Leyendas del Rock 2019: Intro / impresiones generales

Unos días después de volver un año más del Leyendas (y van/llevamos 14 ediciones ya), estamos en disposición de contaros a modo de impresiones generales lo que ha sido este año el Leyendas del Rock.

Lo primero es recalcar que es uno de nuestros festivales favoritos, que hemos asistido a todas las ediciones (en Mazarrón, en Puerto de Mazarrón, en Beniel, en Villena…) y que ha sido un placer poder decir que se ha salvado con creces una edición que, a priori, se antojaba complicada.

Leyendas

A nadie se nos escapa que la división entre Madness Live (anterior encargada de la contratación internacional del festival, y co-promotor del Leyendas en los últimos años) y Sufriendo & Gozando, organizadores del Leyendas, planteaba un tablero de juego un tanto más difícil este año para nuestro valiente, aguerrido y entrañable Leyendas del Rock.

A nadie se le escapa tampoco, creo, que posiblemente algunos de los nombres que han tocado este año en Rock The Coast, el festival auspiciado por Madness, estarían inicialmente destinados / pensados para el Leyendas de no haberse producido la separación. Y por mucho que nos gusten THIN LIZZY o AIRBOURNE, está claro que el peso de nombres como RAINBOW o SCORPIONS es muy poderoso. Pero todos pasamos página y el Leyendas del Rock 2019 se ha alzado valiente y poderoso una vez más. Ha habido mejores conciertos, «peores», momentos muy divertidos, otros más pesados, calor, fresquito, cerveza, calimocho, agua, refrescos, bocatas, empanadillas… y sobre todo muchas risas y sonrisas corriendo arriba y abajo y de izquierda a derecha, de escenario en escenario.

Avantasia

De cualquier manera, a última hora el nombre de AVANTASIA puso la guinda a un cartel que finalmente se ha revelado como sorpresivamente muy atractivo, quizás sin grandes primeros espadas pero con un menú de nivel medio de mucha calidad, variedad y atractivo. Muchos lo comparábamos con el caso de Wacken este año, en el sentido de que en esta edición no destacaban de primeras los cabezas de cartel pero sí había muchas golosinas escondidas como finalmente así hemos comprobado los 4 días.

A su vez, este cartel algo más flojo podía presuponer un bajón de asistencia pero tampoco ha sido así, y aunque es cierto que el festival no ha estado hasta arriba como los dos últimos años, sí ha tenido una buena asistencia general. Ya sabemos que al Leyendas se acude por ese carácter entrañable, familiar y de diversión que tal vez en otros festivales va por detrás de los grandes nombres que tenga en el cartel. Tanto la jornada inicial, en la fiesta de presentación, como sobre todo el sábado, ya con AVANTASIA, han sido los días más numerosos pero creo que a nivel de asistencia se han salvado los muebles mejor de lo que a priori pudiéramos suponer… y nos alegramos mucho.

Leyendas

De recinto y demás poco diferente podemos decir, y hay pocas novedades al respecto que destacar. Pero en este caso es una buena noticia porque hace ya varios años que el Leyendas está muy bien establecido en Villena, en un recinto fantástico con césped, piscina, mucho espacio, zonas de descanso… Este año creo que había incluso más zona de sombra en el camping que nunca, que hemos tenido una edición calurosa, pero se han mantenido al mismo nivel de siempre los beneficios de un recinto muy cómodo para ver conciertos y disfrutar de la experiencia festivalera.

Siempre puede haber más puestos de comida (quizás este año la opción vegetariana es la que aún queda coja, según algunos asistentes), o de mercadillo o actividades paralelas, ok, pero pocas quejas podemos tener del Leyendas al respecto. Por ejemplo este año hemos echado en falta la barra del segundo escenario, montada eso sí la carpa para ello… pero sin barra. O que poco a poco se empiecen a incluir más servicios infantiles porque es exponencial cómo está creciendo la asistencia de familias con niños al festival (muy buena señal, por cierto).

Pero en general los puntos fuertes del recinto siguen siendo de los mayores atractivos del Leyendas: precios y calidad de comida y bebida, comodidad del recinto en sí, zona de sombra casi desde las 7 de la tarde en gran parte del lugar, piscina… y tres escenarios fantásticos y donde se ven los conciertos de manera muy cómoda desde cualquier sitio. También se ha mantenido el graderío más grande que ya se instaló el año pasado en el lateral central del escenario 2, o las pantallas detrás de la mesa de la mesa de sonido para ver cómodamente algún concierto descansando atrás en el césped o en la zona de restauración.

Marcos Rubio

Personalmente sigo siendo muy fan del escenario Mark Reale (que muchos pensamos que ya debería llamarse escenario Manzano… por supuesto sin querer entrar en ningún tipo de polémica ni avivar ninguna agitación absurda que hemos vivido las últimas semanas, Dio nos libre, pero es de recibo). Algo “falla” en los escenarios grandes a nivel de sonido, que imaginamos que por cercanía de poblado urbano no puede subir ese extra de volumen que nos falta en conciertos puntuales. Y la cercanía que vivimos en el Mark Reale quizás no se tiene en los escenarios principales, algo obvio por otra parte.

No es el momento de hacer crónicas ni de hablar de “ganadores” o “perdedores” pero sin ninguna duda en el escenario pequeño un año más hemos visto conciertos tan alucinantes como los de BRAINSTORM, CANDLEMASS, UZZHÜAIA, FLOTSAM & JETSAM, LEPOKA, HELSTAR, NERVOSA O DÜNEDAIN que quizás no se vivirían igual en el grande.

Eso sí, enlazando con esto, a todos nos dolió mucho que se cayera DEE SNIDER del cartel a última hora, por problemas confirmados con los vuelos de Estados Unidos. Y aunque el bueno de Dee es insustituible, lo cierto que a BEAST IN BLACK les tocó la lotería porque tuvieron la oportunidad de vivir uno de los mejores conciertos que seguro han tenido este verano, con el escenario 2 hasta arriba y entregado totalmente a los fineses (bueno, dejémoslo en europeos, jeje, que cada uno son de un país distinto). Siguiendo con esto, también ha habido algún cambio de horario puntual por motivos de vuelos, logística y demás pero en general un año más no ha habido incidencias reseñables a nivel de horarios, cancelaciones (vale, por motivos personales tampoco pudimos ver a DIABOLICA, el tributo a ANGELES DEL INFIERNO, de Pacho Brea y compañía) o problemas de este tipo.

Obús

Otra de las curiosidades de esta edición, y no es ni bueno ni malo (de hecho será bueno para unos y peor para otros) pero la variedad estilística ha sido tremenda, e incluso la mezcla entre grupos leyendas y bandas emergentes. Además, creo que este año hemos podido ver muy buenos conciertos de bandas nacionales en el Leyendas (recordemos que el festival surgió en Mazarrón hace ya 14 años precisamente con esta intención, aunque luego ha ido evolucionando a un carácter más internacional… y este año quizás ha habido más paridad al respecto de nuevo). Personalmente me encanta comprobar que muchos de nuestros clásicos siguen en muy buena forma y aún con mucha gasolina para plantarle cara a los que vienen pisando fuerte detrás.

Difícil ganar encima de un escenario todavía a OBÚS, MEDINA, SARATOGA, AVALANCH, KOMA… o al menos difícil apostillar que los nuestros son peores que los de fuera porque sí. A nivel de leyendas, y de esas golosinas que siempre se disfrutan en el festival, fue un placer poder disfrutar, a los que nos gustan estos grupos clásicos, de nombres como BELLA BESTIA o BADANA, demostrando que de acabados u obsoletos nada (luego ya gustos aparte). Y también me encantó comprobar que la nueva sangre del rock / metal viene pisando fuerte, de la mano de CRISIX, LEPOKA, DRY RIVER, MEGARA y demás que, cada uno en su estilo, tienen ya mucho presente y futuro. Y que los “JASP” de hace 15 o 20 años como DARK MOOR, UZZHUAIA, KOMA, SAUROM, TIERRA SANTA… están en un momento dulcísimo.

Airbourne

También ha habido decepciones, o conciertos por debajo de lo esperado, desde ver a unos RATA BLANCA que van sobradísimos (y posiblemente con el, para mí, mejor guitarrista que vimos en el festival y quizás también al mejor cantante) perdiendo el tiempo haciendo 15 minutos de versiones absurdas, unos APOCALYTICA exprimiendo la fórmula ya más que exprimida y agotada de las versiones de METALLICA, exactamente igual con unos MOJINOS que hace tiempo que casi están en una autoparodia constante… o unos esperados NANOWAR OF STEEL que, fuera del éxito puntual (y la brillantez, una cosa no quita la otra) de la canción del verano, están muy por debajo de nuestros GIGATRON, RENO RENARDO y demás.

Pero bueno, insisto, que esto no va de “losers & winners”, que dirían ACCEPT, y además ya os contaremos todas estas impresiones en las crónicas, sino de destacar a modo de resúmen que ha sido una gran edición musical del Leyendas. Quizás inesperada, cierto, y aún seguimos con la duda de saber si el año que viene volvemos a Villlena, como nos gustaría, que por ejemplo esta vez no se ha anunciado aún nada para el año que viene (rumores hay todos los del mundo, e información de primera mano lógicamente tenemos también, pero por ahora todo queda bajo cuerda hasta confirmaciones/informaciones oficiales).

De cualquier manera, larga vida al Leyendas y gracias como siempre por una nueva gran edición de nuestro querido festival en Villena. Eso sí, cerramos con nuestra recomendación (y la de muchos) de que quizás un día menos sería beneficioso para todos, o al menos que los conciertos empezaran algo más tarde cada jornada y/o acabaran más pronto. Al final las jornadas maratonianas de 12 horas de conciertos, con las dos primeras horas con todo el mundo refugiado en la sombra y las bandas sudando la gota gorda, son matadoras y quizás sea algo a revisar de cara a seguir mejorando año a año y haciéndonos aún más europeos.

Thin Lizzy

Y nada, hasta el año que viene, Leyendas del Rock, donde una edición más viven nuestros sueños. En estos días iremos colgando las galerías de fotos, crónicas y demás que, como os podéis imaginar, el currazo ha vuelto a ser impresionante… y hemos visto muchísimos conciertos, recorridos muchos metros todos los días subiendo y bajando de un escenario a otro, sudado, saltado, cantado, reído, bailado y disfrutado. Incluso hemos visto los acústicos de la Plaza de Villena y como siempre, una vez más, compartido excelentes momentos con amigos, compañeros, conocidos, prensa, metaleros de todas las ciudades, gente de los puestos del mercadillo, compañeros de la organización…

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

Fotos: Boliche Ángeles

Galería completa de fotos resúmen en este enlace de Facebook. 

Gracias como siempre a todos por hacer que un año más haya merecido la pena el viaje al Leyendas.

P.D. – Y homenajes o no, polémicas absurdas dentro o fuera del comentario incluidas, nuestro recuerdo final va para José Antonio Manzano en un festival que se llama Leyendas del Rock… y que de alguna manera nació para esto, para rememorar y recordar a los nuestros. Un gran abrazo, amigo, y en el Leyendas 2019 se te recordó y echó de menos.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »