El Rincón del Gruñón: “AVALANCH, o un Crowdfunding al rojo vivo”

Ya sabéis que nuestra sección de opinión suele expresar cosas que pasan, poner de relieve situaciones de actualidad y comentar a nuestra manera cómo están las cosas en el actual mundo del rock y el metal, y escudriñar incluso los “cómos” y los “porqués”. Y como tal opinamos sobre ello, sin buscar tener razón o no… sencillamente exponemos lo que pensamos a veces de manera más visceral, otras gruñendo y protestando y otras, como en este caso, analizando y explicando sobre lo que pensamos que debemos hacerlo (sin buscar que se nos de la razón ni tratando de tenerla tampoco, insisto).

Opiniones hay como los culos, y cada uno tiene la suya y cada una es tan válida como la de cualquiera… La nuestra es ésta, en este caso además con nuestro compañero Javier Paredes como acertada y afilada firma invitada:

El-rinconDelGruñon_AvalanchLa nueva reencarnación de AVALANCH está generando cierto descontento en la parte más inconformista del gremio metalero desde que se anunciara la vuelta de la banda para celebrar el XV aniversario de “El Ángel Caído”, posiblemente el lanzamiento más relevante de la banda e histórico por su influencia dentro del metal español. Desde una formación que no contenta a todos, hasta el anuncio de un crowdfunding para financiar la regrabación de su clásico, lo cierto es que el combo está en el centro de la corriente informativa metalera. Por ello en este último episodio es en lo que me voy a centrar, ya que no entiendo por qué genera descontento que alguien quiera mecenas para financiar su obra.

Como decimos, los primeros ataques empezaron ya con la presentación de la formación de AVALANCH “All Star Band”. Parece ser que la exclusión de todos los miembros anteriores de la banda (excepto Rionda, obviamente) y la entrada de músicos de renombre internacional, pero bastante alejados de la marca de la banda (Mike Terrana (batería) y Magnus Rosen (bajo), sobre todo), no ha hecho mucha gracia a algunos que esperaban la vuelta de algún miembro clásico y, sobre todo, que este regreso de AVALANCH tuviera un aroma a banda de verdad. Rionda defiende que esta reecarnación es estable, pero no menos cierto es que la conjugación de músicos tiene un aire de matonismo que asusta, y se puede entender, en cierta manera, que esto es una “vuelta por la pasta”, cosa en la que no veo problema, mientras no sea SÓLO una “vuelta por la pasta”.

Avalanch-2017No sabemos qué ha pasado y cuáles han sido los ofrecimientos pero, desde luego, esta formación no deja ver un retazo de lo que AVALANCH fue, aunque bien es cierto que, a la fuerza, va a dar unos resultados espectaculares. Uno-cero para Rionda… Para gustos los colores, y claro está que son músicos contratados, y me da que a precio de oro (o de plata al menos), pero si lo que quieres es fiabilidad y ofrecer el doscientos por ciento, con esos virtuosos lo has ha logrado. Vamos ahora al tema central de esta reflexión:

Se acusa ahora a Rionda, no sé muy bien por qué, de querer hacer caja por anticipado al presentar un crowdfunding para financiar la próxima entrada del grupo al estudio. Muchas voces claman que un grupo “saneado” económicamente no debe hacer estas cosas, y que no se debe “sacar dinero” al fan con milongas que van más allá de la compra-venta de un disco. Conocida la polémica, me gustaría hacer reflexionar a todos los que ven en una mera acción de apoyo económico a un proyecto una forma del artista de lucrarse. Lo importante aquí es… ¿por qué se hace un crowdfunding?

Parece que parte de la escena metalera de este país no entiende, o no quiere entender, que la estructura económica de la escena musical, tal y como la entendíamos, no existe, ha muerto, y entre todos la estrangulamos. Los motivos son básicamente cuatro:

  1. las compañías discográficas que antes daban luz sobre las bandas y grababan discos (llevándoselo crudo en muchos casos, sí) se han convertido en su mayoría en meras distribuidoras y ahora el músico (todos lo sabemos) tiene que ir con el disco grabado debajo del brazo.
  2. Además, las ventas de discos de la mayoría de las bandas de metal se mueven en cifras ridículas, al menos comparado con principios de los años ‘90 y, tanto es así que se han bajado los estándares para otorgar discos de oro etc…
  3. Tercero, y más importante: el público del metal convencional está dejando, o ha dejado, de asistir a conciertos, especialmente si llevan marca nacional.
  4. Por último, creo que las plataformas de descarga y escucha legal de música (Spotify, iTunes etc…) han llegado tarde para hacer entender al público masivo que, por muy poco dinero, tienes mucha música a tu alcance si lo tuyo es el formato digital. De hecho, por cinco euros al mes contratado entre varias personas es una aberración que aún la gente se descargue ilegalmente. Es decir, que lo del precio de la música ya no cuela.

82949Así las cosas, el músico normalmente tiene mucho o demasiado que apostar y que perder y hay que buscar soluciones económicas dentro del decrépito panorama metalero español. La solución de muchas bandas incipientes es hacer una inversión media y grabarse en casa, pero el problema está en que, si se quiere sonar bien, hay que hacer bien las cosas, y esto es caro. Y aquí viene esta nueva forma de financiación que es el crowdfunding. No sé lo saneada que estará la cuenta de Alberto Rionda, lo que sí sé es que, de media, la grabación un disco profesional, más las copias a CD, más el merchandising y la promoción, puede costar de media unos veinte mil euros, hablando en un plano profesional absoluto.

Muertas las compañías de discos, ¿el músico tiene que empezar su obra con este déficit económico porque sí? Yo no lo comparto ¿Alguno de los que critica este método de recaudación le va a prestar el dinero de antemano? Creo que no. Quizá AVALANCH recupere la inversión con creces, gira mediante, pero a nivel de ventas, mucho hay que vender para recuperar la inversión, y no digamos ya para sacar partido económico de la obra.

AVALANCH, y cualquier banda que quiera arriesgar el menor dinero posible, está en su derecho de crear un crowdfunding con las recompensas para el fan que estime convenientes, que parten desde 5€ míseros euros, hasta 5.000€ por un paquete total (el que lo quiera pagar, su dinero es…). Y en este punto no hay nada que decir. Éstas son las ofertas y nadie te pone una pistola en el pecho para que mires la campaña siquiera. No entiendo la molestia de los true-metaleros que dicen que esto es un robo y una forma de sacar pasta y, sobre todo, que los músicos se tienen que ganar la vida cobrando por la música, no por unas recompensas… y uno piensa que puta la gracia que le hará al artista tener que estar metido en estas milongas comerciales para paliar la falta de discográficas que apoyen y apuesten.

El primer afectado de la figura del músico-empresario, es el propio músico, no lo dudéis. Por eso AVALANCH hacen uso del pre-order convencional, sumando alguna recompensa para no empezar con un negativo en la cuenta esperando las ventas del disco. Gracias a las descargas esto es así y así están las cosas. Insisto, en tu empresa no quieres perder dinero. A todos los que están en contra de cualquier banda que sea profesional en medios y que intente sacar la cabeza y hacer bien las cosas, es sencillo, y ya lo vais a hacer de hecho:

heavy_metal_pirates_by_arokhriderNo apoyéis a la banda ni al crowdfunding, no compréis el disco (ya lo descargaréis para reventarlo), a ver si conseguís que otra banda más mire hacia afuera, como hace LORDS OF BLACK, aunque no lo digan en voz alta, hasta los cojones de la falta de miras y la mediocridad que se defiende en ciertos foros en relación a lo que una banda debe ser. Así nos va… Y da igual lo que haga AVALANCH, siempre va a haber un sector que esté en contra de cualquier movimiento, de cualquier forma de intentar hacer las cosas bien, así que, Alberto, haz lo que te plazca, como creo que lo estás haciendo porque, al final, si no te cae la hostia por un lado, te va a caer por otro. Y, además, la bofetada va a venir, seguramente, por un sujeto que no va a comprar el disco de la discordia, ni va a asistir a tus conciertos.

La crítica a todo lo que se mueve en esta escena metalera ya empieza a ser preocupante y lo grave es que “beneficio económico” o “profesionalismo” sean dos términos que se vean con malos ojos en el ambiente metálico. Así de masoquistas somos… Éste de la música, y su entorno, debe ser el único ecosistema donde se ve raro y casi mal que un músico quiera cobrar bien, o muy bien, por su trabajo y su esfuerzo. Hazlo bueno, bonito y barato, y acompáñalo de un show en condiciones, claro, pero no me lo cobres… No, señores y señoras que os quedáis en casa criticando en la pantalla y hace años que no vais a un concierto: lo bueno cuesta dinero. Hay que pasar por caja.

Este crowdfunding de AVALANCH ha generado polémica donde no la hay pues el músico gestiona su banda (su empresa) con el mayor beneficio y menor riesgo posible. Punto. ¿Por qué en otros ámbitos de la vida nos parece tan normal y en la música no? No cortemos las alas ni las soluciones para hacer viable económicamente proyectos ambiciosos porque, si seguimos así, las bandas que sobrevivan acabarán tocando sólo fuera, donde se les quiere y se les paga, y aquí terminaremos escuchando la nada, porque nada es lo que nos gusta y no estamos agusto con nada.

Por cierto, ya os preparo el próximo capítulo: la que se va a liar cuando salga la regrabación de “El Ángel Caído” y se compare/despelleje con el original. Va a ser de órdago… Ánimo, Rionda (ndr.: y que Dio te pille confesado…)

Texto: Javier Paredes

 

Comments

2 thoughts on “El Rincón del Gruñón: “AVALANCH, o un Crowdfunding al rojo vivo””

  1. Shankao says:

    Buenas Javier.

    Estoy totalmente de acuerdo con tu opinón sobre la legitimidad de las campañas de Crowdfunding. Es una manera de adaptarse a los tiempos que corren y de alguna manera también ofrecen cosas un poco especiales para la gente que financia el disco. Como bien dices, nadie te obliga a participar, y el que no quiere apoyar a ciegas un lanzamiento, tiene la posibilidad de comprar el disco una vez que está finalizado como se ha hecho toda la vida.

    Ahora bien, en este caso en concreto de Avalacnh, me parece que el catálogo de recomensas que se ofrece es poco afortunado, por no emplear un adjetivo más negativo. No quiero entrar a valorar todas las opciones, pero me pregunto si por ejemplo, es lógico querer cobrar 500€ por el manuscrito de la letra de una canción y ni siquiera incluir el CD en dicha recompensa.

    Creo que lo habitual en este tipo de campañas, es hacer un sistema incremental, y salvo las cosas más específicas, incluir las recompensas básicas como parte de las más completas.

    1. Cientopies says:

      Pues yo compre una camiseta y me incluyo el disco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »