Crítica de «Sermons of the Sinner», fantástico debut de KK’S PRIEST

Sin rodeos: “Sermons of the Sinner” es el mejor disco que ha salido, o que va a a salir, en 2021, y no porque la competencia no esté dando la réplica sino por méritos propios en el difícil campo del Heavy Metal y en la actualidad ¡Todos atentos a KK’S PRIEST!… Crítica de Pablo Mayoral…

KK’S PRIEST- “Sermons of the Sinner” (EX1-Records / Napalm)

Reconozco que no confiaba mucho en K.K. Downing tras su salida de JUDAS PRIEST. Demasiadas acciones sin repercusión, la pérdida para la formación en su nueva banda de su ex compañero Les Binks(TYTAN… y batería de los primeros años de JUDAS PRIEST), tener y no a Dave Ellefson (ex MEGADETH) en el grupo… Todo parecía convulso, pero… ¡Magia! Los adelantos ya fueron un rayo de esperanza y con el disco en la mano digo convencido que “Sermons onf the Sinner” es una reivindicación de K.K. de lo que por derecho propio es: el guitarrista que ha escrito un tercio de muchas de las mejores páginas del Heavy de todos los tiempos.

Otro que se reivindica es Ripper Owens con un disco que señalo que es el mejor que ha grabado en estudio jamás. Sí, por delante de “Heart of a Killer” de WINTERS BANE y de cualquier otro título de su discografía (con JUDAS PRIEST o el resto de proyectos en los que ha participado desde entonces). Da igual que sea de primeros espadas como ICED EARTH o YNGWIE MALMSTEEN o grupos menores como BEYOND FEAR y demás.

Y otra reivindicación ¿Otra más? Sí, y quizá la más importante: la del Heavy. Este es un trabajo que utiliza todos y cada uno de los estereotipos de nuestra música preferida en el sentido más clásico. Es un LP estereotipado podría sentenciar alguien… y claro que lo es porque con orgullo toca todos y cada uno de los clichés que han hecho grande el Heavy. Buenos estribillos, letras a la mayor gloria de la música que más nos gusta, solos para bizquear, voces agudas… todos los ganchos que han hecho que con mejor o peor salud nuestra música esté durando ya décadas, esos rasgos que hacen que los más veteranos cierren el puño y digan “Por y para esto me hice Heavy”, y no “metalero” ni demás perversiones del término.

Tenemos agresión y velocidad en “Hellfire Thunderbolt”, en “Sacerdote y Diablo” o “Wild and Free” con un regusto “Painkiller” envidiable. Es la tónica general del disco y yo creo que no hay mayor piropo en la música dura que decir que algo se parece a una obra maestra de ese calibre. Lo mejor es que hay mucho más y aunque supongo que la tentación de repetir una y otra vez la fórmula mágica habrá sido fuerte, KK’S PRIEST se han vaciado en llegar más allá ¿Un ejemplo? “Metal Through and Through”. Probablemente mi preferida del LP, con ese riff que separa la calma de la tempestad y que ya vale por cientos de temas insulsos de los que facturan muchas de las bandas mediocres* del llamado NWOTHM (New Wave of Traditional Heavy Metal/ Nueva ola del Heavy tradicional continuando el acrónimo de la nueva ola del Heavy británico de los 80).

KK´s Priest

Volvamos a “Metal Through and Through” y en concreto a la letra que habla sin pudor de Heavy y de lo especial de nuestra música como sólo los grandes pueden hacer sin que suene a chufa. Si eso no te levanta de la silla cuando se hace tan bien, pues oye, que te diviertas con otra cosa y con otro disco, porque este está lleno de momentazos así. Pienso en “Brothers of the Road” o en “Raise Your Fists” (canción de directo dónde las haya) que tienen un poso de himno de estadio muy a tener en cuenta. Nunca sonarán en ese contexto, pero transmiten fuerza y orgullo y eso es más que suficiente.

Y ahora lo delicado: “Hail for the Priest” y “Return of the Sentinel”. Jugar con el legado de un grupo tan importante y querido como JUDAS PRIEST es hacer malabares con fuego, pero K.K. Downing lo ha bordado. Ya lo hizo en su día su ex compañero Halford en “Resurrection” al lanzar guiños por doquier a su inmenso legado, pero hay que ser consciente de que esas referencias a algo que es casi sagrado para los fans son muy delicadas. Sin embargo K.K. ha sido valiente asumiendo el riesgo y ha salido victorioso.

Empezando por “Hail of the Priest”, ésta nos transporta al imaginario de personajes míticos de la cosmogonía PRIEST: The Metallian, el Night Crawler, el terrible Grinder… son seres de canciones que se personifican en imágenes grabadas a fuego en las mentes de los seguidores, y aquí entra The Priest con vida propia a codearse en música y texto con ellos. Lo mejor es que se ha hecho un hueco entre todos y ha venido para quedarse pues no desmerece a ninguno. Gracias KK’s PRIEST por esto y también porque si crear un nuevo icono ya era osado, más lo es hacer volver al legendario Sentinel desde “Defenders of the Faith” a la actualidad.

Por “Return of the Sentinel” No daba un duro cuando leí la lista de canciones del disco,  puesno me gusta la nostalgia por la nostalgia como maniobra… pero la reinterpretación y continuación de “The Sentinel” para cerrar el disco es de matrícula de honor. El mítico riff reaparece en nuevas formas, vuelve a haber unos duelos de guitarras impresionantes y además de todo la letra abraza otras canciones de JUDAS haciendo la experiencia aún más completa si cabe. La banda es magnífica y está cohesionada, si no la música no llegaría a cotas tan altas. Ripper, Sean Elg (CAGE), Tony Newton (¿Os acordáis cuando vino con  DIRTY DEEDS en los 90 teloneando a MAIDEN? ) y A.J. Mills (HOSTILE y cercano a través de su padre a K.K.), pienso que se han implicado junto al líder indiscutible, K.K. Downing para hacer de esta banda algo más que una anécdota en los 50 años de carrera de PRIEST.

Inicialmente iban a contar con Les Binks (batería)

Para que no todo sean parabienes y no me acuséis de fan loco (que lo soy), una pega voy a poner, sólo una: la edición en LP deja fuera “Brother son the Road” y sólo aparece en el CD que acompaña al disco. Si esto es por evitar caer en vender un doble LP y ha evitado aumentar margen de venta y coste repercutido para el que compre el vinilo, perfecto, pero no lo veo claro, pues por minutaje tampoco parece que sea. Un detalle menor en cualquier caso que aquí muchos hemos crecido con cintas tan mal grabadas que no vamos a presumir de morro fino ahora sobre formatos cuando lo que importa es la música y el arte por encima de todo, y si es en LP mejor que mejor.

Termino sentenciando: “Sermons of the Sinner” grita (con venganza) JUDAS PRIEST por los cuatro costados, y yo es lo que quiero escuchar, así que retomando la primera idea de esta crítica: disco de año 2021 y puede tratar a los discos  de la banda madre actuales y pasados de tú a tú.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

*No es lo mismo que mediocres bandas, que alguna se salva entre la mediocridad, pero si he ofendido a alguien, un temazo como disculpa:

Tracklist del disco: 

1. Incarnation
2. Hellfire Thunderbolt
3. Sermons Of The Sinner
4. Sacerdote Y Diablo
5. Raise Your Fists
6. Brothers Of The Road
7. Metal Through And Through
8. Wild And Free
9. Hail For The Priest
10. Return Of The Sentinel

 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »