Muy buenos IMPERIAL JADE en directo en Madrid

¡Actitud! Se pueden poner muchos adjetivos al concierto que dio la jovencísima formación barcelonesa en la sala El Sol… Os contamos y mostramos en este artículo el conciertazo de IMPERIAL JADE en Madrid de hace unos días.

IMPERIAL JADE – Sala El Sol, Madrid (jueves 28-2-19)

IMPERIAL JADE

Sale casi un diccionario musical completo, debido a la gran versatilidad de sus cinco componentes… pero si hay que quedarse con una sola palabra ¡es actitud! Una banda diferente, decidida, firme, nunca dubitativa, a ratos transgresora… Mientras otra gente de su edad empieza a plantearse qué hacer con su vida, estos catalanes ya tienen un EP (“Is What We’ve Got”, que vio la luz en 2014) y dos discos (“Please, Welcome”, editado en 2015, y el reciente “On The Rise”). Además, ya se han paseado por toda la geografía nacional compartiendo escenarios con grandes bandas nacionales e internacionales muchas veces, y, como mostraron en esta ocasión, siguen girando y triunfando.

Casi llenaron la sala en la capital y crearon desde el principio un ambiente muy festivo, con público muy variado también. Fue un placer ver niños y gente muy joven junto con “viejos” amantes del rock n’ roll en todas sus versiones, y unos cuantos profesionales del mundillo (músicos y medios), disfrutando de justo eso que buscaban: rock n’ roll en todas sus versiones. Los cinco jóvenes de estética “retro” (vestidos y peinados más o menos a la moda hippie setentera) se dedicaron asimismo a tocar su música de, digamos, “estilo retro”, repetimos término a propósito, pero con su propia personalidad muy fresca y moderna.

Desgranaron en algo más de una hora y media temas propios de ambos álbumes, siempre cantados en inglés (lo que me hace imaginarlos cruzando muchas fronteras en un futuro no muy lejano). Sobretodo hicieron sonar cortes de su último LP, “On The Rise”, y dejaron a más de uno y de una boquiabiertos (empezando por quien escribe estas líneas). Fue buena idea arrancar la actuación (como en el disco) con la canción “You Ain’t Seen Nothing Yet” (traducido: “aún no has visto nada”). Totalmente cierto, con todo lo que venía después… y lo que vendrá en el futuro.

Y es que allí hubo puro rock n’ roll en estilos muy diferentes, dejando claro quiénes les han influido más en su trayectoria: bandas enormes del rock más clásico, como LED ZEPPELIN, BLACK SABBATH, DEEP PURPLE, THE WHO, e incluso THE BEATLES… Pero también hubo una buena dosis de blues, especialmente en la guitarra y el slide de Alex Pañero que, recordando a grandes maestros de las seis cuerdas, dejó impactados a todos con sus solos, incluso alguno de varios minutos que, lejos de hacerse largo, logró enganchar, hipnotizar, hacer flotar a los presentes… ¡son muy buenos!

También apareció la psicodelia setentera, donde todo (voces, sonidos, luces, ritmo, la ya citada actitud…), todo cambió de repente a una suave locura sinuosa y sugerente. No se olvidaron del rock sureño, muy rítmico, y muy aclamado y bailado por los asistentes. Y por supuesto, no podía faltar el hard rock con ciertos toques progresivos que les hacen ser una banda totalmente actual. Por cierto, y técnicamente hablando, tal vez lo que más sorprendió fue su increíble juego de voces. Estos 5 buenísimos músicos aportan 4 voces (el batería incluido) creando unos coros impresionantes y dando una fuerza inmensa a cada estribillo, algo muy poco visto en un escenario.

Por otro lado, hasta 3 guitarras se llegaron a juntar en el escenario, de las cuales las 2 permanentes (Alex Pañero y Hugo Nubiola) ofrecieron algunos duelos de auténtico lujo. Quedó demostrado que venían con ganas cuando Hugo rompió una cuerda ya en la segunda canción, que quedó como simpática anécdota. Pero este tipo además demostró ser el más polifacético ya que, a su buen hacer a la guitarra y a los coros, hay que añadir su habilidad en el teclado (¡sin soltar la guitarra ni dejar de cantar!), aportando el toque más psicodélico….. y la imagen más hippie también, dicho sea de paso.

IMPERIAL JADE

Todo esto apoyado magníficamente por la gran base rítmica formada por el batería Francesc López, pertrechado tras su bonita batería azul transparente, pero aportando también una gran técnica vocal a los coros, como decíamos, y por el aparentemente discreto pero muy efectivo bajo de Ricard Turró, y especialmente por la magnífica voz y presencia del frontman Arnau Ventura. Éste último, por cierto, no se cansó de mostrar el agradecimiento de todo el grupo a lo bien acogidos que se sentían en todo momento, y a cambio puso toda la carne en el asador a la hora de cantar… y toda la simpatía y buen rollo necesarios para animar una buena fiesta.

Tras todo esto, estaban tan contentos que de nuevo ocurrió algo muy poco frecuente. Y es que tras la siempre presente foto final con el agradecido público, surgió la pregunta: “¿Y si tocamos una más? Ya que estamos…”… Y sí, nos dieron un fin de fiesta espléndido ganándose a pulso que la gente invadiera el puesto de merchandising al finalizar la música. Así pues, fue una gran noche de rock en la bonita sala El Sol, a la que tal vez sólo se le podría achacar que las luces parecían un poco pobres en algunos momentos, pero el sonido fue impecable y todo el mundo se sintió muy cómodo, banda incluida.

Personalmente estoy deseando poder repetir la experiencia, pues fue muy agradable y divertido. Si siguen así, a estos chicos les esperan grandes cosas, seguro. ¡Enhorabuena, IMPERIAL JADE, y gracias por la velada!

Texto: Ana Nimas

Fotos: Ángeles Salmerón

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »