CONCIERTO de ORION CHILD, CRUSADE OF BARDS Y CRASH KIDZ en Madrid

Os contamos cómo fue la presentación del nuevo disco de ORION CHILD en Madrid, con acompañantes de lujo y un concierto de los que nos gustan: nuevas bandas interesantes emergentes. Lo leemos y vemos:

Orion Child

ORION CHILD + CRUSADE OF BARDS + CRASH KIDZ: Sábado 9 de noviembre, sala Khitai (Madrid)

El pasado sábado 9 de noviembre tuvo lugar, en la sala Khitai de Madrid, la presentación del último disco de ORION CHILD (“Cotinuum Fracture”), junto a CRUSADE OF BARDS y los alemanes CRASH KIDZ, quienes presentaban al público sus últimos trabajos en estudio también.

CRASH KIDZ

CRASH KIDZ

La sala abrió sus puertas a las 19:00, para dar comienzo apenas un cuarto de hora después el concierto, tomando la iniciativa los alocados alemanes. Rompieron el silencio con “Big Bill”, calentando motores para seguir con otros títulos como “Ride On”, “Hugs and Kisses” y “Three Wishes”. Hicieron cantar al público con “Life is Beautiful”, pero, el momento culmen llegó con la canción “Fucking Crazy”, pues la actitud de gamberrismo y juventud que tenía Alex, el vocalista, hizo que con uno de sus saltos se rompiera el pantalón, aguantando la compostura y diversión.

Fue un bolo increíble por parte de los germanos, a pesar de que el batería estuvo algo inquieto, incluso en su solo, quizá porque no estaba acostumbrado a la disposición del kit de la batería, pero sin duda contagiaron a todos con su buen rollo, e incluso nos quedamos con ganas de un par de canciones más. Desde el primer momento llamaba la atención su comodidad en el escenario y, a pesar de no haber tenido una gran masa de gente con ellos (quizá por el horario al que se comenzó) supieron animar el ambiente. Además, destacaba el contraste de estilo respecto al resto de grupos, más hardroqueros éstos.

ORION CHILD:

ORION CHILD

A continuación, en lugar de tocar los siguientes teloneros como habitualmente, nos sorprendieron los cabezas de cartel. El escenario cambió totalmente su aspecto y se llenó de cadenas y hierros, colocaron dos estandartes metálicos con el logo del grupo… Todo nos situaba en un mundo post-apocalíptico, donde nos sumergimos completamente con el inicio del concierto.

Subieron al pequeño escenario los 6 componentes del grupo pisando con fuerza y caracterizados de esa distopía futurista (vestuario y maquillaje). Iniciaron con “Arrival Gate” que, tras un problema técnico con el micrófono de uno de los coros guturales y con una de las guitarras, enseguida engancharon al público a su orbe.

Destacó la diferencia con el grupo anterior respecto al público, pues pronto despertaron el interés de todo el mundo, y consiguieron que todos moviéramos la melena, a lo cual quizá ayudó el hecho de que fueran un grupo nacional. Comenzaron con fuerza, la cual supieron mantener. En su tercera canción, “Faraway”, hicieron al público cantar a pleno pulmón, recordando con ella su primer CD.

ORION CHILD

El timbre clásico de Víctor, el vocalista, hacia un buen contraste con la base instrumental tan pesada que ofrecían el resto de la banda: Alberto (bajo), Jon (batería), Jonkol (teclado, coros y guturales), Oier (guitarra y guturales) y Santi (guitarra). En este sentido, cabría mencionar la polivalencia del grupo, pues combinaban partes totalmente pesadas y en la onda del metal moderno, con otras muy melódicas, especialmente por parte de Víctor, quien recordó en ocasiones a Dickinson (IRON MAIDEN). Por su parte, Jon y su batería motivaron a todo el público con su potente solo; así como quizá se echó en falta algún solo de guitarra.

En el setlist abundaban las canciones de “Continuum Fracture”, sin embargo, supieron compensar muy bien con otras de sus otros dos discos (p.e.: “Invictus” o “Fallen Gods”). La buena relación de los vascos con el público, con quienes incluso bromearon, ayudó a que nos uniéramos en un wall of death caótico donde no faltaron los botellines volando… aunque solo fue una preparación para el gran final con “Nuclear Horizon”, el que fue el primer single del nuevo CD.

CRUSADE OF BARDS:

El siguiente cambio de escenario para dar paso a CRUSADE OF BARDS fue el más largo, pero la cercanía de los otros grupos hizo que el tiempo pasara más rápido, ya que bajaron a hablar con el público y escuchar sus felicitaciones por el espectáculo.

CRUSADE OF BASTARDS

La introducción que llevaron impactó al público, y generó una gran expectativa y tensión, aunque por muchos fue considerada larga. Sobresalía su temática pirata mezclada con estilo steampunk, plasmado en su vestuario, letras y diseño de merchandising y CD, el cual vendían en primicia en este concierto (oficialmente sale el 15 de noviembre).

Comenzaron con “Of Bards & Beast”, de nuevo con un problema técnico, esta vez en el micrófono de la capitana Eleanor Tenebre, donde destaco la rápida actuación de su técnico y la de la sala, asimismo la compostura de Eleanor y el apoyo del público. Continuaron con “The Rise of the Kraken”, a partir de la cual se unió al escenario la primera colaboración: Low Edd Silver (Eduardo Guilló), añadiendo guturales y segunda voz, de nuevo enseñándonos su polivalencia y calidad musical. Así, en “An Ocean Between Us – Pt. II: Ullysses’ Cry”, sustituyó a la voz de Henning Basse (Firewind), como podemos escuchar en el disco.

Triunfaron entre el público con “Pirates of the Night” y la versión de “Sail”, pero fue con “And so the Bard Sang” como nos conquistaron, pues rompieron los esquemas de cualquier concierto de heavy metal, tal y como dijo Paolo “the Bard” Andreotti (teclados), sentaron a todo el público en el suelo para crear un ambiente íntimo al ritmo de la acústica de Adrián “the Time Knitter” Carrero (guitarras) y la batería de Jorge “You” Homobono, acompañado de la voz de los ya mencionados Paolo, Eduardo y Eleanor; y así nos recordaron los orígenes mitológicos de sus letras, como en este caso Ulises echando de menos su hogar: Ítaca.

CRUSADE OF BASTARDS

A continuación, con “The Golden Vessel”, añadieron al escenario a Andrea Carrero en sustitución de Lady Ani de Last Days of Eden, como podemos escuchar originalmente en el disco; ella de nuevo tuvo fallo con su voz y no pudimos escucharla a penas a lo largo de la canción. Finalizaron con “Gunpowder”, con la que se les hizo diminuto el escenario porque subieron a hacer coros los alemanes CRASH KIDZ. Nos hicieron saltar y gritar, con ella nos dejaron con muy buen sabor de boca y muchas ganas de volver a verles de nuevo.

Echamos en falta en el escenario otros artistas, como las colaboraciones o la violonchelista (Mery “Deep” Red), pero completaron el vacío sampleando sus melodías o incluyendo otras grandes voces. Aún así se apreciaba la comodidad del grupo a medida que avanzaba el concierto, y un mayor entusiasmo del público, a quienes definitivamente nos asaltaron los corazones como buenos piratas.

Texto: María Díaz Carballeda / Fotos: David Macarrilla

¿Vemos un vídeo de la banda para cerrar?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »