GBH y RAT-ZINGER lo petaron en Madrid, ¿os acordáis?

Ahora que llegan los calores del verano, queremos recuperar uno de los mejores conciertos vistos por estos lares en lo que va de año. Punk rock clásico y actual y ese sabor macarra y callejero que cada vez vemos menos… GBH y RATZINGER, junto a los prometedores MALAVITA, en una noche fantástica.

GBH + RAT-ZINGER + MALAVITA (Madrid, sala Caracol  17 de marzo de 2018) 

Foto Malavita teloneando a LUJURIA

Noche propicia como pocas para descargar energía y enjuagar la mala sangre, con tres bandas de pura trilita, empezando por los MALAVITA que encabeza Gema Sáez (ex. PL GIRLS) con la peña todavía litroneando por las inmediaciones del recinto. Aun así, nuestros protagonistas pusieron toda la carne en el asador para cuajar un buen bolo y estar a la altura de las bandas que venían a continuación. Intenso calentamiento al son de tonadas flamígeras como “Matanza”, “Dispara”, “Pacto entre perros” o “Mente animal”. Buen sabor de boca, en espera de las sensaciones fuertes de la velada.

RAT-ZINGER:

Lo de RAT-ZINGER es harina de otro costal. Ellos se sitúan en otra galaxia, por encima del bien y del mal. Ahora que la banda bilbaína disfruta de un merecido descanso, tras una pequeña gira tan trepidante como frenética, ahora que el rock n’roll más visceral está en barbecho, esperando la cosecha de los grandes festivales de este verano, en un año que se nos antoja bastante yermo, para las propuestas más autenticas e incisivas, echamos la vista atrás y nos relamemos con el dulce recuerdo…

RatZinger

Siempre con los MOTÖRHEAD en la brújula, y con la rabia a flor de piel, los vascos se marcaron un concierto BESTIAL alzándose como los príncipes de la noche, unos ángeles caídos que vomitan lava volcánica en forma de ROCK N’ROLL INDOMABLE, con el cuchillo entre los dientes. Ellos se aplican el viejo aforismo del poeta gaditano Rafael Alberti: “¡Ay, soldado!, si mi pluma valieras tu pistola…” y disparan a quemarropa, sin piedad, balas del calibre de “Santa Calavera”, “No habrá piedad”, “Únete al terror”… como si no hubiera un mañana, como si en unas horas se fuera  a acabar el mundo, dejándose la piel a jirones en un repertorio con más FILO que un cuchillo jamonero.

Huelgan las palabras: puro deleite y satisfacción en ochenta minutos INOLVIDABLES, superando en ENTREGA y ENERGÍA a casi todas las bandas del género que hemos disfrutado últimamente en este lupanar tan domesticado en el que se ha convertido el ‘underground’ capitalino. En resumen, una de las DESCARGAS  más trepidantes e inspiradas que hemos visto por aquí últimamente.

Pinky

A todo trapo, vaciándose a tumba abierta, mostrándose “Indestructibles”, fueron dejando piezas del calibre de: “Golpeando al hombre muerto”, “Larga vida al infierno” o “Soy un Kalasnikov”, títulos explícitos que hablan por sí mismas. Y por si fuera poco, despedida por todo lo alto con “Tenéis Speed?”, su particular interpretación del clásico “Ace of Spades” de Lemmy y compañía… Y claro, tras tamaña demostración de poderío escénico, salimos con un eclipse metal, alucinando como un pepino, con el cuerpo agujereado por esas esquirlas sonoras y el cerebro taladrado.

GBH:

Aún estaba por llegar el segundo plato fuerte de la noche, los británicos GBH, clásicos por excelencia del punk-rock. Eso sí, mucho más académicos y previsibles, fueron desgranando un collar de gemas punk-rockeras de primer nivel, empezando por “Birmingham Smiles” , “Race against time” o “Knife Edge”. Por el frío filo de la navaja se deslizaron, mostrando una poderosa base rítmica formada por Ross Lomas al bajo y Scott Preece a la batería en formato CUARTETO CLÁSICO que completan los ‘colinos’: Colin Abrahall a la voz y  Colin Blyth a las seis cuerdas.

GBH

De este modo fueron desgranando sus perlas: “Lycantrophy”, “Necrophilia”, “Dead on Arrival” o “Freak”… entre grandes pogos y enorme agitación entre el personal, que se puso más gamberro que de costumbre. Pero nuestro coco estaba ya en otra parte, digiriendo el aquelarre caníbal que se había marcado los RAT-ZINGER, y sinceramente, GBH, pese a su leyenda, parecían unos novicios al lado de los vascos irreductibles.

A diferencia de ciertas bandas, que vienen a presentar (y dar la vara) con su último disco, los ingleses estuvieron comedidos a la hora de regalar tonadas de su plástico “Momentum” y casi todo el repertorio estuvo constituido por temazos clásicos, que agradeció la parroquia con signos de fervor .y reconocimiento.  De este modo, al ritmo de laureles como “Big woman”, “Sick boy” (con Podri de los Ratz unido a la fiesta), o “City babies attacked by rats” fue transcurriendo un encendido encuentro que tuvo sus últimos disparos con  “Liquid paradise” y “Maniacs”, un combate desigual que ganaron por K.O. (en opinión de este humilde escriba), unos macarras bilbaínos llamados RAT-ZINGER…Y eso que los de Birmingham (UK) eran unos púgiles de aúpa.

GBH

Una verdadera lástima que, por estos pagos, la peña no sepa discernir lo suficiente y sobre todo, no valoremos como se merecen a nuestros artistas… Una causa perdida a reivindicar, que en otra ocasión ampliaremos como se merece.

¿Vemos uno de los vídeos del día para comprobarlo?

Texto y fotos: Fran Llorente

POSDATA:  ¡¡Velada pata negra que tardaremos mucho en olvidar!!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »