Crítica del último trabajo de MAD MAX: «Stormchild Rising»

Un último lanzamiento a medio gas es lo que nos deja MAD MAX en su última entrega titulada «Stormchild Rising». Quizás esperábamos más de una de nuestras bandas favoritas. Quizás les exigimos más a las mejores bandas, puede ser. Nos lo cuenta Pablo Mayoral:

MAD MAX – «Stormchild Rising» (SVP)

MAD MAX

Muy alto apuntaban MAD MAX titulando a su último disco “Stormchild Rising”. No es la primera vez que hacen una jugada nostálgica de este tipo, pues junto con ellos ya hemos vivido “Another night of passion” y “Thunder Storm and Passion”. Muchos guiños al pasado y a los nombres de los magníficos primeros discos, pero en esta ocasión en concreto el título queda grande respecto a lo que MAD MAX nos ofrece.

Eso sí, no os llevéis una falsa impresión pues, de primeras, “Stormchild Rising” no es un mal trabajo, pero una vez más creo firmemente que a los mejores hay que exigirles excelencia. ¿Qué quiero decir? Pues que este CD no es ni de lejos excelente, ni cumple con mis expectativas como seguidor de una banda que ha dado mucho más sin tener que retrotraernos a los años dorados de su carrera, que a nivel de popularidad es que directamente ni existieron.

El arranque del disco es engañoso y de inicio pensé que parecía que estamos ante una nueva ofrenda de Hard & Heavy de quilates sin embargo esto no es así y lamentablemente se queman naves muy deprisa en los primeros compases. Abre fuego “Hurricaned” con una música muy MAD MAX de cuando se ponen a hacer Heavy Metal a la que le resta personalidad la aparición como vocalista invitado de Ronnie Romero (RAINBOW, LORDS OF BLACK, MSG y docenas más) empujando el corte hacia el lado genérico de la música. Nada que ver con lo mejor del CD: “Eyes of Love” y sobre todo “Talk to the Moon” en la que ya podemos escuchar a Michael Voss sin interferencias. Son sendos temazos marca de la casa: el riff manda, las melodías de voz dan brillo y gancho y hasta tenemos a Michael alternando agudos agresivos con estribillos melódicos de primera. Lástima que esto dure poco pues al avanzar pistas estos elementos siguen ahí,pero, o bien no se dan simultáneamente, o hay factores que los empobrecen.

Particularmente es la producción lo que empaña más “Stormchild Rising”. MAD MAX pide producción ochentera, pide reverbs y una grandiosidad en el sonido que aquí es sustituida por un toque más opaco y seco, actual, que no ayuda para nada a que la música brille como debería. A partir de aquí llegamos a la parte del disco que podría haber sido, pero no. Salvando “Mindhunter”, muy clásica y casi ochentera, las pistas rozan destacar pero no llegan a la meta nunca. “Ladies and Gentleman” es aburrida como una canción menor de GOTTHARD, “Rain Rain” repetitiva, “Gemini” genérica… y no, MAD MAX además de ser deliciosamente comerciales tienen que sorprender y romper, ya sea con esos cambios que quitan el hipo o con canciones diferentes. En este último aspecto “The Blues Ain’t no Stranger” no puntúa… ¿os enamorasteis de MAD MAX por su uso del slide? … Yo tampoco, aunque Richard Alfonso Martínez («Oz Fox» de STRYPER para los amigos) deje un solo flipante en este corte.

MAD MAX- «Stormchild Rising»

Acabando ya el CD hay una sorpresa más que no sé cómo tomarme y es una versión del “Take me” de ROUGH CUTT con su vocalista original, Paul Shortino (QUIET RIOT, KING KOBRA…) haciendo un gran dueto con Michael Voss. Es una buena canción, pero todavía estoy intentando entender qué pinta aquí. Como cara B de un single podría haber estado bien, si ambos grupos se embarcaran en una gira conjunta y la traca final fuera «Take Me» por un lado y ROUGH CUTT tocando «Never say Never» (les pega ¿eh?), pues bien también, pero al final del minutaje parece relleno y meter una pista más porque sí dejando una buena a la idea del single edit de «Ladies and Gentlemen» que no aporta nada.

“Stormchild Rising” es demasiado errático, y me daría mucha pena que ésta fuera la última entrega de MAD MAX con Michael Voss (CASANOVA, MSG, PHANTOM V…) a las voces y guitarra, ahora que ha sido sustituido por un concursante de La Voz en Alemania llamado Emmo Acar lo cuál hace que el futuro del grupo, al menos en estudio, sea incierto sin su compositor principal. Entendemos que será sólo para «la gira», pero no nos ha gustado el hecho. ¿Del disco? Lo dicho, buen disco sin más, pero a MAD MAX le pedimos trabajos excelentes.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Juzguen ustedes mismos, para terminar:

Tracklist del disco:

Portada

  1. Hurricaned
  2. Talk To The Moon
  3. Eyes Of Love
  4. Ladies And Gentlemen
  5. Mindhunter
  6. Rain Rain
  7. Gemini
  8. Kingdom Fall
  9. The Blues Ain’t No Stranger
  10. Take Her (versión de ROUGH CUTT)
  11. Busted
  12. Ladies and Gentlemen (Single Edit)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »