Las 4 preguntas del “Apokalipsis” – Entrevista NOVIEMBRE XI

Aquí tenemos esta breve entrevista con los compañeros de NOVIEMBRE XI, que nos comentaban varias cosas sobre la actualidad de la banda de rock madrileña y además, juntos, intentamos mejorar el maltrecho mundo del rock en el que nos encontramos.

Buenos días, chicos, para empezar la entrevista, ¿podéis contarnos alguna anécdota sobre vuestra gira junto a SÔBER?

Todo en sí fue una anécdota: fueron 4 conciertos en total, un acústico y tres de su gira “Vulcano”, increíbles, y cada uno distinto, por el sitio, por las formas, por la gente… Cabe destacar que somos seguidores de SÔBER y es fácil imaginar lo que se siente compartiendo escenario con semejantes cracks. Podemos decir que, siendo como son, gente bastante cercana, pues la relación con ellos en todo momento era muy natural, te tratan como a uno más, algo que hacen también con sus fans, los cuidan uno a uno. Aprendimos mucho y un poco nos dejaron saborear que se siente cuando estás ahí y con ganas de mucho más.

Noviembre XI

Arreglemos el mundo del rock… Si tuvierais el poder ¿qué medida tomaríais para mejorar la escena rockera?

No creemos que sea un problema de “poder” pues si no gusta el rock/metal puede que tengamos algo de responsabilidad. Habría que preguntarse si lo que hago realmente puede gustar a la gente y, de no ser así y es lo que deseo, buscar el modo de que suceda. Vivimos en un país/mundo donde la música es, como todo lo demás, víctima del consumismo compulsivo, de cosas que entran y salen casi a la vez y, el rock nacional quizás no sea de lo más “pegadizo”, lo que nos cierra las puertas de medios mainstream y, si sumamos lo que nos gusta a los “rockeros” hacer guetos culturales, pues la cosa se complica.

Por otro lado, el rock debiera modernizarse en este país, como se está haciendo en otros lugares donde vemos evoluciones en grupos de metal o post grunge, con distintas ideas y resultados. Todo ello hacia formatos más “asequibles” al gran público y esto no debería ser malo, es decir, hacer un rock más susceptible a la popularidad. Una vez se consiga algo así, quizás empecemos a salir en ciertos medios, pero se tiene que crear la demanda, medios que, por otro lado, son transparentes al interés, ellos no lo crean, simplemente proyectan aquello que, entienden, interesa a una mayoría. Es cierto que con dinero y publicidad se genera este interés, pero no es el único modo.

En definitiva, el poder real de cambiar las cosas está en nuestras manos, no en las de los modestos NOVIEMBRE XI sino en la de todos los grupos que estamos en esta aventura. Por otro lado, no hay que forzar a nadie a que escuche si no quiere sino que hay que convencerles con propuestas más atractivas,y tenemos que adaptarnos a la coyuntura con nuestras herramientas. Todo esto siendo, claro está, siempre fieles a nosotros mismos, que al fin y al cabo esta es nuestra pasión y debe seguir siéndolo. Y si no somos capaces de dar con la fórmula al menos algo hay claro; “Es cojonudo jugar a esto”

Miguel, guitarrista de la banda

¿A quién meteríais en una cárcel de cristal? ¿Y en una de acero?

En una cárcel de cristal vivimos todos de alguna manera: aprendemos a desear cosas que no alcanzamos y nos pasamos la vida atrapados en nuestra frustración, asumiéndola; un mejor coche, una mejor casa, una mejor pareja… arañando las paredes en busca de lo que no conseguimos, echando el aliento en el cristal, sin pensar en lo que tenemos dentro.

Nuestro último disco, de hecho, versa de cómo hacer para salir de una en especial, sentimental, existencial casi, pero seguramente nuestro personaje, de existir, cohabitaría en otras muchas. Como si la vida fuese una carrera de obstáculos (cárceles) que hay que ir superando (Despertando) y el resultado final de la misma dependerá de las veces que hayamos conseguido despertar.

Respecto a la de acero, podríamos resumir haciendo una lista de delincuentes que militan en la política que, por lo visto, no terminan jamás de entrar, además de los delincuentes comunes. Esto sería sencillo, pero igual hay algo más profundo que hace a su vez que estos existan: estafadores no solo financieros, estafadores éticos/filosóficos e incluso espirituales, gente sin principios que se dedican a venderlos (Groucho Marx no hablaba en vano) que logran incluso hacer una tendencia social con todo esto,. En definitiva, meteríamos en esa cárcel a este tipo de gente, que normalmente deambulan en los límites de la legalidad, que puede ser bastante más peligrosa. En definitiva, los ideólogos de lo “correcto”.

Con “Esencia”, re-grabasteis vuestras canciones en acústico ¿Hay alguna canción que ahora os guste más en este formato?

Formación del grupo

El acústico es un formato en el que nos sentimos muy cómodos, dejando que las canciones sean tal como son, en ropa interior, casi desnudas. Por ejemplo la inclusión del chelo en todo esto puso la dosis de encaje para hacerlas más sensuales, o al menos de eso se trató. Uno de los conciertos que hicimos con SÔBER fue en acústico, donde pudimos ver la actitud que tomaban casi todos los temas del disco en este formato. Tras esto observamos que hay canciones que deberían haber estado en “Esencia” también.

Con todo, la que parece más clara para este tipo de formato es “Entre las uñas”, no solo por el tema, también por el grandísimo trabajo que ha hecho Alberto Goicoechea en la grabación, edición, mezcla, masterización, concepto de video, edición de video, etc…estamos muy contentos con el resultado.

Entrevista: Iván Díaz Jiménez

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »