuzando el látigo” para sacar lo máximo y lo mejor de sus compañeros y tocando los mil y un instrumentos posibles que hay en su cabeza (y en su fondo de armario). Y encima aparece una corista y vocalista como Julia Medina para aportar ese extra de preciosismo musical, como hada buena del bosque, que necesitaba un disco de estas características.

Portada del disco

Encima, se atreven a coger canciones complicadas, nada de canciones conocidas o facilonas de su repertorio o de las que mejor se adaptarían sin esfuerzo a este formato. No, te coges la caña de “Aquel paseo sin retorno” y la haces una joya acústica. O recuperas “Saloma” de los primerísimos tiempos y la actualizas como si la hubieras compuesto ayer. Y te planteas versionear al gran Carlos Nuñez y darle a conocer en otros ámbitos fuera del folk y clavas “El pozo de Arán” y lo sacas como single, ¡con dos cohone gaditanos!… Y “Músico de calle” es juglaresca y picaresca al máximo, propia de los mejores titiriteros y feriantes gitanos del mundo, ¡su particular “Voy a tu ciudad” versión juglar, jeje! ¿Y qué pasa por convertir “El romance de la luna, Luna” en un tema de pop suave si lo sabes hacer mejor que nadie y cuentas con la voz de una cantante tan especial como es Julia?

¿Sabéis lo curioso? Que a mí no me convence ni su faceta más netamente festiva (ellos lo saben y nunca lo oculto) ni soy un seguidor precisamente de los discos acústicos. Pero son tan pícaros y genios, y buena gente, que saben cómo engancharnos incluso a los heavies más duros del lugar. Lo hacen tan bien, transmiten tantas sensaciones y tan buenas vibraciones que es imposible no rendirse a la evidencia de que SAUROM son grandes, gigantes y superlativos.

Mis respetos como siempre, señores, porque sois unos verdaderos maestros de la música. Siempre a sus pies, y a la vez encantado de seguir yendo de la mano de mis amigos gaditanos que siempre saben cómo convencerme disco a disco de que, “sin gustarme”, son los mejores en lo que hacen.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Tracklist del disco: 

La magia de la luna

1. Numen
2. Aquel Paseo Sin Retorno
3. Saloma  
4. El Pozo De Arán  
5. Romance De La Luna, Luna
6. El Saltimbanqui  
7. Zulema  
8. Sueños Perdidos  
9. Músico De Calle
10. Vida  
11. La Isla De Los Hombres Solos  
12. Cosmos

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »