Crónica Concierto In Union We Stand: ROAR, AGRESIVA, RANCOR y OMISSION

¡Menuda noche de caña, metal, thrash, música extrema…!, y a la vez compadreo, compañerismo, hermandad y reivindicación, la que vivimos hace unos días en Madrid. No hubo buena entrada, pero hubo excelente noche de tralla en directo.

ROAR, AGRESIVA, RANCOR y OMISSION (In Union We Stand) – Madrid, sala Shoko, 14 de Septiembre de 2019

Jam final

Si alguien necesitaba descargar la adrenalina, la tensión acumulada durante la semana, la energía sobrante, su sitio el pasado sábado 14 de Septiembre era sin duda la sala Shoko de Madrid. Allí se unieron 4 bandas madrileñas que no dieron tregua ni descanso: ROAR, AGRESIVA, RANCOR y OMISSION desplegaron fuerza, dureza, rugidos, guitarreos y baquetazos a diestro y siniestro, sin dejar indiferente a nadie de los presentes.

Fue una noche de Thrash / Metal en distintas versiones: más duro con ROAR, algo más melódico con AGRESIVA, de nuevo muy puro con RANCOR, y extremo con OMISSION. Además, las 4 bandas tocaron el mismo tiempo, se presentaron en igualdad de condiciones (nadie era telonero de nadie) y desde abajo se pudo respirar el aire de camaradería y compañerismo, como decíamos, entre todas las formaciones, sin rivalidades ni egos absurdos.

ROAR:

ROAR

Abrieron con bastante puntualidad los madrileños ROAR que, pese a su juventud no son precisamente novatos, y lo demostraron. Como suele pasar en estos casos, todos disfrutamos con los guitarreos punzantes de Mario Cano y con la potente base rítmica, pero sin duda la atención la acaparaba la contundente solista Yrene, con su voz gutural rugiente y sonora. No es nada tímida la dama, y lo demostró… encima debutando o casi debutando. Aunque la audiencia no era muy numerosa, eso no impidió que descargaran con sobrada potencia bastantes temas del que hasta ahora es su único LP, “King of Hell” (2012) además del “Metal For Life” de su EP “Thrash Till Death” (2007) y su último single “Invictus” (2017).

De hecho, en su “Metal or Death” subieron al escenario Samuel, de AGRESIVA, y Patillas, de OMISSION, dejando asomar ya el ambiente de buen rollo entre todos, que iba a ser constante durante la noche (si bien no hubo más invitados en el resto de actuaciones… hasta la jam final, de la que luego hablamos). Fueron bastante aclamados por los pocos fans presentes.

AGRESIVA:

AGRESIVA

Los siguientes en descargar furia fueron los también madrileños AGRESIVA, si bien el tono se suavizó (por decir algo) con la voz más calmada, sin perder nada de fuerza, de Samuel San José. Repartieron canciones de sus discos “Eternal Foe” (2012), “The Crime Of Our Time” (2014) y “Decibel Ritual” (2017) para componer un setlist lleno de agresividad (haciendo honor a su nombre) mezclada con melodías sublimemente interpretadas por un experto como es Samu, que ya sabemos que se adapta a distintos estilos sin ningún problema.

Eso sí, siempre bien acompañado por sus compañeros, en especial por los estridentes punteos del muy sonriente Miguel Coello, creador de la banda allá por principios de los 90 (al menos sus primeros embriones), que se dice pronto… Tuvieron de nuevo poco público, fueron los mejor iluminados de la noche, y éramos pocos, cierto, pero no faltó calor para aplaudirles como merecían.

¿Vemos galería de fotos de las dos primeras bandas de la noche?

RANCOR:

RANCOR

Poca pausa y les tocó el turno a RANCOR, sin duda los más sorprendentes, por varios motivos: Habían comenzado a desgranar temas de sus discos “Evilization” (2017) y “Dark Future” (2013, que se verían después seguidos por más temas de los mismos álbumes y del “Release The Rancor” de 2010), cuando aparecieron en el escenario varias integrantes de la organización defensora de los animales “Animal Rescue España”, dando un breve discurso condenando el maltrato animal, acompañadas en el mismo por el apoyo de la propia banda madrileña.

Tanto la guitarra como el bajo tuvieron sus momentos de protagonismo, con breves solos de ambos, pero sin duda la atracción fue el cantante Darth Dani, que tan pronto aparecía con una garra metálica de afiladas cuchillas en su mano derecha, al más puro estilo de Freddy Krueger o más bien del Lobezno de los X-Men, como se plantaba la corbata, el maletín y las gafas de sol, y repartía billetes de 100 falsos euros a una algo más numerosa y muy animada audiencia, niños bien protegidos con cascos incluidos. Tampoco tuvieron invitados especiales, aunque de nuevo agradecieron la camaradería recibida constantemente. Proclamaron el lema que les define, “Orgasmic Death Metal”, con la canción “Orgasmic Speed” y dejaron a la sala con ganas de más.

OMISSION:

OMISSION

A las 21.30 se llenaba el escenario de una intencionada luz oscura para acoger a OMISSION y su ya famosa cruz invertida. Aparecieron los tres con los ojos pintados profusamente de negro, dando un aire aún más tenebroso a la interpretación, y comenzó a sonar su armonía desestructurada, en temas algo más largos, los más extremos y duros de la noche, sin duda. Combinaron hasta 12 temas sacados de su amplia discografía, sobretodo de sus LP’s, aparte de la intro y la “outro” de rigor.

Hubo alguna pausa entre tema y tema, pero en general fue un concierto uniforme, duro, áspero, sin grandes aspavientos del público (algo más numeroso que antes) tal y como requiere el género. El maestro de los eructos dio una demostración de por qué lo es… de forma simpática, eso sí, jeje. Bromas aparte, Miguel «Patillas» se apañó muy bien a la voz principal y a la guitarra, mientras que bajo y batería sonaban contundentes y muy eficaces.

Jam Final:

Así se llegó a lo que parecía el final, con sorpresa. Miembros de las cuatro bandas se apiñaron en el escenario, incluyendo un invitado especial: Tana Rodríguez, bajista de AVULSED  y organizador del evento, completamente desmelenado en todos los sentidos, y muchos otros participantes: Samuel de AGRESIVA, Vasco y Dani de RANCOR, Yrene de ROAR, Patillas de OMISSION, etc. Destriparon el himno de la noche,  “In Union We Stand” con mucha fuerza y garra, con mucha mala leche de la buena. Fue un final perfecto para la noche de la música dura y violenta (dicho en el mejor de los sentidos). Los cuatro cantantes se repartieron la interpretación democráticamente, buen rollo y sonidos guturales hasta el final.

Jam final

Y se acabó, que cinco horas que se hicieron cortas. En definitiva, una gran iniciativa para apoyar a las bandas locales, que desafortunadamente no tuvo la aceptación esperada ni merecida. Era una noche de lluvia, y con mucha competencia, pero sin duda el evento merecía mucho más.

Esperemos que haya más ocasiones como ésta y que la próxima vez el público responda mejor, aunque sin duda hay que agradecer a los escasos presentes, que fueron pocos pero supieron caldear el ambiente casi tanto como lo hicieron las propias bandas, que no se amilanaron por falta de fans y lo dieron todo igualmente. Profesionalidad ante la adversidad siempre, el Thrash y el metal underground está vivo y seguirá vivo, sin duda.

Texto y fotos: Mar Fuertes

Vemos debajo la segunda galería de fotos de la noche, y también tenemos en este enlace recopilada la galería completa de fotos de todas las bandas:

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »