QUIREBOYS (de nuevo) en Madrid: ¡¡ESTO ES ROCK & ROLL!!

THE QUIREBOYS + VISITANTES: Sala Copérnico, Madrid, 18 de febrero de 2017…

Os ofrecemos la crónica del conciertazo de nuestros queridos QUIREBOYS, hace unos días en la sala Copérnico. Nuevo triunfo de los británicos, presentando nuevo disco y volviendo a ofrecernos un gran fiesta de rock n´roll en directo. Sonriendo ellos encima del escenario y nosotros debajo, ¡perfecto!… 

Tercera visita a Madrid en trece meses de los londinenses QuireboysTHE QUIREBOYS, aquel grupo que tuvo la mala suerte de debutar en pleno estallido de GN´R, justo antes de la edición del disco negro de Metallica y con la invasión del grunge a las puertas. Mala, mala suerte, porque parieron un álbum excepcional de rock & roll (A bit of what you fancy) que pasó desapercibido para el grueso del público rockero, ávido de nuevas propuestas, y en un año (1990) en el que vieron la luz grandes lanzamientos de hard rock y heavy metal, que agitaron fuertemente el mercado (sirvan como ejemplo Painkiller -JUDAS PRIEST-, The Razor’s Edge –AC/DC-, No prayer for the dying –IRON MAIDEN-, Rust in Peace –MEGADETH-, Pornograffitti –EXTREME-, Heartbreak Station –CINDERELLA-, Empire –QUEENSRÿCHE-, Crazy World –SCORPIONS-, Cherry Pie –WARRANT-, Flesh & Blood –POISON-, Firehouse –FIREHOUSE- y tantos otros).

Sin embargo, hace tiempo que THE QUIREBOYS han vuelto a sacar la cabeza de entre los escombros, y fieles a su estilo tan particular, deudor del rock and roll de THE FACES o THE ROLLING STONES, han ido sacudiéndose el polvo acumulado en el sótano. Despacio, poquito a poco, sin grandes pretensiones, y sabedores de que cuentan con una resistencia de seguidores fieles que han conservado su memoria. De esta manera, han ido editando trabajos en la sombra, sin hacer ruido, hasta tener una colección con la que poder completar un setlist que más quisieran para sí bastantes de los grandes grupos de rock. Un repertorio de auténtico rock, sin aditivos, sin filigranas, sin efectos especiales.

Como dicen los STONES, “es sólo rock and roll, pero me gusta”. Y con esta inercia han ido dejándose caer por pequeñas salas madrileñas, como El Sol, Copérnico o Lemon, siempre hasta la bandera, para organizar auténticas fiestas roqueras. La del sábado no iba a ser menos, y los que allí estuvimos gozamos como adolescentes de uno de los directos más directos (válgame la redundancia) y cercanos de la escena actual (y seguramente pasada, pero no se puede vivir de la nostalgia).

VISITANTES:

Visitantes4Como invitados en esta ocasión estuvieron VISITANTES, un power trío procedente de Teruel, que aprovechó para presentar en el foro su quinto y último disco hasta la fecha, Esplendor, demencia y olvido (Maldito Records, 2015). Lo suyo, más que rock callejero, es un rock de garito, sucio, narrativo y con un punto macarra bastante atractivo. Durante tres cuartos de hora estuvieron descargando un tema tras otro, con poco tiempo para la conversación, y concentrándose en tocar el máximo repertorio posible (el setlist al final). Una propuesta seria y un estilo atractivo al que, eso sí, le faltaba una marcha más.

Todo estuvo muy soso, excesivamente calmo… más aún sabiendo lo que venía detrás. No era tanto falta de actitud como falta de energía. Seguramente una guitarra adicional no les vendría mal (además se evitarían momentos incómodos como cuando se desenchufó la guitarra de Alberto Arnau, en medio de “Navegando”, quedando únicamente la sección rítmica como soporte de la canción). También es verdad que el ambiente en la sala, aún medio vacía, no ayudó mucho. Luego entró mucha más gente, llenando la sala de hecho, así que tirón de orejas a los que casi siempre se quedan en e bar pasando de los teloneros… os perdéis grandes bandas, chicos.

Setlist VISITANTES:

  • Visitantes2Atómica
  • Un hombre
  • Nueve
  • Calamity
  • Colgao
  • Envuelto en llamas
  • No pares
  • Navegando
  • Bad boy
  • El cazador
  • Esplendor
  • Borregos

THE QUIREBOYS

Quireboys7Los británicos venían presentando su último álbum, Twisted Love (2016). Ya estuvieron por Madrid en octubre, aunque en versión acústica, con el trabajo recién editado. Y a decir verdad, esta vez el disco pasó casi tan de refilón como entonces: un par de temas y listo (“Twisted Love”, con el que abrieron, y “Breaking Rocks”, que sinceramente, con su tempo pesado no hizo sino cortar el ritmo del concierto… y eso que es un muy buen disco). Pero no nos adelantemos, que hay más que contar.

Una de las constantes de THE QUIREBOYS en los últimos años ha sido el cambio en la sección rítmica de la banda. Para la actual gira, Spike, Guy Griffin, Paul Guerin y Keith Weir se han visto acompañados por el batería Simon Hanson (SQUEEZE, y que ya había colaborado entre otros con los mismos THE QUIREBOYS en la grabación de Beautiful Curse, con el propio Spike y con Tyla –DOGS D’AMOUR-) y el bajista Gary Ivin (GLIMMER, SUCKERPUNCH, KNOCK-OUT DROPS, y que ya había colaborado anteriormente con Guy Griffin). Con ellos se vio al grupo fresco, más enérgico que por ejemplo en su visita de enero de 2016 (evidentemente, su show acústico no cuenta en este sentido), aunque es cierto que se notaron algunos desajustes mínimos y puntuales, o algunos cambios en la interpretación de determinados temas, como en “Roses & Rings”, que pareció demasiado encorsetado. Pero en general muy buen trabajo de ambos, y una gran sensación de buen rollo con el resto.

“Buen rollo” es precisamente la expresión que define cada concierto de THE QUIREBOYS. Y es que es raro un concierto suyo que no termine siendo una auténtica celebración del rock and roll. Ya con la sala llena, desde los primeros acordes de “Twisted Love” se presagiaba que iba a ser un conciertazo, y una vez más no fallaron. A lo largo de casi una hora y media desgranaron un setlist que, como viene siendo habitual, se apoya en el legado del excelso A bit of what you fancy (del que tocaron ocho temas) para completarlo con una selección de sus hits posteriores y repasar casi toda su discografía, especialmente intensa en los últimos años. Es así como, por ejemplo, pudimos escuchar “Tramps & Thieves” (BitterSweet & Twisted), “This is Rock & Roll” (del álbum homónimo), y que dedicaron a la memoria de Lemmy Kilmister (que no es que esté mal, pero un año después igual hay que empezar a acordarse de otra gente, o de todos en general); las fantásticas “Mona Lisa Smiled” y “I love this dirty town” (Homewreckers & Heartbreakers); “Too much of a good thing” (Beautiful Curse) o “Gracie B” (St. Cecilia and the Gypsy soul).

Sin embargo, y siQuireboys3n querer desmerecer el valor de las obras mencionadas, cada canción de su disco debut es motivo de jolgorio, y ellos lo saben. De ahí el programa, y de ahí que la práctica totalidad se concentren en la segunda mitad del espectáculo, para terminar por todo lo alto. Es así como, entre “yeeha’s”, “Uooooooh’s”, “What time is it” o “songs about wine, sex and women”, Spike va manejando los tiempos y a la audiencia para llevarlos a donde quiere, y que no es otro sitio que al propio escenario, desde donde sea crea una cercanía y una comunión entre público y banda demoledora.

Vale, siempre se puede pensar que organizar el setlist en función de un primer trabajo es como quitar mérito a los que han hecho después, pero hay discos que lo justifican todo, y éste es uno de ellos. Hay grupos, como TWISTED SISTER, que directamente decidieron no editar nada nuevo, sabedores de lo que el público, siempre soberano, quiere escuchar. Otros, como EUROPE por ejemplo, que abogan por un equilibrio entre lo nuevo y lo antiguo, a pesar de ser conscientes de que eso les aleja de los grandes escenarios, antaño hábitat natural… Y otros, como THE QUIREBOYS, que van a lo suyo, editando nuevo material sabiendo que no tienen nada que perder, y moviéndose por salas pequeñas para codearse y sudar con su gente, ajenos a lo que se cuece en el mercado actual. ¿Cuál tiene razón? Supongo que todos/as. En el caso que nos ocupa, sólo hay que ir a alguno de sus conciertos para darse cuenta de lo que estoy diciendo. No sale nadie del recinto sin cara de felicidad, y eso es muy significativo (ndr.: ellos los primeros).

Volviendo a lo que dio de sí el show, el sonido fue el mejor que les recuerdo en sus últimas visitas. No estuvo lastrado, como otras veces, por un excesivo volumen (que en salas de pequeño aforo lo termina haciendo distorsionar), y permitió disfrutar en su justa medida de todos los detalles, ya fueran vocales o instrumentales. En el “debe”, sin embargo, quedó la duración, de apenas hora y media escasa (incluyendo el parón antes del bis), que podrían haber solventado con la inclusión de algunos cortes que se quedaron fuera, ya sean clásicos (como “Whipin’ boy”, “Devil of a man” o “Can’t park here”, que hace mucho tiempo que no tocan), o incluso del nuevo disco (como las buenísimas “Torn and Frayed” o “Ghost Train”), que para eso se trataba de su gira de presentación. El ambiente, desde luego, era el más propicio para que se hubieran explayado a gusto con un público realmente entregado.

Al final, haciendo balance y sabiendo que me repito, conciertazo de los británicos, que convirtieron la sala Copérnico en un fiestón de rock and roll. Puede que hayan venido tres veces en trece meses; da igual, si deciden tocar un par de veces más a lo largo de 2017 serán bienvenidos. Si eres de los que aún no les ha visto en directo, no sé a qué estás esperando.

Si en estudio son buenos, en directo ganan enteros, con una actitud, una profesionalidad y una cercanía que, en la escena actual, se echan muchas veces de menos. Grupos así hacen falta, para recordarnos que no todo son efectos especiales, pantallas, fuegos artificiales y grandes escenarios. Con un enchufe basta. Y cerveza, por supuesto. ¡¡Eh!!, y por menos de veinte pavos, ¡¡esto sí es Rock & Roll!!

Texto: Fernando Galicia Poblet 

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

‘ 

Setlist THE QUIREBOYS:

  • Twisted Love
  • Too mucho of a good thing
  • Misled
  • There she goes again
  • Gracie B
  • This is Rock & Roll
  • Mona Lisa Smiled
  • Breaking Rocks
  • Tramps & Thieves
  • Hey You
  • I don’t love you anymore
  • Roses & Rings
  • Sweet Mary Ann
  • 7 O’Clock 

Bis 

  • I love this dirty town
  • Sex Party

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »