Monumental show de MR BIG y compañía en Madrid

Ya podemos leer la crónica y ver las excelentes fotos del concierto de MR. BIG y compañía en la Riviera en Madrid de hace pocos días. Conciertazo monumental y tres bandas excelentes que hicieron que la noche fuera de 10. Nos lo cuenta Javier Paredes…

MR BIG + THE ANSWER + FASTER PUSSYCAT:

Sala La Riviera (Madrid) – Viernes 10 de Noviembre 2017

MR Big en MadridUna de los mejores eventos que he visto en los últimos años, seguro… Éste sería el resumen de lo que viví el 10 de noviembre en la Riviera. No me escondo: MR. BIG me aburren soberanamente en disco, pero no hay duda que dónde se hacen los grupos grandes es en un directo impecable. Eso son MR. BIG, un grupo de directo, perfecto, entonado, virtuoso y de otro mundo. Acompañaron bien la noche FASTER PUSSYCAT y sobre todo, para mi gusto, THE ANSWER.

Aviso antes de comenzar la crónica que el que escribe fue en labor de fotógrafo, así están las cosas, una acreditación para cubrirlo todo. Te revuelves y piensas en ofrecer sólo el testimonio fotográfico, que es para lo que te han acreditado, pero luego la sangre periodística fluye, y ya se sabe, a los periodistas nos gusta contar, y vamos a contarlo…

FASTER PUSSYCAT

A las siete de la tarde, puntuales como un reloj, saltaron los angelinos FASTER PUSSYCAT a las tablas de una Riviera, con un aspecto algo pobre aún en lo que ha público se refiere, para darnos una ración correcta, macarra y algo breve de ese Rock Sleaze ochentero, mamado en las calles de Los Angeles.

Para quién no conozca al combo liderado por el vocalista Taime Down, su estilo está claro: puro Rock and Roll con rabia, buen sonido y mala leche, del que dejaron muestra con la inicial “Jack the Bastard”, cayendo muchos temas relevantes de su carrera, entre otros, “Cathouse”, “Slip of the Tongue”, “Number 1 With a Bullet” para cerrar con “Babylon”.

Acompañó el sonido durante toda la velada, y FASTER PUSSYCAT no fueron la excepción. Todos hicieron lo suyo: Los guitarristas Xristian Simon y Michael Thomas muy correctos y cañeros en la ejecución, arropados por la engrasada base rítmica del bajista Danny Nordahl y el batería, con gran pegada, Chad Stewart. Los vi muy correctos, algo parados tal vez, pero los chicos del vocalista Taime Down cumplieron su labor de apertura con buena nota.

Muy dignos openers para la noche, ofreciendo el punto de frescura y “descontrol” del plato que nos iban a servir esa noche el resto del cartel.

THE ANSWER:

Poco después, prácticamente a las ocho, fue el turno de una de las bandas que mejor lo están haciendo, poco a poco, en esto del Hard Rock de última hornada. THE ANSWER son un combo que no suelen defraudar en directo. Al menos en las ocasiones en las que ya les hemos podido disfrutar en España. La atípica y personal banda irlandesa vinieron a llenar el escenario de la Riviera, como hacen siempre en directo, de manera atrayente, liderados por el vocalista Cormac Neeson.

Si algo puede definir al Rock con raíces folky de THE ANSWER son la elegancia y la inspiración desgranados en un puñado de canciones que funcionan muy bien en directo. Muchas veces menos es más y, en un formato justo y clásico de cuatro músicos, THE ANSWER repartieron a gusto, con su último redondo “Solas” debajo del brazo, levantando a un público que casi llenaba ya la sala. Y lo cierto es que a nivel de temas me estrellé. Creí que iban a reventar su último plástico, pero no, fueron a lo práctico y dejaron representada en la Rivera gran parte de su discografía. Dureza, melodía, canciones con muchas vueltas encima. Todo hace que su espectáculo te atrape y no encuentres mácula. Se hizo corto, muy corto, el show de los irlandeses que empezó y siguió con perlas como “Solas”, “On and On”, “Preachin’”, “Faith Gone Down”, para terminar con matrícula con “Come Follow Me”.

En las distintas ocasiones que los irlandeses se han dejado caer por Madrid siempre han rozado la perfección, y en esta ocasión, con ese imán que suponen sus temas y sobre todo el saber hacer de Cormac Neeson y el guitarrista Paul Mahon, han vuelto a meterse al público en el bolsillo.

Y os dejamos un vídeo…

MR. BIG

Intentar describir con palabras la obra de arte musical que dibujaron en el escenario MR. BIG en su paso por Madrid se me antoja harto difícil. Esta banda es una bestia de directo con una magnitud y personalidad a la que muy pocos músicos pueden aspirar siquiera a llegar. Con un sonido cristalino, perfecto y equilibrado, el derroche de hacer fácil lo imposible durante dos horas fue algo que hacía años que no vivía. Lástima por lo que os perdisteis el show pero para mí son fijos a partir de ahora. Punto.

Cumpliendo el horario a la inglesa, a eso de las nueve de la noche aparecieron MR.BIG sin mucho aspaviento sobre el escenario ante una Riviera técnicamente en sold out. Nos esperaban dos horas y más de veinte temas de delicia musical, solos virtuosos y temas bien engrasados. La fiesta comenzó con “Daddy, Brother, Lover, Little Boy” y “American Beauty”. Espectáculo desde el minuto uno y todo bajo control, con una banda intachable (a ver, ¿qué vamos a decir de Paul Gilbert y Billy Sheehan que no sepamos?) y un Eric Martin que cantó a muy buen nivel durante toda la noche. El dato emotivo de la función estuvo en que los chicos de MR. BIG se han llevado a su batería de toda la vida, Pat Torpey, de gira con ellos.

Torpey está enfermo de Parkinson (y bastante afectado en los brazos por lo que desgraciadamente vi) y le sustituye Matt Starr a los parches. Esto no ha sido pega para que Torpey tome su digno lugar en el escenario, acompañando muchos temas con percusión básica y haciendo coros. Esto es amor por el escenario y lo demás son tonterías. La ovación a Pat Torpey cuando Martin hizo las presentaciones fue lo mejor de la noche para un servidor. Detalles aparte, a nivel musical, no se escatimaron temas para presentar su último trabajo “Defying Gravity”.

Tanto es así que, curiosamente, terminaron su descarga con el tema que da nombre al disco, sumando a lo largo de la noche “1992”, “Damn I’m in Love Again” “Everybody Needs a Little Trouble” y “Open Your Eyes”. Buena representación de su último redondo, no cabe duda. Y claro, entre canción y canción, con semejantes bestias virtuosas, te cuelo un solo de casi diez minutos: El de Paul Gilbert fue muy técnico, pero un poco para echarse a dormir, y el del showman Billy Sheehan, de esos para coger notas.

A nivel de éxitos, no faltaron “To be With You”, “Just Take My Heart” o “Wild World”, por lo que no creo que hubiera nadie que se quedara descontento con lo que MR. BIG ofreció en su cita con Madrid. Las matrículas de honor se dan con cuentagotas en directo… pues bien, visto lo visto el 10 de noviembre, MR. BIG no hacen más que atesorarlas.

Monumental, ésa es la palabra que describe la descarga de los norteamericanos. Monumental. 

Texto y fotos: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

Y como siempre decimos, para muestra un botón en vídeo:

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »