MARCO MENDOZA en Madrid – Rock’n’Roll a pecho descubierto

¡Primer concierto de pie, por fin! Y un bolazo de hard rock con muchos sabores alrededor de un luchador del rock como es Marco Mendoza. El veterano bajista (y ex WHITESNAKE, THIN LIZZY o DEAD DAISIES entre otros) nos regaló un conciertazo. Os lo contamos y mostramos:

MARCO MENDOZA – Sala Rockville, Martes 5 de Octubre (Madrid)

Marco Mendoza

En formato power-trío, súper bien arropado por Tommy Gentry (GUN) a las seis cuerdas y Kyle Hughes a la batería, tras dos años de ausencia obligada por la maldita pandemia, se presentó el bajista más afamado de la actualidad. Recordemos que su amplia nómina de grandes artistas con los que ha tocado es para quitarse el sombrero: de WHITESNAKE a THIN LIZZY, pasando por BLUE MURDER, LYNCH MOB, BLACK STAR RIDERS, TED NUGENT o Neal Schon (JOURNEY, entonces como SOUL SIRKUS, con Jeff Scott Soto), entre otros.

Vamos con lo que nos ocupa, y Mendoza protagonizó un potente y entretenido show en la Sala Rockville, donde desplegó todo su encanto y buen hacer particular en una función que fue especial por diversas razones, entre ellas porque era el primer bolo internacional que podíamos ver de pie (aunque con la obligada mascarilla), un show rocanrolero a tope que nos dejó muy buen sabor de boca… como os cuento ya mismo.

SOUL SOLID

Soul Solid

Pero comencemos por el principio y con SOUL SOLID, jóvenes teloneros de versiones a flor de piel, que nada como una banda novel que traiga a colación la savia clásica del rock, para calentar el ambiente. Este cuarteto madrileño formado por Noelia a la voz, Sergio a la guitarra, Cristian al bajo y Roy a la batería, pusieron toda la carne en el asador para darse a conocer y de paso ir caldeando la velada con temas como “Lil Devil” de los Cult o “Black velvet” de Alanah Miles hasta dar en la piedra filosofal de los Beatles con la mítica “Helter Skelter” y coronar su aparición, con ese trallazo, “Keep on Rockin’ (in the Free World)” (de Neil Young) que hizo mover el esqueleto hasta al más pintado.

Vemos aquí la breve galería de fotos de los teloneros.

MARCO MENDOZA, harina de otro costal…

MM

Marco Mendoza, cuyos proyectos más recientes se remontan a THE DEAD DAISIES, hasta hace bien poco, ha ido compaginando siempre su presencia en estas bandas con su carrera en solitario, ya que su vida es la carretera, como muy bien se encargó de recalcar en diversas fases del evento. Nacido en San Diego, California, en 1969 y con ascendencia mexicana en la sangre por parte de su progenitor, Marco es un tipo curtido en mil batallas, un superviviente de la vorágine alternativa que “enterró” al Hard-Rock en los años noventa, y de la cual, nuestro protagonista supo emerger cual Ave Fénix. En definitiva, estamos ante un lobo estepario se las sabe todas y que hace de la autenticidad una de sus principales bazas para llevarse de calle al personal…

Qué duda cabe que nuestro bajista favorito juega en otra liga, la de los CAMPEONES. Él se sabe un auténtico corredor de fondo, un maratoniano del rock’n’roll más auténtico y un viejo lobo de mar, en la árida estepa del pentagrama. Sus discos en solitario: “Live for Tomorrow” (2007), “Casa Mendoza” (2010) y “Viva La Rock (2018) son como gotas de agua en un desierto del desconsuelo, en el que se ha convertido últimamente la escena para todos aquellos artistas que no llenan pabellones o estadios, y que podemos contar los dedos de una mano…

Marco Mendoza

Pero Marco Mendoza no desfallece y, arropado por jóvenes tan punteros como Tommy Gentry (GUN) a las seis cuerdas y Kyle Hughes a la batería, saca filo al acero y sigue a su ritmo, que no es otro que el más puro rock’n’roll. Inasequible al desaliento, siempre con una sonrisa a cuestas, y en clave de Sol (como metáfora musical y también vital), se arrancó con un grito de guerra: “¿Cómo está mi gente? Vamos a hacer un poco de ruido esta noche…” antes de despegar con “Sweetest Emotions” y acometer a continuación, “Hole in my pocket” más una versión “Hey Baby” de TED NUGENT.

Como contraste, MARCO MENDOZA, muy locuaz y vacilón toda la noche, pronto hizo una invocación a la paz en el mundo y al buen rollo ciudadano, justo en una época donde no está el horno para bollos. De esta guisa sonó “Give Peace a Chance” de JOHN LENNON, antítesis total de la vacilona tonada anterior, perteneciente al ‘loco’ guitarrista de Michigan y profeta del lobby de las armas, no se nos olvide.

Quizás para desterrar los malos espíritus, como si fuera incienso espiritual, se marcó la mítica “Higher Ground” de Steve Wonder, en clave funk-rocanrolera total, justo antes de marcarse un ‘detallito’ con su amado público y regalar 2 CD’s, lanzándolos al público (“Casa Mendoza” y “Viva la Rock”) y obsequiar con una camiseta a una parroquiana guapa de la concurrencia… Momentos para que fluyera todo el ritmo que lleva dentro, para disfrutar con un poquito de blues con “Gotta to move on’” y “Let it Flow” y para mostrar a raudales la generosidad musical de la que hace gala nuestro protagonista.

Mendoza puso el broche dorado con las radiantes versiones de THIN LIZZY (

Marco Mendoza

), “Chinatown” y “Jailbreak”, más el bis postrero: “Viva la Rock”, rolas que nos dejaron un gratísimo sabor de boca. Ya solo nos quedó disfrutar del after-show, y poder abrazar al artista en el puesto de merchan, donde se marcó un Meet&Greet improvisado con todos los que quisieron acercarse… Momentos para las fotos y el buen rollo, y para entonar una vez más (y de corazón): “Viva La Rock, Viva la Casa Mendoza”!!!

Texto: Fran Llorente / Fotos: Angeles Salmerón

Galería completa de MARCO MENDOZA en este enlace.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »